viernes, 9 de diciembre de 2016

POSIBLES NOTICIAS DESDE EL MÁS ALLÁ



                                           POR NUESTRAS MALDADES


31. Los males que afligen a los hombres en la Tierra tienen por causa el orgullo, el egoísmo y todas las malas pasiones. Con el contacto de sus vicios los hombres se hacen recíprocamente desdichados y se castigan unos a los otros. Que la caridad y la humildad sustituyan al egoísmo y al orgullo, entonces no procurarán más perjudicarse; respetarán los derechos de cada uno y harán reinar entre ellos la concordia y la justicia. 

El Espiritismo en su más simple expresión 
Allan Kardec 


                              *********************




 POSIBLES NOTICIAS RECIENTES DESDE EL MÁS ALLÁ

NOTICIAS SOBRE LOS JUGADORES Y DEMÁS DESENCARNADOS EN EL ACCIDENTE AÉREO
_________________________________________

Los jugadores de la  Chapecoense y los demás desencarnados en el  accidente,( total 71 ),  están siendo muy bien cuidados en hospitales astrales en las fajas litorales de Santa Catarina (no fui autorizado a revelar el lugar).
La mayor parte de ellos aún inconscientes, sin dolores y la única variación es sobre a capacidad de algunos, todavía  desacordados, movieron su CUERPO MENTAL INFERIOR  y, bajo supervisión de técnicos y médicos, dialogaron con ellos en el propio ambiente en donde se encuentran, notificando sobre el accidente.
Existe apenas uno de ellos con tan gran espiritualidad que consiguió con uso de ese cuerpo salir del hospital y confortar a los familiares (todo en el astral del hospital, no aquí en las fajas más próximas de la Tierra). Todo esto,  claro está,  bajo intensa y cuidadosa supervisión.
Fuera de eso, esa movilización que se ve en el plano físico para confortar y dar fuerza a todos, es cuadruplicada en el mundo de los espíritus.
Comunicado  por el Terapeuta Holístico Wanderley Oliveira II el pasado día tres.

                                              ************************




      LOS LÍMITES DEL MAÑANA



 
Los únicos límites de nuestros logros del mañana, son nuestras dudas de hoy… 

Todos sentimos cierta inseguridad ante circunstancias que nos toca vivir y enfrentar en la vida, es natural que nos invadan las dudas cuando tenemos que tomar decisiones trascendentales, que implican cambios, riesgos, expectativas, y que por lo general se presentan varias veces en la vida, las tomemos o no. 

Estas dudas que nos invaden se convierten poco a poco en límites, en obstáculos y en abismos que nos separan de nuestros logros, de nuestros sueños y metas, y de todo aquello que nos planteamos para el mañana. 

Riesgos 
Ocurre que sin darnos cuenta, nosotros mismos ponemos esas limitaciones a nuestros logros, por las dudas y las expectativas que nos llegan en el momento, que nos impiden tomar riesgos, que nos atemorizan y nos alejan de aquello que deseamos para nuestra vida, pues son precisamente esos temores los que nos frenan y no nos permiten avanzar. 

Aunque es natural sentir dudas y temores ante los escenarios que enfrentamos en la vida, especialmente cuando podemos tomar la determinación de planificar las acciones futuras, no debemos permitir que estas dudas se conviertan en limitantes del hoy, de aquellas acciones que abrirán caminos a nuevos rumbos en nuestra vida, que nos tenderán puentes y que representan oportunidades labradas, por el contrario, las dudas del hoy deben eliminarse, meditarse y percibirse como cierta precaución, pero sin dejarnos intimidar por ellas. 

Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado. 
André Gide 

Intuir 
Todo nuevo comienzo genera expectativas, una nueva relación, un viaje, un nuevo trabajo, tener familia, comprar un bien o cualquier otra cosa que represente un logro en nuestra vida, ha tenido que pasar en primera instancia por un arduo trabajo, por una larga espera, por muchos obstáculos y únicamente la perseverancia nos dará el disfrute de ese logro, cosa que no se materializará si nos dejamos vencer por las dudas. 

No podemos tener la capacidad de presentir todo, de adivinar si nos irá bien o nos irá mal, solo tenemos la voluntad, el deseo, la potencia y la confianza de creernos capaces, de luchar, de enfrentar sin temor y de sentirnos libres de accionar, de decidir y llevar a cabo nuestros sueños, los resultados del mañana no son para ser juzgados por alguien más, por el contrario, representan el nutriente de la experiencia de vida, del logro alcanzado o del fracaso aprendido, de la lucha, de la constancia y de el poder demostrarse a si mismo que se puede llegar muy lejos sin que las dudas se conviertan en ataduras.
 

Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error.
 Alessandro Manzoni 


Pensar 
Los seres humanos tenemos la hermosa facultad de intuir, de presentir y escuchar esa voz interna, de luz, que nos guía y nos orienta de muchas maneras, que nos intuye y nos da ese sentido de que sea lo que sea que se encuentre en nuestro camino, tendremos el coraje de enfrentarlo, de superarlo, de dominarlo y generalmente se trata de luchas internas, no externas, pues solemos convertirnos en nuestros peores enemigos. 

Sea cual sea tu plan de futuro tus metas, logros y deseos del mañana, no permitas que el temor que genera la duda sea un impedimento, los límites lo pones tu y siempre y cuando obres en razón, en amor, con bondad y sin ir en detrimento de nadie, puedes tener la certeza de que cada acción en tu vida dejará una gran enseñanza

Aportado por 
Viviana Clara Gianitelli

                                       ***************************


              "SE VIVE EN LA TIERRA LA HORA DEL SEXO"
                          - Manuel Philomeno de Miranda 

En el libro "Sexo y Obsesión", psicografiado por Divaldo Pereira Franco, el Espíritu  Manuel Philomeno de Miranda, dice:
"(...) Eminentes estudiosos de la sexología vienen procurando desmitificar las funciones sexuales que la ignorancia medieval vistió de fantasías y de pecados, generando perturbaciones emocionales muy graves en las criaturas humanas. Como resultado de la noble propuesta, la liberación sexual, exagerando sus licencias morales, vienen trayendo trastornos graves y desarmonías profundas en muchos indivíduos que viven conflictivamente, en razón de las dificultades para adaptarse a las exigencias compoortamentales del momento.
   Es natural que en un momento de transición de valores, campeen lo absurdo y lo fantasioso, intentando adquirir la ciudadanía moral, al tiempo en que empujen los cuidados en dirección al foso de la promiscuidad y del desespero, de la fuga por el tabaco, por el alcohol, por las drogas aditivas, por la alucinación, por el suicidio.

Se hace indispensable de forma inmediata, una nueva ética-moral, a fin de que los valores nobles conquistados por la sociedad en el curso de los milenios, no se pierdan en revolcarse en las pasiones y en el desprestigio de las instituciones, como matrimonio, la familia, la castidad, la salud comportamental, el grupo social.

El matrimonio  y la monogamia son conquistas valiosas logradas por el ser humano después de torpes experiencias de convivencia del pasado, en una aventura macabra cuyas consecuencias son imprevisibles para la propia sociedad.

