sábado, 24 de junio de 2017

Gestación subrogada




Temas de hoy:

- Gestación Subrogada
- Ley de Sociedad
- Una falsa idea de las evocaciones
-La tentación posesiva


                                                                  ************************

      GESTACIÓN SUBROGADA

“Tú eres un alma. Todos somos almas. Somos almas incluso antes de nacer.”
J.M. Coetzee – Nobel de Literatura 2003
Uno de los temas que más polémica social está presentando últimamente es la cuestión de la Gestación Subrogada o vientres de alquiler. Es la posibilidad de tener un hijo propio en cuanto a su carga hereditaria y genética por parte de aquellas madres que no pueden tenerlo, pero que se desarrolla en el vientre de otra mujer. Por norma general el óvulo es fecundado por los futuros padres, implantándolo en la madre de alquiler mediante la técnica de fecundación in vitro.
Sin duda es un tema de permanente actualidad que genera una enorme controversia en diferentes aspectos; económicos, legales, morales, éticos, personales, etc.. Como siempre, estas cuestiones están siendo objeto de estudio por parte de los poderes públicos, a fin de implementar las consecuencias que tienen para los derechos de los padres, la gestante y el futuro niño. Sin embargo, desde nuestro punto de vista consideramos que la mayor de las divergencias de opinión se establece en el orden moral y ético.
Los conceptos religiosos o no religiosos, las creencias, y los principios que cada cual posee respecto a la vida influyen poderosamente en la opinión que tenemos al respecto. No obstante, desde aquí partimos del respeto absoluto a todas las posiciones, pero nos vemos en la responsabilidad de explicar nuestra opinión al respecto al amparo de la ciencia del espíritu, que nos otorga una visión trascendente y precisa sobre lo que es la vida y acerca de las cuestiones más importantes que la rodean.
En el caso concreto de esta técnica o método de reproducción, es en principio, una posibilidad viable que permite la concepción a los padres que han probado otros métodos y su incapacidad para conseguirla ha sido manifiesta. Ahora bien, antes de emitir una opinión definitiva hemos de considerar las causas y las consecuencias espirituales que intervienen en los tres actores de la cuestión: padres, gestante y niño futuro.
En primer lugar, el hecho de que los padres no puedan tener hijos, salvo accidentes y cuestiones puntuales, no es casualidad. Normalmente, el conocimiento espiritual nos indica que las dificultades para engendrar hijos se deben a reajustes morales y a los débitos del pasado contraídos por los padres respecto a esta circunstancia.
Pongamos un ejemplo –que no debe ser generalizado– pues hay muchos otros: unos padres que en vidas anteriores despreciaron la vida o practicaron el aborto voluntario, hoy en esta vida tienen dificultades para engendrar, pues entonces negaron la posibilidad de encarnar a un espíritu y hoy reciben la cosecha de la siembra realizada.
La práctica abortiva voluntaria y consciente, deformó el Centro Genésico de la madre en el periespíritu, y al volver a reencarnar, los problemas de ese deterioro se manifiestan en diversos problemas ginecológicos que le impiden concebir. Esto no quiere decir que deban renunciar a tener hijos; antes al contrario, esta dificultad estimula todavía más su deseo de tener hijos, por lo que -interiormente- buscan desesperadamente cumplir con la reparación de la falta que realizaron en el pasado, aunque no sean conscientes de ello, recurriendo a los métodos que sean necesarios, como en el caso que nos ocupa.
En segundo lugar, en esta circunstancia de gestación subrogada hemos de tener en cuenta siempre que se trata de “dos madres las que intervienen en el proceso”: la que aporta el huevo fecundado con su hereditariedad y su genética y la que cede su vientre en alquiler para posibilitar el desarrollo del embrión y del niño que llevará en su interior durante nueve meses.
Es preciso establecer que desde nuestro punto de vista la definición de “vientre de alquiler” no es del todo precisa; pues puede darse el caso de algún familiar, amigo o mujer de buena voluntad conocida de los padres que, en un acto de caridad y de altruismo sea capaz de ceder su vientre y amparar al nuevo niño por amor, sin interés alguno; simplemente por el hecho de ver felices a los futuros padres y procurar de esta forma una nueva vida. En esta circunstancia, y conociendo las intenciones nobles y generosas de la gestante, la gestación subrogada podría ser una solución al problema; quizás la única plausible o menos problemática en cuanto a las repercusiones ético-morales.
Sin embargo, esto no es lo común; por los casos conocidos, y alrededor de esta necesidad o desesperación por ser padres, se ha articulado todo un negocio con pingües beneficios, en los que agencias y empresas de fertilidad, venden al mejor postor y en condiciones de “explotación de la miseria” los vientres de alquiler de muchas mujeres que, por necesidades económicas se prestan a este tipo de prácticas por norma general.
