jueves, 31 de marzo de 2011

La existencia del espíritu




Somos seres humanos; Mientras vivimos en este mundo material estamos compuestos de materia física y espíritu (energía Divina que procede de ese ser Supremo llamado DIOS).


¿Que pasa al morir? ¿O desencarnar?

(Este término es usado por los que estudiamos la doctrina de la ciencia Espírita): Al desencarnar, la materia no muere, se transforma en otros elementos necesarios para la tierra, en abono para los árboles frutales, etc. En la vida nada muere solo se transforma o cambia de estado.

¿Que sucede con el espíritu?

El Espíritu conserva la forma del vaso que le contiene o sea que se ve igual (a la forma que tenia cuando vivió, antes de morir) Se puede tocar así mismo y sentir que está vivo, el espíritu se lleva el reflejo de la ropa y accesorios que usaba en el momento de la desencarnaciò n y puede pensar igual que cuando vivió encarnado: Si era muy inteligente, si era torpe, si fue bruto, si fue amable, si fue amargado, mantiene su misma forma de pensar y actuar.

¿Cuando ocurre la desencarnación o la muerte a su debido tiempo?

Desencarna de anciano (cumple la misión que el Padre creador del Universo le dio) o en forma natural; hay casos en los que se desencarna en forma repentina, por accidentes en los cuales no ha participado el desencarnado, en este caso se cumple una ley compensatoria, no podemos saber cuando ni como vamos a morir, esta es una información restringida por motivos obvios. (sabemos que tenemos fecha y hora de nacer y de regresar de donde venimos).

La desencarnación antes de tiempo:

Es cuando no cuidamos nuestro cuerpo físico, no nos curamos cuando estamos enfermos, o hacemos desarreglos con nuestros hábitos alimenticios, abusamos de nuestro cuerpo físico, cuando alguien se quita la vida, se ahorca, se pega un tiro, se tira a un barranco, salta de un puente, toma veneno, en cualquiera de estos casos se quita la vida, o cuando alguien le quita la vida a otra persona en forma violenta o en un accidente, etc.

¿A dónde va el espíritu cuando desencarna a su debido tiempo?

Se queda aquí en la tierra durante 40 días, este tiempo el espíritu que acaba de dejar su materia física lo puede utilizar en lo estime conveniente, por ejemplo: Puede quedarse en la misma casa donde vivía, puede ir a visitar algún lugar que mientras estaba encarnado deseó visitar o conocer, o hacer lo que estime conveniente, pasado este tiempo vienen 2 emisarios del Mundo espiritual Superior (Conocidos como ángeles en la iglesia católica), a llevarlo para su regreso al lugar de donde vino; Pero antes de eso debe pasar al mundo de espera es un lugar de inducción o preparación, ahí le dan la capacitación y orientación que necesita para poder entender como debe comportarse en ese lugar llamado Mundo Espiritual, al completar ese conocimiento, esta apto, para el siguiente paso: al llegar a ese mundo espiritual el creador del Universo le da la bienvenida, y lo recibe con estas palabras: ¡Bienvenid@ seas hij@ mí@ que tu estancia en ese mundo material te haya sido propicio! (Todos somos hijos de Dios por lo tanto el nos ama a todos y nos recibe como sus hijos) En ese momento el Espíritu queda extasiado de la Belleza de ese Padre Creador (DIOS) luego lo llevan ante la pantalla Gigante a ver su película personal que empieza desde el momento de su nacimiento hasta el día de su desencarnació n, ahí en ese lugar esta acompañado de defensores y acusadores que le han asignado y de acuerdo a su película, de ahí determinan a que lugar pasará en las diversas Moradas del Padre (DIOS) o Estrados de depuración; cuanto tiempo pasará en cada lugar asignado de acuerdo a los errores cometidos, el tiempo de estancia en estos estrados de depuración depende de cada cada espíritu, si acepta que es culpable que se lo ha ganado, recibe el castigo con humildad y paciencia, se acorta el tiempo, pero si reniega, no está de acuerdo, protesta e insulta, el tiempo se alarga.

¿Qué es depuración del espíritu?

La depuración consiste en corrientes electromagnéticas de alto voltaje las que son lanzadas a cada espíritu, depende en que etapa se encuentre así es la energía que recibe más fuerte o más suave; si se encuentra en la primera etapa del ETER ahí recibe la corriente más fuerte (alto voltaje) el espíritu al recibir esta energía siente que se deforma, luego él solo vuelve a tomar su forma original, cuando le envían esa energía hay una voz que le dice: Esta corriente te va por tal error cometido, si el espíritu protesta, lo sacan de ahí y lo llevan ante la pantalla de proyección, para que vea nuevamente su película y recuerde como cometió ese error por el cual está siendo castigado, ahí se llega por los siguientes errores: Calumnia, aborto, asesinato a sangre fría, secuestro, violación, trafico de drogas, quitarse la vida: ahorcarse, tomar veneno, lanzarse a un barranco, etc.
Por cada error cometido, hay un castigo; esto le sirve al espíritu para evolucionar y en la próxima encarnación tratar de ser mejor persona, ayudar a sus semejantes, amar a su prójimo como así mismo, como decía nuestro hermano mayor el gran Maestro Jesús de Nazareth.

Estados de Depuración del Espíritu

Las Etapas de depuración son: El Éter, Las tinieblas, cada tiniebla es grande como un mundo, hay infinidad de tinieblas, son lugares de castigo para el espíritu, por errores no tan graves pero que necesitan depuración: La envidia, los celos, el egoísmo, la prepotencia, la altanería, etc. Poco a poco va saliendo de esos mundos de depuración, cuando recibe las corrientes fuertes y va bajando esa potencia a suave para tener una idea lo comparamos con la energía en nuestro mundo material: lo más suave que se reciben esas descargas eléctricas son más fuertes que la energía que dan los cables de alta tensión aquí en la tierra.

¿Como son esos estrados de Depuración?

En cada etapa del Mundo de depuración: Hay 7 celdas, en cada celda hay 7 espíritus, que no se pueden ver entre sí, pero están ahí, por el mismo error cometido.

Al salir de esos mundos de depuración, hay diferentes lugares donde puede ir, depende de la evolución de cada espíritu: Estudio, ayudar a los necesitados, o lo preparan para una nueva encarnación.

Colaboración: Rosa Amelia Campos

" Una de las cosas que siempre aprendí con los Benefactores Espirituales, es el no tocar el líbre albedrío de nadie; los han vivido en mi compañía, siempre han tenido la libertad de hacer lo que han querido."
                            - Chico Xavier -

( Recomiendo la visita al blog: elespiritadealbacete.blogspot.com )

miércoles, 30 de marzo de 2011

El Poder





 Existe una emoción más poderosa que el amor y el sexo,  y esta es el poder y el control,  que son más excitantes que cualquier emoción; la gente da la vida por tener poder o tener control.



     Debido a esa emoción, EL PODER, se crearon las sectas, las religiones, la política, los celos, las contiendas, entre otras lacras.


     Creo que cuando la Biblia dice que debemos ser perfectos como nuestro padre celestial lo es, se refiere a que Dios en nuestro globo nos da EL LIBRE ALBEDRIO y nosotros para llegar a ser “perfectos” debemos practicar lo que él nos da, el libre albedrio, pero a todos nos cuesta darlo o entregarlo, el espiritismo nos da siempre la salida, nos dice que la vida es eterna y el ejemplo de acción de los espíritus superiores dejándonos el criterio de acción nos enseña a actuar con verdadero amor, al intentar darle a la emoción de poder un sentido más ético.


     Muchos de nosotros nos sentimos notablemente perturbados cuando alguien nos contradice, y nos enfermamos, porque perdemos algún tipo de poder, las violaciones sexuales no son por tener sexo sino por demostrar que tienen poder sobre la víctima, muchos deseamos que las cosas se hagan según lo entendemos, eso es un cierto poder, pero el mejor de los poderes es controlarnos.


     Tengo un amigo que tiene un grave problema con el poder, el siente que si le dicen que es lindo y que ama bien, eso es amor y el paga por eso, obliga a la gente a que lo acompañe y paga la comida el vestido o los pasajes para que la gente lo acompañe, llega a veces a manejar los tiempos de las otras personas, pero él se considera generoso, porque invita comida, paga gastos, da trabajo, pero la verdad es que él CREE tener poder sobre esa persona al invadirla y cree ser generoso al pagarle por esa invasión, su pensamiento es extraño, TE LLAMO PORQUE SE QUE ME AYUDARAS PERO COMO SOY MAGNANIMO Y SE QUE NO PUEDO ABUSAR DE TI, TE INVITO A COMER O TE COMPRO COSAS, ASI PAGO MI INTERVENCION y eso le excita, sin embargo el no se da cuenta que es como el árbol que ve muchas hormigas rodeándole y él cree que lo adoran, no se da cuenta que se lo están comiendo, cuando el deseo de poder nos controla terminamos controlados y perdemos la cordura.

     Una persona con altos valores morales promoverá el respeto al humano, la cooperación y comprensión, una actitud abierta de tolerancia y servicio para el bienestar común.





     Dios nos libre de intentar controlar a los demás, o de tener poder sobre los demás;  en eso el espiritismo es fantástico,porque EL ESPIRITISMO COMO  DOCTRINA   SOLAMENTE  SE EXPONE Y NUNCA  SE IMPONE.

- Pedro Echevarría -

" Sin la idea de la reencarnación, sinceramente, con todo el respeto a las demás religiones, yo no veo una explicación sensata incluso para la idea de Dios".
                                                                           - Chico  Xavier -

(Visitar mi blog: elespiritadeabacete.blogspot.com )

martes, 29 de marzo de 2011

MUNDOS INFERIORES Y MUNDOS SUPERIORES


   
    La clasificación de mundos inferiores y mundos superiores es más bien relativa que absoluta, porque un mundo es inferior o superior con relación a los que están encima o debajo de él en la escala progresiva.

