viernes, 20 de enero de 2017

MEMORIAS DE UN CAIDO


                                                       

LA GÉNESIS DEL MUNDO
CÉLINE PÊCHEUR


Desde siempre, el ser humano se ha interrogado sobre sus orígenes: de dónde viene,cómo y por qué se ha desarrollado la vida sobre la Tierra, cómo fue creada esa misma tierra, ¿es este el único planeta habitado en el universo…? Preguntas que suscitan tantas respuestas como polémicas. Hay numerosas teorías, aventuradas a veces o hasta tan complejas o irracionales que no es fácil aceptarlas. Allan Kardec, en su Libro de los Espíritus, ha suministrado las respuestas del más allá sobre la génesis del hombre y de la Tierra, la pluralidad de los mundos y las relaciones existentes con el mundo de los espíritus y la creación divina.
Extractos de El Libro de los Espíritus:
¿Cómo creó Dios el universo?
“Para servirme de una expresión: con su Voluntad. Nada pinta mejor esa voluntad todopoderosa que estas hermosas palabras del Génesis: Dios dijo: Hágase la luz: y la luz fue hecha”. Pero, claro está que no podemos medir y comprender el funcionamiento ni la voluntad divina en lo que concierne a la creación de un mundo.
No podemos sino entrever su voluntad y su amor en el impulso y la fuerza dados.
Respecto a la formación material de un mundo:
¿Los cometas serían, como se piensa, un comienzo de condensación de la
materia y mundos en vías de formación? “Eso es exacto, pero lo que es absurdo, es creer en su influencia. Quiero decir, esa influencia que se les atribuye vulgarmente;pues todos los cuerpos celestes tienen su parte de influencia en ciertos fenómenos físicos”. Pero evidentemente, no hay que olvidar el impulso y la voluntad divina durante esta creación así como la ayuda de espíritus superiores.
¿Dónde estaban los elementos orgánicos antes de la formación de la tierra?
“Se encontraban, por así decirlo, en estado de fluido en el espacio, en medio de los espíritus, o en otros planetas, esperándola creación de la tierra para empezar una nueva existencia sobre un globo nuevo”.


La duración de un mundo:
¿Un mundo completamente formado puede desaparecer, y la materia que lo
compone ser diseminada de nuevo en el espacio?
“Sí, Dios renueva los mundos como renueva a los seres vivos”. Tampoco hay que olvidar que nosotros no somos sino arrendatarios de estos mundos, y que por nuestra negligencia y falta de respeto ante esta creación, nuestra falta de interés y de cuidado, este mundo puede desaparecer. Es preciso, pues, tomar conciencia de esta creación divina y sobre todo, por nuestra voluntad, aprender a conservarla.


Sobre la pluralidad de los mundos:
¿Todos los globos que circulan en el espacio están habitados?
“Sí, y el hombre de la tierra está lejos de ser, como cree, el primero en inteligencia, bondad y perfección. Hay sin embargo hombres que se creen muy fuertes, que se imaginan que este pequeño globo tiene solo el privilegio de tener seres razonables.
¡Orgullo y vanidad! Creen que Dios ha creado el universo para ellos solos”. “Creer a los seres vivos limitados sólo al punto que habitamos en el universo, sería poner en duda la sabiduría de Dios que no ha hecho nada inútil; ha debido asignar a estos mundos un fin más serio que el de recrear nuestra vista. Por otra parte, nada ni en la posición,ni en el volumen, ni en la constitución física de la tierra, puede hacer suponer razonablemente que ella sola tiene el privilegio de estar habitada con exclusión de tantos miles de mundos semejantes. Dios ha poblado los mundos de seres vivos que, todos, concurren al objetivo final de la Providencia”.
A veces el hombre tiende a creer que es el único en haber tenido la gracia de Dios en la creación. Qué orgullo, qué vanidad creerse los únicos poseedores de vida en un globo. Si se consideran las maravillas de la naturaleza y de la vida, sería una lástima limitarse a nuestro pequeño mundo, no ver la hermosura de la creación entera y sobre todo no tratar de protegerla y preservarla. A veces el hombre también tiene miedo a considerar la vida sobre otras esferas, pues teniendo una naturaleza destructora le cuesta trabajo concebir y pensar que los habitantes de otras esferas nos superen en tecnología, por supuesto, pero también y sobre todo por su evolución  espiritual, y que una visita extraterrestre no tendría por finalidad la destrucción y la invasión sino que podría ser simplemente un llamado, una ayuda para comprender mejor y para preservar mejor y salvar nuestro planeta. En el universo, muchos planetas están habitados, unos son menos evolucionados que el nuestro, otros están a nuestro nivel y otros nos superan.