Se vive en la Tierra la hora del sexo. El sexo vive en la cabeza de las personas, pareciendo haber salido de la organización genética en donde se sitúa.


Desvíos sexuales, aberraciones en las prácticas del sexo, conductas extravagantes y desarticulaciones de la funciones establecidas por las Leyes de la Vida, generan perturbaciones  de largo curso, que no se componen con facilidad, sino a lo largo de dolorosas reencarnaciones purgativas y purificadoras.


Tormentos de la líbido y de la función sexual tienen sus matrices en los comprtamientos anteriores que el Espíritu se permite, cuando en otras encarnaciones, abusó de la facultad procreativa aplicándola al placer desorbitante, o exploró a personas que se le tornaron sus víctimas, estimuló abortos y se permitió perversiones y anormalidades, o derrapó en los excesos con exploración de otras vidas.... Todas esas conductas arbitrarias se fijaron en los tejidos suties del periespíritu, imponiendo necesidades falsas, que ahora los pacientes procuran atender, ampliando el complejo campo de problemas íntimos.

El respeto  y la consideración por las funciones sexuales constituyen la mejor terapia preventiva para la manutención de la salud moral, así como el esfuerzo para la recomposición del carácter, cuando alguien ya se permitió corromper, al lado de la terapia especializada, se hacen imprescindibles para conquistar la armonía.


Que nadie se engañe en cuanto a los compromisos del sexo ante la vida y cuide de no engañar a nadie.

Cada uno responde siempre por lo que inspira y por lo que hace.
El sexo no fue elaborado para el placer vulgar, sino para las emociones superiores en la construcción de las vidas, o para las sensaciones compensatorias cuando estén amparadas por las dulces vibraciones del amor, manteniendo la afectividad y a alegría de vivir (...)".
                                                      ************************

                                                            

                             
        ALGO DE LO QUE APORTA EL
                    ESPIRITISMO


No sólo nos ha esclarecido la observación sobre las cualidades de los espíritus, sino
también sobre su naturaleza y sobre lo que pudiéramos llamar su estado fisiológico. Se supo por ellos mismos que los unos eran muy venturosos, y muy desgraciados los otros; que no son excepcionales, ni de distinta naturaleza, sino que son las mismas almas de los que han vivido en la Tierra, en la que dejaron su envoltura corporal; que pueblan los espacios, nos rodean e incesantemente se codean con nosotros, y entre ellos, pudo cada uno reconocer  por señales incontestables a sus parientes, amigos y conocidos de la Tierra. Se les pudo seguir en todas las fases de su existencia de ultratumba, desde el instante en que abandonan el cuerpo, y observar su situación según su género de muerte y el modo como habían vivido en la Tierra. Se supo por fin que no eran seres abstractos, inmateriales en el sentido absoluto de la palabra: que tienen una envoltura a la que damos el nombre de
periespíritu, especie de cuerpo fluídico, vaporoso, diáfano, invisible en estado normal, pero
que, en ciertos casos y por una especie de condensación o disposición molecular, pueden
hacerse visibles y hasta tangibles momentáneamente, y así se explicó el fenómeno de las
apariciones y de los contactos.
Esta envoltura existe durante la vida del cuerpo: es el lazo entre el espíritu y la materia.
Muerto el cuerpo, el alma o el espíritu, que es lo mismo, no se despoja más que de la
envoltura grosera, conservando la otra como cuando nos quitamos una pieza sobrepuesta
para conservar la interior, como el germen del fruto se despoja de la envoltura cortical,
conservando únicamente el perispermo. Esta envoltura semimaterial del espíritu es el
agente de los diferentes fenómenos, por cuyo medio manifiestan su presencia.
El Espiritismo es el resultado de la observación, y no de un sistema preconcebido.

QUE ES EL ESPIRITISMO. ALLAN KARDEC.
                                                     **********************






















jueves, 8 de diciembre de 2016

EL VACÍO EXISTENCIAL.

                  

                 CONOCETE A TI MISMO. 

Una de las direcciones que guían la mayoría de los procedimientos de crecimiento y desarrollo individual están en la celebre frase escrita en el portal del templo de Delfos, en la antigua Grecia: conocete a ti mismo. La gran mayoría de los seres humanos no consigue conocer y mucho menos comprender el origen de sus pensamientos, emociones y reacciones. 

Con base en estas afirmaciones preguntamos: Sin conocer la naturaleza y origen de lo que somos, ¿cómo vivir la plenitud de lo que somos? ¿Quién somos al final? ¿Qué es el autoconocimiento? Ante esas interrogaciones, naturalmente nuestra formación espírita, nos hace recordar que somos un alma, un Espíritu que evolucionó a lo largo de los procesos reencarnatorios. 

Como una brújula a indicarnos el camino, tales preguntas comienzan a guiar nuestro proceso de auto-conocimiento. No obstante, necesitamos conocer el origen, la naturaleza de qué somos como Espíritus. Es universal el conocimiento de que el Espíritu engloba cualidades y potenciales que necesitan ser conocidos y, obviamente, despertados, a fin de volverse útiles en el camino. 
Eso nos induce a una primera reflexión: Necesitamos descubrir dentro de nosotros las cualidades y potenciales, despertándolas y poniéndolas en acción. 

Aun también es universal la constatación de que en la condición de Espíritus en proceso evolutivo, presentamos y poseemos características psicológicas que no aceptamos o que no son aceptadas por las personas que con nosotros conviven. Así podremos resumir nuestro modelo de auto-conocimiento de la personalidad en dos campos: el campo positivo, constituido por las cualidades y potenciales, y el campo negativo, constituido por aquello que no aceptamos. 

En ese método de auto-conocimiento iremos concentrándonos en el campo negativo, o sea, en los potenciales, en las tendencias, en la índole que existe en cada uno de nosotros, que no aceptamos, que no nos gustamos, que generalmente negamos y casi siempre reprimimos. Surgirá entonces la pregunta, de forma inmediata: “¿Para qué estudiarnos y conocernos la parcela inferior o negativa de la naturaleza espiritual, cómo Espíritus que somos? “No sería más provechoso que desarrollemos cada vez más la parcela positiva con la finalidad de que esa venga a suplantar o incluso a anular la parcela negativa? 

Tales preguntas y cuestionamientos, muchas veces inducidas por sistemas doctrinarios, representan un procedimiento ilusorio, engañador y, partiendo de cualquier Espíritu, sea encarnado o desencarnado, se traduciría en un proceso fraudulento. Debemos saber y comprender que negativo y positivo, inferior y superior solamente existen en la estructura relativa de nuestro pensamiento racional. 

Somos un principio espiritual individualizado y traemos en nosotros experiencias trascurrientes de los procesos reencarnatorios a lo largo de los milenios, desde, “cuando la vida era apenas una vaga esperanza bailando en el aire, casi la flor de los mares” (Rubens C. Romanelli – Palabras a la Fuente). El pensamiento es un atributo del Espíritu inmortal, así como las imágenes mentales poseen vibración, tiene un peso específico. Son materializaciones del fluido cósmico universal, hoy catalogado por la ciencia como energía cósmica. 