    Tomando la tierra como un punto de comparación, podemos formarnos una idea del estado de un mundo inferior, suponiendo al hombre en el grado de las razas salvajes o de las naciones bárbaras que aun se encuentran en su superficie, y que son restos de su estado primitivo.

    En los mundos más atrasados los seres que los habitan son de algún modo rudimentarios; tienen la forma humana, pero sin ninguna hermosura; los instintos no están templados por ningún sentimiento de delicadeza ni de benevolencia, ni por las nociones de lo justo y de lo injusto, la única ley es allí la fuerza brutal. Sin industria y sin invenciones, los habitantes emplean su vida en conquistar su alimentación. Sin embargo, Dios no abandona ninguna de sus criaturas: en el fondo de las tinieblas de la inteligencia yace latente la vaga intuición de un Ser supremo, más o menos desarrollada. Este instinto basta para hacer que unos sean superiores a otros, preparando su aparición a una vida más completa, porque éstos no son seres degradados, sino niños que crecen.

    Entre estos grados inferiores y los más elevados, hay innumerables escalones, y entre los espíritus puros desmaterializados y resplandecientes de gloria con dificultad se reconocen aquellos que animaron esos seres primitivos, de la misma manera que en el hombre adulto es difícil reconocer el embrión.

    En los mundos llegados ya al grado superior, las condiciones de la vida moral y material son muy diferentes, lo mismo que en la tierra. La forma del cuerpo es siempre, como en todas partes, la forma humana pero embellecida, perfeccionada, y sobre todo, purificada. El cuerpo allí nada tiene de la materialidad terrestre, y por consiguiente no está sujeto, ni a las necesidades ni a las enfermedades, ni a los deterioros que engendra el predominio de la materia; los sentidos más exquisitos tienen percepciones que en la tierra embotan lo grosero de los órganos; la ligereza específica de los cuerpos hace la locomoción rápida y fácil: en vez de arrastrarse penosamente por el suelo, se deslizan, digámoslo así, por la superficie, o se suspenden en la atmósfera sin otro esfuerzo que el de la voluntad, así es como se pintan los ángeles y como los antiguos representaban los manes en los Campos Elíseos.

    Los hombres conservan a su gusto las facciones de sus existencias pasadas, y aparecen a sus amigos tales como les conocieron; pero iluminados por una luz divina y transformados por las impresiones interiores, que son siempre elevadas. En vez de rostros deslucidos, demacrados por los sufrimientos y las pasiones, la inteligencia y la vida irradian con ese esplendor que los pintores han traducido por diadema o aureola de los santos.

    La poca resistencia que ofrece la materia a los espíritus ya muy avanzados, hace que el desarrollo de los cuerpos sea rápido y la infancia corta o casi nula; la vida exenta de cuidados y de congojas, es proporcionalmente mucho más larga que en la tierra.

    En principio la longevidad está proporcionada al grado de adelantos de los mundos. La muerte no tiene ninguno de los horrores de la descomposición: lejos de ser un motivo de espanto, es considerada como una transformación feliz, porque allí no existe la duda sobre el porvenir. Durante la vida, no estando el alma encerrada en una materiac compacta, irradia y goza de una lucidez que la pone en un estado casi permanente de emancipación, y permite la libre transmisión del pensamiento.

    En esos mundos felices, las relaciones de pueblo a pueblo, siempre amistosas, nunca se turban por la ambición de esclavizar a su vecino, ni por la guerra, consecuencia de aquélla.

    Allí no hay ni amos, ni esclavos, ni privilegiados por nacimiento; la superioridad moral e inteligente es la única que establece la diferencia de condición y da la supremacía. La autoridad es siempre respetada, porque sólo se da al mérito y porque siempre se ejerce con justicia.

    El hombre no procura elevarse sobre el hombre, sino sobre sí mismo, perfeccionándose; y este deseo incesante no es un tormento, sino una noble ambición que le hace estudiar con ardor para llegar a igualarles. Todos los sentimientos tiernos y elevados de la naturaleza humana se encuentran allí aumentados y purificados; los enconos, los celos mezquinos y las bajas codicias de la envidia son desconocidas; un lazo de amor y fraternidad reune a todos los hombres, y los más fuertes ayudan a los más débiles. Poseen más o menos según lo que han adquirido por su inteligencia, pero nadie sufre por falta de lo necesario, porque nadie está allí por expiación; en una palabra, el mal no existe.

    En vuestro mundo tenéis necesidad del mal para sentir el bien, de la noche para admirar la luz, de la enfermedad para apreciar la salud; allí no son necesarios esos contrastes; la eterna luz, la eterna hermosura, la eterna calma procuran una eterna alegría el contacto de los malos que no tienen entrada.

    Esto que no turban ni las angustias de la vida material, ni es lo que difícilmente comprende el espíritu humano; ha sido ingenioso para pintar los tormentos del infierno, pero nunca ha podido representarse los goces del cielo; ¿y por qué?; porque siendo inferior sólo ha sufrido penas y miserias y no ha entrevisto los esplendores celestes; sólo puede hablar de lo que conoce; pero a medida que se eleva y purifica, se esclarece el horizonte y comprende el bien que está delante de si, así como ha comprendido el mal que se ha dejado detrás.

    Sin embargo, esos mundos afortunados no son mundos privilegiados porque Dios no tiene parcialidades para ninguno de sus hijos; da a todos los mismos derechos y las mismas facilidades para llegar a ellos, a todos los hace partir de un mismo punto, y no dota a unos más que a otros; los primeros puestos son accesibles a todos; a ellos corresponde el conquistarlos por medio del trabajo; a ellos corresponde alcanzarlos lo más pronto posible, o languidecer durante siglos y siglos en lo más bajo de la humanidad. (Resumen de la enseñanza de todos los espíritus superiores).

Extraído de: "El Evangelio según el Espiritismo" - Allan Kardec

" Gente hay que desencarna, imaginando que las puertas del Mundo Espiritual, están abiertas para  ellos. ¡ Grave engaño!. Allá nadie quiere saber quienes fuimos o lo que poseíamos, o qué cargo teníamos en el mundo; lo que cuenta es la cantidad de luz que cada uno ha hecho brillar en sí mismo."
                                                                     - Chico Xavier -

Recomiendo visitar el blog:  elespiritadealbacete.blogspot.com

lunes, 28 de marzo de 2011

No tememos a la muerte



    La doctrina espiritista varía completamente el modo de mirar el porvenir. La vida futura no es ya una hipótesis y si una realidad. El estado de las almas después de la muerte no es ya un sistema. sino un resultado de la observación. El velo se ha descorrido, el mundo espiritual se nos manifiesta en toda su realidad práctica. No son los hombres los que lo han descubiertos por el esfuerzo de una imaginación ingeniosa, sino los habitantes mismos de esos mundos que vienen a descubrirnos su situación. Los vemos allí en todos los grados de la escala espiritual, en todas las fases de la dicha y las desgracia.

    Presenciamos todas las peripecias de la vida de ultratumba. Ésta es para los espiritistas la causa de la serenidad con que miran la muerte, y de la calma de sus últimos instantes sobre la Tierra.


    Lo que les sostiene no es solamente la esperanza, sino la certidumbre. Saben que la vida futura no es más que la continuación de la vida presente en mejores condiciones, y la esperan con la misma confianza con que esperan la salida del sol después de una noche tempestuosa.

   Los motivos de esta confianza están en los hechos de los que son testigos, y en la concordancia de estos hechos con la lógica, la justicia y la bondad de Dios, y las aspiraciones íntimas del hombre.

   Para los espíritas el alma no es ya una abstracción. Tiene un cuerpo etéreo que hace de ella un ser definido, que el pensamiento abarca y comprende. Esto es ya mucho para fijar las ideas sobre su individualidad, sus aptitudes y sus percepciones. El recuerdo de aquellos seres queridos descansa sobre algo real y positivo. No nos los representamos ya como llamas fugitivas que nada recuerdan al pensamiento, sino bajo una forma concreta que nos los manifiesta mejor como seres vivos.  Además, en lugar de estar perdidos en las profundidades del espacio, están a nuestro alrededor.  El mundo corporal y el mundo espiritual están en perpetuas relaciones, y se asisten mutuamente. No cabiendo ya duda sobre el porvenir, el temor a la muerte no tiene razón de ser.

Se la ve venir con serenidad, como a una libertadora, como la puerta de la vida y no como la de la nada.

El Cielo y el infierno.
Allan Kardec

" Debemos hacer todo para evitar una guerra que vendría, sin duda, a ser un atraso en la marcha progresiva de la Humanidad. Cuando surge una guerra de proporciones mayores, casi todo se desmantela  y prácticamente, tiene que ser reiniciado...."                                
                                                                              - Chico Xavier -

Visitar también el site:  elespiritadealbacete.blogspot.com

domingo, 27 de marzo de 2011

Ciencia y Espiritismo

Dr.Ian Stvenson

¿La coexistencia entre la ciencia y el espiritismo es posible?


En los tiempos medievales, había el consenso de oposición entre fe y razón (Ciencia y Religión). Se entronizaba el paradigma religioso, a través del cual todo era explicado por las imposiciones religiosas. En el Renacimiento, ocurrió la revolución del pensamiento científico, especialmente a partir de Galileo y, posteriormente, de Newton. A partir de ellos, el hombre modifico la manera de ver e interpretar el mundo, irrumpió un nuevo enfoque – el científico, desintegrándose los medievales métodos religiosos. En los fenómenos espirituales (metafísicos) , afrontamos limitaciones en lo que se refiere a la experimentació n científica. Esta clase de fenómenos es, aun, muy poco estudiada, cuando comparada con otros objetos de estudio de las ciencias ortodoxas. Para Eduardo Marino, profesor titular de física, de la Universidad Federal de Rio de Janeiro, y miembro de la Academia Brasileña de Ciencias, hoy en día, a pesar de seguir siendo controvertido, hay coexistencia entre Ciencia y espiritualidad, configurándose en nuevo paradigma académico.