Es preciso tener en cuenta que, como hemos explicado anteriormente, son dos madres las que intervienen en el proceso, y ofrecer un óvulo fecundado en vías de desarrollo a alguien desconocido, entraña un riesgo importante, no sólo el económico -que es el que menos importa aquí- sino el moral y personal. Pues según nos ilustra la psicología prenatal, el vínculo de la madre gestante con el nuevo bebé, se implementa desde el momento en que lo alberga en su vientre en fase embrionaria. A partir de ese momento, todos los pensamientos, emociones, sentimientos y actuaciones de la madre gestante repercutirán de forma directa en el niño que está formándose, condicionando su carácter, su psicología y su forma de ser después del nacimiento.
También sabemos que los deseos y pensamientos de los padres que ceden el óvulo fecundado pueden llegar al bebé y condicionar su desarrollo; aunque en menor medida que los de aquella que lo lleva en su vientre. No podemos obviar que, en una gestante que ofrece su cuerpo por interés meramente material, es más difícil que el amor y el deseo de tener ese hijo sea la emoción que dirija su voluntad y sus anhelos. Lo más normal será pensar, que las incomodidades que la gestación le irá produciendo serán para ella un inconveniente que, aunque no tenga más remedio que soportar, intentará que acaben cuanto antes.
Esta será lógicamente la posición mental de la gestante. Y con ello, El Niño verá condicionado su propio desarrollo emocional y psicológico desde el mismo vientre de su madre; pues según la psicología prenatal, el feto capta perfectamente las emociones de incomodidad que produce en la gestante y su animadversión al respecto; algo tan diferente al sentimiento amoroso de una madre que soporta toda la incomodidad de la gestación, arropando a su hijito querido con emociones positivas y sentimientos de protección, alegría y seguridad.
Así pues, y bajo el aspecto moral que nos compete desarrollar aquí, nunca presentaríamos una postura beligerante respecto a este método de reproducción, siempre y cuando nos podamos asegurar de quién es la gestante de nuestro hijo; sabiendo como piensa, cómo actúa, los motivos que la inducen a prestar su vientre y las condiciones de salud mental y emocional, psicológicas, sociales y económicas en las que se desenvuelve, decidiendo en consecuencia. Si embargo consideramos que actualmente, y mientras la ciencia no avance sustancialmente, en este método reproductivo todavía no se dan las circunstancias y garantías adecuadas para una correcta evolución del desarrollo completo del niño (psicológico, emocional y biológico) salvo en casos excepcionales, y por ello el proceso presenta más inconvenientes que ventajas.
Si únicamente son intereses materiales o económicos los que motivan a la gestante a traer nuestro hijo al mundo, es preciso pensarlo con detenimiento; pues corremos el riesgo de que la formación y desarrollo de nuestro hijo durante esos nueve meses, condicione de forma drástica su posterior crecimiento afectivo, biológico, psicológico y espiritual, apareciendo en su crecimiento como niño las perturbaciones y deficiencias emocionales, o las disfunciones o deformaciones biológicas como consecuencia del escaso cuidado de la gestante o de la perniciosa influencia de una desordenada conducta mental o emocional.
En esto, como en muchos aspectos de la vida, la intención y la disposición es lo que cuenta; ante un acto de caridad y altruismo realizado por una persona -mental y emocionalmente equilibrada- que nos ofrece por afecto esta posibilidad de gestar a nuestro hijo, podríamos aceptar el riesgo; asegurándonos primero, de lo contrario hemos de explorar otras vías. Hemos de convenir en el hecho de que existen otros métodos reproductivos para tener un hijo. Y si todos ellos se agotan, siempre queda el recurso de adoptar un niño, o de criar el hijo de otros que no pueden hacerlo y son condenados a la pobreza, la exclusión y el sufrimiento de por vida.
Si optamos por estas otras formas de ser padres, podemos confirmar que, el compromiso espiritual de reparación aceptado por nuestras faltas y errores del pasado queda saldado; solucionando así la deuda con las leyes de causa y efecto que rigen el proceso evolutivo del espíritu humano. Siendo así que en una próxima reencarnación, ningún obstáculo impedirá nuestra maternidad; gozando de las condiciones adecuadas para engendrar hijos, y ofreciendo las oportunidades de progreso necesarias a aquellos que son queridos y amados por nosotros en el transcurso de nuestra jornada evolutiva a través de las vidas sucesivas.
“Es difícil creer que el destino de un hombre sea tan bajo que le lleve a nacer sólo para morir”
Mary Shelley – Escritora
Gestación Subrogada por Redacción  Amor, paz y caridad

