martes, 31 de marzo de 2020

El Aborto,¿Un derecho?

   INQUIETUDES ESPÍRITAS

1.- Mecanismos de la plegaria
2.- El Aborto ¿Un derecho?
3.- Comunicado mediúmnico de Fernandez Colavida
4 .- El Espiritismo de CEPA y nosotros.





                                                 *******************************



                   

                                                               
           MECANISMOS DE LA PLEGARIA

Quienes se han aplicado al estudio de los efectos de la plegaria afirman que ésta todavía no ha sido suficientemente valorada por el hombre. Un elemento importante, capaz de activar energías de alta frecuencia en nuestro propio beneficio permanece ignorado por los individuos. El profesor Barry Ulanov manifestó que la plegaria constituye un lenguaje fundamental, primordial y de máxima importancia, entre todos los utilizados por los seres humanos". Es una pena que pocos apliquen con eficacia ese lenguaje que trasciende los condicionamientos terrenales. Nuestra sociedad aún no tiene noción del auténtico significado de los valores morales de la vida. 


La palabra plegaria viene del latín precari y significa rogar, pedir con seriedad, suplicar, implorar. Por definición la plegaria implica un ruego de cuño elevado. No podríamos, por tanto, valernos de ella con el propósito de causar daño a alguien, dado que eso dejaría de ser una plegaria. Los espíritus elevados efectúan la plegaria con mucha eficiencia. Jesús fue visto a menudo en oración, nimbado  en esos momentos de una brillante  luminosidad.

El Dr.Larry Dossey, es--jefe del equipo médico del Human Medical City Dallas, USA, es el autor de  Las Palabras Curan y Reencuentro con el Alma. A él se debe un estudio acerca de la plegaria mediante el que llegó a interesantes conclusiones. Este es el resultado del trabajo:

1.- La plegaria no está localizada.- Significa que no está confinada a un lugar concreto del espacio, ni a un momento específico en el tiempo. La plegaria salva distancias inconmensurables dentro y fuera de nuestra realidad existencial (es tridimensional). Asimismo actúa fuera del momento presente. Esto equivale a decir que la plegaria produce efectos significativos en los diferentes niveles de la realidad humana, o sea, en el físico y en el espiritual. En función del tenor fuerza(frecuencia) de quien la emite, producirá efectos significativos en la salud orgánica y espiritual del individuo. El autor abre, de tal modo. la posibilidad de que algo en nosotros sea infinito en el espacio y en el tiempo. Ese algo es, sencillamente.el espíritu inmortal.

2.-La plegaria tiene raíces en el inconsciente.- las energías del inconsciente son poderosas y cuando conseguimos acceder a ellas en beneficio propio, producirán efectos extraordinarios. Un espíritu educado creará un inconsciente equilibrado, y este obrará en su provecho.

3.- Enfermedad,- es el medio por el que el organismo se libera de materia extraña. La enfermedad no avisa de algo. Es portadora de significados y mensajes procedentes de nuestro interior. No se curan los que exigen cura, sino los que oran con confianza y serenidad.

4.- Actitudes.- en el acto de la plegaria tendremos que estar en estado de aceptación espiritual, gratitud, apertura ante la vida, sentimiento de amor, de perdón, de  confianza. Se debe evitar la plegaria agresiva y la súplica vigorosa para la erradicación de las enfermedades, porque eso acarrearía emociones negativas, como la ansiedad, etc. La plegaria debe de ser serena, llena de paz y fe.
5.- Estado permanente de plegaria.- Isaac, el sirio, afirmaba que se puede orar incluso cuando se duerme; esas son las plegarias más efectivas, porque las cosas del consciente diario no nos perturban. Si pronunciamos la plegaria varias veces al día, la transportaremos a nuestro inconsciente, hasta que llegue a formar parte de él.

La persona que realiza la plegaria de vez en cuando, una vez por semana, o bien no la realiza, debiera proponerse modificar ese hábito. La plegaria debe ser cultivada siempre con naturalidad, varias veces al día. Así el inconsciente recibirá el rocío de los pensamientos saludables todos los días, hasta que se atempere y reduzca sus cargas emocionales negativas y vuelva a organizarse sobre nuevas bases, más firmes y saludables. 

- Jasón de Camargo (Educación  de los sentimientos)

                                                          *************************



  EL ABORTO ¿UN DERECHO?