En 1962, Thomas Kuhn, introdujo el concepto de paradigma (1). Actualmente, sostiene un clima de inexactitud racional, compatible con el libre examen e incompatible con todo principio que pretenda absoluto. El físico Fritjof Capra está, totalmente, abierto a la metafísica y cree ser capaz de proporcionar la materia prima para la elaboración de hipótesis experimentales. En 1975, declaró, en su libro “El Tao de la Fisica”, que “el método científico de abstracción es muy eficaz y poderoso, más no debemos pagar el precio, pues existen otras aproximaciones posibles a la realidad”. (2) A rigor, “los inconcebibles fenómenos de la percepción extrasensorial parecen, en cierto modo, menos absurdos, comparados a los inconcebibles fenómenos de la física”. (3)

De toda clase de fenómenos, los dichos fenómenos espirituales son los menos reductibles e controlables y, por eso, más distantes de atender aquellos pretensioso requisitos que dan status de Ciencia o “más ciencia que las otras”. El hecho de no conseguir precisión y control tan apurados, como en la Ciencias exactas, no significa que los métodos y técnicas de las Ciencias que investigan la espiritualidad sean menos eficaces o más limitados. Los fenómenos cuánticos, por ejemplo; más otros tantos campos, como la teoría del caos, revelan, de manera más profunda, que casi nada es perfectamente preciso y controlable. El genial lionés no cayó en la psicosis de adecuación del paradigma materialista, positivista y reduccionista de las Ciencias del Siglo XIX. Con todo, preservó características fundamentales a fin de dar un carácter de cientificidad a la Tercera Revelación.

El corazón del asunto es que el "espiritual", en el sentido común, tiende a lo “sobrenatural” , en consecuencia, no puede ser comprobada. Ahora, no pudiendo ser comprobado y verificado, no puede ser científico. Por eso, para que exista una “ciencia espiritual” es preciso que este elemento no sea “sobrenatural” a fin de que pueda ser observado y comprobado. Sin embargo, el hecho de ser natural no significa que sea material y ni, tampoco, que esté sujeto a los mismos medios de verificación de la materia. Algunos fenómenos cuánticos poseen la característica de ser imprevisible y determinados por causas “inmateriales” . Más allá de eso, se ha comprobado la participación de la conciencia del observador como elemento determinante en el desarrollo de fenómenos físicos.

Para la teoría cuántica, la materia ni posee una existencia física real, más si una prevalida a la existencia. Lo que hace a la materia emerger del universo pro balístico, para irrumpir como onda u partícula, es la conciencia del observador. Por eso, el observador y la cosa observada forman un único y mismo sistema. La conciencia, más de lo que interferir sobre la materia, es el elemento que torna posible la propia existencia de la materia analizada y, como ella no puede ser causa y efecto al mismo tiempo, es necesario admitir que conciencia y materia poseen naturalezas distintas.

El Espiritismo, desde el principio, reconoció que la creencia y el estado de espíritu del observador tienen influencia directa sobre estos fenómenos y, en vez de ignorar ese hecho, considéralo como elemento fundamental para el caso en observación de fenómenos mediúmnicos. Aunque el Espiritismo trate de asuntos que escapan al dominio de las ciencias clásicas, que se circunscriben a los fenómenos físicos, Kardec, en el siglo XIX, escribió que el “Espiritismo y la ciencia se complementan, recíprocamente” . (4)

Cuando citamos ciencia y espiritualidad, nos estamos refiriendo a cosas incompatibles y opuestas. Todavía, debemos reconocer que el objeto fundamental del Espiritismo no se puede comparar al de las ciencias tradicionales, salvo en las interfaces o en los puntos comunes. La Ciencias, emancipada de la fe, estableció sus métodos de investigación, como medio de aproximarse a la realidad, basándose en pruebas, principios, argumentaciones y demostraciones que garanticen su legítima validad.

En verdad, el Espiritismo toca dominios, hasta ahora, reservado a las religiones. Sin embargo, en metodología, el Espiritismo difiere, radicalmente, de las religiones tradicionales, porque rechaza la fe dogmatica, la creencia ciega, las practicas de rituales, el culto exterior o esotérico. “Si no es justo que la Ciencia imponga directrices a la religión, incompatibles con sus necesidades de sentimiento, no es razonable que la religión obligue a la Ciencia a la adaptación de normas inconciliables con sus exigencias de raciocinio.” (5)

Los que declaran que los fenómenos Espíritas no son objeto de la Ciencia, no saben lo que dicen, pues “El objeto especial del Espiritismo es el conocimiento de las leyes del principio espiritual, (…) una de las fuerzas de la naturaleza, que reacciona, incesantemente y recíprocamente, sobre el principio material.” (6)

El genial lionés afirma que “Espiritismo y Ciencia se complementan, recíprocamente. La Ciencia, sin el Espiritismo, se halla en la imposibilidad de explicar ciertos fenómenos solo por las leyes de la materia. Al Espiritismo, sin Ciencia, faltarían apoyo y comprobación. Sería preciso alguna cosa para prender el vació que las separaba, un trazo de unión que las aproximase; ese trazo de unión está en el conocimiento de las leyes que rigen el mundo espiritual y sus relaciones con el mundo corporal” (7)

El Codificador recuerda, aun, que “El Espiritismo, caminando con el progreso, no será nunca ultrapasado, porque, si nuevos descubrimientos le demostraran que está en un error sobre un punto, el se modificará sobre ese punto; si una nueva verdad se revelara, él la aceptará.” (8)

- Jorge  Hessen -

" Sin Dios en el corazón, las futuras generaciones pondrán en peligro la existencia de este planeta.Por mayor que sea el avance tecnológico de la Humanidad, es imposible que el hombre viva en paz sin que la idea de Dios lo inspire en sus decisiones".
                                                                                       -  Chico  Xavier -


Os invito al blog: elespiritadealbacete.blogspot.com

sábado, 26 de marzo de 2011

Pérdida de seres queridos y muertes prematuras

47-  EL EVANGELIO SEGUN EL ESPIRITISMO


CAPÍTULO V: BIENAVENTURADOS LOS AFLIGIDOS

ÍTEM 21: PERDIDA DE PERSONAS AMADAS Y MUERTES PREMATURAS

Antes de adentrarnos en el estudio de este item, me parece importante escribir algo sobre el autor, antíguo miembro de la  Sociedad Espírita de París.
En el libro El Cielo y el Infierno de Allan Kardec, a  comienzo del capítulo II en la Segunda Parte, titulado Espíritus Felices, Kardec transcribe una carta escrita por J.Sansón, Presidente de la referida Sociedad, en la que pudo ser evocado lo antes posible tras su  desencarnación ( su último año en la Tierra fué de "atroces sufrimientos") " a fin de , como miembro muy   inútil de nuestra sociedad, poder utilizarlo para algo despues de muerto..."

Recordemos que Kardec estaba codificando una doctrina, a partir de revelaciones de los Espíritus que se comunicaban, y por eso evocaba por su nonbre a Espíritus de personas conocidas, para mejor conocer el mundo espiritual y su relacción con el material.

Kardec  publicó también, en secuencia con la carta, dos comunicados, siendo uno de estos obtenido en la cámara mortuoria y una tercera de otro Espíritu, Georges, sobre Sansón, titulada "La muerte del Justo",que junto con la carta considero su lectura de mucho provecho.

En este mensaje, objeto de nuestro estudio, Sansón presenta argumentos humanos sobre la injusticia de la muerte prematura de personas amadas, porque si así no fuera, no serían lloradas, y presenta otros argumentos que la justifican, pues "nose puede medir la justicia de Dios por la justicia de los hombres".

Dios es  El Absoluto, La Perfección, El Creador, el hombre y el Espíritu encarnado, creado simple e ignorante, con el determinismo de desenvolverse hacia la perfección relativa, posible de ser alcanzada. Y el hijo que jamás alcanza al Padre en Perfección y en Atriibutos.

Así, tiene el hombre que procurar comprender las leyes que rigen el universo, leyes físicas y morales, adecuarse a ellas en el desenvolvimiento de su inteligencia y moralidad, entendiendo que sus raciocinios son siempre los de un ser en evolución y por tanto, sujeto a ser modificados en la medida que nuevos descubrimientos y conocimientos tenga de las leyes divinas que son inmutables y eternas.

" La  muerte prematura es casi siempre un gran beneficio que Dios concede al que se va, siendo así preservado de las miserias de la vida y de sus seducciones,que podrían arrastrarlo o perjudicarlo.Aquel que muere en la flor de la vida no es una víctima de la fatalidad, pues Dios juzga que no le será útil permanecer mayor tiempo en la Tierra"

Vivir en la Tierra siempre supone el riesgo de caer de nuevo en los mismos errores y equívocos del pasado, y es por eso que siempre hay gran posibilidad de contraer nuevos débitos.  Por tanto, aquel que parte antes ya cumplió lo que debería y podría en esa existencia, según  las leyes sabias del Padre. Parte para el plano espiritual a continuar su aprendizaje para nuevas experiencias existenciales, mas adecuadas a sus necesidades.

Estamos todos sujetos a las leyes perfectas y sabias de Dios, y son exactamente las que precisamos y podemos recibir para nuestro progreso espiritual: una larga o corta existencia, mayores o menores desafíos, mas o menos dolores, siempre de acuerdo con nuestras necesidades y posibilidades de enfrentar y vencer.

El objetivo de cada existencia es siempre el progreso del Espíritu, que continuará siendo hecho también en el plano espiritual. Se encarne o se desencarne, es el mismo hecho que se repite infinitas veces durante el desenvolvimiento del Espíritu. Por el primero renace en el plano material y por el segundo renace en el plano espiritual.

En ambos planos podemos encontrarnos con los que amamos.

¿ Por qué lamentar tanto la partida de seres queridos jóvenes, si ellos ya no tienen necesidad de permanecer por tiempo en esta existencia?. ¿Quienes somos nosotros para juzgar la ley divina?.¿Qué sabemos nosotros de lo que pueda ser mejor para ellos?.