¿Como esas afirmaciones pueden proporcionarnos conclusiones prácticas para nuestro auto-conocimiento? Podemos decir que: “La energía cósmica que mueve toda acción es siempre la misma. Entendemos entonces que lo que debe cambiar es la dirección y/o el sentido del movimiento de esa energía, una vez que toda acción es un movimiento de energía. Tales afirmaciones son muy importantes y deben merecer nuestra reflexión, nuestra meditación. 

No obstante el simple descubrimiento de cómo proceder en el auto-conocimiento no resuelve el problema, una vez que continuamos con los dos campos en nuestra naturaleza espiritual, el campo positivo y el campo negativo. Aunque con la reflexión en los conceptos expuestos, ya tendremos una comprensión razonable de esos dos campos, conscientes de que ambos son originarios del mismo ser, el espíritu, y la constitución de los pensamientos e imágenes de la misma energía cósmica. 

Concluimos entonces que: “El proceso del auto-conocimiento nos lleva a la concienciación de que debemos redirigir la energía que constituye nuestros pensamientos y nuestras imágenes mentales”. ¿Cómo hacerlo? La energía solamente genera resultado cuando fluye, siendo importante su dirección. Debemos conocer entonces cuál es el sentido, cuál la dirección de nuestros pensamientos e imágenes mentales. ¿Si es para el campo positivo, si es para el campo negativo? Para responder debemos saber lo que representa la VERDAD para cada uno de nosotros. No llegaremos a esa Verdad, negando, reprimiendo o rechazando nuestras tendencias, nuestra índole, nuestra naturaleza espiritual en evolución. 

No es negando, por ejemplo, que tenemos celos, que somos avariciosos, que somos envidiosos, que somos prepotentes, que nos vamos a conocer, que vamos a desarrollar. Nos concienciaremos que las máscaras, las auto-imágenes, el falso puritanismo, apuntan defectos ajenos para esconder los nuestros, nada más son mecanismos que nos impiden reconocer a nosotros mismos impidiéndonos identificar los flujos de nuestra energía, frenando, de este modo, nuestra evolución. Como espíritas estamos en contacto con una doctrina cuyo objetivo es iluminar la conciencia humana, auxiliándola a caminar. Eso no nos vuelve más perfectos y si eso nos indujese viviríamos en un mundo de fantasías. No obstante nos vuelve más responsables en todos los ángulos de la vida. 

La Doctrina Espírita, no siendo una isla de la fantasía, es un laboratorio para nuestra transformación y consecuentemente para la transformación de la humanidad. Ella no está en el plano de las ilusiones, pero sí en el plano de las realizaciones. El Espiritismo no requiere la negación de los campos que forman nuestra naturaleza espiritual. 

Igualmente no induce a un falso patrón de comportamiento que no corresponda a la conciencia, a la verdad íntima de cada ser. El ser humano, Espíritu encarnado, no tiene modelos, formas, no tiene patrón, pues si vestimos la máscara, el modelo de un ídolo, o de cualquier forma estereotipada sería una forma de represión, pues equivaldría a reprimir o a negar las características de nuestra naturaleza espiritual que no corresponden al modelo. 

Este es el portal para el fanatismo. Psicológicamente hablando sería un conflicto entre lo que somos y el estereotipo que pensamos ser. Debemos ser prudentes para cualquier sistema que nos sean propuestos. Debemos preguntar si el corresponde a nuestra conciencia, a nuestra verdad interior. 

No nos debe interesar el sabio, encarnado o desencarnado, que lo haya propuesto. Cautela de aquellos que con determinados sistemas, quieran reducir a la humanidad a un rebaño que piensa y obra en forma de patrón, de forma uniformada, de forma unificada, porque buscan sustituir el pensamiento, la búsqueda de la verdad, el conocete a ti mismo, por pseudo-verdades estereotipadas, bajo el manto de verdades dichas reveladas, inspiradas, etc. Buscan eliminar del Espíritu humano, una de sus aspiraciones de libertad, sustituyéndola por el rotulo NO PENSAR POR SÍ MISMO. 

Sentimos esa influencia en el movimiento espírita brasileño, donde en la actualidad las directrices de conducta, comportamiento, conocimiento, discusiones, llegan al espírita común, dispuesto, venida de arriba, de lo alto, sin contestación, induciéndolo a un comportamiento religioso, falso, y a estereotipar ídolos que no corresponden a lo que realmente es. 

El movimiento espírita, en vista de estos aspectos comportamentales vive en un mundo de fantasías. Se retiró del principiante a la doctrina el interés a la investigación, al estudio, a la discusión, al descubrimiento de sí mismo, únicas formas de caminar para el entendimiento, la tolerancia, la solidaridad, al conocimiento de sí mismos. Urge que cada uno de nosotros, modifique su comportamiento mental. 

Recordemos siempre que no importa quien dice el qué. Importa más lo que es dicho, por quien quiera que lo diga. 

Usted es quien va a decidir si lo que es dicho es verdadero o falso. No es quien lo dice, sino usted con su discernimiento.

- Autor desconocido-

                                                  ***************************





ENFRENTANDO LA MUERTE

El apóstol Pablo, al enseñar la inmortalidad del alma, se reportó a la muerte, preguntando: ¿Dónde está muerte tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón?
Para los que creen en la transitoriedad de la vida física y en la perennidad de la vida espiritual, la muerte es encarada con serenidad.
Recientemente,  un compañero espirita paso por el doloroso lance de la desencarnación de su esposa.
Naturalmente que el corazón quedó dolorido. Era la separación física,  después de multiplicados años de un matrimonio de mucho amor.
Juntos, ellos construyeron el hogar, recibiendo a los hijos, uno después de otro, siempre con renovada ternura.
Juntos observaron a los hijos, uno a uno,  formar sus propios hogares, coronándoles las existencias con varios nietos.
Juntos, lloraron los  dolores de los hijos, resolvieron dificultades propias de la vida terrena,  y se alegraron con las pequeñas y grandes conquistas de su prole.
Juntos, conmemoraron  muchos aniversarios, de los hijos, de los nietos, de su casamiento, muchas navidades de luz y de paz.
Juntos, gozaron ferias, fueron a la playa y al campo, siempre al lado uno del otro, año tras año.
Ahora, ella partiera. Más, apoyado en la fe  y en la certeza de la inmortalidad, aunque con las lágrimas invadiéndole los ojos, el tomó  las providencias que se hacían necesarias.
El cuerpo  de la esposa fue llevado para el hogar, para los homenajes  de la familia  y de los amigos. Todo muy sencillo. La caja, y nada más.
Entretanto, a la medida que los familiares y amigos  iban llegando   para los adioses, algo inusitado les llamaba la atención, en la amplia sala de visitas.
En vez  de detenerse frente a la caja, que estampaba la muerte, sus miradas eran atraídas para la pared de la sala donde estaban fijadas varias fotos  de quien se  fuera.  Fotos  de su  juventud, fases de la maternidad, fotos de alegría y de convivencia familiar.
En medio de ellas, escritos y diseños de los niños. Todos los que ella había guardado, con cariño,  a lo  largo de los años, hechos  por sus nietos: los primeros  garabatos, las primeras letras, las primeras copias.
Una verdadera alabanza a la vida que nunca muere, el espíritu que se había ido, con  la tarea cumplida.
A la hora de  dejar el cuerpo en la sepultura, las nietecitas,   en un coro  espontáneo, cantaron una dulce canción para la abuela. E hijos y nietos soltaron  globos coloridos que rápidamente llenaron el cielo de colorido, en un claro mensaje de libertad.
Por fin, una salva de palmas al espíritu que, victorioso abandono el capullo  de la carne, retornando al mundo espiritual.
Para quien participó, fue una pura emoción. Para quien se detuvo en observación,  una lección de la vida enfrentando la muerte.
Para quien cree, la certeza de que la vida prosigue, y el ser amado se encuentra en pie, aguardando los amores que quedaron, hasta el término de su propia jornada.