¿Es el aborto un derecho? ¿Nos consideramos de verdad dueños de una vida que no es nuestra?  ¿El hecho de que la mujer sea portadora de una vida que lleva en su interior la convierte en dueña de la misma? Esa vida no le pertenece; aunque es una cosa muy distinta no querer asumir la responsabilidad de criarla.
Tomar la decisión de si debe o no llegar a término el proceso de gestación de otro ser humano es algo muy serio, de extrema gravedad por su importancia. Todos aquellos que estamos adentrándonos en el desarrollo del conocimiento espiritual sabemos que, de hecho, la vida y la muerte no es una decisión que nos corresponde a nosotros, es algo sumamente trascendente, de una importancia vital de la cual nosotros, como seres humanos, tenemos la obligación de cuidar y proteger; debemos aprovechar al máximo nuestra vida que, es el don más preciado que se nos ha concedido, y sobre todo no tenemos la autoridad, ni moral ni de justicia ni de ninguna clase, para cortar la vida de ese otro ser que llevamos en nuestro seno.
Vuestros hijos no son hijos vuestros. Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma. Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros. Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.
Verso de la obra de Kalil Gibran El profeta (Háblanos de los hijos).
En este sentido, que más pruebas podemos tener de aquellos que queriendo ser madres y padres no pueden serlo, porque hay cualquier situación material, fisiológica, que así lo impide. Por contra, cuántos matrimonios hay que les ocurre todo lo contrario: no quisieran tener más hijos y, sin embargo, forman familias numerosas. ¿Por qué puede ocurrir esto? Precisamente porque La Vida, con mayúsculas, es un hecho ajeno a nuestra voluntad. Hay fuerzas invisibles, fuerzas poderosas, hechos que vienen de un pasado más o menos remoto y que inciden en todo este tipo de circunstancias, por lo cual no tenemos lo que queremos, lo que deseamos, sino aquello que como fruto de lo sembrado en vidas precedentes ahora estamos recogiendo.
Esto, dicho así, sin apenas conocimiento espiritual, puede ser una tontería, algo sin sentido que solemos rechazar sin darle su significado y su trascendencia; pero estamos hablando de cortar la posibilidad de vida de un ser que, sin ningún lugar a dudas, tenemos con él un compromiso, y lo natural, lo justo y acertado es brindarle la posibilidad, abrirle las puertas del mundo para que pueda crecer, desarrollarse e ir en busca de su destino. Querámoslo o no, es un hecho que está ahí, una responsabilidad tan importante que bien vale la pena de razonar e instruirnos para que actuemos de la manera más acertada, y así evitar contraer responsabilidades de cara al futuro que supondrán sufrimiento, limitaciones y que tengamos que vivir en nuestra propia carne aquello que hemos hecho padecer a otros.
Todos nuestros actos generan unas consecuencias, conllevan su responsabilidad; para ello, se van aprobando leyes que regulan las relaciones entre las personas, a nivel social y material. Somos responsables de nuestros actos, los que debemos afrontar ante la ley humana. Sin embargo, ¿qué ocurre con aquellas acciones que escapan todavía hoy por hoy a esa justicia humana y social, la cual lógicamente es imperfecta, y se va mejorando conforme la propia sociedad va adelantando?
Sin embargo, también observamos que se promulgan leyes que vienen como consecuencia de una demanda social, sea justa o no, y que políticamente no se tiene más remedio que aprobar, debido a la suma de intereses de diferente índole, y que no tienen en cuenta los aspectos espirituales de esta cuestión. Por desgracia, vivimos todavía en un momento en que las consecuencias espirituales, del porvenir en próximas existencias, no se tienen en cuenta, se ignoran completamente; de ahí el sufrimiento y las condiciones en las cuales nos encontramos ya nada más nacer.
La ignorancia no nos exime de nuestra responsabilidad, ni material ni tampoco a nivel espiritual; todo tiene su trascendencia y sus consecuencias. ¿Cómo podemos ignorar o creer que privar de vida a un ser que no se puede defender no va a tener sus consecuencias? ¿Es posible que se pueda legislar en contra de la propia vida? ¿Cómo podemos asumir un hecho tan relevante como es la vida de un ser humano, y que este hecho pueda quedar exento de su responsabilidad? ¿No es acaso la vida el bien más preciado que poseemos? ¿Cómo, pues, podemos permitir, y no solo eso, sino apoyar y defender el derecho a la muerte de un ser indefenso del que no nos corresponde tomar la decisión de su vida?
Ya no se trata de defender la vida, de estar absolutamente en contra de la ley del aborto, de estar convencidos de que no tenemos ese derecho de ninguna de las maneras por razones de fe, religiosas, ideológicas, sino que además actualmente está más que probado que ese ser que alberga la mujer en su interior no es un ser únicamente orgánico, sino que es una entidad espiritual, una conciencia en proceso de desarrollo y evolución y que, como todos nosotros, necesita una vez más venir a la Tierra, reencarnar nuevamente.
Está más que probado que el espíritu preexiste al nacimiento del niño, y que una vez concluida su vida física con la muerte sobrevive a este hecho, porque la conciencia es inmortal, imperecedera; utiliza el cuerpo físico para progresar, y como ropa usada y vieja en desuso la abandona sin más. Este es un hecho corroborado científicamente por multitud de evidencias que muchísimas personalidades dentro del área científica, ya sea en la psiquiatría, en la física cuántica, en la psicología o la neurología entre otros muchos campos, saben perfectamente que lo que somos cada uno de nosotros es un espíritu en proceso de evolución.
El hecho de que esta verdad no sea todavía hoy algo oficial en el área de la ciencia no le quita ningún vigor, no le quita la más mínima porción de veracidad a la cuestión. Otra cosa es que todas las verdades llegan a su tiempo, y la sociedad las va incorporando en su acervo cultural siempre mucho tiempo después de que hayan sido probados y comprobados los avances de los que siempre hay pioneros que se adelantan a su época. Esto ha pasado siempre: la humanidad no aprende en seguida, se resiste a incorporar nuevas verdades y conceptos, con lo cual va en perjuicio de todos nosotros en general.
Por lo tanto, lo más grave no es solo que liquidamos una vida, sino que además negamos la posibilidad de progreso a un espíritu que llama a nuestra puerta y al que le han concedido desde los planos superiores esa oportunidad tan necesaria.
Es por ello que es muy lamentable que se enarbolen banderas en defensa de aquellos derechos que consideramos de suma importancia, que consideramos que vienen en beneficio de nuestra vida, de nuestra libertad, cuando en realidad suponen un atentado a la ley universal del progreso, delito y crimen considerado el más grande que se puede cometer por parte del ser humano después del suicidio, que es atentar contra la propia vida. Este hecho nunca queda exento de su responsabilidad, y más tarde o más temprano se nos pedirán cuentas de ello.
No obstante, hay que decir también que no todos los casos son iguales, no se puede generalizar; se dan de hecho multitud de circunstancias y de situaciones personales que pueden dar lugar a desembocar en este trance tan desastroso como es eliminar la vida de un ser que ha venido y nos está pidiendo paso. La responsabilidad y las pruebas o expiaciones que deberán pasar todos aquellos que participan de estos crímenes se medirán según cada caso en particular.
Se debe considerar también que, en muchas ocasiones, aquellos espíritus que vienen a engrosar nuestra familia no es por casualidad, sino que con ellos tenemos una relación de otras existencias, y es por esto que vienen junto a nosotros porque es preciso eliminar ciertas asperezas y desajustes que traemos de atrás; de ahí la importancia de no cerrar esa puerta e impedir que vengan junto a nosotros. Por nuestro propio bien nos interesa dejar zanjados ciertos asuntos y ayudarnos mutuamente, transmutando todas aquellas antipatías y, quizás, siglos de odio y rencor, en armonía y fraternidad: Esta es la grandeza de la ley de reencarnación, que permite estrechar lazos de amor y unión entre aquellos espíritus que un día se equivocaron y se hicieron daño mutuo.
Para comprender todo esto es preciso instruirnos, estudiar acerca de la ley de la reencarnación, de la ley de consecuencias y del porqué y para qué estamos aquí.
Todas aquellas personas que de uno u otro modo permitan, provoquen, apoyen un hecho como el aborto, desde los propios médicos pasando también por aquellos legisladores que hacen caso omiso a su conciencia y que instan a la sociedad a cometer este hecho tan terrible, todos ellos contraen una grave responsabilidad que tendrán que asumir el día de mañana.
No se puede parar el progreso ni la evolución, estamos sometidos a unas leyes naturales creadas por Dios para nuestro progreso y evolución. Cuanto más tarde lleguemos a comprenderlas, asimilarlas y aceptarlas, más peligro tenemos de equivocarnos y de cometer acciones que supondrán el día de mañana ajustes y pruebas o expiaciones que tenemos que experimentar para distinguir lo que está bien de lo que está mal.
Debemos empezar a ser conscientes de la trascendencia de la vida y de la responsabilidad que contraemos con nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. Es hora de que nos gobernemos debidamente, haciendo uso de nuestra conciencia y razonamiento, dejando a un lado el egoísmo, la comodidad y la ignorancia, que son en su mayor parte la causa de todos los males que asolan la humanidad y que nos llevan a defender causas y propósitos muy alejados de la verdad de la vida.
Fermín Hernández Hernández--Amor, Paz y Caridad
                                              ***********************