Preguntas sobre la evolución de los espíritus:
¿Los espíritus son buenos o malos por naturaleza, o bien son los mismos
espíritus que mejoran?
“Los mismos espíritus que mejoran: Al mejorar, pasan de un orden inferior a uno superior”.
Entre los espíritus, ¿unos han sido creados buenos y otros malos?
“Dios ha creado a todos los espíritus simples e ignorantes, es decir sin ciencia. Y le ha dado a cada uno una misión a fin de ilustrarlos y hacerlos llegar progresivamente a la perfección por el conocimiento de la verdad y para unirse a él. La felicidad eterna y sin mezcla es para ellos esa perfección”. El espíritu es creado simple e ignorante, y por las vidas sucesivas en la carne y su evolución espiritual en el más allá, aprende y comprende progresivamente, se modifica, se perfecciona y progresa. No hay tiempo determinado, cada espíritu avanza a su propio ritmo, asignándose él mismo, en el transcurso de sus reencarnaciones, diversas misiones, diversos caminos a seguir para  comprender mejor, aprender a amar, a crecer y por tanto evolucionar siempre.
Algunas preguntas/respuestas de El Libro de los Espíritus sobre la evolución del espíritu:
¿Según esto, los espíritus en su origen parecerían ser como los niños,
ignorantes y sin experiencia, pero adquieren poco a poco los conocimientos que les faltan recorriendo las diferentes fases de la vida?
“Sí, la comparación es exacta; el niño rebelde permanece ignorante e imperfecto; aprovecha más o menos según su docilidad; pero la vida del hombre tiene un término, y la de los espíritus se extiende en el infinito.
Puesto que en la vida social, todos los hombres pueden llegar a los primeros cargos,cabría preguntarse por qué el soberano de un país no hace generales a cada uno de sus soldados; por qué todos los empleados subalternos no son empleados superiores; por qué todos los alumnos no son maestros. Ahora bien, entre la vida social y la vida espiritual hay la diferencia de que la primera es limitadas y no siempre permite escalar todos los grados, mientras que la segunda es indefinida, y deja a cada uno la posibilidad de elevarse hasta el rango supremo”.
¿Todos los espíritus pasan por el escalafón del mal para llegar al bien?
“No por el escalafón del mal, sino por el de la ignorancia”.
¿Por qué ciertos espíritus han seguido la ruta del bien, y otros la del mal?
“¿No tienen su libre albedrío? Dios no ha creado espíritus malos; los ha creado simples e ignorantes, es decir, teniendo tanta aptitud para el bien como para el mal; los que son malos lo hacen por su voluntad. La evolución es pues un ciclo natural, y sobre todo una voluntad individual de avance para vivir siempre mejor, comprender mejor para tender hacia el avance, hacia la luz divina, hacia la voluntad divina que nos dio el impulso de salida”.
¿Cómo pueden los espíritus en su origen, cuando no tienen conciencia de ellos
mismos, tener libertad de elección entre el bien y el mal? ¿Hay en ellos un
principio, una tendencia cualquiera, que les lleve más por un camino que por
otro?
“El libre albedrío se desarrolla en la medida en que el espíritu adquiere conciencia de sí mismo. Si la elección fuera hecha por una causa independiente de la voluntad del espíritu ya no habría libertad. La causa no está en él, está fuera de él, en las influencias a las cuales cede en virtud de su libre voluntad. Ese es el gran mito de la caída del hombre y del pecado original: unos cedieron a la tentación, otros resistieron”.
¿Los espíritus son creados iguales en facultades intelectuales?
Son creados iguales, pero al no saber de dónde vienen, es preciso que el libre albedrío siga su curso”. Progresan más o menos rápidamente tanto en inteligencia como en moralidad”.
¿Qué definición puede darse de los espíritus?
“Puede decirse que los espíritus son los seres inteligentes de la creación. Pueblan el universo fuera del mundo material”.
¿Los espíritus son seres distintos de la Divinidad, o serían sólo emanaciones o
porciones de la Divinidad, llamados por esta razón, hijos o niños de Dios?
“Dios mío, es su obra, absolutamente como un hombre que hace una máquina; esa máquina es obra del hombre y no es él. Sabes que cuando el hombre hace una cosa hermosa, útil, la llama su hija, su creación. ¡Pues bien! Pasa lo mismo con Dios: somos sus hijos, porque somos su obra”.
¿De dónde provienen las diferencias físicas y morales que distinguen las
variedades de razas de hombres en la tierra?
“El clima, la vida y las costumbres. Es igual que dos hijos de la misma madre que, criados uno lejos del otro y de manera diferente, no se parecerán en nada en lo moral”.
¿Apareció el hombre en varios puntos del globo?
“Sí, y en diversas épocas, y esa es una de las causas de la diversidad de razas; luego los hombres, al dispersarse por diferentes climas y unirse con otras razas, han formado nuevos tipos”.
En estas dos últimas preguntas, el espíritu viene a abordar las diferencias físicas de las razas que pueblan nuestro planeta, pues sólo el clima, los lugares y las costumbres hacen diferencias; para el resto, el objetivo sigue siendo el mismo, la evolución, la transformación y al final el reencuentro con nuestro creador por la pureza de nuestros espíritus. Pero el camino es todavía muy largo; entonces, progresivamente,aprendamos ya en esta vida a crecer, a abrirnos más a la hermosura de la naturaleza y al respeto de todas las formas de vida, con una reflexión y un aprendizaje incesantes para que nuestro espíritu siga su avance hacia esa bella y dulce luz de la evolución  divina.