                                                     *********************************
                                                                     
               VI. Ley de sociedad

798. El espiritismo, ¿llegará a ser una creencia común, o permanecerá
como patrimonio de algunas personas?

“Sin duda llegará a ser una creencia común, y señalará una nueva era
en la historia de la humanidad, porque está en la naturaleza y porque
ha llegado el tiempo en que debe ocupar su lugar entre los
conocimientos humanos. No obstante, habrá que sostener grandes
luchas, más aún contra los intereses que contra la convicción, pues
no se puede ocultar que existen personas interesadas en combatirlo,
algunas por amor propio y otras por causas absolutamente materiales.
Con todo, dado que sus contradictores van quedando cada vez más
aislados, se verán en la obligación de pensar como todo el mundo, so
pena de ponerse en ridículo.”
Las ideas sólo se transforman con el tiempo, y nunca de manera
súbita. Se debilitan generación tras generación y concluyen por
desaparecer poco a poco junto con quienes las profesan, que
serán reemplazados por otros individuos imbuidos de nuevos
principios, tal como sucede con las ideas políticas. Reparad en
el paganismo: no cabe duda de que en la actualidadnadie profesa
las ideas religiosas de aquellos tiempos. No obstante,muchos
siglos después del advenimiento del cristianismo, esas ideas han
dejado huellas que sólo la renovación total de los pueblos pudo
borrar. Lo mismo ocurrirá con el espiritismo. Realiza
considerables progresos, pero todavía habrá, durante dos o tres
generaciones, un fermento de incredulidad que sólo el tiempo
habrá de disipar. Con todo, su marcha será más rápida que la del
cristianismo, porque el propio cristianismo le abre camino y le
sirve de apoyo. El cristianismo debía destruir. El espiritismo
sólo tiene que edificar.
799. ¿De qué modo el espiritismo puede contribuir al progreso?
“Al destruir al materialismo, que es una de las plagas de la sociedad, el espiritismo hace que los hombres comprendan dónde reside su verdadero interés. Dado que la vida futura ya no está velada por la duda, el hombre comprenderá mejor que puede garantizar su porvenir mediante el presente. Al destruir los prejuicios sectarios, de castas y de colores, el espiritismo enseña a los hombres la gran solidaridad que debe unirlos como hermanos.”
800. ¿No es de temer que el espiritismo no pueda triunfar sobre la indiferencia de los hombres y su apego a las cosas materiales?
“Sería conocer muy poco a los hombres si se pensara que una causa, sea cual fuere, podría transformarlos como por encanto. Las ideas se modifican poco a poco según los individuos, y se necesitan generaciones para borrar por completo las huellas de los antiguos hábitos. Así pues, la transformación sólo puede operarse con el tiempo, gradualmente, poco a poco. En cada generación, una parte del velo se disipa. El espiritismo viene a rasgarlo por completo. Con todo, aunque no produjese otro resultado más que corregir un solo defecto en un hombre, le habrá hecho dar un paso adelante, y por eso mismo le habrá hecho un gran bien, pues ese primer paso hará que los siguientes le resulten más fáciles.”
801. ¿Por qué los Espíritus no han enseñado en todos los tiempos lo que enseñan hoy? “Vosotros no enseñáis a los niños lo mismo que a los adultos, como tampoco le dais al recién nacido un alimento que no podría digerir. Cada cosa a su tiempo. Los Espíritus han enseñado muchas cosas que los hombres no comprendieron o que desvirtuaron, pero que ahora pueden comprender. Mediante su enseñanza, aunque incompleta, prepararon el terreno para recibir la simiente que ahora va a dar fruto.”
802. Dado que el espiritismo debe señalar un progreso en la humanidad, ¿por qué los Espíritus no apresuran ese progreso por medio de manifestaciones de tal modo generalizadas y patentes, que la convicción alcance incluso a los más incrédulos?
“Querríais milagros. Dios los siembra a manos llenas a vuestro paso, pero todavía tenéis hombres que reniegan de Él. El propio Cristo, ¿convenció acaso a sus contemporáneos con los prodigios que realizaba? ¿No veis hoy a hombres que niegan los hechos más patentes que ocurren ante sus propios ojos? ¿No hay entre vosotros quienes afirman que no creerían aunque viesen? No, Dios no quiere conducir a los hombres mediante prodigios. En su bondad, quiere dejarles el mérito de que se convenzan por medio de su propia razón.
LIBRO DE LOS ESPÍRITUS. - Allan kardec
El progreso de la Humanidad, sin duda, es lento, incluso muy lento, pero constaste e incesante.
El Espiritismo es uno de esos movimientos y se destina no sólo a abrir un campo diferente de investigaciones a la Ciencia, sino principalmente a marcar una nueva era en la Historia de la Humanidad
El Espiritismo se sostiene en las enseñanzas de Jesús
- Susana Gómez-
El espiritismo se basa en la libertad de pensamientos y expresiones , de voluntades personales
y de conformar el comportamiento de bien común, de una actitud, de responsabilidad, de
respeto y de buena disposición.
El espiritismo se va aprendiendo de manera pausada, que se entiendan los puntos de
que se trata y de las ideas que Dios quiere darnos a entender. Es una herramienta que debemos saber utilizar para nuestro adelantamiento.
EL ESPIRITISMO NO ES UNA RELIGIÓN ES UNA DOCTRINA.
                                                ****************************

                                                      