            Comunicado mediúmnico de 
                Fernandez Colavida

Les transcribimos el mensaje psicofónico, de José María Fernández Colavida recibido a través de la mediumnidad de incorporación de Divaldo Pereira Franco, que nos fue ofrecido en el Acto de Clausura del 6º Congreso Espírita Mundial el día 12 de octubre de 2010 en Valencia (España) y que supone una llamada de atención con respecto a preservar en nuestros trabajos los preceptos del Espiritismo, y más en concreto a recomenzar de una vez por todas las tareas que en su día iniciaron los Cristianos Primitivos, iluminados bajo la pureza de la luz del Evangelio de Jesús.

El referido mensaje encierra para todos los presentes y ausentes en el Congreso -aludidos o no- toda la finalidad y ultima ratio del presente Congreso, y que tanto por su brevedad en el contenido, como por su intensidad en sus palabras así como las muchas otras que se dejó en el tintero pero que pueden deducirse, sumado a la Conferencia precedente de Raúl Teixeira exactamente en el mismo sentido, conllevó a un silencio de varios largos segundos que mucho decían -sin ningún aplauso- al finalizar el Congreso.

Como en su día advirtió Divaldo P. Franco, este Congreso debe suponer un antes y un después en el Movimiento Espírita. Recae en nosotros la imperiosa necesidad de centrar nuestros conocimientos espiritistas no para una proyección personal, regional, nacional o institucional, sino para la Reforma Íntima y el trabajo caritativo al prójimo, del mismo modo que así hicieron en su día los Primeros Seguidores de Jesús, los hombres del "Camino" como así manifiesta el Espíritu Emmanuel a través de la mediumnidad de Chico Xavier en su libro "Pablo y Esteban".

Maestro Jesús.
En el momento en que se clausura el 6º Congreso Espírita Mundial, deseamos agradecerte por todas las bendiciones con que nos honraste, agradecerte el bien, las oportunidades dichosas, el estudio de la Doctrina Espírita, las reflexiones profundas al respecto de la verdad y el momento de Convivencia Espiritual Internacional y también agradecerte por el mal que no logró perturbarnos por cuanto administraste las tareas de la Divulgación del Consolador no solamente en tierras españolas sino en diferentes cuadrantes del mundo.
Maestro Incomparable, te apreciamos de seguir en esta labor que las llamas terrestres no logren destruir porque es la claridad Divina de tu Evangelio restaurado por los Espíritus. Facúltanos proseguir en el intercambio saludable en que las fronteras entre las dos vibraciones, material y espiritual, desaparezcan. En esta nueva hora que ya se vive en el Planeta, los espiritistas sepamos demostrar como los Cristianos Primitivos la excelencia de tus Enseñanzas.
Tú, que nos propiciaste estos tres días de comunión espiritual superior, alárganos los horizontes para que prosigamos indefinidamente hasta que se instale en el planeta terrestre el reino de amor que iniciaste hace dos mil años.
Por más que intentemos agradecerte, no salimos del lugar común de las palabras y por ello nos comprometemos vivir realmente el Significado Profundo de tus Enseñanzas para que todos sepamos que te pertenecemos a la familia, y sin embargo las diferencias alternativas somos las ovejas de tu rebaño que cada cual retorne a sus sitios, sus provincias, sus países, llevando no solamente la alegría, el aplauso, la satisfacción de aquí haber estado, pero principalmente el Compromiso de Servir al Espiritismo antes que del Espiritismo servirse para proyectarse. Que la nueva Era sea caracterizada por la linda fraternidad y por la construcción de un mundo mejor.
Nosotros los Espíritus que participamos del Movimiento Espírita de España y vosotros con vuestros Guías Espirituales que con vosotros confraternizan les abrazamos con infinita ternura y rendimos gracias a Dios, el Padre Celestial.
Os abraza,
José María Colavida (1), deseando mucha paz a todos.


(1) José María Fernández Colavida, nacido el año 1819 en Tortosa (Tarragona, España) y desencarnado en Septiembre de 1888, fue el primer traductor al español de las obras de Allan Kardec hecho que lo hizo conocido como “el Kardec español”.

                                                ******************




   El Espiritismo de CEPA y Nosotros 



La historia de la CEPA está íntimamente ligada al genuino pensamiento kardecista y libre-pensador. 

Fundada en 1946 por un grupo de pensadores argentinos, de la Confederación Espírita Argentina, la CEPA nació para cubrir una necesidad de su época. El pensamiento espírita, que tuviera su apogeo a finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, en algunos países europeos sufrió una seria sacudida con las dos grandes guerras mundiales y la consecuente inestabilidad social y política instalada. Muchos de sus emigrantes, obligados por las circunstancias a dejar sus países, trajeron consigo al Nuevo Mundo, los ideales kardecistas. Pronto se hizo necesaria la creación de una entidad con el objetivo de congregar las instituciones espíritas que se iban formando. 