LE JOURNAL SPIRITE N° 79 ENERO 2010


                                                                                *************************

CUANDO EL VELO DE LA MUERTE CIERRA  NUESTROS OJOS EN ESTA EXISTENCIA, CONTINUAREMOS VIVIENDO EN OTRO PLAN Y EN CONDICIONES DIVERSAS. ESTAREMOS, NO OBSTANTE, IMBUIDOS DE LOS MISMOS DEFECTOS Y DE LAS MISMAS CUALIDADES QUE NS MOVÍAN ANTES DEL TRANCE DE LA MUERTE. SEMBREMOS, A PARTIR DE HOY, LA COSECHA DE VENTURAS O DESDICHAS DEL MAÑANA.
(Aportado por Lidia Gómez)

                                                         ************************

       
                                       LEYES UNIVERSALES 


                 LEY DEL KARMA
                                       

Toda simiente produce fruto de la misma naturaleza. Frase ésta, que es axiomática en la filosofía esotérica y cósmica espiritual. Por ello, lo que hoy somos, en felicidad e infelicidad, en salud o enfermedad, es el fruto dulce o amargo, es la consecuencia de lo que fuimos e hicimos en el ayer; el uso que del libre albedrío hicimos en el pasado. Y en el mañana, seremos lo que hoy queramos ser. Para una mejor comprensión de cómo y cuándo actúa esta ley de la Vida, hagamos una clasificación de su manifestación en el tiempo, clasificación aceptada por la escuelas esotéricas y filosóficas espiritualistas: -Karma maduro (o vencido en el tiempo), que constituye el destino actual de cada persona; la retribución feliz o dolorosa en la vida presente, de hechos buenos o malos en vidas pasadas. -Karma pendiente (no vencido aún), que ha venido acumulándose y que está pendiente de retribución, en sentido doloroso o placentero, cuya manifestación depende grandemente de la clase de vida actual o conducta. -Karma incipiente, de reciente creación, así como la conducta observada en la vida actual, y que va acumulándose en el patrimonio kármico del causante, para manifestarse en futuras vidas, aunque también puede recibirse la retribución consiguiente en la vida actual. Depende del quantum del karma acumulado; pues, la más estricta justicia actúa en todos los casos, justicia basada en el Amor y Sabiduría Cósmica. Necesario es conocer que, la gran mayoría de las almas que componen nuestra humanidad, está en la fase de reajuste del equilibrio violentado, al quebrantar la Ley del Amor; por lo que se hallan encadenadas al dolor depurador, en sus diversos aspectos. Y ese encadenamiento del mal y del dolor, comenzará a cesar, cuando el individuo o causante oriente su vida por el camino del Amor. Cuando el ser humano comienza a practicar el bien, la causa que origina el efecto de mal, comienza a debilitarse. Todos los hechos producidos y que se produzcan en nuestro mundo, tienen relación con hechos del pasado, tanto individuales como colectivos; y del uso que los humanos hagamos del libre albedrío. Y el conjunto de karmas individuales, forma el karma colectivo de: familias, grupos, pueblos, razas y naciones. Y al respecto del karma colectivo, veamos parte de un mensaje recibido: “En