***
Casi siempre la desencarnación de alguien es considerada infortunio,  por aquellos que permanecen aun en la tierra.
Ciertamente es una cuestión grave, más no desgracia real, excepto para quien no crea en la verdadera vida, que se extiende más allá de la aduana de la muerte, adentrándose  por las largas puertas de la espiritualidad.
Sabiéndose enfrentar ese fenómeno  natural, de él se puede retirar valiosos bienes que felicitan a la criatura.

Redacción del Momento Espirita

                                                                       *************************************


     
                     
 KARDEC Y EL ESPIRITISMO


El Espiritismo no crea la renovación social; la madurez de la humanidad es la que hará de esa renovación una necesidad. Por su poder moralizador, por sus tendencias progresistas, por la amplitud de sus vistas, por la generalidad de las cuestiones que abraza, el Espiritismo es más apto que cualquier otra doctrina, para secundar el movimiento de regeneración, por eso, es el contemporáneo de ese movimiento.
Kardec en el capítulo XVIII, item 25, de La Génesis, obra editada en 1868

                                                        **************************






¿Donde tiene su alma el ser humano ?.

El Espíritu encarnado o alma de la persona, no ocupa un lugar concreto en el cuerpo físico en que habita, sino que el Periespíritu  se integra  en el propio cuerpo físico  a través del Cuerpo Vital  que impregna  y vitaliza al cuerpo carnal, célula a célula. Se puede considerar que el lugar que ocupa el cuerpo espiritual es el cuerpo físico al completo, aunque el Espíritu se manifiesta  a través de aquellas zonas u órganos  que actúan conscientemente o sobre los que fijamos más la atención, como son sobre todo, el cerebro( sede de la mente y del pensamiento), a través del chacra frontal y del coronario, y sobre la zona del corazón ( sede de los sentimientos), a través del chacra cardiaco. No obstante, lo anterior es variable y  el alma no se circunscribe a un lugar concreto del cuerpo físico en donde mora,  aunque no obstante  se puede afirmar que en las personas reflexivas o pensadoras, se  enfoca y se  manifiesta  preferentemente en la mente, que situamos en el cerebro y en el caso de los muy emotivos, se manifiesta  o concentra mayormente  sobre  el corazón y a través de los respectivos chacras que actúan como ventanillas del vehículo carnal, para la manifestación exterior del pasajero de ese vehículo que es el alma..
 En síntesis, se  podría resumir en que las almas o espíritus encarnados, habitan con mayor intensidad las zonas corporales a través de las que pueden manifestar   sus aptitudes intelectuales, espirituales o morales, así como en donde enfocan sus deseos materiales.

- Jose Luis Martín-

                                   *************************






                 EL VACÍO EXISTENCIAL.
En ese proceso de la superación de lo primario, cuando el Self adquiere discernimiento, si no hubiera una madurez paulatina y cuidadosa, o...curre, según Viktor Frankl, en sus estudios y aplicaciones de logoterapia, dos fenómenos que responden por el vacío existencial: la perdida de algunos instintos animales, básicos, que le daban seguridad, y la desaparición de las tradiciones que se diluyen, y antes le eran paradigmas de equilibrio. Delante de eso, el individuo es obligado a escoger, con discernimiento para elegir, dejando salir al otro tipo de instintos de sobrevivencia para continuar luchando.
Sin una decisión clara, se transforma en instrumento de los otros, actuando conforme las demás personas, en actitud conformista, no reaccionando a los impositivos del medio, perdiéndose, sin motivación, o se deja conducir por los intereses del grupo, actuando conforme el mismo, que le impone comportamientos agresivos, anulando su interés y alterando su campo de acción. Naturalmente pierde el contacto con el Self para que sobreviva el ego, y asimilando lo que es bueno de la época, asume los modismos y se despersonaliza.
En ese vacío surge, por falta de motivación real para proseguir, huye para el alcoholismo, para las drogas, para el sexo o para la depresión… En otras veces, para ocultar esa laguna en la emoción-el vacío existencial- se refugia en comportamientos impropios, buscando el poder, la gloria efímera a través de los cuales llama la atención, se torna brillante bajo los focos de luz de la fama, convirtiéndose en neurótico. Se da cuenta de que los complejos engranajes del poder y de la gloria continúan permitiendo el vacío interior- porque se satura con rapidez de las novedades de lo exterior- nota también que las compensaciones del placer sexual son fustrantes y ligeras, produciendo un cierto estado de amargura que parece inexplicable.
Muy comúnmente surgen comentarios en el grupo social, al respecto de alguien que tiene todo- dinero, familia, belleza, inteligencia, poder- y, sin embargo, parece no ser feliz. Sucede que todo eso no rellena el vacío, faltando el sentido de la vida, su significado, su razón de ser. La tensión de nuevas búsquedas y la saturación que transcurre del conseguir, acaba en trastorno neurótico.
Con el tiempo disponible y falta de objetivo, la única salida emocional es sumergirse en la depresión. Esa consecuencia es común en las personas actuantes que paran abruptamente, por enfermedades, por jubilación, por fiestas y periodos de vacaciones, que les abren las heridas existenciales del vacío.
La psicoterapia unida la logoterapia amenizan la situación, proponiendo un sentido natural a la existencia, objetivos duraderos, que exigen esfuerzo, aunque sean comprensibles las recaídas hasta la fijación de los nuevos valores.
Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Amor, Imbatíbel Amor”
Traducido por Jacob
                                                                   **********************


                                           

miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿QUIEN ES EL ESPÍRITU DE VERDAD?


        ANOTACIONES SOBRE LA MEDIUMNIDAD


Estudiosos del espiritismo, devotos y honestos, reconociendo los escollos del campo mediúmnico, crearon la hipótesis del fantasma anímico del propio medianero, el cual actúa en el lugar de las entidades desencarnadas.