Sintamos añoranza, ese sentimiento dulce que nos hace tener siempre presente en la mente y en el corazón, al ser amado que partió y nos espera en nueva dimensión; continuemos procurando hacer lo mejor para los que conviven con nosotros, amándolos, sirviendolos, auxiliándo a los que aprovecharon lo más y mejor posible las experiencias de vivir en la Tierra, ciertos de que un día estaremos libres del dolor de la separación, porque entonces, no habrá limitaciones físicas y espirituales entre los que se aman.

Aquel que no logró aún entrever la vida después de la muerte del cuerpo físico, que no consigue ver a Dios en sí o a su alrededor, que ve solamente la vida orgánica y material, ese puede ver la muerte como una separación eterna y sufrir con ella.

 El espiritualista, principalmente el espírita, sabe que el alma vive mejor, libre del cuerpo físico, que la separación es apenas material, que por el sentimiento y por el pensamiento estamos ligados a los habitantes del plano espiritual, ese no puede entregarse al sufrimiento de la muerte , y si lo hace, demuestra en sí mismo que su fe en Dios y en Sus Leyes, es frágil y superficial, necesitando estudios y reflexiones sobre la vida y los seres.

Así, no lamentemos por lo que partieron jóvenes, resignémonos ante las leyes de Dios, que quiere lo mejor para sus hijos. No pensemos e, de donde vinieronn lo que ellos podrían hacer en la Tierra, ya que nuestra visión es muy estrecha, generalmente dictada por los sucesos materiales, y entreguémoslos al Padre,  de donde vinieron.

Pensemos en los jóvenes que partirán con amor, con añoranza saludable, deseándoles todo lo que necesitan para sentirse felices donde estuvieren, confiando en que todos somos hijos de Dios y nadie está jamás solo o desamparado.

Leda de Almeida Rezende Ebner

" La desesperación es una dolencia. Y un pueblo desesperado, herido por dificultades enormes, puede enloquecer, como cualquier indivíduo.Él puede perder su propio discernimiento. Eso es lamentable, pero se puede decir que todo esto acontece en ausencia de la educación, principalmente de formación religiosa".
                                                                      - Chico Xavier -

(  Recomiendo la visita al blog : elespiritadealbacete.blogspot.com )

viernes, 25 de marzo de 2011

Vida emocional de las plantas



Aristóteles pensaba que las plantas tenían un alma. Charles Darwin comparaba algunas partes de una planta a un cerebro. Una vez tocó el fagot delante de su mimosa púdica para intentar (sin éxito) hacer mover las hojas. En cuanto a Goethe, que no era solamente poeta sino también botánico y director de las minas del Ducado y de Sajonia Xeimar, hizo descubrimientos fundamentales sobre la metamorfosis de las plantas y entreveía un conjunto espiritual detrás de su forma material.


A priori estas aserciones no parecen muy racionales, pero numerosas experiencias, poco conocidas de la opinión pública, vienen a apoyar estos hechos. En efecto, varias observaciones realizadas en varios países, revelaron un mundo desconocido y misterioso, en el cual las plantas sufren, experimentan emociones, leen el pensamiento humano e intentan comunicar con nosotros.

      Todos los elementos que siguen se tomaron de un artículo de Alexandre Dorozynskie publicado en la sección Botánica de la famosa y muy seria revista científica "Science et Vie" (Ciencia y Vida):

El acontecimiento que parece haber contribuido más que otros al renacimiento del interés que llevó a la ciencia a este mundo misterioso se produjo en Nueva York en 1963, en las oficinas de un experto de la detección de mentiras, Cleve Backster, asesor para la policía de New York. Uno de los parámetros que tiene en cuenta la detección de mentiras es la resistencia galvánica de la piel.

    Un día, por impulso, o curiosidad intelectual, o quizás porque no tenía nada que hacer, Backster colocó los electrodos de su detector de mentiras sobre una hoja de dragonnire, o dracaena, una planta de interior que su secretaria había comprado. Luego, regó la planta.

    Se esperaba que el galvanómetro (tras un mayor contenido de agua) indicara una resistencia más baja a la corriente eléctrica, pero fue lo contrario lo que precisamente se produjo. Perplejo, Backster se preguntó entonces lo que pasaría si la planta "sufría". Decidió quemar, con su encendedor, la hoja misma sobre la cual había colocado los electrodos. Cuál no fue su sorpresa, en el momento en que tomaba su decisión y antes de extraer el encendedor de su bolsillo, vió la aguja registradora saltar repentinamente, para indicar una mayor conductividad superficial. El trazado gráfico le recordaba curiosamente al de un hombre cuando se le coloca una pregunta-trampa o cuando se lo amenazaba.


TESTIGOS DE CARGO Y DETECTOR DE MENTIRAS

De experiencia en experiencia, realizadas con una instrumentación refinada, Backster se convenció de que las plantas percibían los sentimientos humanos y que experimentaban algo como sentimientos hacia su dueño. Una experiencia especialmente espectacular, en la cual participaron algunos agentes de la policía de New York, parecía poner de manifiesto que las plantas tienen también una memoria.

    Seis personas, con los ojos vendados, tomaban de un sombrero un papel doblado. Sobre uno de los papeles se redactaba el orden de arrancar y destruir una de las dos plantas que se encontraban en la habitación.

   El crimen se perpetraba a continuación en secreto, sin que ni las personas, ni él mismo Backster, supieran quien era el culpable; el único testigo era la otra planta, la que no se destruía.

   A continuación, se fijaban electrodos sobre la planta testigo y los sospechosos desfilaban ante ella de uno en uno. Se observó que cuando el culpable se acercaba, la aguja del galvanómetro se volvía loca. Una de dos: o bien "reconocía" a aquél que había matado a uno de los suyos, o bien ella percibía, por una clase de telepatía, la culpabilidad que se intentaba disimular. En cualquier caso, se desenmascaraba al criminal.

   En otra experiencia, que fue muchas veces repetida delante de jurados científicos, Backster conseguía transformar una planta en detector de mentiras. Se colocaban algunos electrodos sobre una planta y un hombre - sin electrodos - se sentaba ante ella. Backster decía al hombre que iba a citarle una serie de años preguntándole si correspondían a su fecha de nacimiento y que era necesario siempre responder "no". Invariablemente, Backster podía adivinar el año de nacimiento - que correspondía sobre el gráfico a una curva galvánica bien señalada.

     Otra experiencia, realizada por Backster para eliminar todo factor humano y subjetivo, consistía en colocar en una habitación cerrada a algunos camarones vivos en una bandeja basculante. Cuando la meseta oscilaba (en ausencia de toda intervención humana) los camarones caían en una cacerola de agua hirviendo. En una habitación vecina, cerrada también, una planta conectada sobre galvanómetro emitía en el momento de la muerte de los camarones un trazado repentinamente turbulento.

      El trazado era diferente de el que registraba una emoción y Backster se preguntó si no correspondía a una clase de percepción por un grupo de células de la muerte de otro grupo de células.

      Nuevas experiencias le permitieron establecer que la misma forma de reacción se encontraba en la muerte "percibida" por la planta, de bacterias, levaduras, distintos cultivos, amebas, células sanguíneas, y espermatozoides.

     Esta última experiencia recuerda la de investigadores soviéticos, que demostraron que células vivas se podían "comunicar" a través de una pared de cuarzo. En realidad, observan los autores, parece que estas comunicaciones no se hacen por medio de ondas electromagnéticas, ya que no son interrumpidas ni por una caja de Faraday, ni por una pared de plomo.

   Parecería incluso que cuando una "empatía" (a falta de otro término) (facultad intuitiva de ponerse en el lugar de otro, de percibir lo que experimenta) se establece entre una planta y su dueño, ni la distancia, ni los obstáculos paran la "relación". Experiencias durante las cuales el trazado de plantas se registraba mientras que el "dueño" viajaba, mostraban sobresaltos galvánicos correspondiendo a los momentos mismos de las distintas aventuras del viaje. Pierre Paul Sauvin, ingeniero electrónico americano, constató, volviendo a entrar en su laboratorio, después de un fin de semana en el campo, durante el cual la actividad galvánica de sus plantas se registraba automáticamente, de los paroxismos que correspondían al mismo momento de sus jugueteos amorosos con una amiga.

Los investigadores soviéticos acumularon una masa importante de datos, de las que la inmensa mayoría fue sistemáticamente rechazada en Occidente, pero las que estimularon algunas experiencias, en particular, en los Estados Unidos.

Adaptación: Oswaldo E. Porras Dorta

" La omisión de  quien puede ayudar al pueblo pero no lo hace, es comparable a un crimen que se hace contra la comunidad entera. He visto muchos espíritus que fueron hombres públicos en la Tierra, en una lamentable situación en la vida espiritual".
                                                                                     - Chico Xavier -

  Os invito a  visitar mi blog :     elespiritadealbacete.blogspot.com

El Médium, nace o se hace?


Raul Teixeira,
 médium
  ¿El médium, nace o se hace?.-





Ambas cosas indistintamente, porque existen mediums naturales que nacieron con su facultad ya desarrollada, y otros en la que esta se manifiesta y desarrolla a lo largo de su vida.


Hay que tener en cuenta que las facultades de la mente humana, en particular las de su subconsciente, son mucho mayores de lo que la gente se imagina, y no se pueden explicar por el método científico ordinario. El desarrollo de la facultad mediúmnica se relaciona con el organismo y es independiente con el grado de moralidad del médium; sin embargo el uso que se le dé sí puede ser mas o menos bueno, según las cualidades morales del médium.


La mediumnidad natural y espontánea se desarrolla normalmente sin riesgos, pero sin embargo,en el caso de los niños, si supone cierto riesgo esta activación , porque se puede sobreexcitar su imaginación infantil y debilitar su sistema nervioso en desarrollo.


La facultad mediúmnica parece ser que se desarrolla cuando se activa el centro de energía vital situado en la base de la columna vertebral e irradia con su potente fuerza magnética a los demás centros magnéticos o chacras, a los que viivifica y despierta.