determinados países, religiones, razas, se han realizado hechos que se hace necesaria una purificación colectiva. En esa purificación colectiva se logra, a través del tiempo y mediante hechos que van conformando para esos grupos como países, como razas, como sectas, como religiones; cambios y dolores constantemente repetidos, hasta alcanzar la total eliminación de la deuda kármica, y lograr que esa ‘alma colectiva’ supere la causa que originara el karma doloroso que la está purificando.”
 La Ley del Amor, en esos casos de pagos kármlcos colectivos, obra en la misma forma que para el pago kármico individual. Así la humanidad como entidad, está dentro de la necesidad de pagos kármicos colectivos. Y es por ello que han venido seres elevadísimos a traer palabras de conocimiento que despertaron nuevas esperanzas, mostraron nuevos conceptos, dejaron nuevas normas y señalaron nuevos caminos a la humanidad, para eliminar el pesado karma que arrastraba desde milenios, y que sería imposible agotar en el Amor paz y caridad 14 término marcado por la Ley, si esos Seres elevados, expresión del Amor Universal, no hubiesen traído palabras de esperanza y de conocimiento, fuerzas y vibraciones revitalizadoras que transmitieron al alma humana la energía para poder reaccionar. Los golpes terribles que la humanidad está recibiendo, las situaciones trágicas que en los momentos actuales atraviesa, no son nada nuevo para los humanos de vuestro planeta; pues son, en realidad, una repetición de situaciones y de hechos que, en forma similar y de acuerdo con el momento y la época, se han producido ciclo a ciclo, etapa tras etapa, a lo largo del camino de evolución de la humanidad. La constante repetición de esos momentos terribles y situaciones que en diversas partes de vuestro mundo sufre la humanidad actual, es la consecuencia de la forma de vida que han llevado los hombres a través de los siglos y de los milenios. Porque los seres que constituyen un determinado grupo o grupos, sobre los cuales cae el efecto de la Ley, son seres que, en otras vidas anteriores, en distintas épocas de la vida de la humanidad, aisladamente o en grupos, obraron de forma similar, transgrediendo la Ley en la misma forma que hoy deben pagar en conjunto, para liberarse de esa deuda y poder encaminarse decididamente por el sendero de la superación. Por ello, debéis desechar toda idea de castigo de Dios; porque, siendo Dios, Amor, ese amor que vosotros todavía no comprendéis, no cabe en su Naturaleza Divina el concepto de castigo, concepto implantado por los hombres de épocas pretéritas. Lo que vosotros llamáis plagas, desgracias, desastres y demás vicisitudes dolorosas, no son castigos sino reajustes kármicos, necesarios para ablandar las almas endurecidas por el egoísmo…”
 SEBASTIÁN DE ARAUCO
                                                                     
                                              ***************************************
                             
                                                       