La tesis animista es respetable. Partió de investigadores conscientes y sinceros, y nació para cohibir los probables abusos de la imaginación; entre tanto, es usada cruelmente por muchos encarnados, que hacen de ella un órgano inquisitorial, cuando deberían aprovecharla como elemento  educativo, en la acción fraternal. Millares de compañeros huyen al trabajo, amedrentados, retroceden ante los obstáculos de la iniciación mediumnica, porque el animismo se convirtió en cancerbero.

Afirmaciones serias y edificantes, tornadas en opresivos sistema, impiden el paso de los candidatos al servicio por la gradación natural de aprendizaje y de la aplicación. Se reclama de ellos precisión absoluta, olvidándose lecciones elementales de la naturaleza. Recogidos en el castillo  teórico,  innumerables amigos, no aceptan, por lo común a los servidores, que han de crecer  y perfeccionarse con el tiempo y el esfuerzo. Exigen simples aparatos de comunicación, como si la luz espiritual se transmitiese igual que la luz eléctrica por una lámpara vulgar. Ningún árbol  nace produciendo, y cualquier facultad noble requiere perfeccionamiento.

La mediumnidad tiene, pues, su evolución, su campo, su ruta. No es posible premiar  al estudiante en el curso superior, sin que él  haya tenido suficiente aplicación en los cursos preparatorios, a través de algunos años de lucha, de esfuerzo, de disciplina. La tesis animista, pretende reunir toda la responsabilidad del trabajo espiritual  en una cabeza únicamente, esta es, la del instrumento mediúmnico.

Es necesario, animar a los cooperadores incipientes, proporcionándoles recursos más amplios de conocimientos en la senda recorrida por ellos mismos, con el fin de que la espiritualidad santificante penetre los fenómenos y estudios relativos al espíritu. Nadie recibirá las bendiciones, de la cosecha, sin el sudor de la sementera. Lamentablemente los aspirantes a la mediumnidad desconocen las imposiciones del trabajo y de la cooperación: exigiendo, facultades completas.

Para ser un instrumento relativamente exacto, le es imprescindible haber aprendido a ceder, y no todos los artífices del taller  mediúmnico realizan, en breve trecho, tal adquisición, que reclama devoción a la felicidad del prójimo, elevada comprensión del bien colectivo, avanzado espíritu de concurso fraternal y de serena superioridad en los atritos con la opinión ajena. Para conseguir edificación de esa naturaleza, se hace menester el refugio frecuente en la “morada de los principios superiores”

La mediumnidad más estable y más bella comienza, entre los hombres, en el imperio de la intuición pura. En la mediumnidad común, el colaborador servirá con la materia  mental que el es propia, sufriendo las imposiciones naturales delante la investigación terrestre; después de adaptarse a los imperativos más nobles de la renuncia personal, edificará, no de improviso, sino a costa de incesante trabajo, el templo interior de servicio en el cual reconocerá la superioridad del programa divino por encima de sus caprichos humanos. Alcanzada esta realización, estará preparado para sintonizarse con el mayor número de desencarnados y encarnados, ofreciéndoles, como el puente benefactor, oportunidad de reencontrarse unos con los otros, en la posición evolutiva  en que permanezcan, a través de entendimientos constructivos. No nos referimos aquí a las facultades accidentales, que aparecen y desaparecen entre candidatos al servicio; sin espíritu de orden y disciplina, verdaderos balones de ensayo para los vuelos del porvenir; nos referimos a la mediumnidad aceptada por el cooperador  y movible  en cualquier situación para el bien general. Comentando actividades o tareas, deberemos destacar los patrones  que le correspondan, y esto es lo característico de la instrumentalidad espiritual en las esferas superiores. Lógicamente, es imposible alcanzarlo de una vez; toda obra impone comienzo.


Es muy importante en la mediumnidad, la elevación de las cualidades receptivas para alcanzar la necesaria sintonía con los manantiales  de la vida superior.

El hombre encarnado, casi siempre entusiasmado por el sueño de la ilusión, podrá comenzar por el fenómeno, pero, a la manera que despierte las energías más profundas de la conciencia, sentirá la necesidad del reajuste y regresará a la causa para perfeccionar los efectos. Obra de construcción, de tiempo, de paciencia…

En materia de mediumnidad, hay tipos  idénticos de facultades, pero enorme desigualdad en los grados de capacidad receptiva, los cuales varían infinitamente, como las personas.

Identificados en la construcción del bien, y trabajando en la asistencia a los enfermos, el servicio pertenece a la buena voluntad unida a la fe viva. Y la sementera reclama  trabajadores abnegados, que ignoren cansancio, tristeza y desanimo.

Cada pequeña demostración de esfuerzo propio, en las realizaciones de la caridad, recibirá del señor la Bendición Divina. Aprendamos, pues, a socorrer a nuestros amigos enfermos.

Los lóbulos frontales, son una exteriorización  fisiológica de centros importantes,  reposan millones de células, a la espera, para funcionar, del esfuerzo  humano en el sector de la espiritualización. Ningún hombre entre los más arrojados pensadores de la Humanidad, desde el pretérito hasta nuestros días, logró utilizarla en la décima parte. Son fuerzas de un campo virgen, que el alma conquistará, no solo en continuidad evolutiva, sino también a golpes de auto educación, de perfeccionamiento moral y de elevación sublime;  tal servicio, es  solo de  la fe vigorosa y renovadora encendida, como indispensable lámpara a la vanguardia del progreso espiritual.

Trabajo realizado por Merchita
Extraído del libro “En un Mundo Mayor”, de Chico Xavier

                                                           **********************


                   