La etapa de este despertar mediúmnico en niños y jóvenes , cuya manifestación se hace mas patente a los siete, a los catorce, y a los veintiun años respectivamente, es delicada y peligrosa, sobre todo en las dos primeras edades citadas, por lo que el iniciado deberá aprender a desarrollar una fuerte voluntad y autocontrol sobre las sensaciones e influencias que percibe de modo cada vez mas sensible cuanto mas despierta está su mediumnidad. A pesar de las tres edades citadas en que más casos aparecen, no significa esto que no aparezca también en otros momentos intermedios de la vida ; esto depende de su desarrollo físico, psíquico y moral.


Es muy importante que desde el principio del desarrollo y uso de su facultad , el médium sepa diferenciar la clase de Espíritu que se le aproxima y que intenta influir y manifestarse a través de él, para rechazar aquellos que le puedan causar problemas de cualquier clase. El escudo mas fuerte que tiene el médium para rechazar las malas influencias es su propio perfeccionamiento moral, porque manteniéndose en una elevada tónica espiritual, los Entes espirituales desencarnados que se le puedan aproximar, no lo harán si son de una más baja condición moral.


No olvidemos que en el universo tanto visible como invisible, existe una Ley llamada de Vibración y otra de Afinidad, de las que en su momento hablaremos, que no dejan de actuar, y por las que todo cuanto existe emite una vibración propia de sus energías y en las que las semejantes se atraen y cuanto más diferentes son , mas se repelen y más distantes están..


Para que el joven médium, o el que lo esté en desarrollo sepa diferenciar entre esta clase de aproximaciones, es muy conveniente una adecuada formación y orientación que puede encontrar en los llamados Centros Espíritas, a cargo de personas muy preparadas y formadas dentro . Hasta tanto este proceso no se haya completado y el médium no haya madurado y se haya formado correcta y suficientemente, no es conveniente su actividad o participación en trabajos mediúmnicos. Una vez presentada la mediumnidad se la debe educar del mismo modo que se debe educar otra facultad de naturaleza intelectual o artística; la persona debe desarrollar adecuadamente esa aptitud para aprender a canalizar sus energías sacando los mejores resultados posibles. Esta educación debe ser permanente para ir ampliando cada vez más sus facultades psíquicas. Para educar la mediumnidad existen requisitos fundamentales, como lo son el estudiarla, conociendo sus posibilidades y conociendo el Espiritismo, que es la ciencia que explica el fenómeno de la mediúmnidad. Sin esto el médium difícilmente pasa del estado de superstición , con el gran escollo de la mediumnidad que es el estado de obsesión espiritual.


Aunque existen niños en los que su facultad mediumnica les acompaña desde su más tierna infancia, según señalábamos anteriormente , el ejercicio de la misma es desaconsejable debido a una doble problemática: física y mental. A esas tiernas edades las deficiencias en un sentido o en otro no son nada extrañas, por lo que un elemental sentido de la prudencia aconseja evitar compartir el trabajo mediúmnico junto a los niños en general. La imaginación infantil es especialmente excitable, debido a lo cual se pueden ocasionar consecuencias peligrosas en cuanto a su equilibrio y estabilidad espiritual. El niño, por naturaleza, vive en un mundo aparte, casi restringido a los juegos infantiles, lo que le supone mostrarse inerme ante ciertos espíritus perversos que podrían aprovechar su fragilidad e inocencia para ejercer un asedio sobre el mismo.


Desenvolver una mediumnidad supone ponerse en estrecha relación magnética, mental y moral con los mas diversos seres espirituales, y el frágil organismo infantil o simplemente por su inexperiencia, pueden sufrir los efectos de una aproximación espiritual obsesora (de esto hablaremos en el siguiente capítulo).


Una forma muy eficaz de proteger a estos médiums incipientes, de los posibles riesgos que supone su ejercicio debido a la clase de seres espirituales con quienes se trata, es orando por ellos y ayudando a los médiums mediante “pases magnéticos” aplicados por personas responsables y debidamente preparadas en cuanto a las nociones doctrinarias y filosóficas que el Espiritismo aporta para su comprensión.


“Se la encuentra en los niños y en los viejos, en los hombres y en las mujeres, cualquiera que sea su temperamento,el estado de salud y el grado de desarrollo intelectual y moral”.
                                           -El Libro de los Médiums –


- Jose Luis Martín-

Os invito a visitar el Blog: elespiritadealbacete.blogspot.com

¿ Fraude mediúmnico ?

Sir Williams Cookes




 ¿ La mediumnidad, podría ser un fraude?



     Desgraciadamente la mediumnidad también  está sujeta a posibles fraudes y engaños, tal como ha sido notorio en la historia de la Parapsicología y del Espiritismo. No obstante en los fenómenos que la Parapsicología define como Paranormales , y que están causados por Seres inteligentes fuera del psiquismo del médium o de cualquier persona de las presentes en donde la mediumnidad se manifiesta, tras su observación y estudio se puede garantizar la autenticidad en principio simplemente  por el hecho de que suelen ser protagonizados por personas sencillas, sin ningún interés por la notoriedad o el lucro . Mas bien por el contrario, a la persona protagonista de este fenómeno , su facultad no les resulta siempre muy deseable, y mas bien a veces suele serles un problema y una carga en sus vidas. El desinterés en todo sentido, ya es por si solo una garantía de autenticidad.

   Como al comienzo señalaba, han habido y hay a veces fraudes tal como señaló el propio Allan Kardec, Codificador de la filosofía Espírita, y estos falsos mediums, no solamente lo son a veces por dinero, sino que también a veces fingen el trance y la comunicación mediúmnica por motivos de notoriedad, por vanidad, etc. Esta actitud deplorable e irresponsable, antes o después les pasará factura y tendrán que comprender su error , cosa que normalmente les acontece cuando ya están ellos a su vez desencarnados.

   La misión de la mediumnidad es la de iluminar a la Humanidad, desmitificando los llamados fenómenos sobrenaturales o milagrosos, y trayendo informaciones preciosas, que han llevado a los hombres a promover el progreso de los pueblos.

   Los médiums que se dedican al trabajo de intermediarios fieles de los Espíritus nobles, subliman la mediumnidad dándole un carácter de seriedad ,credibilidad y aceptación, mientras que los que por ignorancia son animados por intereses mezquinos, antes o después transforman la tarifa mediúmnica en motivo de mofa y fraude.

   El que alguna vez hayan habido fraudes en este tema, no significa en lo absoluto que se pueda generalizar como la única explicación para todos los casos del hecho mediúmnico. Los casos de fraudes que han habido y aun los hay en ocasiones, no invalidan en ningún modo los numerosos casos reales de manifestación mediúmnica que han pasado a la historia porque bien el investigador de los mismos, o el médium que los protagonizó, adquirieron celebridad por la calidad y seriedad de sus actuaciones y trabajos. Por citar un ejemplo, entre los muchos investigadores serios de las manifestaciones mediúmnicas que han pasado a la historia podríamos mencionar a Sir Williams Crookes, Allan Kardec etc, como investigadores y estudiosos del tema, totalmente fiables, y a Eusapia Palladino, Leonore Pipper, Chico Xavier, etc, entre los muchos casos de mediumnidades célebres con manifestaciones abundantes, investigadas, comprobadas y legítimas.

   Cuando se ha sido alguna vez testigo de estas manifestaciones o fenómenos mediúmnicos, lo que mas impresiona es el tremendo esfuerzo psíquico y hasta físico del médium que suele terminar con sus fuerzas físicas agotadas, o cuando a veces se es testigo del angustioso drama del Ser comunicante que se manifiesta ; esta experiencia subjetiva pero tremenda e impresionante , despeja al observador presente cualquier duda de posible fingimiento , y no solo por la falta de interés personal del medium por protagonizarlo, sino porque además hubiesen acreditado al actuar de esa manera , ser unos excelentes actores dignos de ganar un Oscar por su interpretación, actuando con un impresionante guión improvisado por ellos mismos en un espectacular alarde de imaginación.

   Quien ha presenciado este siempre fascinante fenómeno del trance mediúmnico, al analizar lo visto y oído, no puede por menos que descartar el fraude como la única explicación posible , teniendo que aceptar la posibilidad de la intervención real de una fuerza inteligente y sensible que de algún modo actúa independientemente de las personas presentes en el lugar de los hechos.

   Otro indicio que aleja la posibilidad del fraude, es cuando se observa que el médium tiene el temor de que lo que protagoniza deje de ser un fenómeno íntimo y que no pase desapercibido popularmente ,no pudiendo vivir tranquilamente en el anonimato como cualquier otra persona

   Es también de resaltar que la personalidad de la Entidad que se manifiesta, a menudo nada tiene que ver con la del médium ni con nadie de los presentes en el escenario de la manifestación, por eso el uso de la razón y el estudio y análisis constantes, son la forma segura de conducirse ante las informaciones recibidas o los fenómenos presenciados.

    Una forma de manifestación mediúmnica impresionante que acredita la total autenticidad del fenómeno, es cuando durante la práctica de una variante llamada Psicografía o comunicación mediante la escritura, esta se produce con una “correspondencia cruzada”; esto es mediante una combinación fragmentada de un comunicado mediúmnico escrito, por dos o más médiums o sujetos inconexos entre ellos, en lugares distintos y de forma simultánea ; o cuando en este tipo de facultad, el médium que se encuentra comunicando mediante escritura automática, lo hace con ambas manos simultáneamente, escribiendo con cada una mensajes diferentes.

    Y para finalizar, ¿ qué decir cuando lo que se manifiesta es la personalidad de un Ser conocido e identificado por alguno de los asistentes y desconocido por el médium, y que además esa persona que lo conocía ,ignoraba hasta ese momento que este hubiese fallecido, y que además concuerda la descripción hecha por algún médium vidente presente, sobre su aspecto “fisico”? ; ¿ y si aún encima, el comunicado del “mas allá” aporta datos íntimos de algún detalle desconocido para los presentes y que después se puede comprobar?...