               UNA FALSA IDEA SOBRE LAS   
                       EVOCACIONES

Ciertas personas se forman una idea muy falsa de las evocaciones. Las hay que creen que 
consisten en hacer venir a los muertos, con el aparato lúgubre de la tumba. Sólo en los romances, en los cuentos fantásticos de aparecidos y en el teatro, se ve a los muertos desencarnados salir de sus sepulcros, tapujados con sábanas, y haciendo crujir los huesos. El Espiritismo no ha hecho nunca milagros de ninguna clase, y menos el de resucitar un cuerpo muerto. Cuando el cuerpo está en la fosa, está en ella definitivamente. Pero el ser espiritual, fluídico, inteligente, no ha quedado allí con su envoltura grosera, sino que se ha separado de ésta en el momento de la muerte, y una vez verificada la operación, no tiene nada en común con ella
 (¿Qué es el Espiritismo?, cap. II, n.º 48).
                         *****************

                 


                                       
                LA TENTACIÓN POSESIVA

En cuanto a la tentación posesiva, que es cuando el espiritu radica su influencia más bien en la conciencia que en el entendimiento, hay una manera de conocerla, y combatirla, y es oponer en estado de conciencia un deseo de justicia muy recta; por ejemplo; ¿es una repugnancia a una persona o personas determinadas? Aquí debe oponerse un espíritu de caridad a toda prueba; si es un amor desmedido debe combatirse con un espíritu recto de justicia; por ejemplo: ¿ es justo que por esta persona sientas lo que te pasa? Si no es justo, se puede estar seguro que aquella impresión es sostenida por algún enemigo del espacio, mayormente si aquel deseo o amor desmedido puede dar lugar a hacer sentir los deseos de alguna pasión, o si bien las atenciones que se sienten por aquella persona pueden dar lugar a alterar la armonia, ya dentro de la familia, o dentro de nuestras relaciones íntimas. 
Ya he dicho que la tentación tiene muchas maneras de emplearse entre los encarnados; pero si el espíritu se escuda con verdadero espíritu de justicia, descubrirá en seguida la causa y podrá combatirla; y si con el querer solo no se logra separar influencias que perjudiquen a la moral y al cumplimiento del deber, entonces debe acudirse a la oración, evocar con estusiasmo y fe a nuestro guia espiritual y a influencias de espiritus elevados, que ellos acudirán con gusto a nuestro llamamiento y se verán satisfechos en sus deseos, que siempre son de que sus hermanos de la tierra progresen y se eleven; así pues, por afligida que sea nuestra situación, nunca debemos desconfiar de los socorros de arriba, y mucho más si éstos se piden. En estos casos es cuando están mejor aplicadas las palabras del Señor: <Pedid y se os dará; llamad y se os abrirá; velad y orad>; y al mismo tiempo, mientras se sufre, se debe poner una resignación a toda prueba y una paciencia inalterable, que es lo que más cansa al espíritu tentador; de manera que si en los estados de nuestro ánimo y en las tentaciones de nuestra mente oponemos siempre un espíritu de recta justicia y una resignación y paciencia a toda prueba opondremos una valla al espiritu de tinieblas que nunca podrá inducirnos al error y no nos podrá causar un trastorno ni retroceso ninguno; al contrario, obrando de esta manera, toda las molestias que el espíritu de tinieblas nos podrá causar tendrán un resultado contraproducente a lo que el tal espíritu se proponga, y es que con los sufrimientos de la tentación, sufridos y combatidos con espíritu de recta justicia, con paciencia y resignación, el ser encarnado progresa y da pruebas al Padre que por amor al cumplimiento de la ley sufre, se resigna y espera, suprema manera de obrar de los espíritus que han vivido, viven y vivirán en la tierra. 
Con esta manera de obrar, el espíritu encarnado en la tierra no se evitará todas las molestias y sufrimientos que nos pueden causar los espíritus atrasados que populan a nuestro alrededor, pero triunfará de todas sus acometidas, y los sufrimientos que le causen le servirán para progresar mucho. 
Si obramos de la manera que dejo dicha, podremos repetir las palabras de un gran escritor antiguo; Cuando se resiste la tentación, es la Hormiga del León; más cuando el ser se entrega a ella, es el León de la Hormiga, pues sigamos siendo siempre el León y la tentación la Hormiga, y así no tendremos que temerla, sino al contrario, seremos dueños de nosotros mismos, pensando, sintiendo y queriendo o deseando únicamente lo que el deber nos imponga; así nos evitaremos muchas angustias en la vida y nos prepararemos para morar más tarde en el reino de Dios. 
Miguel Vives. 