        INTERACCIÓN MENTE-CUERPO

Este  tema aún está en pleno proceso de investigación por parte de algunos científicos. Es interesante destacar que los puntos de vista son coincidentes en admitir una influencia extrafísica en los procesos químicos cerebrales. Los hay que no aceptan ninguna hipótesis de trabajo que incluya al alma en los mecanismos del cuerpo físico. Otros se refieren a la influencia de la mente por medio de las emociones. Los pensamientos y los sentimientos, en la reactividad de los agentes químicos que recorren el cerebro y el resto del cuerpo. Lo que no llegan a explicar claramente es lo relacionado con las características de la mente, como tampoco hacen referencia a como ejerce su acción sobre el sistema nervioso cerebral. Muchos creen todavía que a las emociones se deben los problemas orgánicos, otros parecen sustentar la idea de las patologías físicas y mentales son consecuencia de las deficiencias de la máquina humana. Esa maraña de ideas contribuye, en definitiva, al conocimiento del producto final de todo el sistema mente- cuerpo.
    Los materialistas intentarán conocer lo mejor posible todos los mecanismos del cuerpo; los espritualistas tratarán de explicar científicamente la conexión entre el espíritu y la materia. El resultado del trabajo de unos y otros aportará en el futuro, el conocimiento de la totalidad de los fenómenos que se producen en el ser humano.
    La tomografía por emisión de positrones (PET) muestra imágenes del cerebro que se modifican con cada pensamiento (dolor, recuerdos, etc) y constituye un paso adelante en dirección al conocimient0  de las causas extra-físicas. Debemos considerar además que el cuerpo es suficientemente fluido para reflejar las impresiones de la mente, tal como afirma el Dr. Chopra, así como exitse una infinidad de alteraciones mínimas de la química celular, de la temperatura del cuerpo, de la carga eléctrica, de la presión sanguínea y de otras reacciones que no llegan a ser percibidas por las personas. El Dr. John Eccles, fisiologísta australiano, premio Nobel, manifestó en una conferencia de parapsicólogos lo siguiente: Si quieren observar un fenómeno real de telekinesia, consideren las proezas de la mente sobre la materia, realizadas a través del cerebro.
    Esto significa que a cada pensamiento, la mente consigue mover átomos de hidrógeno, de carbono y de otros elementos químicos de las células cerebrales. La energía de los pensamientos actúa sobre la materia gris del cerebro y es la causa de modificaciones químicas. Depende de la clase de pensamiento emitido obtener tal  cual sustancia química cerebral.
    Cuando el pensamiento es portador de emociones tales como el miedo, el cerebro acepta esos mensajes bajo la forma de órdenes expresas de la mente y de las suprarrenales, verterán un exceso de adrenalina en la corriente sanguínea. Ante la repetición crónica del resentimiento o la angustia, aumenta la calcificación en las arterias coronarias y se preparan futuras isquemias coronarias. Una crisis colérica puede llegar a producir terribles daños en el hígado, también puede provocar la aparición de síntomas de hepatitis, en tanto que la ictericia es una consecuencia del desborde de la conducta.
    En esa misma línea de razonamiento se verifica que una actitud mental negativa, como la rabia, la envidia, la inseguridad, la autoestima baja, la culpa ( una de las causas de la esquizofrenia según el punto de vista espírita), el resentimiento guardado en el archivo de la mente o algún sentimiento de maldad, inducirá órdenes mentales en el cerebro, a las que este obedecerá preparando las debidas sustancias químicas. Es interesante mencionar que esa clase de emanación energética del alma o de la mente, producirá sustancias que atacarán los sistemas de defensa del organismo y nuestro sistema inmunológico reducirá su potencia. Existe, por lo tanto en el cerebro, una verdadera cascada de sustancias químicas que fluyen por todas partes, transportadas por los denominados neurotransmisores y neurpéptidos, que se encuentran en el cerebro y en el sistema inmunológico, o sea, que estos son los denominados transportadores de la inteligencia de la mente por todo el cuerpo. Según André Luiz (espíritu), el pensamiento se materializa en la sustancia de las neuronas.
    En contraposición a lo expuesto, el pensamiento cargado de emociones y sentimientos nobles, como la alegría, el cariño, la oración elevada, la actitud bondadosa, la confianza, la autoestima, la fe ferviente y toda clase de elementos saludables del alma, constituyen auténticos mensajes (órdenes) dirigidos al cerebro, que los recibe y codifica produciendo sustancias que contribuirán a fortalecer el sistema inmunológico del organismo. Surgen las endorfinas (morfina interna), analgésicos naturales y sustancias euforizantes que producen una sensación de bienestar y alegría con las personas. Se aplic´un test a dos grupos de artistas. Un de los grupos representaría a indivíduos malos, coléricos, etc y el otro tomaría los roles de personas buenas y calmas. Se midieron las condiciones del sistema inmunológico antes y después de la representación de tales papeles. Al final se verificó la caída de las defensas del organismo en los artistas que representaron la maldad, en tanto que se constató el aumento de las defensas en los artistas que hicieron la representación de la bondad.
    Las investigaciones sobre la interacción mente-cuerpo se acumulan día a día. De lo que ya se da por seguro resulta que la mente (léase espíritu) actúa  poderosamente sobre el cuerpo orgánico, vía cerebro en una comunicación de alta velocidad. Una célula nerviosa envía una señal desde la cabeza hasta el dedo del pie en un lapso inferior a un quincuagésimo de segundo (360 km/h).
    Por lo tanto, se puede afirmar que pensar es producir reacciones químicas cerebrales, así como que las energías de las emociones  y los sentimientos contenidos en los pensamientos determinan el tipo de sustancias producidas, cuyos mensajes son transmitidos a las diferentes partes del cuerpo , ejecutando la gran sinfonía de las reacciones químicas de nuestro organismo físico. De tal modo, esas series de órdenes mentales llegan a las glándulas endocrinas e influyen en la producción equilibrada o no, de sus hormonas.
    Todo lo que la ciencia médica ha ido descubriendo paulatinamente, ya figuraba en las obras del espíritu André Luiz, recibido por medio de la psicografía de Chico Xavier. En ellas se encuentra un acervo extraordinario acerca de los mecanismos de la mente, en relación con el recipiente físico y sus consecuencias.
     Se suman a lo dicho las influencias espirituales negativas o positivas, que desde el exterior se proyectan sobre el campo espiritual de los encarnados y producen los efectos correspondientes en el cuerpo humano. Dependerán, por tanto, del tipo de espíritu que se encuentra dentro de nuestra zona mental, los mandatos que llegarán al cerebro físico y a los demás órganos del cuerpo, para  la ejecución de órdenes provenientes de emociones, pensamientos, sentimientos y sensaciones  que fueron captados por el encarnado.

- Jason de Camargo-
( Educación de los Sentimientos)

                                                                 ****************************

                                                      

¿QUIEN ES EL ESPÍRITU DE VERDAD?


En el libro Obras Póstumas, en el capítulo titulado: MI primera iniciación al Espiritismo, Allan Kardec cuenta como fue su primer encuentro con l que llamaba el Espíritu familiar, e hizo una observación: "en esa época aún no se hacía distinción alguna entre las diversas categorías de Espíritus simpáticos. A todos se les daba la denominación de Espíritus familiares".
Fue el día 25 de marzo de 1856, teniendo por médium a la señorita Baudin, Kardec agradeció la presencia del "Espíritiu familiar" y preguntó educadamente:
-  Consentirás en decirme quien eres?
- Para ti, puedes llamarme La Verdad. ¡ eh !, y todos los meses, aquí, durante un cuarto de hora estaré a tu disposición.
El diálogo continuó y como era así la personalidad de Kardec, no se bastaba con las preguntas en cuanto que no se daba por satisfecho con las respuestas; esto lo observamos en toda la Codificación, él volvió a indagar:
- ¿ El nombre de Verdad, que adoptaste, constituye una alusión a la verdad que yo busco?
–Tal vez; por lo menos es una guía que te protegerá y ayudará.
Kardec volvió a cuestionar, buscando identificar al Espíritu:

- ¿ Has animado en la Tierra algún personaje conocido ?
– Ya te dije que, para ti, soy la Verdad; esto, para ti, quiere decir discrección; nada más sabrás al respecto.
En la reunión de 9 de abril de 1865, el diálogo con El Espíritu de Verdad termina con la pregunta de Allan Kardec sobre la protección que tendría:
-Dijiste que serás para mi un guía, que me ayudará y protegerá. Comprendo esa protección y su objetivo, dentro de cierto orden de cosas; pero, ¿podrías decirme si esa protección también alcanza las cosas materiales de la vida?.
– En este mundo, la vida material es mucho más de tenerse en cuenta; no ayudarte a vivir, sería no amarte.
En las bellas y exactas respuestas del Espíritu de Verdad, Kardec informa en nota que transcribo íntegra, por las aclaraciones que proporciona:
" La protección de ese Espíritu, cuya superioridad y entonces estaba lejos de imaginar, jamás, de hecho, me faltó. Su solicitud y la de los Espíritus que actuaban bajo sus órdenes, se manifestó en todas las circunstancias de mi vida, queriendo quitarme dificultades materiales, me quiere facilitar la ejecución de mis trabajos, quiere, en fin, preservarme de los efectos de la malignidad de mis antagonistas, que fueron siempre reducidos a la impotencia.
Si las tribulaciones inherentes a la misión que me cumplía desempeñar, no me pudieron ser evitadas, fueron siempre suavizadas y largamente compensadas por muchas satisfacciones morales gratísimas."
Por ese comentario, se entiende que en el momento adecuado, el Espíritu de Verdad se identificó para Kardec, que guardó la discreción que le fue solicitada, entretanto, dejó las pistas, identificando al Espíritu de Verdad como a Jesús Cristo, en varios momentos de las obras de la Codificación.
En la menor respuesta que existe en El Libro de los Espíritus y la de mayor grandeza, la número 625, cuando las Entidades Elevadas respondieron a la pregunta de Kardec: - ¿ Cual es el tipo más perfecto que Dios ha ofrecido al hombre, para servirle de guía y modelo?- "Jesús".
Kardec hace comentarios - Para el hombre, Jesús constituye el tipo de perfección moral a que la Humanidad puede aspirar en la Tierra. Dios nos lo ofrece como el más perfecto modelo y la doctrina que enseñó es la expresión más pura de la ley del Señor, porque, siendo él el más puro de cuantos han aparecido en la Tierra, el Espíritu Divino lo animaba.
En los mensajes insertos en El Evangelio Según el Espiritismoo, en el capítulo VI, El Cristo Consolador, publicadas inicialmente en El Libro de los Médiums, en el capítulo XXXI, atribuidas a Jesús, Kardec las reprodujo como El Espíritu de Verdad. Son cuatro mensajes:
dos recibidos en 1860, una en el año 1861 y  el cuarto mensaje en 1863. Está aquel mensaje tan divulgado a los espíritas: " ¡ Espiritistas! Amaros, este es el primer mandamiento; instruiros, este es el segundo. En el  Cristianismo  se encuentran todas las verdades; son de origen humano los errores que en él se enraicen. 
Desde el más allá del túmulo, que juzgabais como la nada, voces os llaman: "¡ Hermanos! nada perece. Jesús Cristo es el vencedor del mal, sed los vencedores de la impiedad".
Posteriormente, en el libro La Génesis, capítulo I, item 42, Kardec escribe:
- El Espiritismo realiza todas las promesas de Cristo respecto al Consolador anunciado. Ahora, como es el Espíritu de Verdad quien preside el gran movimiento de regeneración, la promesa de su vida se halla de esta forma cumplida, porque, de hecho, es él el verdadero consolador.
Más adelante, al final del capítulo XVII, item 37 del mismo libro, Kardec declara: - Jesús reservó para él mismo la terminación ulterior de sus enseñanzas. Y , en una comunicación en la Revista Espírita de 1866, en la página 222:  - La calificación de Espíritu de Verdad, no pertenece sino a uno y puede ser considerada como nombre propio, como viene especidicada en el Evangelio.
En los prolegómenos- prefacio, introducción- de El Libro de los Espíritus, hay varias notas, entre ellas la del Espíritu de Verdad, que demuestra ser una individualidad y no una pléyade de espíritus. Hay aún un detalle muy importante: en el inicio, antes de la palabra prolegómenos, existe la imagen de una cepa con los ramos y la nota del rodapié, de que aquella cepa es el símbolo  que los Espíritus desean para representar el contenido de El Libro de los Espíritus. ¿ Y que es la cepa?. La cepa es la viña con los ramos, que nos remite a las palabras de Jesús, constantes en el evangelio de Juan, capítulo 15, versículo 5:
- Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. Quien permanece en mi y yo en él, ese da mucho fruto; porque sin mi nada podéis hacer.
Las obras de la Codificación, son en número de 20, a saber: El Libro de los Espíritus, El Libro de los Médiums, El Evangelio Según el Espiritismo, El Cielo y el Infierno y La Génesis- obras conocidas como Pentateuco Espírita; además de ellas, Kardec produjo un libro de divulgación de la doctrina: " Qué es el Espiritismo" y "Viaje Espírita en 1962, así como 12 volúmenes de la importante Revista Espírita. Y en el año 1890, fueron publicados escritos inéditos bajo el título de Obras Póstumas, totalizando así, su obra en 20 volúmenes. En ellas encontramos varias referencias a Jesús Cristo como el Espíritu de Verdad.
En la Revista Espírita de 1861, en la epístola de Erasto a los Espíritas, fechada el 19 de septiembre de 1861, está escrito:- El Espíritu de Verdad, nuesr maestro bien amado.
En la revista espírita de 1864, Hahneman, el creador de la Homeopatía, en enero de 1864, escribe:- El Espíritu de Verdad, que dirige este globo. En el mes de mayo del mismo año, una comunicación atribuida al Espíritu de Verdad: -  Hay varias moradas en casa de mi Padre, yo os lo dije hace dieciocho siglos.
En la Revista Espírita de 1868, en la página 51, Erasto, en París, en el año 1863, termina el mensaje de esta forma: -Estamos y quedaremos con vosotros,bajo la égida del Espíritu de Verdad, mi señor y el vuestro.
En el libro Misioneros de la Luz, por el Espíritu André Luiz, en la psicografía de Francisco Cándido Xavier, el instructor Alexandre dice: - El propio Jesús nos afirma: "yo soy la puerta....si alguien entrase por mí será salvo; entrará, saldrá y hallará pastos"!
¿ Por qué audacia incomprensible imaginais la realización sublime sin acercaros al Espíritu de Verdad, que es el propio Señor?
Y el consagrado escritor espírita Herminio Correa de Miranda, en su excelente libro Las Mil Caras de la Realidad Espiritual, afirma: - No hay pues, como ignorar la obvia e indiscutible conclusión de que bajo el nombre Espíritu de Verdad, el Cristo dirigió personalmente los trabajos de formulación e implementación de la Doctrina de los Espíritus, caracterizándola como el Consolador que prometiera hace dieciocho siglos.
El Cristo, el Ungido de Dios, es el propio Espíritu de Verdad, que nunca nos abandonó, como él mismo afirmó: -  No se turbe vuestro corazón ni se atemorice, y estaré con vosotros todos los días hasta la consumación de los siglos´
Jesús Cristo es el Gobernador Espiritual de la Tierra.
Cuando llegó el momento propicio, prodigalizó la Revelación de las Leyes de Dios, con Moisés, en el monte Sinaí, como intérprete de la Primera Revelación- La Ley de Justicia. Emmanuel, en el libro A Camino de la Luz escribió que el Cristo acompañó a Moisés en todo su recorrid con el pueblo en el desierto, durante 40 años. El Cristo y sus propuestas, que allí estaban en la entrega de las Tablas de la Ley. Dios jamás habló directamente con quien quiera que sea en la Tierra.
El Cristo se presentó con el nombre Yo Soy. Cuando fue preguntado por Moisés sobre cual es su nombre, respondió: Así dirás a los hijos de Israel: Yo soy me envió a vosotros mismos.
La Segunda Revelación- La Ley del Amor- traida por el propio Cristo, con el nombre de Jesús- Jeshua Ben Yssef-, a través de sus ejemplos de paz y de solidaridad, mostrando como se hace, haciéndolo.
Y por fín, la Tercera Revelación- La Ley de Caridad- con el Espiritismo, ostentando por bandera: " Fuera de la Caridad no hay Salvación",  coordinado por Él bajo el nombre de Espíritu de Verdad, el Consolador Prometido.