                                       MEMORIAS DE UN CAÍDO
                 

 ¿Estamos preparados para hablar sobre nuestra historia reciente? En unas jornadas espíritas hay oportunidades que no se pueden dejar escapar, como sucedió en agosto de 2009, fechas en que el centro espírita manuel y Divaldo organiza el simposio espírita en les Borges del Camp, en Tarragona. Una cita ya habitual en el calendario de actividades del Espiritismo en España. Encuentros amistosos, charlas, coloquios, evangelio en grupo, sin que falten las comunicaciones de los guías espirituales para animarnos en el trabajo, señalarnos los deberes pendientes con atención y cariño, y dar consejos de salud física y espiritual a los que lo solicitan. En aquellos días nos acompañó David Estany, del centro espírita otus i neram, autor de los libros psicografiados Las facultades del Espíritu y Memorias de un caído, y para hablar y debatir sobre este último libro nos reunimos con él, en la hora que declina el sol de agosto y bajo la sombra protectora de la vegetación del lugar. Había mucha expectación porque el espíritu que redactó el libro se presentó como Francisco Franco, aunque sin expresarlo taxativamente y firmaba como hermano F.

-Luciana Reis (centro espírita semillas de amor) David, ¿nos puedes explicar el proceso de elaboración del libro, y sus aspectos más interesantes?
 -David Estany. Me centraré mejor en cómo se recibió la obra, que suele ser menos conocida que la parte que se publica y todo el mundo lee. Primero escribí “Las facultades del espíritu” que se puede decir es el inicio. Cuando se formó el grupo, en las primeras reuniones el espíritu protagonista de Memorias de un caído ya se dejó ver, presentándose indicando que había estado en otros centros y que estaba preparando trabajos.
-L.R. ¿qué sentías en el momento de la recepción? Porque las sensaciones cambian dependiendo del tipo de espíritu que comunica y de su pasado ¿no es así?
-D.E. Es un espíritu como el que incorporamos en las reuniones de mediumnidad, mucho más frio en un primer momento que todos aquellos espíritus que podemos catalogar de obsesores, pero que veo que viene acompañado por guías. Pero él es frió por sí mismo. En anteriores reuniones se nos dijo que podía escribir, que podía hacer un libro y es cuando se realizó “Las facultades del espíritu”, que era un libro muy pautado, realizado como en paquetes de hora y media de comunicación cada uno, por lo que me fue muy práctico para organizarme el trabajo. Durante todo el proceso de escritura de este libro las sensaciones fueron muy positivas, muy agradables. Al poco tiempo de acabar el libro se presenta de nuevo el protagonista, acompañado de Áulus, el espíritu encargado del trabajo literario, para solicitar mi disposición en escribir un nuevo libro, pedido al que accedí consciente de la oportunidad que representaba y la responsabilidad que asumía. He de explicar que cuando escribía lo hacía solo, realizaba oración, me concentraba y se me despejaba el campo mental para recibir. Iniciamos el prólogo del nuevo libro, en los primeros capítulos aparecen los personajes protagonistas en las diferentes encarnaciones, tomando cuerpo de una gran historia. Llegamos al momento cátaro donde percibo que hay una mezcla de corrientes fluídicas. Hasta que un día me preparo para escribir y… la inspiración no llega, pero oigo... “este libro lo tiras a la basura, porque no sirve de nada. Es una broma que te hemos gastado”. Entonces piensas que tras un mes y medio de escritura para que te digan eso es porque hay algo que no funciona. Pedí ayuda a los demás integrantes del grupo y a partir de ese momento escribí con un acompañante, mi padre o mi esposa, quien leía y me ayudaba a despejar el ambiente, que resultó positivo porque se solucionaron los problemas que se habían presentado. Entonces este espíritu escribe como una ayuda propia, ya ha pasado treinta años al otro lado, teóricamente en la luz, pero con todo su pasado a sus espaldas, con todas sus víctimas y todos sus errores. Y esta revisión escrita de sus anteriores encarnaciones le sirve como terapia, de todo esto yo soy consciente cuando escribo, podríamos decir que fue una terapia de regresión para el espíritu. Llega un momento en que el espíritu vacila, evitando explicar ciertos pasajes de su existencia, aún queda rebeldía, pero el trabajo de los guías hizo que esas situaciones se desencallaran y el trabajo acabó de forma mucho más fluida.