  Ya en la época de la fundación de CEPA, amplios sectores del movimiento espírita pan-americano, habían sedimentado una concepción doctrinaria que, en varios aspectos, se distanciaba de la propuesta original kardeciana. Especialmente en Brasil, pero con fuerte influencia en otras naciones del Continente, bajo los auspicios de la Federación Espírita Brasileña, diferentemente a lo que propusiera Kardec y también de las concepciones adoptadas por la CEPA, se pasó así a cultivar el llamado "espiritismo cristiano y evangélico", al cual se le confirió la condición esencial, dogmáticamente irrevocable, de una nueva religión, que se organizaba muy a semejanza de los modelos eclesiásticos. Bajo la bandera de la "unificación", rígidas normas emanadas del sistema federativo, inducían a las entidades a él afiliadas, a renunciar al ejercicio del libre pensamiento, inherente al espiritismo. 

   Pero no todos los espíritas y, especialmente aquellos que se nutrían de las ideas básicas presentes en las obras de Kardec, se adaptaron al modelo religioso y evangélico que se fu e haciendo mayoritario. 

   Históricas divergencias entre esos segmentos, siempre y en todos los tiempos, estuvieron presentes en el medio espírita. Así, la CEPA, que fue creada con el propósito de unir a los espíritas pan-americanos, por la fuerza de su fidelidad a Kardec, paulatinamente se fueron dando cuenta de la imposibilidad de aquel objetivo. En la misma medida en que eso ocurría, se fortalecía como enlace agregador y representativo del segmento laico, progresista y libre pensador del movimiento. 

    Exactamente por esa circunstancia, recientemente abdicó de su naturaleza confederativa y pan-americana, para adoptar un modelo asociativo, de alcance internacional, con la ventaja de poder acoger en su generoso seno a hermanos de ideal con sede en el Viejo Mundo, cuna del espiritismo genuinamente kardecista y con valores humanos heredados de una rica historia que tiende a renacer y a fortalecerse en la actualidad. 

   El XXIII Congreso de CEPA, en tierras europeas, celebra esa unión de esfuerzos de todo el segmento laico, progresista y libre pensador europeo y pan americano. Es el marco de una nueva historia que comienza a ser escrita.

   El Centro Cultural Espírita de Porto Alegre, que desde el año 1996 viene participando activamente en todos los congresos de CEPA, habiendo sido, incluso, sede de uno de ellos en el año 2000, una vez más organiza una caravana para ese acontecimiento histórico. Ratificamos así nuestro íntegro apoyo a ese movimiento de ideas que el luminoso proyecto de CEPA.  Nuestros amigos lectores, que por nosotros lo conozcan y se sientan identificados con ese proyecto, son nuestros invitados para integrar la delegación que estamos formando.

Vengan con nosotros a hacer y a participar en la historia del espiritismo del Siglo XXI.


(LA Redacción de CEPA-Opinión)


                                     ***********************




lunes, 30 de marzo de 2020

Los tres espiritismos

   INQUIETUDES ESPÍRITAS

1.- Lo inverosimil
2.- ¿Las religiones que admiten la reencarnación la ven como algo deseable?
      Frase  en el Bhagavad Gita
3.- Los tres espiritismos
4.- Los espíritus y su vida en el espacio






                                                       **************************


                                                                                         

                                                LO  INVEROSIMIL
                                           ( Memorias del Padre Germán)

Es costumbre muy añeja en este mundo, creer que no es verdad todo aquello que se separa de nuestro modo de ser, y así cuando se lee la descripción de un crímen horrible, se dice: ¡ Jesús me valga !; ¡ Parece mentira que haya seres tan miserables !.... de igual manera cuando leemos relatos de acciones generosas, decimos moviendo la cabeza en señal de incredulidad: ¡ Qué increíble ! Esto es pintar como querer; no hay seres en este mundo tan fuertes y tan virtuosos, ¡ es imposible !.

Estas o parecidas frases hemos oído repetidas veces después de haber leído en las sesiones espiritistas artículos referentes a las memorias del Padre Germán, o haberse comunicado este por conducto de un médium parlante.

Ultimamente se comunicó dicho espíritu y después se promovió discusión entre varios espiritistas, reconociendo que sus principios eran inmejorables, su moral sublime, tan sublime que rayaba en lo inverosimil.

Sin duda el espíritu estaba escuchando las opiniones de todos, transcurrieron algunos días y volvió a comunicarse el Padre Germán y de su magnífica comunicación, vamos a copiar la última parte, porque esta responde a las dudas que despiertan sus relatos negándoles la veracidad que legítimamente les corresponde, dijo así:

"¿ Creeis amigos mios que un hombre no puede resistir a la tentación de la carne, que no puede luchar con sus propios defectos venciéndolos en la batalla?, escasos conocimientos tenéis de la vida, cuando negáis hechos naturales que se desenvuelven dentro de la sana lógica y en el terreno firme de la razón.

¿ No sabéis que cada espíritu se enamora de una virtud, mejor dicho, de una buena cualidad, porque la virtud se puede decir que es el conjunto de los buenos sentimientos del hombre?.

Todo ser, tenedlo entendido, le rinde culto a un ideal y llega a engrandecerse en el sentido de que su aspiración, que su deseo dominante le conduce. ¿ Creeis que no puede ser cierto que un alma encarnada en la Tiera tenga valor y poder para luchar con todas las seducciones que nos ofrece la vanidad y los falsos halagos del mundo?. Pues, ¿ qué diréis entonces de los hombres que sacrifican su vida en aras de un ideal político o religioso?, y recordad que son  muchos los mártires que ha tenido la humanidad.

Antes de Cristo, en la época prehistórica, cuando aún vuestros historiadores no habían recopilado las memorias de las generaciones, un sin número de hombres inmolaron su vida en bien de su patria; en épocas posteriores, antes de la era cristiana, filósofos y guerreros murieron creyendo firmemente  que con  su sacrificio creaban una nueva civilización. Cristo, bien sabida es su historia, murió en el profundo convencimiento de que con su muerte haría una verdadera revolución en el orden moral y religioso de la Sociedad; y después de tantas heroicidades como han hecho los pueblos en el pasado, ¿ por qué ponéis en duda la firme voluntad de un hombre empleado en su progreso y el de los demás?.