¡ Mucha paz! Itair Ferreira

                                                                 *************************



       Jesús: triunfador imperecedero

...En esta Navidad entrégate al Bien y haz al Divino Amigo el regalo de tu colaboración, a fin de que todos los días Él esté naciendo y renaciendo en ti y a través de ti, junto a tus hermanos de lucha, como el triunfador imperecedero que Él es, invencible e insuperable.

Joanna de Ângelis / Divaldo P. Franco 


                                               ***********************


                                                                            



                                 AMOR MATERNAL Y FILIAL.

890 – ¿El amor maternal es una virtud, o un sentimiento instintivo común a los hombres y a los animales?
– Lo uno y lo otro. La Naturale...za dio a la madre el amor por los hijos en interés de su conservación. Pero semejante amor en los animales está limitado a las necesidades materiales y cesa cuando los cuidados son inútiles. Entre los hombres persiste por toda la vida y comporta una devoción y una abnegación que constituyen la virtud.
Sobrevive incluso a la muerte y sigue al hijo hasta más allá de la tumba. Ya veis que hay en él algo más que en el animal. (205 – 385).


891 – Puesto que el amor maternal está en la Naturaleza, ¿cómo hay madres que odian a sus hijos, a veces desde su nacimiento?
– Algunas veces, es una prueba escogida por el Espíritu del hijo, o una expiación, si ha sido un padre malo, o mala madre, o mal hijo en otra existencia (392). En todo caso, la madre mala no puede estar animada más que por un Espíritu malo que se esfuerza por dificultar la existencia del hijo, a fin de que sucumba en la prueba que ha elegido. Pero esta violación de las leyes de la Naturaleza no quedará impune, y el Espíritu del hijo será recompensado por los obstáculos que haya superado.


892 – Cuándo los padres tienen hijos que les causan disgustos, ¿no son excusables si no sienten por ellos la ternura que hubiesen sentido en el caso contrario?
– No; porque es una carga que se les ha confiado y su misión consiste en esforzarse por atraerlo al bien. (582 – 583). Pero esos disgustos son con frecuencia resultado de las malas costumbres que se les ha dejado adquirir desde la infancia: cosechan entonces lo que han sembrado.

El libro de los espíritus. Allan Kardec


                                            **********************




                            MISIÓN DEL ESPIRITISMO
La misión del Espiritismo, tanto en cuanto el ministerio del Cristianismo, no será destruir las escuelas de fe, hasta ahora existentes.
Cristo acogió la revelación de Moisés
La Doctrina de los Espíritus apoya los principios superiores de todos los sistemas religiosos.
Jesús no critica a ninguno de los Profetas del Viejo Testamento. El Consolador Prometido no viene a censurar a los pioneros de esa o aquella forma de creer en Dios.
Por encima de todo, el Espiritismo es el proceso libertador de las conciencias, a fin de que la visión del hombre alcance horizontes más altos. Hace milenios, la mente humana gravita al rededor de patrimonios efímeros,  cuales son los de la precaria posesión física, atormentada por pesadillas carnales de variada especie. Guerras de todos los matices nos consumen las fuerzas. Flagelos de múltiples clases nos situan la existencia en limitaciones aflictivas y dolorosas.
Con la muerte del cuerpo, no se alcanza la liberación. Más allá del túmulo, prosigue atento a las imágenes que la ilusión le armó en el camino, esclavizada a intereses inconfesables. En plena vida libre, guarda ordinariamente, la posición de la criatura que se tapa los ojos y marcha, impermeable y ciega, bajo pesadas cargas que le doblan los hombros.  
La obstinación en disputar satisfacciones egoístas entre los compañeros de la carne,  le hace deplorable la inhibición y los preconceptos ruinosos, los terribles engaños del sentimiento, los puntos de vista personales, las opiniones preconcebidas, las pasiones desbaratadas, los lazos enfermizos, las concepciones cristalizadas, los propósitos menos dignos, la imaginación intoxicada y los hábitos perniciosos, representan fardos enormes que obligan al alma al paso vacilante, de atención vuelta para las experiencias inferiores.
La nueva fe viene a alargarle el camino para más elevadas formas de evolución. Es la llave de luz para las enseñanzas de Cristo, explica el Evangelio no como un tratado de reglas disciplinarias, nacidas del capricho humano, sino como el salvador mensaje de fraternidad y alegría, comunión y entendimiento, cubriendo las leyes más simples de la vida.
Se nos aparece entonces Jesús, en la mayor extensión de su gloria. Ya no más como un varón angustiado, insinuando la necesidad de amarguras y lágrimas y sí poniéndose a la altura del héroe de la bondad y del amor, educando para la felicidad integral entre el servicio y la comprensión, entre la bondad y el júbilo de vivir.
En ese aspecto, lo vemos como el mayor modelo de solidaridad y gentileza, apagándose en el pesebre, hermanándose con todos en la plaza pública y amparando a los malhechores en la cruz, en la hora extrema, del pasaje para la divina resurección.
El Espiritismo será, indiscutiblemente, la fuerza del Cristianismo en acción para elevar el alma humana y perfeccioanr la vida.
El espacio infinito, patria universal de las constelaciones y de los mundos, es sin duda, el clima natural de nuestras almas, entre tanto, no podremos olvidar que somos hijos, deudores, operarios y compañeros de la Tierra, cuyo perfeccionamiento constituye nuestro trabajo más inmediato y más digno.
Olvidemos, por ahora, el paraíso distante para ayudar en la construcción de nuestro propio cielo. Interfiramos menos en la regeneración de los otros y fijémonos más en nuestro propio reajuste, ante la Ley del Bien Eterno, y, sirviendo incesantemente con nuestra fe a la vida que nos rodea, la vida, por su vez, nos servirá, infatigable, convirtiendo la Tierra en estación celestial de armonía y luz para el acceso de nuestro espíritu a la Vida Superior.

Por el Espíritu Emmanuel
Fuente: XAVIER, Francisco C. Roteiro. 13. Ed. Rio de Janeiro: FEB, 2008. Cap. 38

                                                   ******************************