                        ******************












viernes, 23 de junio de 2017

La suerte del suicida



Sumario de este día :

- Un  comunicado de Teresa de Ávila
- Sembremos buenos frutos
- La suerte del suicida
- Aprender a morir


                                                    ****************************


   UN COMUNICADO DE TERESA DE AVILA

Estando la mediúm en oración, vio a Teresa de Ávila muy hermosa, la cual le dijo:
Según las virtudes que practicáis en vuestra vida terrestre, ocupáis un estado más feliz o más desgraciado en el espacio. El ser que en la tierra ha sido virtuoso, caritativo, sufrido, resignado y amoroso, cuando desaparece de la tierra es semejante al viajero que emprende un viaje en un día de primavera, que a medida que avanza en su camino, el sol sube majestuoso en el espacio y su viaje está lleno de luz y de hermosura; pues el espíritu que obra bien al desaparecer de la tierra, va abriendo sus facultades a la luz, y cuando despierta lo encuentra todo alumbrado, comprende en donde se halla y sabe que es feliz.
Pero el espíritu que en la tierra ha sido egoísta y avaro, que todo lo ha esperado de vuestro mundo, que no ha sido ni misericordioso, ni caritativo, ni virtuoso, este espíritu entra en el mundo espiritual cuando el Sol está en su ocaso; a medida que va despertando, las tinieblas van aumentando y cuando está completamente despierto todo lo ve tenebroso y terrible; quiere saber donde está, pero no le es posible averiguarlo; va de una parte a otra y no encuentra más que tinieblas, desierto y espanto; en el espacio todo es lúgubre y entonces empieza la desesperación.
Habitantes de la tierra: apresuraos a traer la luz sobre vosotros con buenas obras, cambiad de vida los que practicáis el mal, o sino vuestra última hora será terrible y vuestro despertad horroroso.

Extraído Guía práctica del Espiritista.


                                                 *************************




                    SEMBREMOS BUENOS FRUTOS

En la vida, todos somos sembradores… 
Unos siembran flores y descubren bellezas, perfumes y frutos. 
Otros siembran espinos y se hieren en sus puntas agudas. 
Nadie vive sin sembrar, sea el bien, sea el mal… 
Felices son aquellos que, por donde pasan, dejan simientes de amor, de bondad, de afecto… 

.Divaldo Pereira Franco-

                                     *********************




La suerte del suicida

Queridos amigos, hola buenos días, nada más levantarnos el buen cristiano agradece a Dios la vida, el que sus ojos se abran y contemple de nuevo la luz del día. La vida a veces es muy dura, y la desesperación se adueña de muchos corazones, eso a veces nos hace enloquecer, perder el juicio, y muchos son los que acuden al suicidio para liberarse.
El suicidio trae siempre consecuencias funestas para el espíritu que lo practica, porque la vida es una fatalidad y nadie consigue morir.
La idea del suicidio nace del falso razonamiento de que la muerte es la mejor o única solución para los problemas sin solución. Los suicidas suponen que la muerte traerá paz y con ella el final de toda situación desesperante, sumergiendo al suicida en el no sentir.
El Más Allá de la tumba está lejos de ser la abstracción que en la Tierra se supone, o las regiones paradisíacas fáciles de conquistar con algunas pocas fórmulas inexpresivas. Los grandes personajes del crimen, la escoria del mundo espiritual – falanges de suicidas que fluyen periódicamente en sus canales son llevados por el torbellino de las desgracias en que se enredaran, al despojarse de las fuerzas vitales que se encuentran, generalmente intactas, revistiendo sus envoltorios físico-espirituales, por las secuencias sacrílegas del suicidio, quedan allí temporalmente imprudentes e inconsecuentes, que, hartos de la vida que no quisieron comprender, se aventuraron a lo Desconocido, en busca del Olvido, en los despeñaderos de la Muerte!
El más allá es, antes que nada, simplemente la Vida Real, y lo que encontramos al entrar en sus regiones ¡es Vida!. Vida intensa desarrollándose en modalidades infinitas de expresión, sabiamente dividida en continentes y falanges como la Tierra lo está en naciones y razas; teniendo organizaciones sociales y educativas modelo, que servirán de padrón para el progreso de la Humanidad. Es en lo Invisible, más que en los mundos planetarios, en donde las criaturas humanas cogen inspiraciones para los progresos que lentamente aplican en el orbe.
El tiempo, para aquellos que se sumergieron en el abismo del suicido, se estacionó en el momento exacto en que hicieron caer para siempre su propia armadura de carne!. ¡Desde ahí solo existe – terror, confusión, engañosas inducciones, suposiciones insidiosas! Igualmente existe la ignorancia de donde se encuentran, que significado tendrá su espantosa situación. Intentando, afligidos, huir de ella, sin percibir que es patrimonio de su propia mente conflagrada, de las vibraciones maléficas indescriptibles.
La muerte no ofrece ninguna de las soluciones deseadas, no alcanzando ninguno de los objetivos pretendidos. El suicida, una vez asestado el golpe contra sí mismo se encuentra ante una nueva y más terrible realidad, que sigue viviendo, que sigue sintiendo. No encuentra la tan anhelada paz, tampoco tiene fin la situación desesperante que lo envolvía, y el no sentir no tiene lugar en ningún momento. Él es consciente de cada instante y de todos los acontecimientos que le envuelven, ve el dolor de sus familiares, percibe el dolor infringido contra su cuerpo físico y permanece mucho tiempo vinculado a estas emociones y sentimientos desgarradores.
Debido a que somos espíritus inmortales, el suicidio no consigue el fin pretendido. El suicida no encuentra el descanso esperado, enfrentándose ahora con una nueva dificultad añadida, con el recuerdo imborrable del acto de violencia perpetrado contra sí mismo.
El Espiritismo es la gran piedra de toque en el combate al suicidio, al esclarecer el potencial suicida en cuanto a las desastrosas consecuencias de sus actos.
Pero igualmente el Espiritismo viene realizando una importante labor, al esclarecer y consolar los espíritus, que han culminado sus propósitos suicidas.
Las vidas que se apagan, arrastran consigo una cantidad ingente de victimas, maridos, mujeres, madres, padres, hijos, hijas, hermanas, hermanos, amigos, compañeros de trabajo. Ligado al drama de los suicidas, están los supervivientes, personas rotas, traumatizadas, que se sienten culpables por volver a sonreír, tomar el sol, volver a vivir.
Los supervivientes sobrellevan un gran dolor, durante un gran período de tiempo. Algunos ya no vuelven a recuperarse otros siguen el mismo camino de aquel que se suicidó.
Por eso debemos siempre que se presente oportunidad, tocar el tema de suicidio, para que les quede bien clara la idea de que les sucederá si acuden al suicidio para liberarse de la situación que los acongoja y les lleva a la desesperación.
Amigos os deseo un feliz día con mucho amor y cariño.
Merchita