¿Sabéis por qué dudais de la verdad de mis hechos?, porque os han sido referidos sencillamente, porque no he mezclado en ninguno de mis actos ni el milagro ni el privilegio, como se ha supuesto en la historia de los reformadores de la humanidad, que la mayor parte de ellos, el vulgo los ha convertido en enviados de Dios, en profetas inspirados por el Espíritu Santo, llegando a tanto la aberración humana, que deificó a Cristo, cuando la vida de este  estuvo dentro de todas las Leyes Naturales, muchas de ellas desconocidas entonces, combatidas ahora, pero que no por esto, ni la ignorancia de ayer, ni la incredulidad y petulancia de hoy, le quitan ni un ápice a la eterna verdad de la naturaleza que invariablemente armónica, desenvuelve la vida de los espíritus dentro de los límites prooscritos por su adelanto moral e intelectual.

Leed la historia de todos los reformadores, y al leerla, descartad de ella todo lo fabuloso, milagroso y maravilloso; que como apéndice necesario lo ha aumentado la tradición y la leyenda, y despojados de los accesorios que les ha dado la ignorancia de los pueblos, los profetas, los mesías, los redentores de todas las épocas quedarán reducidos a simples hombres imperfectos, aunque si perfectibles.

Partís de un principio falso, muy falso, habéis divinizado a un reducido número de hombres, y habéis infamado al resto de la humanidad, negándole virtudes que quizá la mayoría posee; que están en germen, y espera el momento propicio para dejar la estrecha célula en que viven, y de larvas informes, convertirse en pintadas mariposas.

Entre los grandes perjuicios que han causado las religiones, sin negarles por esto los beneficios que han reportado a las civilizaciones, el mayor  sin duda ha sido darle un tinte milagroso a los efectos naturales de las causas motoras de la vida, el sustituir los dioses del Paganismo con los santos del Catolicismo; ha sido la perdición de la humanidad porque lo justo y lo razonable ha perdido su veracidad, y lo absurdo, lo erróneo, lo que está desprovisto de sentido común, ha tomado carta de naturaleza en una sociedad que se cree inferior a su origen divino.

Ya os lo he dicho muchas veces y os lo repetiré siempre que tenga ocsasión, cuando la mediumnidad esté más extendida, caerán todos los castillos de naipes que ha levantado la superstición y el fanatismo, y se verán los santos tal cual son. Por santo fuí yo aclamado en mi última encarnación; aún hay altares en la Tierra, con mi estátua, aún la fuente de la salud mana entre ruinas y sencillos pastores que al conducir su ganado, se sientan en las peñas, que según la tradición me sirvieron de asiento, y al sentarse hacen la señal de la cruz invocando mi ayuda para que su rebaño, bebiendo el agua milagrosa se salve de toda enfermedad.

Yo en tanto, aprovechando la combinación de múltiples circunstancias he podido deciros en el error que vive la grey romana, creyendo en mi santidad, y lo mismo que yo he conseguido, conseguirán mañana otros espíritus, y el clero católico con sus serafines y legiones, quedará reducido a la nada, completamente a la nada, y muchos de sus santos os inspirarán profunda compasión, porque los veis desposeídos no solo de sus celestes vestiduras, sino errantes, frenéticos, sin brújula, sin estrella polar que les guíe al puerto de la vida; y en cambio muchos seres que han pasado desapercibidos en el mundo, viviendo en la mayor miseria, muriendo en un completo abandono, vendrán a daros lecciones de moral, de resignación, de esperanza, de fe cristiana; serán vuestros mentores, vuestros amigos, vuestros guías o espíritus protectores, que con sus paternales consejos os ayudarán a sostener el peso de vuestra cruz, como hoy felizmente, me sucede respecto a vosotros. No fuí santo, estuve muy lejos de la santidad, pero tuve afán de progresar y la moral que veis en mis acciones no es inventada por mí, es la moral universal, es la ley del progreso. ¿ Por qué encontráis inverosimilitud en mis actos, cuando entre vosotros hay espíritus capaces de hacer mucho más de lo que yo hice?; y no por virtud, precisamente, sino por egoísmo, como en gran parte lo hice yo; pero egoísmo noble, no el egoísmo mezquino de la tierra, de atesorar riquezas o alcanzar honores. No, egoísmo de mayor progreso, de mejor vida en mundos regenerados. ¡ Vivir !; ¡ amar !; ¡ sentir !; 
¡ comprender !; ¡ penetrar en los santuarios de la ciencia !..... Todo esto y mucho más ambiciona el espíritu cuando se propone dar comienzo a su regeneración. En tales circunstancias me hallaba yo; había vivido muchos siglos rodando por las bibliotecas, había pasado muchas noches en los observatorios astronómicos pidiéndole a los astros noticias de Dios; había preguntado a las capas geológicas cómo se hizo habitable el planeta, había pedido a  los fósiles el árbol genealógico de mis mayores; llegué a sdr sabio, como se dice en la Tierra y mientras más sabía, más ignorante me encontraba, y llegué a comprender que debía emplear mi sabiduría, no en enriquecer museos ni en hacer prosélitos para esta o aquella escuela filosófica, pronunciando elocuentes discursos en Academias científicas; sino que debía empezar por educarme, moralizarme, refrenar mis pasiones, por saber cuales eran mis deberes y mis derechos que de muy antiguo me creía con derecho para juzgar sin imponerme el deber de juzgarme a mí mismo.

 He aquí el secreto de mi última existencia"

- Padre Germán-(espíritu)-

                                                                     ******************************




¿ Las religiones que admiten la reencarnación, la ven como  algo deseable?

  Particularmente, para  el  Budismo  la  Reencarnación  no  es un factor  deseable,   pues  la consideran  una serie encadenante de vidas que sujetan  al Ser humano para  volver a vivir  repetidamente en este   mundo en el que predomina el sufrimiento y el dolor, por lo que su  meta  final  es  llegar  a   interrumpir  lo que llaman la  “rueda  de  los  renacimientos”  para finalmente alcanzar el   “Nirvana”,  que   viene a  ser  algo así  como  alcanzar  la felicidad  de un  “no  ser”, o  de una disolución en  un  Todo..   Este Todo  viene a ser  la misma   idea del   Dios  común en   todas  las   religiones,  aunque   habría que matizar que los budistas  no  aceptan   la existencia de ningún Dios  como un Ser concreto, individualizado y humanizado, de ahí que  consideren al Ser Supremo como un Todo inconcreto que lo contiene todo en Si mismo. Por ese concepto, nosotros seríamos  creación o parte de esa gran  y eterna Energía, pero no seríamos ese Todo ilimitado e inconcreto, pues nosotros si que estamos concretados en una individualidad.
Al concepto negativo  de la reencarnación se añade la superstición arraigada en el budismo, de que es posible, por cuestión de karma, renacer en animales o plantas como castigo y amenaza, a causa de haber cometido cualquier falta; así se comprende mejor el por qué consideran el tener que regresar a este mundo como una auténtica desgracia no deseada. Esta idea supondría para el espíritu dar un salto atrás en su evolución, al regresar a la escala animal como alma animal, cuando sabemos que por la ley del progreso,  la meta suprema en la escala animal es llegar a formar parte de la escala humana, con sentido del yo, y del espacio temporal de que carecen las especies animales. Entonces se comprende que ese salto atrás no es posible porque este proceso constituiría una ley contraria y opuesta a la de la Evolución del ente espiritual.
Las religiones africanas en general , así como el  budismo chino  la ven  sin embargo como algo positivo y deseable, a diferencia de como la consideran los hindúes y los budistas tibetanos, para los que no es deseable  como no es deseable el sufrimiento para nadie.

- Jose Luis Martín-


                                                                           
                                                                
                                                                    



“Así como el alma residente en el cuerpo material,  pasa por las etapas de infancia, juventud, virilidad y vejez, así a su debido tiempo pasa a otro cuerpo y en otras encarnaciones volverá a vivir y desempeñar una nueva misión en la Tierra”.

-Krishna- El Bhagavad Gita –


                                                        ***************************





                                                                         

                         LOS TRES ESPIRITISMOS
            Conocí el Espiritismo hace ya 37 años, y hasta no hace mucho,                        basándome en las obras de Allan Kardec, siempre he creído que el                          Espiritismo es la doctrina de los espíritus, filosofía, ciencia y moral; una                doctrina filosófica, racional y moral, así lo entendí yo siempre.
 Luego, poco a poco, me fueron llegando dudas porque observé que los espíritas, por todo el mundo como en España mismo, estaban divididos o agrupados  en dos bandos, no enfrentados, pero sí distanciados. Los unos que se agrupaban alrededor de unas siglas, ( CIMA, mayormente distribuídos en Brasil, Argentina y Perú), y los  otros alrededor de otras (CEPA, mayormente distribuídos en Venezuela, México, etc ). Mientras, en Europa se inclinaba mas o menos por igual hacia ambas tendencias, según que países, teniendo en cuenta que Europa fue  la cuna del Espiritismo en Francia, pero a su vez, el sentimiento espiritualista común del europeo, tiene hondas raíces cristianas, 
 Ambos sectores se consideran como los auténticos espíritas, mientras que a los que no ven el Espiritismo de la misma manera que ellos, los ignoran como si fuesen unos pobres equivocados o unos renegados de la verdad. 
Los unos tenían sus locales como centros de estudio, charlas, trabajos espirituales, convivencias, etc,…. y los otros.... también.  Sin embargo se han estado dando la espalda  mutuamente, dando a entender que “los otros” hacían mal al no sentir el Espiritismo como ellos lo sentían, y que estaban equivocados, pues la tendencia   religiosa de los espíritas de CIMA ve al Espiritismo, como ciencia y filosofía pero sobre todo lo consideran como una Religión cristiana; este movimiento espírita religioso, se centraliza principalmente en Brasil, donde el sincretismo de las religiones africanas y el Cristianismo (católicos y evangélicos), se unieron a la doctrina de los Espíritus Superiores. 
A su vez, los del "otro bando" (CEPA), cuyo movimiento nació en Argentina ante las discrepancias con las tendencias religiosas con Brasil. Estos, como fieles intérpretes de Kardec, lo asumen solamente como Ciencia, filosofía y moral, pero no como una religión, (yo también creo que  no lo es). Ellos se consideran  exclusivamente "kardecistas", librepensadores y laicos, (lo que no quiere decir ateos).
 Por supuesto, todos ellos se basan en  los libros  de la Codificación espírita de Allan Kardec, y los de un lado señalan a los otros como “religiosos”, mientras  que estos, a los unos como  un movimiento“laico”   ( que no es lo mismo que ateo), de lo cual estos últimos se enorgullecen, pues se sienten librepensadores al igual que lo fue Kardec ( yo también,  siempre lo he querido ser, pues nunca me ha gustado tener que "comulgar con ruedas de molino" en cuestiones espíritas, religiosas, éticas y sociales.)
Parece ser que este cisma espírita, viene originado desde que un tal Roustaing, se proclamó espírita, cuando en realidad  este desarrolló una doctrina paralela al Espiritismo, pero con unos  conceptos religiosos   en las antípodas de la doctrina de Kardec. Este personaje de origen francés, fue autor de un libro que lleva por título "Los cuatro evangelios", o "revelación de la revelación, según los cuatro evangelistas", que según afirma el autor, fue psicografiado por la médium belga Émile Collington.  Los autores espirituales de esta obra,- según afirmó- fueron los cuatro evangelistas, asistidos por Moisés y por los demás apóstoles.  Roustaing también hizo suyo el término espírita o espiritismo, para aplicarlo a su doctrina de carácter extremadamente religioso y místico, y al tener muchos simpatizantes  y seguidores, procedentes de las religiones ( principalmente las cristianas),  estos se aglutinaron en un  movimiento que se proclamó espírita; sin embargo los no "religiosos" se podrían llamar kardecistas y los otros roustainguistas, pero no olvidemos que el verdadero espiritismo, fue el codificado por Allan Kardec.
Bueno, pues en medio de este "cacao", los que llegamos nuevos al Espiritismo, deslumbrados ante tanta luz de conocimiento, nos inclinamos, bien por unos, o bien por los otros, según nuestras particulares inquietudes y tendencias espirituales o filosóficas y según la clase de espíritas que nos introduzcan en su particular mundo del conocimiento espírita.

