Loading...

sábado, 14 de mayo de 2011

EL ALMA DE LOS ANIMALES


¿Qué sabemos de los animales? Pues muy poco, la verdad.
¿Qué nos interesa saber? Pues todo lo que esté a nuestro alcance, que no es mucho.
Podríamos plantear las siguientes cuestiones:

- SU ORIGEN

- ¿TIENEN ALMA?

- ¿SIENTEN, PIENSAN, SUFREN?

- SUS POSIBILIDADES

- SU EVOLUCIÓN

- SU FUTURO
SU ORIGEN
En mi anterior ponencia, hablé de la formación de la Tierra y en esa formación se incluía el nacimiento de los seres vivos de la Creación. Esos seres surgen de los minerales, cuando estaban aún cristalizados, como los virus y de ahí se forman los primeros seres unicelulares, que se multiplican rápidamente en las aguas templadas de los océanos primitivos.

En los minerales, aunque no observemos vida propiamente dicha, ella duerme, y se ensaya para un despertar futuro. En el planeta Tierra, las condiciones ambientales en el surgimiento de la vida eran extremadamente propicias para la transformación de los minerales en substancias orgánicas. Nace más tarde la ameba y seres vivos de parecidas características

La chispa divina, está ya en éstos seres: está incluso antes de éstos seres, cuando residía en el mineral. Y a partir de ahí, comienza el peregrinaje del PRINCIPIO ESPIRITUAL O MÓNADA ESPIRITUAL.

Es en este PRINCIPIO, que está grabada la ley de Dios, como en la simiente están contenidas las leyes que regulan la estructura del árbol y los frutos futuros.

El psiquismo de que Dios dota a la creación va encaminándose hacia la evolución a que todos estamos llamados. Es ese principio que va reencarnando una y otra vez, desde los seres más primitivos, el que va recogiendo experiencias en todos los aspectos, y es por eso que podemos decir que, ese PRINCIPIO duerme en el mineral, sueña en el vegetal, despierta en el animal y siente en el hombre, caminando hacia la angelitud, que es nuestro destino.

¿Y cómo recogen esas experiencias? Pues sencillamente grabando en su psiquismo rudimentario, todos los acontecimientos de sus vivencias. Ya hemos aprendido que todo cuanto vivimos, pensamos o hacemos, queda archivado en nuestro psiquismo. En los animales, dotados de ese atributo; aunque primitivo, ocurre lo mismo. De esa forma, cuando van a reencarnar, en los momentos de la fecundación, su PRINCIPIO psíquico imprime al óvulo, toda la información que él va a necesitar en su futura experiencia. Y donde son ayudados en todo momento por Espíritus Superiores; no sólo ellos, sino todas las especies, por inferiores que sean.

El PRINCIPIO ESPIRITUAL de los animales de formas más primitivas, va pasando a animales más evolucionado, debido a esa escala que van recorriendo de aprendizaje, mediante las experiencias vividas, y es el PRINCIPIO que lo habita, el que va conquistando suficientes experiencias, para conquistar otras formas dentro de la raza animal. Así el Psiquismo RUDIMENTARIO que habitó el cuerpo de un molusco, miles de años después, podría habitar el cuerpo de un animal superior y así, paso a paso, experiencias tras experiencias, van caminando para razas superiores y el paso a la GRAN TRANSICIÓN, va siendo más corto cada vez. Para eso han de transcurrir muchos miles de años. Se entiende de esa manera, que las razas de animales, a través de miles de años, apenas han tenido cambios substanciales, y el perro de hoy es igual al de hace miles de años.
¿TIENEN ALMA?
Allan Kardec siempre nos recomendó la práctica de la razón y la lógica; pues bien vamos a reflexionar: Si el PRINCIPIO Espiritual ya viene caminando desde el mineral, aunque de una forma muy rudimentaria que a veces se nos escapa al entendimiento. ¿Cómo podemos pensar que los animales no tengan alma después de haber conquistado un status en la escala de la evolución bastante significativo?