***********************************



 APRENDER A MORIR
La muerte es una realidad que debemos conocer, ya que es el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo, oyendo, comprendiendo, y en el que se tiene la posibilidad de seguir progresando espiritualmente, por lo que nuestra tarea es transmitir a los hombres que la muerte no existe, que la muerte no es el término de la existencia, sino una puerta que se abre en dirección a una realidad en el más allá.

El hombre de hoy, tecnológico y cibernético, delante de la muerte siente que es el fin de la vida y que después no hay nada…Cada cual es libre de aceptar o rechazar aquello que su uso de razón o sentido común le aconseje. Sin embargo, pensamos que está demás meditar sobre un hecho tan cierto como es el de la muerte. Sin en realidad no hay nada después, nada pasará, ni para bien o para mal.
Ahora bien, si es verdad que la vida continúa después de abandonar el cuerpo físico, el haber meditado al respecto, el habernos informado sobre el particular, nos ayudará sin ninguna duda a resituarnos en esta nueva ubicación…

Decía Sócrates “…es pues un hecho, que los verdaderos filósofos se preparan para morir y que ellos son, entre todos los hombres, aquellos que menos miedo le tienen a la muerte”.

Las aportaciones a esta realidad son muy variadas, desde los casos observados por pacientes en estado pre-agónico, los cuales eventualmente declaraban estar presenciando visiones de parientes ya fallecidos que venían a buscarles para conducirlos a un plano de existencia diferente, así como la  de  paisajes y seres desconocidos. Nos referimos, por lo tanto, a la transición de la vida para la muerte.
Decía la Dra. Elizabeth Kublrer Ross, que “la muerte puede der dolorosa; morir, propiamente, no lo es.
Es común escuchar que los que se van no vuelven para contar como es el otro lado de la vida. Esto no es tan cierto, pues hay numerosos registros de casos de personas que sufrieron muerte clínica o fueron dadas por muertas y retornaron a la vida nuevamente, trayendo en la memoria el recuerdo de ese momento último. Sin contar, naturalmente, con la manifestación de aquellos espíritus que a través de una mediumnidad seria, aportaron sus datos personales,  verificados posteriormente tras las comprobaciones oportunas.

Por eso es tan importante aprender a morir. Nos preparan ansiosamente para las demás situaciones de la vida y sin embargo, nos descuidamos tanto en las cosas de la muerte y del morir.
¿Acaso no sería mucho más importante para el hombre una adecuada preparación para la muerte?
Ha habido un creciente número de personas que han venido poniendo un especial cuidado al problema de la muerte y del morir. Los dos más destacados han sido la Dra. Elizabeth Kubler-Ros, ya fallecida,y el Dr. Raimundo Moody Jr. En sus trabajos ellos relatan varios casos de experiencias reales de personas declaradas clínicamente muertas o de otras que, después de un violento trauma, quedaron en un profundo estado de choque y fueron dadas por muertas. Estos pacientes fueron reanimados y pudieron describir lo que vieron o sintieron durante el periodo en que estuvieron inanimados.