 -L.R. ¿Cuánto tiempo duró la transcripción del libro?
-D.E. Tres años, porque sobre todo en los tramos centrales el ritmo disminuyó mucho. Había días en que solo escribía una página, porque el proceso de revisión del espíritu marcaba la pauta de trabajo, y no había más. Pero al final, como te decía, todo se hizo de forma más rápida y natural, acelerándose mucho el proceso. Al final pude comprobar, en comparación con Las facultades del espíritu que son dos libros muy distintos.
-L.R. ¿Has pensado en que no era un personaje fácil? Como por ejemplo lo hubiera sido hablar de un familiar, de tu madre, a la que poca gente conoce. Pero traer la historia de un espíritu con tanta presencia en el país… ¿Tuviste en algún momento miedo a la reacción de los compañeros de ideal espírita?
-D.E. Al contrario, confiaba plenamente en ellos.Pensemos además que el Espiritismo no se dirige únicamente a los compañeros de ideal, sino que se dirige también al resto de humanidad.
-Longi Martínez (centro espírita Manuel y Divaldo) ¿Tú eres consciente desde el primer momento de quién escribe?
-D.E. Desde el primer día. Además yo pensaba que iría más a su propia personalidad, pero luego se centra en explicar muchas cosas de historia y conceptos como los elementales y los druidas. Yo soy médium escribiente y mi padre es médium vidente, y él me decía: es que no ves como viene este espíritu, todo lleno de sangre y con muchas víctimas detrás de él. Como método de comprobación les enseñábamos las primeras páginas a los amigos de otro centro, Amor y Pau, con los que trabajamos en el pasado, ya que ellos revisaron los textos de las “Las facultades del espíritu”.
-Jesús Valle (Revista Actualidad Espiritista) Como punto de vista crítico quería señalar lo que a mí me parece una excesiva aparición de tópicos esotéricos en el libro, como puede ser la Atlántida, los cátaros, los templarios, una posible encarnación anterior de Jesucristo, etc.... son como un intento de reforzar la veracidad de la historia.
-D.E. Este es un punto en el que soy consciente que lo frené, que todavía se podía haber escrito más. Yo, como médium, ahí tuve dudas, pero los hechos concretos como la parte de Amalia, la de Antulio, las dejé escribir. Yo he leído otra literatura que habla de otras vidas de Jesús que van relacionadas por aquí ¿Puede ser o no? El tema no es importante, porque el hecho de que Jesús tuvo otras encarnaciones, para mí no presentan ninguna duda, está clarísimo, no sé si en este planeta o en otro.
 -L.M. A mí el libro me gustó, me enganchó especialmente la parte de los cátaros, pero si algo le puedo objetar es que a través de sus existencias sigue una evolución propia de otros espíritus, con sus aciertos y sus errores,sus claroscuros, pero con una lenta evolución, y lo más importante: no es un espíritu sanguinario, entonces no se entiende esa desastrosa caída de su última vida. Eso me plantea dudas sobre el espíritu, porque con esa evolución paulatina que luego se produzca ese retroceso, y todos sabemos que el espíritu no involuciona. Incluso llegó a tener contactos con espíritas, aunque sin llegar a serlo, en una de sus últimas vidas.
-D.E. Pero es que el espíritu no va hacia atrás, es que ese crecimiento no estaba consolidado. Yo al escribir no sabía si escribiría sobre su última vida, y cuando el espíritu lo hace, es muy por encima, sin profundizar. Yo creo que esto es para evitar más enfrentamientos entre sus partidarios y detractores, pues su persona despierta sentimientos muy contrarios en unos y otros. Era simplemente un ser humano que por circunstancias debía haber actuado de una manera, defendiendo la legalidad, pero por las causas que fueran se pasó al otro bando, con buenas intenciones, restaurar el orden, defender la religión, pero no supo frenar el influjo de las sombras.