Alguna vez la mediumnidad ha sido una falsa pantomima, simulada y fraudulenta, pero como ya se ha dicho, esto siempre tiene alguna motivación humana: dinero ,notoriedad , fama, etc; pero cuando es auténtica supone muchas veces una carga pesada o una prueba dura o desagradable para el médium y su familia, pero cuando se afronta rectamente, siempre constituye la prueba evidente e irrefutable de la realidad existencial después de la muerte.

“Porque surgirán falsos cristos yfalsosprofetas y harán tan grandes milagros y prodigios que, si fuera posible, engañarían hasta a los elegidos”


- Evangelio de Mateo cap. 24 ,vers. 24 –

Os anímo a visitar mi otro blog:  elespiritadealbacete.blogspot.com

jueves, 24 de marzo de 2011

La mediumnidad es algo sobrenatural?

Divaldo Pereira


¿ Las manifestaciones mediúmnicas, son de carácter sobrenatural?


No existe nada en la Naturaleza que no pertenezca a la misma, por lo que todo fenómeno existente no se produce al azar ni a capricho de nada ni de nadie, sino que obedece a unas leyes naturales, aunque estas puedan ser ignoradas todavía por el ser humano actual.


     El fenómeno mediúmnico siempre se ha producido espontáneamente a lo largo de la historia humana, en todos los lugares y entre tantas y tantas personas, pero estas manifestaciones se producen siempre dentro de unas leyes o normas que se encuadran en lo natural. Por eso la manifestación de los espíritus, no es contraria a ninguna ley natural, ni tienen nada de maravillosas ni de sobrenaturales. Existe la mediumnidad en la que intervienen seres espirituales, como existen otro tipo de fenómenos clasificados como anímicos, esto es, causados por las facultades psíquicas de ciertas personas, sin intervención alguna de ningún espíritu.


     La comunicabilidad de los Espíritus a través de la mediumnidad, es como una bendición de Dios tanto para los humanos como para los Espíritus, porque a veces también ellos recuerdan y añoran a sus seres queridos tras la muerte.  Esta clase de facultades que permiten la relación evidente entre ambos planos de la vida, como ya se dijo anteriormente,nada tienen que ver con la magia ni con el ocultismo.


    Sobrenatural significa  “sobre la Naturaleza”  o   “fuera de la Naturaleza”, por lo que en realidad lo sobrenatural no existe, ya que todos los fenómenos de la clase que sean , normales o paranormales, siempre están sujetos a leyes dentro de la Naturaleza. Otra cosa es que no conozcamos las leyes por las que se rigen ciertas manifestaciones o fenómenos y en nuestra asombrada imaginación los achaquemos al concepto de lo sobrenatural , mágico o misterioso.


La mediumnidad sin embargo, sí que entra en el terreno de lo llamado Paranormal, que significa más allá de lo normal, entendiendo como normal aquello habitual que conocemos, y esta no solo es estudiada por el Espiritismo de la mano de Allan Kardec, sino también por la moderna Parapsicología, que aunque algo reticente con la idéa, no le queda otra opción que aceptarla como una realidad demostrada y de manifestación habitual por los cuatro puntos cardinales de la Tierra.


“Estos fenómenos, fundados en una ley de la naturaleza, no tienen nada de maravilloso ni de sobrenatural en el sentido vulgar de estas palabras.”


- El Libro de los Mediums -

- Por: Jose Luis-

Os invito a ver el Blog : elespiritadealbacete.blogspot.com

miércoles, 23 de marzo de 2011

Los milagros y las predicciones

LOS MILAGROS Y LAS PREDICCIONES SEGUN EL ESPIRITISMO.




Por ALLAN KARDEC,


Todas las ciencias resultan de la evolución del pensamiento y comprensión de las cosas, por la investigación y observación de los fenómenos naturales. Así, las actuales son oriundas de las antiguas formas de pensar. Por eso, la Astronomía tiene como hermana mas vieja a la Astrología judicial, aun no muy distante de nosotros; la Química es hija de la Alquimia , de la que ningún hombre sensato hoy se ocuparía. Nadie, no obstante, niega que en la Astrología y en la Alquimia estuviesen los gérmenes de las ciencias actuales. A pesar de sus ridículas fórmulas la Alquimia encaminó el descubrimiento de los cuerpos simples y de la ley de las afinidades. La Astrología se apoyaba en la posición y en el movimiento de los astros que estudiaba; para la ignorancia de las verdaderas leyes que rigen el mecanismo del Universo los astros eran para el vulgo seres misteriosos, a los que la superstición atribuia una influencia moral y un sentido revelador. Cuando Galileo, Newton y Keppler   hicieron conocidas esas leyes, cuando el telescopio rasgó el velo y estudió en las profundidades del espacio con un mirar que algunas criaturas encontraron indiscreto, los planetas aparecieron como simples mundos semejantes al nuestro y todo el cielo maravilloso se descubrió.
 Hoy los detractores del Espiritismo, tal vez por ignorancia, lo acusan de parentesco con la magia y  el fetichosmo, recordando que estos también se apoyaban en la manifestación de los Espíritus, como la Astrología en el movimiento de los astros,porque ellas, también por ignorancia de las leyes que rigen el mundo espiritual,mezclaban en esas relacciones, prácticas y creencias ridículas, con las que el moderno Espiritismo, fruto de la experiencia y de la observación, acabó. Ciertamente la distancia que separa el Espiritismo de la magia y del fetichismo, es mayor de la que existe entre  la Astronomia  y laAstrologia, entre la Química  y la Alquimia.  Confundirlas es probar que de ninguna se sabe nada.

El simple hecho de poder comunicarse con los seres del mundo espiritual, trae consecuencias incalculables de la mas alta gravedad, y todo  un mundo nuevo que se nos revela y que tiene tanta mas importancia cuanto que él  ha de cambiar a todos los hombres, sin excepción.
 
El conocimiento de tal hecho no puede dejar de acarrear una profunda y general modificación en nuestras costumbres, carácter, hábitos, así como en las creencias que tan gran influencia ejercieron en las relaciones sociales.

Es una revolución completa a operarse en las ideas, que semuestra mucho mayor y mas poderosa por  no circunscribirse a un único pueblo o una única casta, puesto que afecta simultáneamente, por el corazón, a todas las clases, nacionalidades, todos los cultos.
Por esas razones el Espiritismo puede ser considerado como la tercera de las grandes revelaciones.

Moisés comoprofeta, reveló a los hombres la existencia de un Dios único, Soberano Señor y Orientador de todas las cosas; promulgó la ley del Sinaí y lanzó las bases de la verdadera fe. Como hombre fue legislador del pueblo por el que esa primitiva fe,que purificada se habría de esparcir por toda la Tierra..

Cristo, tomando de la antígua ley lo que es eterno y divino, alejando lo que era transitorio, puramente disciplinar y de concepción humana, acrecentó la revelación de la vida futura, de la que Moisés no habló ,así como de las recompensas y penas que aguardan al hombre después de su muerte .

El Espiritismo, partió de  las propias palabras de Cristo, como este partió de las de Moisés y son consecuencia directa de su doctrina . La idea vaga de la vida futura acrecienta la revelación de la existencia del mundo invisible que nos rodea y puebla el espacio, y con eso da precisión al cuerpo de creencia, una consistencia, una realidad  e idéa. Define los lazos que unen el alma con el cuerpo y levanta el velo que ocultaba a los hombres los misterios del nacimiento y de la muerte. Por el Espiritismo el hombre sabe de donde viene y para donde va, por que está  en la Tierra, por qué sufre temporalmente, y ve por todas partes la justicia de Dios.

LA GÉNESIS-

"Debemos orar por los políticos, por los administradores de la vida pública. La tentación del poder es muy grande.No me gustaríaestar en el lugar de ninguno de ellos".
                                  - Chico Xavier-

martes, 22 de marzo de 2011

Mensaje de Chico Xavier



Naciste en el hogar que precisabas,

Vestiste el cuerpo físico que merecías,

Vives en donde Dios mejor te colocó de acuerdo con tu adelantamiento.

Posees los recursos financieros  justos y necesarios  para tus luchas terrenas. 


Tu ambiente de trabajo es el que elegiste espontáneamente para tu realización.


Tus parientes y amigos son almas que atraiste con tu propia afinidad.


  Por lo tanto, tu destino está constantemente bajo tu control.


 Tu escoges, recoges, eliges, atraes,buscas. expulsas, modificas todo aquello que rodea tu existencia.


 Tus pensamientos y voluntad son la llave de tus actos y actitudes.... 


 Son las fuentes de atracción y repulsión en tu jornada de vivencia.


 No reclames ni te hagas la víctima.


Antes de todo, analiza  y  observa.


El cambio está en tus manos.


Reprograma tu meta.


Busca  el bien y vivirás mejor.


 Ciertamente nadie puede volver atrás y  hacer un nuevo comienzo.


 Pero cualquiera puede Comenzar ahora y hacer un Nuevo Final.


Bendiciones de Chico.


RICARDO SANTINI DE OLIVEIRA

Que el señor creador de todo nos guie

"Si Allan Kardec hubise escrito que fuera del Espiritismo no hay salvación, yo habría ido por otro camino. Gracias a Dios él escribió: Fuera de la Caridad , o sea, fuera del Amor, no hay salvación"

                                                           - Chico Xavier-

- Invito a visitar el blog: elespiritadealbacete.blogspot.com

lunes, 21 de marzo de 2011

La Ley de Destrucción


EL sufrimiento es una ley de nuestro mundo. En todas las condiciones, en todas las edades, bajo todos los climas, el hombre ha sufrido y también ha llorado. A pesar del progreso moral alcanzado, millares de seres se inclinan aún bajo el peso del dolor.