Aprendemos que extinguido el cuerpo, por el fenómeno de la muerte, el alma sobrevive. Y nos preguntamos ¿Cómo será esa vida y para dónde irá el alma? Esto constituye un punto de interrogación para la mayoría. Arraigados como estamos a los problemas de cada día, no encontramos tiempo suficiente ni disposición para estudiar y pensar sobre el asunto, como si se tratase de algo de menor importancia. Encontramos más cómodo apoyarnos en las lecciones aprendidas en la infancia o en los credos que heredamos de nuestros antepasados.
Usamos la inteligencia que tenemos para discernir y esclarecer todo lo que se relaciona con la vida material, y no nos interesamos por el mayor de los problemas del ser humano: “la muerte”, la única cosa que tenemos la seguridad de que nos acontecerá, por  más que tratemos de impedirlo, puesto que desde que nacemos estamos empezando a morir.

Juan Miguel Fernández Muñoz

***********************************



domingo, 18 de junio de 2017

Combatiendo el mal humor




SUMARIO :

Lo que realmente poseemos
Dios en nosotros
Combatiendo el mal humor
El para qué de la vida






                                                          **********************



                  LO QUE REALMENTE POSEEMOS

El hombre sólo posee como propio aquello que consigo pueda llevarse de este mundo. Lo que encuentra a su llegada a él y lo que deja al partir, lo disfruta durante su permanencia en la Tierra.* Pero, puesto que se ve forzado a abandonarla, sólo le cabe el usufructo y no la posesión real. 
Por consiguiente, ¿qué posee? Nada de lo que se destina al uso del cuerpo y todo lo que pertenece al uso del alma: Inteligencia, conocimientos, cualidades morales, he ahi lo que trae consigo y consigo se lleva, lo que no está en manos de nadie quitarle, lo que le servirá todavia más en el otro mundo que en éste. De él depende ser más rico a su partida que cuando llegó, por cuanto su situación futura dependerá del bien que haya adquirido. 

El Evangelio según el Espiritismo. 
Allan Kardec 


                                                                ****************************


Ayuda al compañero que sigue por tu camino. Aproxímate y ofrécele amistad. Pon al alcance de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo las aguas cantoras de la simpatía fraterna. El verdadero amor surge en la urna de la amistad honesta como joya preciosa del verdadero afecto. Amistad es luz en el camino – clarea tu estrada. 
- Divaldo P. Franco-

                                                   **************************



                               DIOS EN NOSOTROS                             

Delante de aquellos que son considerados infelices, porque la penuria les devasta la existencia, nunca digas: esos pobres".
No olvides que la presencia de Dios vibra recóndita, en cada uno de nosotros.
En la acepción de desvalidos, los infortunados no existen, a no ser en los dominios de la adjetivación, cuando tengamos la necesidad de indicar a los compañeros que se encasillan en la moldura del sufrimiento, a beneficio de ellos mismos.
La prueba es sombra temporal. Un día, todas las tinieblas serán disipadas, todas la prisiones serán abiertas, todos los andrajos serán barridos fuera del mundo y todos los gemidos cesarán.
Permanecerá el espíritu humano, a la manera del brillante laboriosamente lapidado en la oficina de los milenios, irradiando de sí mismo el brillo del Universo.
Anota la importancia de la criatura en la Obra de la Creación.
Desde la Tierra, puedes observar el significado de semejante afirmación.
La ciudad prestigiosa, el campo trabajado, el oro arrancado al suelo, el tesoro de la cultura, acumulado en el curso de los siglos y las máquinas que hoy acompañan la marcha del tiempo, sin los hombres nada serian.
Tan sólo en función de la criatura humana es que el mundo fue creado y permanece mantenido.
Piensa en eso y cuando te aproximes a quien llora o a quien sufre, enternécete y auxilia para el bien. Ante los llamados sabios e incultos, los virtuosos y delincuentes, los felices y los infelices, graduados todos en la caminata evolutiva, todos nosotros somos hermanos y herederos de la Providencia de Dios.

Franciasco Cândido Xavier
Por El Espiritu Meimei.