 -L.M. Pues a mí me da la sensación de que en la última vida el espíritu pasó algo por alto, porque no me encaja con las vidas anteriores.
 -D.E. Debemos tener en cuenta que el espíritu, recordemos que está en periodo de recuperación, haya evitado explicarlo todo, porque teniendo muchos apoyos falló. Estoy convencido que es él, pero el mensaje que nos deja su historia es que no debemos acomodarnos con lo que sabemos, seamos espíritas o no, porque caer en las sombras es más fácil de lo que pensamos.
-L.M. Sigo pensando que a éste libro le faltan detalles en su última existencia, donde no se reconoce todo lo sangrienta que llegó a ser.
-D.E. Esa intuición también me ha llegado, pero hemos de tener en cuenta que confesar lo que ha confesado, ahora mismo, sólo 30 años después de su muerte, ya es mucho para un espíritu como él.
* * * * *
 El debate continuó por unos largos e intensos minutos donde quedó muy patente que la guerra civil de España y su consecuente dictadura personificada en Francisco Franco es un asunto que perdura en nuestro subconsciente, donde salieron a la luz heridas que muchos creíamos ya curadas. Como conclusión final fué aceptado por mayoría que este libro necesita una segunda parte donde se profundice más en el origen de ese odio que dividió España y causó tanto dolor. La conversación continuó por más tiempo, pero las obligaciones de cada uno nos llamaron para nuestros trabajos pendientes. Despedidas, abrazos y la sensación de haber disfrutado de unas horas que saben a poco, pero que nos recargan de amor y fraternidad para un largo tiempo, hasta que llegue la siguiente oportunidad, que esperamos que sea pronto.
 Recordemos las palabras que El libro de los Espíritus dedica a la guerra:
742 – ¿Qué causa arrastra al hombre a la guerra? – Predominio de la naturaleza animal sobre la naturaleza espiritual y dominación de las pasiones. En estado de barbarie, los pueblos no conocen otro derecho que el del más fuerte; por eso la guerra es su estado normal. A medida que el hombre progresa, se hace menos frecuente aquélla, porque le evita las causas, y cuando es necesaria, el hombre la hace con humanidad.
743 – ¿Desaparecerá algún día la guerra de la Tierra? – Sí, cuando los hombres comprendan la justicia y practiquen la ley de Dios; entonces serán hermanos todos los pueblos.
744 – ¿Cuál ha sido el objeto de la Providencia, haciendo necesaria la guerra? – La libertad y el progreso. – Si la guerra debe tener como efecto alcanzar la libertad, ¿a qué se debe que tenga con frecuencia por fin y resultado la dominación? – Dominación momentánea para cansar a los pueblos, a fin de hacerlos llegar más pronto.
745 – ¿Qué debemos pensar del que suscita la guerra en beneficio suyo? – Este es el verdadero culpable y le serán precisas muchas existencias para expiar todos los homicidios, de los cuales fue el causante; porque responderá de cada hombre cuya muerte haya causado por satisfacer su ambición. El tiempo vuela y nos pide cuentas de lo que hemos hecho con él. Francisco Franco fue un revulsivo para el país, no hay duda, como tampoco dudamos de que todas las guerras causan dolor, hambre y miseria. ¿Cuántas guerras se podían haber evitado? Si en todos nosotros, en nuestros corazones prevaleciera el amor, la bondad, la caridad, esas sensaciones gobernarían el planeta, pero si esto no ha sucedido todavía y nosotros estamos aquí es que algo hemos tenido que ver. No debemos juzgar y si aprender de los errores, compadecernos del sufrimiento y rezar por aquellos que lo producen, el Espiritismo nos enseña que son ellos los más necesitados
- Jesús Valle-
                             *************************************************************


