jueves, 13 de octubre de 2011

Sugestiones útiles

Alipio Gonzalez




Tantas veces usted reclama de personas o situaciones y no se da cuenta de que no siempre actuó como debería.

Dice que nadie entiende sus sueños, nadie  toma en cuenta sus problemas, y que raramente consigue lo que desea.

Siempre, vale la pena observar algunas sugestiones útiles:

Para ser oído, hable.
Para ser comprendido, exponga claramente sus ideas, sin jamás echar mano de aquellas que juzga fundamentales, apenas para que los otros lo acepten.

Por encima de todo busque el placer antes de la pena, la auto realización  antes del dinero, hacer el bien hecho, antes de pensar en obtener cualquier recompensa.

Nada tiene gracia si no fuera leve para su espíritu, bueno para su cuerpo, y agradable para su corazón.

Para conseguir, intente, sin esperar que el éxito venga enseguida en la primera vez.

Cuide de tener salud, energía, paciencia y determinación para continuar intentándolo  tantas veces, cuantas fuera necesarias. Más, al percibir que ya hace todo lo que puede  incluso un poco más, cambie la táctica para no tornarse, en vez de en un victorioso, apenas en un temeroso más.

Para poder recomenzar siempre, perdónese por los fracasos y errores que cometa, aprenda con ellos y, a partir de ellos programe sus próximas acciones. Nunca se deje ilusionar en que será posible hacer todo en un solo día  o cuando tenga todos los recursos: ese día nunca vendrá.

Para mantenerse motivado, sueñe.

Para realizar, planee, pensando  grande y haciendo pequeño, un poco cada día más todos los días un poco, porque son las pequeñas gotas de agua las que hacen el gran océano.
Habrá días en que se le ocurra la idea de que no vale la pena insistir. Que las personas realmente no la entienden. No en tanto, considere lo siguiente:

Muchas veces las personas son egocéntricas, ilógicas e insensatas. Aun así mismo perdónelas.

Si usted es gentil, las personas pueden acusarlo de egoísta, interesado. Sea gentil, aun mismo así.

Si usted es un vencedor, tendrá algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos. Venza aun mismo así.

Si usted es honesto y franco las personas pueden engañarlo. Aun así sea honesto.

Lo que a usted le llevo años construir, alguien puede destruirlo de una hora para otra. 
Aun así, siga construyendo.

Si usted tiene paz, es feliz, las personas pueden sentir envidia. Sea feliz aun mismo así.
Dele  al mundo lo mejor de usted, más eso  puede nunca ser lo bastante. De lo mejor de usted, aun mismo así.

Recuerde  que al final, el ajuste de cuentas es entre usted y Dios y no entre usted y las otras personas.

¡Piense en eso!

Quien se afana en la batalla de la sublimación, perdona y olvida ofensas, males, dolores y sombras, para pensar solamente en la felicidad suprema y, como por encanto, guardando la paz consigo, constata que todo lo demás se encuentra en el propio corazón.

Equipo de redacción de Momento Espirita, basado en dos mensajes recibidos por Internet sin mención de autores.


Cuando pierdas un amigo cuando menos lo esperabas, consuélate por haberlo tenido... ( Autor desconocido)


( Ver el blog  elespiritadealbacete.blogspot.com )

2 comentarios:

Soy Espirita dijo...

Excelente modo de expresar unas verdades fundamentales. Lo más que me agrada de estos pensamientos es la sencillez como se expresan y la sabiduría que los acompañan, gracias por compartir verdaderas palabras de vida, Adelante, continúe expresando sabiduría para que nuestras almas se nutran de conocimiento. Frank

Jose Luis Martín dijo...

Muchas gracias por vuestra valiosa opinión y vuestro apoyo,
Un abrazo: Jose Luis