El rico, como el pobre, sufre en su carne y en su corazón. Y desde todos los diversos puntos del planeta, la lamentación humana sube hacia el espacio. Aun en el seno de la abundancia, un sentimiento de abrogación, una vaga tristeza se apodera de las almas delicadas. Comprenden que la felicidad es irrealizable en la tierra y que solo luce con fugitivos relámpagos.
El hombre alimentado por la filosofía de la Espíritus sabe a dónde va y conoce el porqué de sus males y la razón de ser del sufrimiento. Él entrevé el alborear de una nueva vida. Para medir los bienes y los males de la existencia; para saber lo que son la felicidad y la desdicha verdadera, hay que elevarse por encima del círculo estrecho de la vida terrena. El conocimiento de la vida futura y de la suerte que nos espera en ella nos permite medir las consecuencias de mis actos y su influencia sobre nuestro porvenir.

No se puede juzgar una cosa sin ver todo lo que de ella se deduce y por eso nadie comprenderá la vida si no se conoce su finalidad y sus leyes. Los padecimientos, al purificar el alma, preparan su elevación y su felicidad, en tanto que los goces de este mundo, las riquezas y las pasiones la debilitan y le proporcionan en la otra vida margas decepciones.

Los que sufren en su alma y en su cuerpo, los que son abrumados en la adversidad pueden levantar sus ojos al cielo, y esperar están pagando su deuda al destino y están conquistando su libertad. Los que se complacen en la sensualidad están forjando sus propias cadenas, acumulan nuevas responsabilidades que pesaran enormemente sobre sus días

El dolor, bajo sus formas múltiples, es el remedio supremo para las imperfecciones y para los achaques del alma. Sin él, no hay curación posible. Las operaciones dolorosas debuelben la salud y agilidad a nuestro cuerpo, el sufrimiento las humillaciones, la tristeza, la ruina nos sacuden el Espíritu debemos soportarlas con paciencia, de ello ha de brotar nuestra salud moral.

           Solo la ignorancia de las leyes universales nos hace aceptar nuestros males con disgusto. Si comprendiésemos todos lo necesarios que son esos males para nuestro adelanto, si supiéramos saborear su amargura no nos parecerían una pesada carga. Todos odiamos el dolor, solo comprendemos su utilidad después que hemos abandonado el mundo donde el dolor ejerce su imperio.

En nuestra ceguera, maldecimos nuestras existencias oscuras, monótonas y dolorosas, solo cuando hemos discernido el verdadero sentido de la vida, comprendemos que esas vidas son preciosas e indispensables para dominar a los espíritus soberbios, para someterlos a esa disciplina moral, sin la cual no hay progreso alguno.
Exentos de males y preocupaciones, libres en nuestras acciones nos dejaríamos llevar por los arrebatos de nuestras pasiones, y por los impulsos de nuestro carácter. Lejos de trabajar en nuestro mejoramiento no haríamos más que añadir nuevas faltas a nuestras faltas pasadas, en tanto que, comprimidos por el sufrimiento en existencias humildes, nos acostumbramos a la paciencia y a la reflexión, nos proporcionamos esa única calma de pensamientos que nos permite oír la voz de lo Alto, la voz de la razón

En el crisol del dolor es donde se forman las almas grandes. Habiendo dado un repaso breve a lo que es el sufrimiento y la causa que lo provoca en nuestras vidas, vamos a hacer un estudio a la ley de destrucción donde el desespero, el dolor y el sufrimiento dañan a muchas vidas al mismo tiempo, son desgracias que afectan de una forma generalizada a muchos hombres a la vez y donde los seres inocentes sucumben a un mismo tiempo, siendo lamento para sus seres queridos o allegados que suelen murmurar! Como Dios consiente que estas desgracias ocurran ¡

Jesús en los instantes dolorosos aconsejó a sus discípulos, que se mantuvieran (los que estuvieran en el bien conducidos) en las alturas espirituales, sin abandonar la cooperación elevada que el Señor ejemplificó en la tierra; que hay consolidemos su posición de colaborador fiel, invencible, en la paz y en la esperanza, convencido de que, después del paso de los hombres de turbación portadores de destrozos y lagrimas, son los hijos del trabajo los que siembran la alegría, de nuevo y reconstruyen el edificio de la vida.

Hoy en día, como en otros tiempos siguen apareciendo desgracias y destrucciones muy lamentables, el hombre duda de Dios y de su existencia la falta de conocimientos les hace dudar y hablar así, los venenos mortíferos son inoculados por la política inconsciente en las masas populares.

La bajada a la tierra está repleta de neblinas tremendas. Los lugares santos permanecen llenos de tinieblas abominables. Algunos hombres caminan al siniestro clarear de incendios. Se abona el suelo con sangre y lagrimas para la sembradura del porvenir, todos juzgamos con arreglo a lo que sabemos y los espiritas no podemos juzgar a la ligera estos desastres sabemos que no suceden porque si, es la medicina para el ayer defectuoso la que hoy nos ere el corazón, ella nos sana de las impurezas del pasado, donde sin control ni medida nos hicimos un gran daño con nuestra mala conducta y malos hechos y hoy luchamos en nuestra propia batalla con el único fin de conseguir un progreso que nos proporcionara un día la libertad, libertad que hoy esta mermada por las sombras y no puede elevarse porque está adherida al débito fructuoso y lucha incansablemente por liberarse de ese ayer nefasto, haciendo un hoy sacrificado y difícil para alcanzar un mañana mas libre y tranquilo.

Dios castiga a la humanidad con calamidades destructoras para hacerla adelantar con más rapidez. Lo que llamamos destrucción, no es más que una transformación, cuyo objeto es renovar y mejorar al hombre, por eso es preciso que todo sea destruido para que renazca y sea regenerado.

La destrucción es necesaria para la regeneración moral de los espíritus, así adquieren en cada nueva existencia un nuevo grado de perfección. Es preciso ver el fin de las cosas para apreciar los resultados, muchas calamidades a consecuencia del perjuicio que ocasionan son necesarias a veces para hacer que se establezca más prontamente un orden de cosas mejores y en algunos años. Lo que hubiese exigido muchos siglos.
Dios emplea otros medios para el mejoramiento de la humanidad, como es el conocimiento del bien y del mal pero el hombre no los aprovecha y por ello es preciso castigarle en su orgullo y hacerle comprender su debilidad. Durante la vida, el hombre lo refiere todo al cuerpo, pero después de la muerte piensa de distinto modo, la vida del cuerpo es poca cosa.

Un siglo de nuestro mundo es un relámpago en la eternidad, y los sufrimientos que llamamos de algunos meses o días no son nada: son una enseñanza que nos aprovecha en el porvenir. El Espíritu es el mundo real, preexistente y sobreviviente a todo. Los espíritus son los hijos de Dios y objeto de toda su predilección, los cuerpos son solo disfraces que sirven al Espíritu para aparecer en el mundo. En las grandes calamidades que diezman a los hombres, resulta lo que en un ejército que, durante la guerra, ve sus vestidos gastados, rotos o perdidos. El general cuida más de sus soldados que de sus vestidos.

Si le damos importancia a ese vestido es porque no vemos y miramos esa vida en relación con el infinito.

Si pudiéramos elevarnos con el pensamiento, esas calamidades no nos parecerían más que huracanes pasajeros en el destino del mundo, pues a pesar de los males que ocasionan cambian el estado de una comarca y el bien que de ello resulta, no es apreciado con frecuencia más que por las generaciones futuras.

Las calamidades son pruebas que proporcionan al hombre ocasión de ejercer su inteligencia de probar su paciencia y resignación a la voluntad de Dios, y le pone en condición de desplegar sus sentimientos de abnegación, de desinterés, y de amor al prójimo, si no esta dominado por el egoísmo.

Al hombre le es dado evitar las calamidades por una parte pues muchas son consecuencia de su imprevisión y a medida que adquieren conocimientos y experiencia, pueden evitarlas, es decir, si sabe buscar sus causas. Pero los males que afligen a la humanidad los hay generales que pertenecen a los secretos de la Providencia y cuyos efectos afectan más o menos a todos los individuos. A estos el hombre no puede oponer más que resignación a la voluntad de Dios; pero estos mismos males aún pueden ser agravados más por la incurría humana.
El espiritismo nos explica perfectamente la causa de los sufrimientos individuales, como consecuencias inmediatas de las faltas cometidas en la existencia presente o expiación del pasado. Pero dado que nadie ha de ser responsable más que de sus propias faltas, nos son menos explicables las desgracias colectivas que abrazan a las aglomeraciones de individuos como a veces a toda una familia, ciudad o nación, raza, desgracias que comprenden así a los buenos como a los malos, a los inocentes como a los culpables.

Cada hombre reúne tres caracteres; el de individuo o ser en sí mismo, el de miembro de familia y el de ciudadano. Bajo cada una de estas fases puede ser, criminal o virtuoso, es decir, puede ser virtuosa como padre de familia y criminal al mismo tiempo como ciudadano y viceversa y de aquí las situaciones especiales en que se encuentra en sus existencias sucesivas.

Salvo algunas excepciones puede admitirse como regla general que los que en una existencia están unidos en una empresa común ha vivido ya juntos trabajando en el logro de lo que hoy resultan y que volverán a encontrarse juntos en el porvenir hasta que hayan expiado su pasado, o cumplido la misión aceptada.

Gracias al espiritismo comprendemos la justicia de las pruebas que no derivan de los actos de la vida presente, pues nos decimos que son el pago de deudas pasadas. En las pruebas colectivas suele ser igual, el inocente de hoy puede ser el culpable del ayer y si es castigado individual o colectivamente, es porque lo merece. Además, hay faltas del individuo y del ciudadano como ya hemos dicho antes y las expiaciones del uno no absuelven al otro pues toda deuda ha de ser pagada hasta él ultimo óbolo.

Las virtudes de la vida publica no son las mismas que las de la vida privada y el que es un excelente ciudadano, puede ser un mal padre, y aquel que es un buen padre de familia probo y honrado en sus negocios puede ser un mal ciudadano, haber atizado el fuego de la discordia oprimido al débil y manchado sus manos, con crímenes a la sociedad.

Estas faltas colectivas son las que expían colectivamente los individuos que a ellos han concurrido, las cuales vuelven a encontrarse para sufrir juntos la pena del talión, o tener ocasión de reparar el mal que han hecho probando su amor a la cosa, socorriendo y asistiendo a los que maltrataron en otro tiempo.

A menudo se renace en la misma familia para reparar culpas reciprocas. Se renace en el mismo centro, en la misma nación, en la misma raza, ya por simpatía, para continuar con los elementos que se han elaborado y proseguir trabajos empezados y que la brevedad de la vida, o las circunstancias no permitieron concluir.

La reencarnación en el mismo centro es la causa del carácter distintivo de los pueblos y de las razas pues mejorándose progresivamente, conservan, sin embargo, el matiz primitivo, hasta que el progreso los transforma completamente.

Los franceses de hoy son los de la Edad Media los de los tiempos druidicos, son los ex actores y las víctimas del feudalismo; los que esclavizaron a los pueblos y han luchado por emanciparse, los cuales se haya en la Francia transformada, donde unos expían en la humillación el orgullo de raza, los otros disfrutan del producto de su trabajo.

Cuando se piensa en los crímenes de aquellos tiempos en que no existía respeto a la vida de los hombres y al honor de las familias, en que el fanatismo levantaba hogueras en honor a la divinidad, cuando se piensa en todos los abusos del poder, en todas las injusticias que se cometían con mengua de los más sagrados derechos naturales.

No hay duda de que hay familias, ciudades, naciones, y razas culpables; porque dominadas por el orgullo, el egoísmo, la ambición y la codicia, van por el mal camino y hacen colectivamente lo que aisladamente un individuo. Se ve que una familia se enriquece a expensas de otra, que un pueblo subyuga a otro pueblo llevando la desolación y la ruina y que una raza quiere anonadar a otra. He aquí porque hay familias, pueblos, ciudades y razas sobre las que pesa la pena del talión.

Para el espiritismo, la solidaridad es un hecho que descansa en una ley universal de la naturaleza, que enlaza a todos los seres del pasado, del presente y del porvenir, a cuyas consecuencias nadie puede esquivarse. Cuando todos los hombres conozcan el espiritismo comprenderán la verdadera solidaridad y en consecuencia la fraternidad verdadera. Luchar contra la adversidad es un deber, sufrir sin reaccionar ante los males de la vida seria una cobardía. Las dificultades que han de vencer los hombres ejercitan y desarrollan su inteligencia. Sin embargo, cuando los esfuerzos son superfluos, cuando se interpone en el camino lo inevitable, llega para el hombre la hora de la resignación.

Ningún poder puede lograr apartar del hombre las consecuencias de su pasado. Solo un loco puede tratar de luchar contra la naturaleza inmutable de las cosas, en tanto que el Espíritu sensato encuentra en el padecimiento un medio de reconfortarse y de fortificar sus cualidades viriles. El alma intrépida acepta los males del destino pero, con el pensamiento, se eleva por encima de ellos y hace de los mismos un pedestal para alcanzar la virtud.

Las aflicciones más crueles y más profundas cuando son aceptadas con la sumisión que supone el consentimiento de la razón y del corazon indica generalmente él término de nuestros males, el pago de la última fracción de nuestra deuda. El dolor reina siempre como soberano en el mundo, y, sin embargo, la voluntad divina ha graduado sus efectos.

La Naturaleza se encamina hacia un orden de cosas menos feroces, menos violentas. El sufrimiento se atenúa, los males espantosos, la peste, la lepra y el hambre permanentes en otros tiempos, casi han desaparecido. El hombre ha dominado a los elementos, ha aproximado las distancias y ha conquistado la tierra. La esclavitud ya no existe. Todo evoluciona y progresa.

¡Que grande es para el alma resignada el momento de su partida ! ;después de una vida dolorosa, mira a su pasado, vuelven a ver una especie de penumbra desprecios padecidos, lagrimas contenidas, gemidos ahogados los sufrimientos soportados estoicamente. Y siente soltarse con suavidad las trabas que la encadenaban a este mundo. Va a abandonar su cuerpo de barro, va a dejar muy lejos de sí todas las servidumbres materiales ,ha probado su abnegación, ha sacrificado, sus intereses a la verdad y al deber y ha bebido hasta el fin el cáliz purificador.

Ante este espectáculo; un jubilo celestial la penetra. Una ultima oración como un grito de alegría brota de las profundidades de su ser y sube hacia su Padre, hacia su Dueño. Los ecos del Espacio repiten ese grito de liberación al cual se juntan los acentos de los Espíritus que se aglomeran en multitud para recibirle.

Para elevarnos y progresar es para lo que nos reunimos y nos hemos esforzado en esta casa celeste, donde procuramos fermentar esa simiente que un día plantamos y que no debemos permitir que no de sus frutos y realice su camino para ello en estos momentos pensamos en Jesús nuestro Maestro y guía y, de pie sobre la tierra nuestro sostén, nuestra nodriza, nuestra madre, elevamos nuestra mirada hacia el infinito nos sentimos envueltos en la inmensa comunión de la vida; los efluvios del Alma universal nos penetra y hacen vibrar nuestros pensamientos y nuestros corazones; fuerzas poderosas nos sostienen, avivan en nosotros la existencia; por todas partes vemos radiar la bondad, el amor, la justicia; ¡oh Dios mío ¡ ¡ oh Padre nuestro! Fuente de toda sabiduría y de todo amor; Espíritu supremo cuyo nombre es luz; nosotros te ofrecemos nuestras alabanzas y nuestras aspiraciones; que ellas suban hasta ti como el perfume de las flores, como los embriagadores aromas de los bosques suben al cielo.

Ayúdanos a avanzar en la vía sagrada del conocimiento hacia una más alta comprensión de tus leyes a fin de queden nosotros se desarrollemos más simpatía, más amor para la gran familia humana. Nosotros sabemos que por medio de nuestro perfeccionamiento moral, que por medio de la realización, de la aplicación de la caridad y de la bondad a nuestro alrededor y en provecho de todos nos acercaremos a ti y mereceremos conocerte mejor, comunicarnos más íntimamente contigo en la gran armonía de los seres y de las cosas.

Ayúdanos a despojarnos de la vida material, a comprender, a sentir lo que es la vida superior, la vida infinita. Disipa la oscuridad que nos envuelve, deposita en nuestras almas una chispa del fuego Divino que reanima y abrasa a los Espíritus de las esferas Celestes.

¡Que tu dulce luz y con ella los sentimientos de concordia y de paz, se derrame sobre todos los seres!

¡Vibremos por la paz del mundo!

Oremos con fervor, para que la armonía sea en nosotros, que los espíritus tenebrosos no puedan retardar los trabajos por hacer en la casa que nos ha cobijado como seguidores del Maestro, que este nuevo año nos haga recaudadores de vienes celestes y nos permita desalojar de nuestro Espíritu imperfecciones que traban nuestro peregrinar en esta existencia.

Hermanos celestes, guía de este centro (hermano Felix) ayudadnos para que la obra sea concluida, que nuestra imperfección no entorpezca los planes trazados, para esta u casa, y los espíritus que en ella se alimentan como escuela, refugio, enfermería y de los trabajos que nosotros desconocemos pero que sin verlos somos conscientes que aquí se realizan y que nosotros no debemos entorpecer.


Padre de amor, ilumina al hombre para que luche por conseguir la paz  en el mundo, la esclavitud prodigada por toda la tierra  se extinguió, la paz puede lograrse, eliminando las guerras, sensibiliza los corazones de los dirigentes de los pueblos para que unificados un dia todos desdeñen las armas y los intereses que las producen y hacen que tantos hermanos nuestros sufran  pruebas tan dolorosas.
                                                                    - Colaboración de Merche-
 
- Invito a que visiteis mi blog: elespiritadealbacete.blogspot.com

domingo, 20 de marzo de 2011

PIENSA EN ESTO .....


Por el descuido del hombre en las últimas décadas, estoy viendo la agonía del planeta tierra.


Veo el ocaso de un planeta contaminado hasta los más recónditos lugares.

Veo mares azules convertidos en verdaderos vertederos residuales.

Veo la tierra pura muriendo por la contaminación medioambiental, insecticidas, plaguicidas,.....una muerte anunciada hace tiempo por los estudiosos.

Veo al planeta como a un ser con vida, que desinteresadamente nos ha brindado su total servicio, y el ser humano solo le ha pagado con su ignorancia y codicia. Pienso que el ser humano que destruye el planeta, no tiene idea de como será el futuro de sus hijos y nietos... Es tan egoista que no imagina que el futuro puede ser demasiado dificil para las futuras generaciones, que dejaran de conocer plantas, animales, saber que el agua no tiene sabor, entre tantas otras cosas.

Un jefe Indio le escribió a un jefe de Estado Americano diciendo: "La tierra no era heredada de nuestros padres, sino que era prestada de nuestros hijos".

Todas las civilizaciones con sabiduria, rendían culto a la Madre Tierra, pues es ella que nos da condiciones para desenvolvernos, mismo en condiciones im humanas.

Creo que si el hombre no pone un alto en su "carrera de destrucción", llegará un momento que el planeta, como un "ser vivo" que es, se auto-reciclará para su propia subsistencia (para poder seguir albergando futuros seres sobre la tierra.

Sabemos que el trabajo interior correctamente realizado proporciona facultades extrasensoriales, y con alguna evolución espiritual, desperta el sentido de la vida, que es la propia vida. Todo es un ciclo, todo tiene su principio, medio y fin, pero vivimos momentos muy duros y aunque haya tanta tecnologia, todavia tenemos muchas limitaciones.

Es una pena que a las personas que explotan ambiciosamente la naturaleza no reciban una enseñanza poderosa.
Ojalá logremos utilizar mejor la naturaleza en nuestro beneficio y no en contra de ella. Que nuevos tzunamis no vuelvan a pasar como vemos (acabando con vidas y ciudades y quiza países enteros), que los combustibles ecologicamente correctos sean utilizados con sabiduria y que la raza humana, aprendar a dar valor a la vida y a todos los seres que viven en este Planeta...que haya un despertar de la conciencia global, en donde cada uno forme un todo con el planeta y así poder trascender esta edad del pavo que estamos pasando la humanidad.