                                                        

¿Puede evocarse a los Espíritus puros que han terminado la serie de sus encarnaciones? 

Sí, pero rara vez; pues solo se comunican a los corazones puros y sinceros, y no a los orgullosos y egoístas; es menester desconfiar de los Espíritus inferiores que toman esta cualidad para darse más importancia a vuestros ojos. 

32. ¿En qué consiste que el Espíritu de los hombres más ilustres venga tan fácil y familiarmente al llamamiento de los hombres más oscuros? 
Los hombres juzgan a los Espíritus como ellos, y es un error; después de la muerte del cuerpo, las categorías terrestres no existen; no hay más distinción entre ellos que la bondad, y los que son buenos van por todas partes en donde puede hacerse bien. 


33. ¿Cuánto tiempo después de la muerte puede tardarse en evocar a un Espíritu? 
Puede hacerse en el mismo instante de la muerte, pero como en este momento el Espíritu está aún en la turbación responde imperfectamente. 

Observación. – Siendo la duración de la turbación muy variable, no puede haber plazo fijo para hacer la evocación; es raro, sin embargo, que al cabo de ocho días el Espíritu no se reconozca bastante lúcido para poder responder; algunas veces lo puede muy bien dos o tres días después de la muerte; en todos los casos se debe ensayar con respeto. 

34. ¿La evocación en el instante de la muerte es más penosa para el Espíritu que la que se hace más tarde? 
Algunas veces es como si os quitasen el sueño antes de despertaros completamente. Sin embargo hay algunos que no son contrariados y aun les ayuda a salir de la turbación. 


35. Un niño que muere a corta edad, ¿como puede su Espíritu responder con conocimiento de causa, si cuando vivía no tenía aún conciencia de sí mismo? 
El alma del niño es un Espíritu envuelto aún en los lazos de la materia; pero separado de ella goza de las facultades del Espíritu, porque los Espíritus no tienen edad; lo que prueba que el Espíritu del niño ha vivido ya. Sin embargo, hasta que esté completamente desprendido, puede conservar en su lenguaje algunas trazas del carácter de la infancia. 

Observación. – La influencia corporal que se hace sentir más o menos tiempo sobre el Espíritu del niño se hace igualmente notar algunas veces sobre el Espíritu de aquellos que mueren en estado de locura. El Espíritu, por sí mismo, no es loco, pero ya se sabe que ciertos Espíritus creen durante algún tiempo estar aun en este mundo; no es, pues, extraño, que sintiéndose loco el Espíritu se resienta aún de las trabas que durante la vida se oponían a su libre manifestación, hasta que esté completamente desprendido. Este efecto varía según las causas de la locura, porque hay locos que recobran toda la lucidez de sus ideas inmediatamente después de su muerte. 

EL LIBRO DE LOS MÉDIUMS. ALLAN KARDEC.


                                                                 **************************


                                                  

DE DONDE VENIMOS Y A DONDE VAMOS

La persona, en su evolución hacia Dios a través de las experiencias en la infinidad de existencias que tiene que vivir, se va volviendo consciente del ser espiritual que lleva dentro y desenvuelve esos atributos que lleva latentes en su espíritu.
Ampliando todavía diremos que ese espíritu, conteniendo ya en desarrollo las facultades superiores de la Divinidad Creadora, y presionado por la Ley de Evolución, irá surgiendo lentamente desde los abismos de la inconsciencia en las primeras fases humanas, a través de las vidas sucesivas y múltiples, animando diversas personalidades encarnadas en los mundos materiales, en concordancia con su grado de adelanto; adelanto que irá conquistando grado a grado, mediante el propio esfuerzo. Aún cuando sorprenda, debemos decir que somos los mismos (espiritualmente) que hemos animado vidas salvajes en la prehistoria.
El genio y el hombre más civilizado de hoy, es el salvaje del ayer, el que emergió como tal en las primeras edades; el que de allá vino evolucionando, desnudo de conocimientos, primero, y va vistiendo su desnudez con el ropaje conciencial que hoy posee, obtenido en las luchas y experiencias adquiridas en las múltiples vicisitudes superadas y realizaciones cada vez más amplias en el devenir de los milenios. Y en el porvenir, mediante la firme determinación de progresar y el propio esfuerzo, podremos elevarnos a la altura de los espíritus angélicos, cual faros luminosos alumbran la marcha de las humanidades.
Sebastian de Arauco.
                                          ***********************