                                                                       *************

Combatiendo el mal humor

En la vida siempre tenemos que tomar decisiones y depende de lo que hagamos así viviremos; bien o mal. Sepamos que mantener el buen humor nos hace un bien enorme a la salud física y mental. En diversos estudios médicos realizados se han comprobado que vivir de forma positiva frente a las situaciones favorece la liberación de la endorfina, sustancia que causa bienestar.
Todos podemos tener nuestros momentos de mal humor que se consideran totalmente normales, siempre y cuando no sea una conducta habitual.
Si el mal humor se instala en forma permanente en nuestra conducta y comienza a ser algo más que circunstancial, deberíamos conocer las causas y hacer algo al respecto.
Sepamos que mantener el buen humor nos hace un bien enorme a la salud física y mental. En diversos estudios médicos realizados se han comprobado que vivir de forma positiva frente a las situaciones favorece la liberación de la endorfina, sustancia que causa bienestar.
El estado de ánimo malhumorado se caracteriza por ver el lado negativo que suelen tener las cosas, por ejemplo viendo siempre el vaso medio vacío en lugar de medio lleno.
Aquel que vive de forma tensa, irritado, pesimista y malhumorado libera adrenalina, no adrenalina y corticoide, sustancias esas que provocan la caída en la inmunidad, teniendo en vista que la descarga de esos elementos en el organismo causa una disminución en la producción de glóbulos blancos.
Esta forma de ser puede tener o no motivos que la generan. Si los hubiera, lo mejor es intentar descubrirlos para modificar las consecuencias que puede provocar en las relaciones interpersonales y en el propio desarrollo.
Por otro lado, nos está señalando una personalidad con cierta tendencia depresiva, agravada por determinadas situaciones de la vida que por alguna razón no puede resolver.
Es un hecho que casi todos tengamos que atravesar por problemas que nos producen sufrimiento. La cuestión no es tanto resolverlos como conocerlos y aprender a vivir con ellos lo mejor posible.
Cualquier problema puede tener solución pero a veces esa solución se convierte posteriormente en otro problema aún más grave; por lo tanto, es necesario aceptar que eventualmente tendremos que enfrentar los contratiempos y disgustos que esas situaciones no puedan deparar.
Tengamos la certeza de que el mal humor nos cierra muchas puertas. La persona mal humorada está permanentemente con la expresión cargada, de amargura, tiene siempre una respuesta agresiva o de desdén para con los otros.
Esa actitud hace que las personas que viven a su alrededor pasen a evitarla. El mal humor aleja de nosotros todo lo que es bueno, más en compensación atrae todo lo que es negativo. El que vive malhumorado, su vida para él es un peso, un trastorno donde nada es cierto, todo se le torna oscuro y sombrío a su alrededor.
No hagamos de las dificultades motivos de sufrimiento, más saquemos de todo una lección, un aprendizaje. El dolor es muchas veces inevitable, más el sufrimiento es opcional.
La mayoría de las veces los malhumorados no tienen mayores motivos para su estado de ánimo. Les molesta la compañía pero por otro lado se quejan porque están solos, se aburren pero no tienen ninguna iniciativa, viven contando sus problemas pero son incapaces de escuchar a los demás, critican a todos porque ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio; están desconformes con el gobierno, con su familia, con su trabajo y por supuesto ven todo negro.
Se trata por lo general de personas eternamente desconformes, intolerantes e individualistas que no pueden ser felices de ninguna manera y que con su mal humor canalizan sus energías negativas provocadas por sus desequilibrios emocionales y lo han convertido en un hábito.
Estas personas son muy difíciles de tratar porque creen tener siempre la razón. Poseen una visión pesimista del mundo y están convencidas plenamente que estamos todos al borde del abismo, que se aproxima el Apocalipsis y que es inútil cualquier intento para evitarlo.
Para ellas todo está a punto de estallar y sólo es cuestión de esperar que alguien apriete el detonador.
Sigmund Freud diría que el mal humor es un síntoma de represión de la libido sexual, que no necesariamente siempre se refiere a lo genital, sino a toda la sexualidad entendida como instinto de vida, al no lograr expresarse para participar creativamente en un medio social. El Psicoanálisis podría permitir revelar el trauma, que una vez consciente ayudaría a canalizar lo reprimido adecuadamente.
El mal humor es un defecto de carácter que produce conflictos de relación, discordia familiar e infelicidad, y lo más grave de este modo de ser, es que es contagioso.
Busquemos actuar y tener pensamientos volcados para la paz, la alegría, la confianza, la amistad, la solidaridad. Seamos simpáticos con nuestro prójimo, usando siempre la empatía, o sea, coloquémonos en su lugar y hagamos por nuestro prójimo todo aquello que nosotros desearíamos que ellos hiciesen con nosotros. Confiando siempre en el amparo Divino, mantengamos el buen humor en todas partes, en cualquier situación, no dejándonos envolver por sentimientos inferiores y nuestro cuerpo físico lo agradecerá inmensamente.
Actuando así, nuestro cuerpo se tornará leve y una inmensa paz inundará nuestro ser, creando el cielo dentro de nosotros.

Merchita
**************************



EL PARA QUÉ DE LA VIDA
Tu vida tiene un alto significado. Descubrir el sentido de la existencia y para que te encuentras aquí, he ahí tu tarea principal. 
Muchos individuos, por ignorancia, colocan los objetivos que deben alcanzar en las cuestiones materiales y, al conseguirlos, quedan aburridos, sufriendo frustraciones y tan infelices como aquellos que nada lograron. 
Si observas la cuestión espiritual de la vida, la necesidad de iluminarte con el pensamiento divino, toda tu marcha se realizará segura y fructuosa. 
Nadie puede sentirse completo, si no está en constante unión con Dios, la Fuente Generadora del Bien. 
Piensa en eso y sigue el rumbo de la vida permanente. 

Vida Feliz. Por el Espíritu Joanna de Ângelis, médium Divaldo Pereira Franco

                                                           ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