¿Nos parecería lógico tener a unos hermanos inferiores, los cuales, en muchas ocasiones, demuestran más sentimientos que los humanos, sin un PRINCIPIO Espiritual, que los ayudase a caminar en el arduo camino de la evolución? ¿Solo un armazón de carne y huesos y nada más?

¿Podemos pensar que esos rasgos tan evolucionados de conducta en muchos animales, se deba a unos seres sin alma o principio espiritual? ¿O al acaso, al que se recurre siempre que no tenemos explicaciones o respuestas? Sería, como dice
Allan Kardec, un acaso muy inteligente, ¿no?

En el
Libro de los Espíritus, pregunta 597, Allan Kardec plantea esta cuestión: Puesto que los animales poseen inteligencia que les confiere cierta libertad de acción, ¿existe en ellos un principio independiente de la materia? R. Sí, y que sobrevive al cuerpo. Y en la pregunta 597ª. Ese principio ¿es un alma similar a la humana? R. Es también un alma, si así lo queréis. Ello depende del sentido que se dé a esta palabra. Pero es inferior a la del hombre...

Algo con lo que estamos de acuerdo, por supuesto.

Por eso, a la pregunta de si tienen alma los animales, contestamos: Sí, tienen alma, pero, evidentemente, no un alma o espíritu como lo podemos concebir en seres humanos; porque en los animales, el PRINCIPIO Inteligente, no está desarrollado como en nosotros, seres superiores en inteligencia, aunque no siempre en sentimientos. En los animales, dependiendo de la evolución a la que hayan llegado, la Inteligencia y el PRINCIPIO espiritual, está comenzando a despertar. A medida que el animal evoluciona, ese PRINCIPIO va desenvolviéndose y su alma va adquiriendo mayores capacidades de sentir: no olvidemos que van caminando para el Reino Hominal. Sin embargo repito: sí tienen alma.
¿Qué es sino, el principio que habita en ellos? Confirmado por los Espíritus Superiores.
¿SIENTEN, PIENSAN, SUFREN...?
Encadenando el tema anterior con éste, vemos muy lógico que los animales sientan y sufran, no así que desarrollen un pensamiento, como lo concebimos en los humanos. Aunque también podemos asegurar que tienen forma de PENSAMIENTO RUDIMENTARIO, debido a su rudimentario PSIQUISMO. Muchos científicos mantienen la teoría de que, en los animales se da "un juego de un cierto automatismo". Una explicación que no tiene sentido. Y si tienen una rudimentaria INTELIGENCIA, llegamos a la conclusión de que, también ellos, pueden tener unas percepciones extra-sensoriales, sin que lleguemos a aseverar, que los animales tengan, propiamente dicho, MEDIUMNIDAD. Sin embargo, en muchos animales, hay que reconocer sus excepcionales percepciones, cuando parece que ven, oyen y perciben, de un modo incuestionable.
Así como un animal, siente cariño hacia su amo, puede expresar sentimientos adversos, ante la crueldad, exteriorizando odio o antipatía.
(Ejemplo del elefante)

Dice
Emmanuel: "... El animal, igualmente, para alcanzar la aureola de la razón debe conocer benemérita y cumplida hilera de experiencia que terminará por integrarlo en la parte definitiva del razonamiento. Comprendamos, de ese modo, que el sufrimiento es ingrediente inapelable en el plato del progreso..." Con las palabras sabias de Emmanuel, podemos comprender mejor el esfuerzo que el animal hace por alcanzar un grado mayor de razonamiento. Pero hemos de admitir que el animal no sufre porque tenga karmas que expiar, y si, como dice Emmanuel, porque el sufrimiento es ingrediente inapelable en el plato del progreso. También aplicable a los seres humanos. El animal necesita ascender en la escala de la EVOLUCIÓN, como nosotros en la escalera de la PERFECCIÓN. La comprensión de estas informaciones tan importantes, con respecto a los animales, debería reformar en nosotros, la idea errónea, que podamos tener de ellos, y a la vez, debería cambiar nuestro trato con los animales, ayudándoles en ese supremo esfuerzo que hacen para conquistar nuestras posibilidades.

Podemos llegar a aseverar que, también en el reino animal, se producen suicidios, de los que numerosos relatos han sido recogidos por experimentadores y estudiosos. (Ejemplo del macaco en el zoo)

Si esto sucede, es que hay sentimientos e inteligencia, para buscar, deliberadamente, la muerte. ¿No es esto pensamiento y voluntad?

Dice
Kardec: "La muerte voluntaria de un animal prueba que él tiene consciencia de su existencia e individualidad; comprende lo qué es la vida y la muerte, pues escoge libremente entre una y otra. No es, pues, una máquina y no obedece exclusivamente a un instinto ciego. El instinto - concluye el Codificador de la Doctrina Espírita - impele a la búsqueda de los medios de conservación, y no de su propia destrucción."
SUS POSIBILIDADES
¡Son muchas! Siempre hemos concebido al animal como un ayudante o como animal de compañía, aunque no siempre el trato que les damos es el correcto; Dios no ha dispuesto a los animales, para que nosotros les matemos indiscriminadamente, ni abusemos de ellos en los juegos y las mal llamadas Fiestas Nacionales; son hermanos inferiores nuestros, con inmensas posibilidades; si nosotros les educamos, tratamos bien, les queremos y los encaminamos hacia su destino con amor. A la vista está, los progresos que el animal, en general, ha hecho al lado del hombre, convirtiéndose en su amigo, y muchas veces, en su esclavo, cuando el hombre lo trata con afecto. Sus mayores posibilidades son de evolución, teniendo presente el largo futuro que les aguarda antes de llegar al Reino Hominal, por eso, sabiendo que un día llegarán a ser humanos, debemos facilitarles, en lo posible, su trayectoria y su meta, procurando no aumentar nuestra, a veces, larga lista de desatinos, tratando a los animales indebidamente. Un día vendrá en que el Hombre no necesite, para su alimentación, matar a un ser inferior que no tiene posibilidades de elección, así como el Hombre dejará de divertirse a costa del sufrimiento de alguien que no tiene como defenderse ante la crueldad del hombre.

Podemos citar, a algunos de los estudiosos del tema de los animales, comprobando ellos, las posibilidades y percepciones de los animales:
Heer Krall, que descubrió que la acuidad visual del caballo es extraordinaria. También Maurice Maeterlinck (premio Nobel de literatura, 1911, creyente en la sobrevivencia del alma), investigó las posibilidades de los caballos. El Dr. Giovanni Batista, que estudió la mediúmnidad en los animales. Konstantin Raudive (investigador de las transcomunicaciones), estudió varios casos de animales que hablaban, siendo éstos canales de los espíritus. En un mensaje mediúmnico de Rodolfo Valentino, dijo que los perros pueden sentir, muchas veces, la muerte de una persona que les gusta, por sentir las vibraciones especiales que el organismo emite en la inminencia de la liberación del Espíritu de los vínculos de la carne. Frederic Myers, Joseph B. Rhine (científico, descubridor de las funciones psi - facultades sensoriales.)etc.

Buscando una solución a los enigmas de las facultades y posibilidades de los animales, podemos decir, como hipótesis, que pudieran tener un sexto sentido o sentido de dirección, que los ayudasen a percibir, orientarse y exteriorizar facultades, que no formaría parte de las facultades sensoriales conocidas en el animal.
SU EVOLUCIÓN
Es obvio que todos estamos llamados a progresar, incluso, desde los principios más primitivos, como es el del reino vegetal y animal. No debemos olvidar que hemos caminado en el reino animal, y por muchos miles de años. Quien no pueda admitir esta idea, le costará comprender de dónde venimos y a dónde vamos; así como que los animales, un día alcanzarán la posición de hombres, mientras nosotros, seres humanos, lucharemos por alcanzar la angelitud.

Sabemos que no pasamos de ser animales a ser hombres, en un abrir y cerrar de ojos. Los Espíritus Superiores nos dicen, que existe una transición, lógica por otra parte, en la que los animales van encarnando una y otra vez, pero ya en otro espacio u otra dimensión, sin necesidad de un cuerpo material, una vez alcanzada toda la enseñanza en el Reino animal. Dispuestos a ser seres humanos, los Espíritus Superiores, les ayudan en esos lugares, a alcanzar otro tipo de experiencias, que no podrían alcanzar como animales. Les ayudan a alcanzar otras percepciones, sin que lleguen a encarnan en cuerpos materiales, transformándose lentamente, en una metamorfosis, que los llevará a conquistar un tesoro precioso: Un Espíritu, con los atributos de la Inteligencia y la Razón, además de trabajar incesantemente, por desarrollar los SENTIMIENTOS. Podríamos denominar a esto: EL ESLABON PERDIDO.
El libro de los Espíritus nos dice en la pregunta nº 607: "Se ha dicho que en su origen el alma del hombre se halla en un estado análogo al de la infancia de la vida corpórea, que su inteligencia brota apenas y que se ensaya para la vida. ¿Dónde cumple el Espíritu esa primera etapa? - R. - En una serie de existencias que anteceden al período que llamáis de humanidad."
Y en la
607ª, podemos leer: " Así pues, ¿el alma pareciera haber sido el principio inteligente de los seres inferiores de la Creación? - R. - ¿No hemos dicho ya que en la Naturaleza todo se eslabona y tiende a la unión? Es en esos seres - a los que estáis lejos de conocer en su totalidad - donde el principio inteligente se elabora, individualizándose poco a poco, y se ensaya para la vida, conforme hemos afirmado antes. Se trata en cierto modo de una tarea preparatoria, como la de la germinación, a consecuencia de la cual el principio inteligente experimenta una transformación y se convierte en Espíritu..."
SU FUTUROY llegamos, asociando un tema a otro, al futuro del animal; es sencillo de prever: El reino Hominal. Ensayará sus primeros pasos, en la vida del ser humano, como el niño cuando nace, necesitado Tendrá todas las tendencias y posibilidades de alcanzar cualidades, que en su lucha incesante, ya dentro de un cuerpo, aunque primitivo, pero humano, conquistará. En sus primeras etapas o encarnaciones, exteriorizará constantemente su pasado y los instintos aflorarán, y sus primeras vivencias serán animalizadas, por lo que los podemos imaginar situados en ambientes primitivos o sea; tribus o razas primitivas, donde sus vivencias y experiencias, a nadie extrañará, ya que el resto de compañeros, en su mayoría, estarán en las mismas circunstancias.
CONCLUSIÓN
Después de un resumen acerca de los animales,
podemos concluir; que ellos tienen ALMA, INTELIGENCIA y SENTIMIENTOS, en un grado mayor de lo que podamos imaginar.

Quizás, si hemos adquirido un poco más de conocimiento de los animales, eso nos ayude a tratarles y entenderles un poco mejor.

Para finalizar algunas citas de personajes conocidos, en relación a los animales.
- Abrahan Lincoln: "No me interesa ninguna religión cuyos principios no mejoran ni toman en consideración las condiciones de los animales".
- Charles Darwin: "La compasión para con los animales es de las más nobles virtudes de la naturaleza humana".

-
Lamartine: "Entre la brutalidad con el animal y la crueldad para con el hombre, hay una sola diferencia: ?la víctima".

-
Dr. Albert Schweitzer: "El error de la ética hasta el momento ha sido la creencia de que sólo deba aplicarse en relación a los hombres".
Artículo de: Isabel Porras González


(Ver Blog elespiritadealbacete.blogspot.com)