martes, 15 de noviembre de 2011

Reforma íntima

libre espiritismo

En qué consiste la reforma Intima?

¿QUE ES LA Doctrina Espírita?

Allan Kardec la define como: 
"Es una ciencia que trata de Origen y destino de los Espíritus y su relación con el mundo corporal. Y las consecuencias morales que se desprenden de semejante relación."
Así la Doctrina Espírita es el consolador prometido por Jesús, y su misión es propiciar la Reforma Moral de la humanidad, ya que viene a esclarecer muchas verdades ocultas en las parábolas enseñadas por Jesús.
La Doctrina Espírita como doctrina moralizadora para la humanidad del tercer milenio tiene la responsabilidad de orientar y preparar a todos aquellos hermanos que se acercan a beber de su fuente de agua divina representada en sus hermosas enseñazas fundamentadas en la ciencia, la filosofía y la moral.
Ciencia: Por que estudia a la luz de la razón y dentro de una metodología científica la existencia del Espíritu y su inmortalidad por medio de la comunicación con los Espíritus.

Filosofía: Por que explica la razón de ser de la vida, el mundo y el ser humano, nos aclara nuestro origen y nuestro destino, es decir que nos aclara de donde venimos, que hacemos en el mundo, y para donde vamos después de la muerte.

Moral: Por que tiene como finalidad la transformación moral del Hombre, a través del desarrollo y aplicación de la Moral Cristiana, que no es otra  que aquella enseñada y ejemplificada  por el sublime mensajero del amor nuestro Maestro Jesús de Nazareth. Que  es la más pura de todas y cuya superioridad no es negada por nadie.

¿QUÉ  ES LA REFORMA INTIMA?
Es un proceso en el cual cada uno de nosotros tendremos la oportunidad de conocer verdaderamente quiénes somos, cuales son nuestras virtudes, nuestros vicios  y  tendencias más marcadas en nuestra vida, por medio de los cuales cometemos grandes errores, que nos hacen sufrir a nosotros mismos y a la ves hacemos sufrir a aquellos con los cuales compartimos nuestras vidas como son nuestra familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y el medio social en donde nos desarrollamos.
Y para que este proceso sea realmente productivo para nuestra alma debemos ser completamente sinceros con nosotros mismos, estar dispuestos a un cambio de vida con miras a conquistar la felicidad a través de la práctica del Amor.

EN QUE SE FUNDAMENTA.
La reforma íntima se fundamenta en las enseñanzas de nuestro Maestro Jesús de Nazareth.
“Hagamos a los demás lo quisiéramos que los demás hagan por nosotros”.  Esto es hacer el bien y no el mal.
Este principio moral encuentra el hombre la regla universal de conducta,  que puede guiarle hasta sus más insignificantes acciones.
La Doctrina Espírita  nos enseña que EL EGOÍSMO, EL ORGULLO Y LA SENSUALIDAD, son pasiones que nos acercan más a nuestra naturaleza animal, apegándonos más a la vida material, y alejándonos de la vida espiritual.

Y para que el hombre sea más feliz debe liberarse de todos estos defectos, cultivando el amor al prójimo, haciéndonos útiles de acuerdo a las facultades y recursos que Dios haya puesto en nuestras manos.
Así :
  • El fuerte o poderoso debe dar apoyo al débil, por que aquel que abusa de su poder y su fuerza oprimiendo a sus semejantes viola la ley de DIOS.
Porque de todo aquello  que hagamos en contra de nuestros hermanos, debemos dar cuentas ante nuestro Padre celestial y ante nuestra propia conciencia. Y recibiremos cada uno en la misma medida de lo que hayamos sembrado, que nuestra felicidad o desdicha es directamente proporcional a la felicidad ó desdicha que hayamos sembrado
  • La Doctrina Espírita también nos enseña que “no hay faltas irreparables, que no puedan ser borradas mediante la expiación, y  que para ello Dios en su infinita bondad y justicia nos ha dado la ley de pluralidad de existencias o reencarnación por medio de la cual podemos reparar nuestros errores a través del sufrimiento en diferentes existencias, vistiendo  cuerpos diferentes en diferentes épocas.  Lo que le permite al espíritu avanzar, conforme a sus deseos y esfuerzos, por la senda  del progreso hacia la perfección que es su meta final”.
Con la Reforma Intima, buscamos que cada uno de nosotros hagamos un viaje en nuestro propio interior, que nos permita de una forma conciente identificar las manifestaciones características de nuestra naturaleza animal, como los vicios  y los defectos que más predominan en cada uno de nosotros. Para después llegar al conocimiento de las virtudes cuyo cultivo  nos liberará de las miserias humanas y nos predispone a ejercer el amor al prójimo, facilitándonos el desarrollo de nuestra naturaleza espiritual .
Para ello debemos identificar cuales son los VICIOS más evidentes, que en muchas ocasiones son aceptados como costumbres sociales, pero que por los perjuicios provocados acarrean serios daños a nuestra constitución física y mental. Comos son:
  • El fumar
  • El alcohol.
  • El juego.
  • La gula.
  • Abuso sexual.
Además identificaremos cuales son nuestros DEFECTOS morales que nos hacen sufrir y no nos dejan vivir con la conciencia tranquila, por que ellos son impulsos groseros, expresiones de mal carácter, reacciones deplorables, fallas de comportamiento. Actitudes que ni sabemos claramente como es que nos hemos habituado a ellas.
Los defectos que se  deben abordar, entre muchos otros son:
  • Orgullo y Vanidad.
  • Envidia, Celos y Avaricia.
  • Odio, Remordimiento, Venganza y Agresividad
  • Individualismo.
  • Maledicencia.
  • Intolerancia e impaciencia.
  • Negligencia y Ociosidad.
  • Reminiscencias y Tendencias.
 Una vez identifiquemos cada uno de nuestros vicios y defectos debemos empezar a deshacernos de ellos, creando estrategias de cambio en nuestra conducta diaria, traducidos en una nueva vida, más tranquila y armónica.
En el análisis personal, también identificaremos nuestras VIRTUDES, para con ello fortalecer aquellas que ya habitan en nosotros y comenzar a desarrollar aquellas que aún nos faltan. Entre las virtudes que debemos observar, estan las siguientes:
  • Humildad, Modestia, y Sobriedad.
  • Resignación.
  • Sensatez, Piedad.
  • Generosidad y Beneficencia.
  • Afabilidad, Dulzura.
  • Comprensión y Tolerancia.
  • Perdón.
  • Ternura y Calma.
  • Compañerismo y Renuncia.
  • Indulgencia
  • Misericordia.
  • Paciencia Y Mansedumbre.
  • Vigilancia y Abnegación.
  • Dedicación y Consagración
De esta forma daremos cumplimiento al mandamiento del sublime maestro JESUS DE NAZARET, "Hacer al prójimo lo que quisiéramos  que ellos hicieran por nosotros"
Que se traduce en:
  • Amar al prójimo como a nosotros mismos; pero para amar a nuestros hermanos como a nosotros mismos debemos primero AMARNOS A NOSOTROS MISMOS,  y amarnos a nosotros mismos significa reconocernos tal y cual somos, asumiendo y enfrentando nuestros defectos, nuestros malos sentimientos, y en especial EL ORGULLO que es padre de todos los vicios y defectos del Hombre
  • Jorge Alberto Villamor
  • Asociación Espírita Tercera Revelación-Bogotá, Colombia

No hay comentarios: