martes, 22 de agosto de 2017

El Gran Alma del Universo



Menú de temas para este día:

-¿Los Espíritus perversos pueden  tratar de hacer daño??
-El intercambio mediúmnico: Acciones de los sistemas nervioso y endocrino
- El  Gran Alma del Universo
- Amor, Celos y Pasión: Algunas consideraciones cristianas



                          **************



      ¿  LOS ESPÍRITUS PERVERSOS 
       PUEDEN TRATAR DE HACER DAÑO?


¿Pueden los Espíritus, por medio de las comunicaciones escritas, inspirar  desconfianza injusta sobre ciertas personas y hacer que riñan los amigos? 

"Los Espíritus perversos y celosos, en cuanto a mal pueden hacer lo que hacen 
los hombres; por esto es menester tener cuidado. Los Espíritus superiores son siempre 
prudentes y reservados cuando tienen que reprender; no dicen mal; advierten con 
miramiento. Si quieren que, en su interés, dos personas dejen de verse, harán nacer 
incidentes que les separarán de una manera natural. Un lenguaje propio para sembrar la 
turbación y la desconfianza es siempre el hecho de un Espíritu malo, cualquiera que sea 
el nombre que tome. Así, pues, no acojáis sino con circunspección el mal que un Espíritu 
puede decir de cualquiera de vosotros, sobre todo cuando un Espíritu bueno os ha 
hablado bien de él, y desconfiad de vosotros mismos y de vuestras propias 
prevenciones. En las comunicaciones de los Espíritus no toméis sino lo que tengan de 
bueno, de grande, de racional, y lo que vuestra conciencia apruebe." 

Por la facilidad con la cual los Espíritus malos se mezclan en las 
comunicaciones, ¿parece que nunca debe uno estar cierto de obtener la verdad? 


"Sí, puesto que tenéis un juicio para apreciarlas. Al leer una carta sabéis conocer si es un grosero o un hombre bien educado, un zote o un sabio aquel que os escribe; ¿por qué no podríais hacerlo cuando los Espíritus os escriben? Si recibís una carta de un amigo que está lejos, ¿qué es lo que os prueba que es suya? Su escritura, diréis vosotros; ¿pero no hay falsarios que imitan todas las escrituras, y tunantes que pueden conocer vuestros negocios? Sin embargo hay señales con las cuales no os engañaréis; lo mismo sucede con los Espíritus. Figuráos, pues, que un amigo es el que os escribe, o que leéis la obra de un escritor, y juzgad por los mismos medios." 

* ¿Podrían los Espíritus superiores impedir que los Espíritus malos tomasen 
nombres falsos? 


"Ciertamente lo pueden; pero cuando peores son los Espíritus, más testarudos son, y a menudo se resisten a las órdenes. Es muy necesario también que sepáis que los Espíritus superiores se interesan por unas personas más que por otras, y cuando lo juzgan necesario saben preservarlas de la mentira; contra estas personas los Espíritus mentirosos son impotentes." 

20ª ¿Cuál es el motivo de esta parcialidad? 

"No es parcialidad, es justicia; los Espíritus buenos se interesan por aquellos que hacen caso de sus avisos, y trabajan formalmente para su propia mejora; son sus preferidos y les secundan, pero se cuidan poco de aquellos con los cuales pierden su tiempo con hermosas palabras." 

EL LIBRO DE LOS MEDIUMS 
ALLAN KARDEC 

                                                  ********************************




         EL INTECAMBIO MEDIUMNICO: 
         ACCIONES EN LOS SISTEMAS                        NERVIOSO 
Y ENDOCRINO 

Para tener una idea general de cómo el cerebro y demás estructuras nerviosas captan, procesan un mensaje, dando una respuesta a ella, es importante que se tenga una noción básica de anatomía y fisiología nerviosa. 

- El papel del sistema nervioso en el intercambio mediúmnico 

Los órganos de los sentidos son los sensores del cuerpo físico, que captan el mensaje espiritual, conduciéndolo al cerebro del médium. Ese mensaje se propaga por el córtex cerebral, produciendo el trance mediúmnico. 
“El mecanismo básico del trance consiste, posiblemente, en una onda mental que “barre” la superficie cerebral.” Jaime Cerviño. Más Allá del Inconsciente. El trance 
Las ondas mentales emitidas por el Espíritu comunicante desviándose a lo largo del córtex cerebral, en proceso de barredura, hasta que consigue alcanzar la región mediana del cerebro, donde se localizan las estructuras nerviosas envueltas en las funciones psíquicas del ser humano. 
El dislocamiento de ondas mentales en el cerebro del medianero, le provoca una inhibición cortical, conduciendo al estado de trance o de alteración de la conciencia. 
Es importante comprender que los impulsos mentales del desencarnado pueden accionar los archivos de la memoria del médium, bajo el permiso de éste, de forma que le sea posible al médium procesar el mensaje que le llega al mundo íntimo y accionar comandos psicomotores (movimientos de la mano, emisión de sonidos que caracterizan el habla, movimientos pupilares que amplían la visión, etc.) para que este mensaje sea manifestado. 
Es esclarecedor decir que la entidad desencarnada no manipula, a su voluntad y arbitraje, la memoria del médium, que tiene su inviolabilidad preservada. El Espíritu comunicante no coloca ni retira nada de la memoria del médium. Y ni el médium puede invadir o interferir en la mente del desencarnado. Así, le es posible al médium interrumpir la comunicación cuando lo juzgue necesario. 
“En resumen: las memorias individuales permanecen autónomas en ambas entidades: médium y Espíritu comunicante. Si le falta al manifestante la palabra o expresión adecuada, él precisa buscarla en el diccionario verbal del médium, incluso ahí, con todo, parece haber una consulta subliminal entre ambos, sin que uno invada la memoria ajena. (...) (Herminio C. Diversidad de los Carismas. Teoría y Práctica de la Mediumnidad. Interindependencia de las mentes) 

Según nos informa el Espíritu André Luiz, mucho antes de la reunión mediúmnica, el médium es objeto de atención especial del equipo espiritual que dirige el grupo mediúmnico. Asistido por trabajadores espirituales, las células nerviosas del médium reciben nuevo coeficiente magnético (energías o fluidos) para que no haya pérdidas lamentables del tiroides (corpúsculo de Nilss), necesario para los procesos de inteligencia. El sistema nervioso simpático, principalmente el campo autónomo del corazón, recibe auxilios energéticos, y el sistema nervioso central es convenientemente atendido, para que no se comprometa la salud del médium. 
El vago (nervio vago) es protegido para que no ocurra ningún choque en las vísceras. Las glándulas supra-renales reciben más energía, para que se verifique una acelerada producción de adrenalina, necesaria al eventual dispendio de las reservas energéticas nerviosas. (Francisco Cándido Xavier. Misioneros de la Luz. Por el Espíritu André Luiz. Cap. 1. El psicógrafo) 

Estudio y educación de la Mediumnidad. FEB Federación Espirita de Brasil

                                                   **********************

Lo bueno no es ser importante; lo importante es ser bueno

                                    ****************



                                                     

                LA GRAN ALMA DEL UNIVERSO

Dios está en nosotros y nosotros estamos en Él. Dios es el gran foco de vida y de amor, del cual cada alma es una chispa, o, mejor dicho, un pequeño foco aún oscuro y velado que contiene en estado embrionario todas las potencias. A tal punto que si supiésemos todo lo que hay en nosotros y qué obras grandiosas podemos realizar, transformaríamos el mundo, nos elevaríamos de un salto en la inmensa vía del progreso. 

Para conocernos es preciso, pues, estudiar a Dios, ya que todo lo que está en Dios, existe en nosotros en estado de germen. Dios es el Espíritu universal que se expresa y manifiesta en la Naturaleza, y el hombre, la expresión más alta de la vida. 

Todos los hombres deben llegar a esta comprensión de su naturaleza superior, pues la ignorancia de esta naturaleza y de los recursos que duermen en nosotros es la causa de todas nuestras pruebas, de nuestros desfallecimientos y caídas. 

Por eso diremos: elevémonos por encima de las querellas de escuelas, por sobre las discusiones y polémicas vanas. Elevémonos lo bastante alto para comprender que no somos más que un engranaje en la máquina ciega del mundo: somos los hijos de Dios, y como tales estamos estrechamente ligados a Él y a su obra; destinados a un fin inmenso, al lado del cual todo lo demás es secundario. ¡Este fin es la entrada en la santa armonía de los seres y de las cosas, que sólo se realiza en Dios y por Dios! 

Elevémonos hasta allí y sentiremos la fuerza que hay en nosotros; comprenderemos el papel que estamos obligados a representar en la obra del progreso eterno. Acordémonos de que somos Espíritus inmortales. Las cosas de la Tierra son para nosotros un medio, un instrumento de educación, de transformación. Podemos perder aquí todos nuestros bienes terrenales. ¿Qué importa? Lo que debemos hacer, ante todo, es engrandecernos, arrancar de sus cadenas groseras a ese Espíritu divino, a ese dios interior que hay en todo hombre y que es la fuente de su grandeza, de su futura felicidad. ¡Este es el fin supremo de la vida! 
En conclusión: Dios es la grande alma del Universo, el foco de donde emana toda vida, toda luz moral. Vosotros no podéis existir sin Dios, del mismo modo que la Tierra y todos los seres que viven en su superficie no pueden tampoco hacerlo sin el foco solar. Si el Sol se extinguiese de pronto, ¿qué sucedería? Nuestro planeta rodaría por los vacíos del espacio llevando seres en su carrera, a nuestra humanidad, dormida para siempre en su sepulcro de hielo. Todas las cosas habrían muerto, el globo no sería más que una inmensa necrópolis. Un profundo silencio reinaría sobre las grandes ciudades adormecidas en su último sueño. 

Pues bien, ¡Dios es el sol de las almas! Extinguid la idea de Dios y al momento la noche moral reinará sobre todo el mundo. Precisamente porque la idea de Dios está falseada, desnaturalizada por unos, rechazada y desconocida por muchos, es por lo que la humanidad actual navega en medio de los huracanes, sin piloto, brújula ni guía, abandonada al desorden, entregada a todas las amarguras. 

Engrandecer, elevar la idea de Dios, depurarla de las escorias en que las religiones y los sistemas la han envuelto: ¡tal es la tarea del Espiritualismo Moderno! 

LEON DENIS. 

                                             ********************************

                                                     
                                                               

                                                                  




AMOR, CELOS Y PASIÓN
ALGUNAS CONSIDERACIONES CRISTIANAS

¿Por qué  los hombres y las mujeres son capaces de transformar el Amor, el más sublime  de los sentimientos, en combustible de un crimen? ¿Será creíble que una persona pueda matar por Amor? ¿Será  el crimen pasional un tipo de reacción violenta  al fin del “Amor”? Cualquier persona que se apasione puede tener una reacción pasional, pues la pasión es un sentimiento intrínseco  del ser humano. Con todo, eso puede ser perfectamente controlado. En una violencia pasional, se pierde la razón y, por vía de consecuencia, el control de si mismo. Indudablemente, la pasión nos torna agresivos peligrosos. Es la erupción del lado primitivo del ser, y muchos son pasibles a eso cuando no vigilan los sentimientos. Una cosa,  no en tanto, es cierta: la sensación de posesión es la causante de la mayoría de las tragedias pasionales.
Para los espiritas, el crimen pasional puede ser definido como un proceso de obsesión o posesión anímica, esto es, el criminal es subyugado por una entidad desencarnada o por su personalidad arcaica, en razón de la falencia de su personalidad actual en cipoal y delirio de las sensaciones inferiores. Los crímenes de “Amor” nada tienen  que ver con el Amor. A titulo de rigor, son consecuencias de desarreglos sensoriales, con la perdida de equilibrio emocional y perturbaciones espirituales. Las obsesiones están relacionadas  a la ansiedad creada en respuesta a una situación muy estresante, oprimida  y dolorosa. La frustración Amorosa y el consecuente sentimiento de pérdida, de auto desvalorizació n, crean perturbaciones obsesivas y un trastorno de Amor obsesivo vinculados a un celo patológico. La necesidad obsesiva crea mecanismos y estrategias para seducir al otro, originando en una atracción fatal que busca la posesión de forma a incluir al otro en su propia vida, intentando el máximo de control, pues la falta de este irá a provocar intenso dolor. Pueden ocurrir manifestaciones de celos patológicos donde las conexiones  entre fantasías y realidades se pierden, facilitando episodios psicóticos en la que la acción se torna real. La persona propensa a un Amor obsesivo tiene dificultades de relacionamiento saludable, ligándose a comportamientos complicados, repletos  de peleas, desconfianzas y celos, muchas veces con  finales tensos y violentos. El trastorno obsesivo compulsivo es un disturbio debilitante y destructivo. No en tanto, el puede ser minimizado con la terapia medicamentosa y psicoterapia cognitiva comportamental y por los recursos espiritas de desobsesión.
El celo (1) voraz es el gran motivo de muchas dolores morales. En verdad, ese sentimiento egoísta está presente en nuestras vidas tanto como el dolor, o sea, casi todo el ser humano siente. Toda vez que un dolor nos afecta el ser es porque hay algo errado en nosotros,  y lo mismo acontece con el celo: alguna cosa está errada en nosotros mismos, en el otro o en la relación. La expresión “el pecado del Amor” es tan absurda como  ilógico: “matar por Amor”
Cuando no somos capaces de discernir juicios opuestos  y continuemos hasta confundirlos, no estaremos en condiciones de reformular nuestra concepción del legitimo sentido del Amor.
¡Asómbrense! Hay quien defiende que “matar por Amor no es crimen”. Creen algunos que el principio del ser humano es el sentimiento, y cuando esa emoción es traída, abultada, el practica, entonces, esos actos llamados criminales. Y en esa confusa tesis, se afirma el “Amor es la mayor debilidad del ser humano”, se argumenta que tanto el honesto, el trabajador, el culto, no importa, todos son posibles de un único crimen: de “Amor”. No comulgamos en esa cartilla, obviamente, pues que nadie mata por Amor, más si por odio. Estudios apuntan que el criminal pasional no tiene raza, faja etérea o clase social, más en la inmensa mayoría de los casos tiene sexo: el masculino. Se dice que la impulsividad del hombre, al matar, una vez que en el sistema patriarcal, hace cinco mil años, y durante mucho tiempo, el marido tenía derecho a pegar a la mujer, a  punirla, a matarla  y eso era muy común.
Una criatura que ama no agrede y ni hiere al ser amado, que es para ella objeto de veneración. El celo no procede del Amor, más si del apego animal al plano sensorial. El animal es el que ataca e hiere por celos, nunca el hombre, pues, en el, el Amor se manifiesta  con ternura, adoración  y conciencia del valor del ser amado. Las criaturas de sensibilidad humana no se dejan arrastrar por las pasiones, que pertenecen al plano de los instintos.
Luiz de Camoes decía que el “Amor es un fuego que arde sin verse” (2) Según Aurelio Buarque “el Amor puede ser un sentimiento que predispones a alguien a desear el bien de otro, o de alguna cosa. Puede ser un sentimiento tierno o ardiente de una persona por otra, y que engloba también atracción física, o aun inclinación o apego profundo a algún valor  o alguna cosa que proporciones placer; entusiasmo, pasión”. Podemos considerar el Amor como una forma de energía cósmica aun no investigada y conocida por las Ciencias. ¿Sin embargo, y el Amor al prójimo? Bien, ese es un sentimiento de dedicación absoluta de un ser a otro ser o a una cosa; devoción extrema. Todo lo que podamos idealizar sobre el Amor puede consustanciarse como parcela de este sentimiento, más el es mucho mayor y más atrayente, hasta porque, el bienquerer, toda la bondad, la tolerancia, la alegría, la proximidad, solo podrán ser un fragmento del Amor cuando no tuvieran lazos en el apego, en la imperiosa necesidad de permuta, en el egoísmo que exige siempre condiciones y reglas.
Preocupados con el Amor humano, psicólogos y filósofos hasta hoy se interesan, casi que exclusivamente, por esa forma lirica y dramática del Amor entre dos criaturas. La Psicoanálisis, en los principios de la teoría freudiana, colocó el problema del Amor en la dimensión de lo patológico. En verdad, Freud hubo de entrar en el estudio  y en la investigación del Amor por el Movimiento clandestino de la psicopatologí a. El aspecto patológico es el más dramático del Amor y el que más toca al interés humano. “El Amor es la fuerza más abstracta y, también, la más poderosa que el mundo posee.” (Mahatma Gandhi).
Cara a los conceptos espiritas, aprendemos que, en los albores de su evolución, predominan en el hombre las cargas instintivas. En la medida en que avanza en la escala de la evolución, surgen las sensaciones. Con el pasar de los milenios, irrumpen los sentimientos –punto fundamental para desarrollar el Amor. Expuesto esto, analicemos  los sentimientos que advienen de las tendencias electivas y de las afinidades familiares. En la primera condición, están las expresiones complejas del deseo, del sensualismo; en otra situación, se sedimentan la fraternidad y éxtasis conyuga, en una simbiosis mágica, químico-electro- magnética, en la entraña del ser.
En la cuestión 938-a, de “El Libro de los Espíritus”, aprendemos lo siguiente: “La Naturaleza dio al hombre  la necesidad de amar y de ser amado. Uno de los mayores gozos que le son concedidos en la Tierra es el de encontrar corazones que simpatizan con el suyo”. (3) El Amor debe ser el objetivo excelso en el derrotero  humano para la conquista de la paz en su expresión apoteótica. Aunque, diversas veces, nuestro sentimiento es meramente desear, y tan solamente con el “desear”, desfiguramos, instintivamente, los más promisores proyectos de vida.
En los días de hoy, se habla y se escribe mucho sobre sexo y poco sobre el Amor. Ciertamente, porque ese sentimiento no se deja descifrar, repeliendo toda tentativa de definición. Por eso, la poesía, campo mítico por excelencia, encuentra, en la metáfora, la traducción mejor de la  pasión, como si esta fuese el Amor. El desenvolvimiento de los centros urbanos creó  el “síndrome de la multitud solitaria”. Las personas están lado a lado, más su relaciones son de contigüidad.
La pasión es exclusivista, egoísta, dominadora, es predominante deseo. Para algunos pensadores, ese sentimiento es la tentativa por capturar  la conciencia del otro, desenvolviendo una forma posesiva, donde surge el celo y el deseo de dominio integral de la persona “amada”. El legitimo Amor es el convite para salir de si mismo. Si la persona fuera muy centrada en si misma, no será capaz de oir el apelo del otro. Eso supone la preocupación de que la otra persona crezca y se desenvuelva como ella es,  y no como queramos que ella sea. El Amor representa la libertad, y no  el psicótico sentimiento de posesión. Es la ley de atracción y de todas las armonías conocidas, siendo fuerza inagotable que se renueva sin cesar  y enriquece, al mismo tiempo, quien da es quien recibe.
 Jorge Hessen
                               *****************


lunes, 21 de agosto de 2017

Deslices del alma




Menú de artículos para hoy:

-¿ Hay espíritus en planos próximos a otros mundos físicos?
- Seres elementales
-¿Un espíritu desencarnado tiene libertad para viajar por las distintas franjas del mundo astral?
- Deslices del alma


                                                         ***********************

                                                                 
¿Hay Espíritus  en  planos  próximos a otros mundos físicos?

      No podría ser de otra manera, y forman en esos mundos físicos  una psicoesfera  similar a la nuestra, con la que  se interpenetran  y que están   pobladas  por  Seres que, con arreglo a su tono vibracional, por afinidad  se agrupan transitoriamente en ese plano de la existencia , en mundos y ciudades espirituales, para más tarde reencarnar en otros mundos físicos como  hacen en la Tierra los que existen en estado de erraticidad en los planos espirituales que  se interpenetran  con el plano físico y donde  conforman la  psicoesfera  terrestre.

      Hay que tener  presente que  existen  mundos físicos  muy diferentes a la Tierra en cuanto a su constitución material, y que por sus  particulares condiciones naturales y  medioambientales,  no podrían ser habitados por Seres humanos terrestres  debido a  nuestra natural constitución física y medioambiental,  que hace  imposible en ellos  nuestra  vida orgánica tal como aquí la conocemos, pero esto no supone que esos mundos inaccesibles al ser humano, no puedan estar habitados en su psicoesfera  por  Seres espirituales a los que no afectan las particularidades físicas de esos mundos, que  incluso podrían estar habitados por seres  espirituales con una realidad física  adaptada  a las circunstancias físicas  particulares de cada uno de esos mundos pudiendo habitar naturalmente en cada uno de ellos.

- Jose Luis Martín-


“Todos los mundos son solidarios; lo que no se hace en uno se hace en otro”
El Libro de los Espíritus -

                                                 **********************



Seres Elementales


Hadas, duendes, gnomos, salamandras....todos esos seres que hemos conocido como un mundo de fantasía de Disney y muchos cuentos infantiles, se asegura,son reales y se encargan de dar armonía a lo que nuestros ojos ven en toda la naturaleza que nos rodea. Ellos dan vida y ponen su esfuerzo en mantener flores, plantas, nubes y todo cuanto paisaje hermoso se nos ofrece para el deleite de nuestros sentidos. Los espíritus de la naturaleza están confinados cada uno a su propio elemento (tierra, agua, aire o fuego) existen en lo eterico y pueden manipular y dirigir la materia para producir efectos físicos. Todo lo que nos rodea (reino mineral, vegetal, animal, nosotros mismo, nuestros cuerpos y órganos internos) es creado y mantenido por los espíritus naturales. Para los espíritus naturales, según el teósofo Rudolf Steiner, las sustancias y las fuerzas de que están compuestas son esenciales, derivadas todas ella de su “éter universal”.
Para la ciencia espiritual, los elementos y los éteres trabajan en conjunto, en parejas: el fuego con el éter-calor, el aire con el éter-luz, el agua con el éter-químico, la tierra con el éter-vital, pero a partir de polaridades contrarias; los elementos suben desde el centro de la tierra, los éteres descienden de la esfera celeste de la que son originarios. En conjunto y en diversas mezclas sutiles, los 4 éteres y los 4 elementos forman todos los espíritus naturales.


¿Dónde están?
Para ver a esos espíritus se necesita al menos una visión eterica y, preferiblemente, astral o superior. Personas que han desarrollado este tipo de visión aseguran haber visto a estos seres, los describen y hasta ofrecen cuadros de sus costumbres y forma de vida en general. Estos seres buscan siempre el contacto directo con la naturaleza, y si no establecemos contacto con ellos regularmente es porque buscan alejarse del ser humano, ya que lo ven como un depredador que esta acabando con su mundo. Aunque a algunas personas se les facilita mas el contacto con estos seres, se asegura que es mas fácil sentirlos; ¿te ha pasado alguna vez que estas haciendo cualquier cosa y de repente sientes o "ves algo" con tu vista periférica(la vista que no es directa sino lo que alcanzas a ver a los lados) y volteas a descubrir que es y no hay nada? pues bien, tal vez hayas estado cercado de uno de estos seres, pues dicen por ahí que esa es la manera mas fácil de captarlos.

Su vida y función.
Los espíritus naturales pertenecientes en un principio a un “espíritu colectivo” se dan a la tarea de crear todo lo que vemos en la naturaleza, diferenciándose estas tareas de acuerdo a el tipo de de espíritu natural, siendo así por ejemplo para la creación de una planta, que una especie absorba minerales y los transporten a la raíz de un plata, otra especie lleva humedad alrededor de la planta una vez que esta dio el brote y así sucesivamente hasta desarrollar y mantener en buen estado una hermosa planta, estas tareas son realizadas con dicha y placer y en la mayoría de los casos los espíritus naturales no se dan cuenta de que la labor que realizan es concepción no suya sino de la Dimensión Superior, sin embargo, los espíritus naturales de mayor evolución son aquellos que se dan cuenta de que estas tareas son inducidas en ellos; esto no implica régimen alguno de gobierno, excepto la inspección general que sobre ellos ejercen los devas superiores y sus subordinados.
Durante su existencia en la Tierra, los espíritus naturales tienen ventajas, pues la vida eterica no exige alimentación. Un hada absorbe los alimentos que necesita sin esfuerzo, directamente, del éter que la rodea. Esas sustancias nutritivas no son verdaderamente absorbidas; se trata de un intercambio de partículas que se produce sin cesar; las partículas cuya energía se ha agotado son eliminadas para dejar el lugar a otras, llenas de vitalidad. Los espíritus de la naturaleza no tienen deseos ni conocen las enfermedades ni la lucha por la existencia, de suerte que están exentos de las más frecuentes causas del sufrimiento humano. Solo llegan a sentir dolor a consecuencia de una desagradable o inarmónica emanación o vibración, pero pueden evitarlo por la facultad que tienen de trasladarse a gran velocidad de un punto a otro. Experimentan profundos afectos y son capaces de entablar intimas y duraderas amistades de las que obtienen un intenso e imperecedero placer. Pueden sentir envidia y cólera, pero se desvanecen ante el vivísimo deleite con que llevan a cabo las operaciones de la naturaleza, que es su más señalada característica.

Evolución y transición
Como resultado de su evolución, a los espíritus naturales se les despierta el deseo de individualizarse, en esta fase es cuando se ven mas propensos en la mímica de los humanos, copiando así nuestras vestimentas, utilizando por modelos los conceptos de pensamiento de los campesinos y niños e imitando ocasionalmente otras formas que han visto y admirado, como en el caso de los seres alados que probablemente se vean deleitados por la forma de algún pájaro o insecto de su preferencia, como podría ser el caso de las hadas quienes se ven impactadas por los colibríes. Esta adaptación de formas es común entre ellos ya que ninguno de los espíritus de la naturaleza tiene cuerpos sólidos fijos, su esencia es la del plano astral, lo cual les da la capacidad de “materializar” vehículos a partir de una materia eterica más densa

Después de un proceso de vida y trabajo en la naturaleza, llega un momento en que la energía del espíritu parece haberse agotado y el ser se fatiga de la vida. Su cuerpo eterico se vuelve entonces más diáfano, hasta transformarse en una entidad astral para quedarse durante un momento en aquel mundo, entre los espíritus que representan su próxima etapa de desarrollo en el movimiento ascendente continuo que (en su tratado sobre los espíritus naturales, Leadbeater subraya el papel de la evolución en su desarrollo, el “movimiento ascendente” continuo de los estados inferiores hacia los superiores). Regresa de esta vida astral al alma colectiva, dispuesto a obtener otros cuerpos, astral y eterico, adaptados a otra existencia para seguir la línea evolutiva que lo llevara a su individualización y al lograrla, aunque parezca paradójico, nace el deseo de integrarse de nuevo a un todo, ahora ya con un mayor grado de evolución y una conciencia diferente y mas avanzada. El circulo de la evolución y vida.
Como te darás cuenta el mundo de los seres elementales es muy amplio y esta latente todo el tiempo, solo que no nos dejamos tiempo y espacio para darnos cuenta. Como sabrás, toda forma de vida esta en búsqueda de su crecimiento para evolucionar y pasar a niveles cada vez mas altos (ojo! mas altos o evolucionados, pero no mas importantes) y estos seres al igual que nosotros, están buscando eso, su propia evolución. Es curioso que compartamos el mismo espacio y finalidad y a veces no nos demos cuenta de su existencia y convivencia con nosotros, o nos neguemos a aceptarla. Aunque vamos por líneas evolutivas diferentes la meta es igual. Date una oportunidad y conoce a estos hermosos seres con los cuales compartimos el universo.

Estudios espiritas.

                                                     *******************************


                               

                    Deslices del Alma

Muchas veces el ser humano es llevado a cometer deslices, ya sea en la satisfacción de placeres superfluos o procurando acumular, indebidamente, bienes materiales, cometer acciones agresivas al prójimo, o procurando alcanzar, sin merecimiento, el poder y la supremacía sobre los semejantes. Son acciones que transcurren básicamente de la poca evolución espiritual o por no haber tenido la oportunidad de ser educado en los moldes de los valores que enaltecen la vida humana.
Analizando el concepto popular según el cual las personas pueden cometer deslices porque la carne es débil, Allan Kardec en el libro El Cielo y el Infierno en el capítulo VII dice: «La carne sólo es débil porque el Espíritu es débil, lo cual destruye la excusa y deja al Espíritu la voluntad de sus actos. La carne no tiene pensamiento ni voluntad. No prevalece jamás sobre el espíritu, que es el ser pensante y voluntarioso».
Son innumerables las faltas que los seres humanos cometen, sobretodo por la agresividad tan generalizada, en sus diferentes formas, y que culmina en agresiones colectivas y guerras de exterminio.
Son acciones propias de almas que todavía no tuvieron la oportunidad de asimilar el contenido básico del segundo mandamiento de la Ley de Dios, de amar al prójimo como a sí mismo.
Por falta de perfeccionamiento espiritual, los seres humanos todavía no comprendieron el significado de la vida y la oportunidad que disfrutan de realizarse como almas vivientes, para alcanzar planos progresivamente más elevados en la escala de la evolución.
Extraído del libro
ENFERMEDADES DEL ALMA

                            ******************************