Pero no quedó ahí la cosa, pues en medio de este ya clásico cisma espírita, entre reliogiosos y laicos, ahora estoy cayendo en la cuenta de que también nos encontramos otros muchos espíritas, una clase “intermedia”; esto es, los que no estamos encasillados totalmente con los unos, ni con los otros, pues de ambos recogemos las enseñanzas y esencias comunes que nos satisfacen de ambas vertientes,  y pasamos por alto aquello que no nos atrae demasiado, como es en mi caso la extremada dulzonería religiosa , desechando  misticismos y beatitudes, por lo que en esta situación, en los comienzos de su primera incursión por el Espiritismo, el iniciado puede dudar a veces si no se habrá equivocado, entrando en un convento de monjas en vez de hacerlo en en un centro espírita.
 Tampoco nos resulta agradable la manía que tienen  los “religiosos”  hacia los "laicos", porque estos no  admiten el Espiritismo como una religión, sino solamente como una filosofía y una ciencia de consecuencias morales pero nunca religiosas. Ni tampoco nos llama ya el tema del enfoque científico en exclusiva que hacen los “laicos” , un tanto acomplejados, de los fenómenos espíritas o parapsicológicos, sin unos objetivos morales claros, que sin embargo admiten y defienden, pero que confunden con la religión.
Estos espiritistas “Intermedios”, entre los cuales creo que me cuento, como digo, ni nos identificamos plenamente al cien por cien con los  unos ni con los otros, pues si nos causa cierto rechazo la extremada y dulzona cristianización de los unos, también nos causa  rechazo el empeño sostenido de los otros por no mostrar unos objetivos morales claros,  centrando sus esfuerzos  en  el estudio de  la variada fenomenología ,tal como hace  la Parapsicología, con los temas de  los OVNIS, apariciones, mediumnidades, comunicados espíritas, etc., pero sin llegar a unas conclusiones claras, y siempre mirando de reojo al Espiritismo de los         " religiosos".  Como estos últimos señalan, parece ser que los de CEPA tratan de ser espiritistas sin Jesús, cuando en la Codificación espírita, los mismos Espíritus Superiores señalan a este como el más perfecto modelo a imitar por el hombre. 
Por otro lado, muchos espiritistas hemos desarrollado nuestros conocimientos "por libre", leyendo a muchos y variados autores, y estudiando las obras de la Codificación, fuera de ningún Centro espírita, simplemente por la razón de no haberlo en nuestras ciudades y pueblos de residencia, quedando así fuera de las experiencias de la convivencia en un grupo de personas afínes, con las mismas inquietudes,  lo que hace más fácil el desarrollo espiritual y moral de las personas que lo integran. El no pertenecer a un grupo federado nos condena a permanecer fuera de la Federación espírita, que ni tan siquiera nos considera espíritas por no pertenecer a ningún Centro; si acaso, solamente,  simpatizantes del Espiritismo. 
Siendo "lobos solitarios", también quedamos excluidos de las experiencias de las comunicaciones mediúmnicas para enseñanza y aprendizaje moral. Pero a pesar de todo, no por esto nos consideramos menos espíritas que los demás, pues se es espírita, no por pertenecer a un grupo espírita, o a una federación, sino por la mejora y superación moral en el trabajo de cada día con uno mismo y con los demás, mejorando los defectos humanos que todos tenemos. Tampoco se es espírita por ser médium, sino por darse a los demás y por ir ampliando los propios conocimientos espirituales y experiencias que permiten la mejora moral y la ayuda al prójimo.
 En ambos grupos ( religiosos y laicos), se encuentran razones espíritas suficientes para sentirse como tales, pero el enfoque de ambos, al ser diferente aunque en todo caso  con  argumentos razonables, siempre adolecen, sin embargo, de los mismos enfoques y  tesis que emplean  los otros en algunos temas que les llevan a darse la espalda y a considerarse espíritas solamente ellos, viendo a los otros como unos equivocados en la interpretación doctrinaria del Espiritismo, pero sin embargo, ninguno de ellos posee la verdad absoluta, sino , en todo caso, solamente una parte de la misma, por lo que ambos unidos, harían esa Verdad más completa que todos aspiran poseer, pero que todavía nadie alcanza del todo. Aquí entran en juego los defectos humanos del orgullo y del afán de notoriedad de muchos. Es más fácil ante la caída de un hermano, volver la mirada hacia otra parte, que mirarle a los ojos y darle la mano.
 Al final, se comprende que ambas tendencias espíritas,se tratan de dos corrientes de ideas, que van caminando juntas, por la misma calle, en la misma dirección, pero por diferentes aceras, por lo que se sienten separadas las unas de las otras.
  Dice el refranero popular, que “la unión hace la fuerza”, y eso sucede en todos los ámbitos de la vida, incluido el Espiritismo; debemos tender a “sumar” ideas y esfuerzos, buscando puntos de encuentro comunes que unan; nunca  diferencias que separen, pues yendo cada uno por su lado, todos tenemos solamente una menor parte de  la Verdad, como menos  fuerza y  empuje necesarios para avanzar.
Yo, personalmente, no concibo un Espiritismo sin Kardec, como no lo concebiría sin los buenos Espíritus que lo fueron dictando, como tampoco concibo un Espiritismo sin Jesús, pues Él es el modelo más perfecto q imitar por la Humanidad.
  Debemos orar y meditar seriamente sobre este problema de los diversos espiritismos, y finalmente tratar de unificar criterios, para lo cual es imprescindible un mayor diálogo, respetando todos los puntos de vista y opciones de los demás. Nos debiéramos plantear si esta situación de división entre los espíritas del mundo, es lo que hubiese deseado Allan Kardec para  su Gran Obra, así como todos los demás espíritas de relevancia que han habido, hombres de ciencia, de filosofía y también muchos de ellos profundamente religiosos. Y también considerar si esta división de los grupos y personas espíritas según sus tendencias de pensamiento o de inclinación vocacional, puede ser agradable a los Espíritus Superiores que plasmaron los temas espíritas en la Codificación. Sinceramente yo creo que no.   Además tengamos en cuenta que al igual que entre los espíritus encarnados, seres humanos, los hay también religiosos y los hay científicos y filósofos, en cuanto a su vocación y tendencias, sin embargo no por eso ellos están separados, sino unidos en un aporte común a esta doctrina que puede impulsar enormemente la evolución moral de toda la humanidad, y esta, sabemos que  para todos los espíritas del mundo, de la tendencia que sean, es su gran meta. Tengamos en cuenta que la evolución del espíritu no se realiza solamente en un aspecto, sino en ambos (Intelectual o científico, y moral o espiritual).
Todos unidos, con ayuda de la Espiritualidad Superior, podríamos hacer avanzar y difundir el conocimiento de la Doctrina Espírita a nivel mundial, y así dar un necesario impulso evolutivo a la humanidad en estos tiempos difíciles que atravesamos todos.
 Desde mi humilde posición como uno más, y sabiéndome un “don nadie” en la Doctrina Espírita, me atrevo a plantear a todos los grupos, de la tendencia que sean, el esfuerzo para llegar a un acuerdo necesario para celebrar un gran congreso espírita común, para todos, a nivel mundial, con el tema de la necesaria unificación del Espiritismo, analizando punto por punto los temas controvertidos de la Doctrina, en busca de la Verdad, buscando el consenso doctrinario, pero sin pretender nadie ser portador de verdades absolutas ni de  hacer personalmente actualizaciones o rectificaciones en los textos de la Codificación,  pues para hacerlo solo tendrían la  autoridad moral los mismos Espíritus Superiores que forjaron esta Doctrina, además de Allan Kardec.

Jose Luis Martín

                                         ****************





                                                 

LOS ESPÍRITUS Y SU VIDA EN EL              ESPACIO   
                                 (Por André Luiz)                      
Chico Xavier

1.-¿ Cual es la cantidad aproximada de habitantes espirituales- en edad racional- que se desenvuelven, actualmente, en los alrededores de la Tierra?

"Será lícito calcular la población de criaturas en edad     racional, en los círculos de trabajo en torno a la Tierra, en     más de veinte mil millones, observándose que un alto porcentaje aún se encuentra en las fases primarias de la razón, siendo este número factible de constantes alteraciones por las corrientes migratorias de espíritus en tránsito en las regiones del Planeta."

2.- ¿La cantidad de espíritus que viven en las diversas esferas de nuestro Planeta tiende en el presente a aumentar o a disminuir?

"Como  acontece en la Superficie Planetaria, las esferas de trabajo y evolución que rodean a la Tierra están muy lejos de cualquier perspectiva de saturación, en materia de poblamiento".

*.- En la presente entrevista  con los directores de Anuario Espírita, el espíritu de André  Luiz respondió a las preguntas formuladas con números impares a través del médium Wald0 Vieira y a las de números pares a través del médium Chico Xavier.

3,. Considerando que las criaturas de los reinos vegetal y animal, de este y de otros planos, absorben elementos de la economía planetaria, se pregunta: ¿nuestro planeta dispone de recursos para la manutención y sustentación de una comunidad de número ilimitado de individuos, o la despensa celeste de nuestro domicilio cósmico se destina a una sociedad de proporciones limitadas, aunque sea de dimensiones desconocidas?

"Cierto , en los límites del orbe terráqueo, no es justo conceptuar los problemas de la vida física fuera de peso y medida, entretanto es preciso considerar que las ciencias aplicadas a la técnica, a la industria y a la producción, en los variados dominios de la naturaleza, asegurarán el confort y sustento a billones de espíritus encarnados en la Tierra, con los recursos existentes en el Planeta, por muchos siglos aún, siempre que el hombre se disponga a trabajar."

          4.-  ¿ Espíritus originarios de la Tierra han emigrado, en los últimos siglos, para otros orbes?

" Sea de modo colectivo o individual, en todos los tiempos, han salido de la Tierra espíritus superiores, rumbo a esferas ennoblecidas, compatibles con la elevación que alcanzaron. En cuanto a compañeros de evolución retardada, principalmente los que estén necesitados de correctivos dolorosos por delitos practicados conscientemente, en muchos casos sufren una temporal segregación en planos regeneradores".

5.- ¿Espíritus originarios de otras regiones del espacio, acostumbran a adiestrarse en la Tierra 8.- ¿Dónde comienza el Umbral?en encarnaciones de ejercicio evolutivo?

"Eso acontece con frecuencia, pues muchos espíritus superiores se reencarnan en el planeta terrestre con el fin de colaborar en la educación de la Humanidad y criaturas inferiores acostumbran a sufrir ahí cortos o largos periodos de exilio de las elevadas comunidades a las que pertenecen, por la cultura y por el sentimiento, por cuanto la caída moral de alguien, sucede en la Tierra como en otros domicilios del Universo".

6.- Considerando la enorme distancia geométrica existente entre dos o más orbes de un sistema solar, o entre dos o más sistemas solares, se pregunta:

a.- ¿Los espíritus, en su desenvolvimiento evolutivo, se ligan necesariamente a determinados orbes?
b.- En la inmensidad de los espacios que separan a dos o más cuerpos celestes, viven, también, inteligencias individuales?

a.- "En su desarrollo, sí, como acontece con la persona que en determinada fase de la experiencia física se vincula, transitoriamente a determinada raza o familia"
b.- Eso es perfectamente comprensible; basta recordar los millares de personas que atienden los intereses de un país o de otro en las extensiones del océano".

7.- ¿ Cuales procesos de locomoción son utilizados en las emigraciones interplanetarias, considerando la posibilidad de emigraciones de entidades de la categoría de criminales, como parece ser el caso de los emigrantes de Capela?

"Esos procesos de locomoción, en el plano espiritual, son numerosos. La técnica no se relaciona con la moral. Los mayores criminales del mundo pueden viajar en un golpe, sin que eso ofenda los preceptos científicos".


"En verdad, el Umbral. expresando la región inferior de la espiritualidad, por los vínculos que posee con la ignorancia y con la delincuencia, comienza en nosotros mismos".

9.- ¿ Dónde se sitúa Nuestro Hogar?

" No poseemos términos terrestres para hablar sobre geografía en el plano espiritual, pero podemos informar que las primeras fundaciones de la ciudad de "Nuestro Hogar", por espíritus pioneros de la evolución brasileña, se verificaron en el espacio del territorio conocido hoy como  el Estado de Guanabara."

(Entrevista mediúmnica al Espíritu André Luiz tomada del Anuario Espírita/92)


                             **************************************