lunes, 13 de enero de 2014

El trato a los animales


 
 Debemos considerar que los animales tienen un Principio Espiritual, como alma creada y existente, inmersa en un proceso evolutivo que afecta a todos los seres en el universo, y cuyo fin evolutivo, es el de alcanzar algún día la etapa humana, ya que nuestro Espíritu ,en un remoto pasado, también pasó por esa etapa evolutiva que ahora experimentan ellos, por lo que se comprende facilmente que resulta absolutamente inmoral darles un trato cruel o brutal. Las diversas especies animales son nuestros hermanos menores en la evolución y no nos asiste ningún derecho moral o natural para causarles sufrimiento alguno.

Quien maltrata a los animales, sin el más mínimo sentido de la compasión, normalmente sería capaz de hacerlo igual con los Seres humanos , y desde luego no acredita en absoluto que pueda ser una persona sensible y buena.
Por nuestra naturaleza animal, muchos todavía necesitamos alimentarnos de carne de los animales, aunque esta no es del todo indispensable para el mantenimiento y equilibrio de la salud humana,, pero el tener que sacrificar animales para consumo humano, no justifica el tener que hacerlo brutalmente, infringiéndoles maltratos injustificados e innecesarios durante su vida y su muerte y sin ninguna compasión.
    Lo que digo a continuación, y lo siento por los aficionados a la caza “deportiva”, que se practica como afición para abatir o “cobrar piezas”, solo por “hobbi”, sin un motivo o necesidad alimentarias. Este “deporte” manifiesta el instinto ancestral de cazar para comer proveniente de nuestra remota etapa animal, solo que ahora ya no es para comer, sino por “afición”, “hobbi” o “deporte”. Por mucho que los intereses de un gremio trate de justificarlo, no dejan de ser actividades moralmente negativas porque con ellas se destruye sin necesidad la vida de otros
seres, y porque estas actividades en esencia son totalmente innecesarias para la vida y supervivencia humana. Estas actividades que se basan en el sacrificio de estos seres vivos en los que ya rige un Principio Espiritual, resultan gratificantes para el Ser humano de instintos primarios, que como máximo exponente de la crueldad en la Naturaleza, es el único predador que mata por matar, sin una justificación vital, incluso a sus semejantes por motivos de guerras, celos, etc, y sin embargo todos los seres vivos, tienen derecho a la vida que Dios les ha dado. Estas actividades tienen el agravante de que en muchísimas ocasiones, los animales abatidos no solamente han muerto para diversión de sus matadores, sino que sus cuerpos no alimentan a nadie; solo sirven de alimento a los gusanos porque muchas veces el producto de grandes “cacerías y pesquerías” terminan en los vertederos de basura, mientras que hay por todo el mundo tantos seres humanos que llegan a morir de hambre. Moralmente algo se remediaría en este estado de cosas, si se legislara y canalizaran debidamente estos recursos para paliar algo estas necesidades humanas, pero priman sobre todo los egoísmos, los intereses económicos y la impiedad.

Por otro lado, el ejercicio de la caza lleva paralelo el maltrato a los perros y caballos que muchas veces se utilizan en ella, pues al final de cada temporada, cuando se considera que ya no sirven, muchas veces también terminan siendo asesinados por sus propios dueños, sin piedad y sin escrúpulos, que los tratan solamente en miras a su utilidad, como elementos que se destruyen cuando no son lo útiles a sus fines.

Lo que digo a continuación también lo siento por los aficionados a la popular fiesta taurina que se celebra especialmente en España y algunos otros países. Hay que reconocer que a veces el toreo es una expresión de arte y de valor, pero el arte se puede manifestar de muchas otras formas y el valor auténtico es el que se debe demostrar ante las pruebas de la vida, no el que por un momento de elevada adrenalina se muestra ante un toro acorralado que ataca para defenderse. Sin embargo es innegable que se trata de un divertimento con el espectáculo sangriento de un animal herido que pelea por su vida, y de otra parte con el riesgo de la persona que se juega la vida ante el toro herido. La llamada en España “Fiesta Nacional”, es lo más similar en cuanto espectáculo, al circo romano en donde la sangre y la muerte de personas y animales era una diversión que exacerbaba los instintos mas primarios. Y no es solamente la crueldad para con los animales lo que señalo como negativo, sino el hecho de que una masa humana en este siglo que vivimos, se divierta y se enardezca ante el “espectáculo”de la sangre, del mismo modo como lo hacían nuestros antepasados en el circo romano, considerando que tal vez aquellos espectadores que aplaudían a la sangre y a la muerte, quizás sean los mismos que hoy siguen haciéndolo en los “festejos taurinos” . En el siglo XXI y de cara a un próximo cambio global de esta humanidad hacia otra más espiritualizada, esto es algo que lógicamente está llamado a desaparecer mas bien antes que después,
La crianza de animales para sacrificarlos solamente por sus pieles es otra aberración, pues disponemos de cantidad suficiente de tejidos sintéticos o de origen vegetal, para mantener una moda cada año, sin necesidad de esta tortura y esta explotación desalmada.
Y tampoco se puede dejar de mencionar esas peleas de perros o de gallos, mas o menos clandestinas, en las que el publico ávido de sangre apuesta auténticas fortunas.
Los circos, con su espectáculo de “fieras”, en las que estas aparecen en pista, generalmente algo “dopados”, pero en los que al igual que en los “toros”, los espectadores sienten el morbo de ver si termina la función sin que el hombre sea herido o muerto por “la fiera”. Lo mismo que debía sentir el público asistente a los circos romanos, ante la vista de la sangre y de la muerte. Este es otro aspecto negativo muy importante, y es común en la caza, los toros, las peleas de gallos o de perros....etc. Me refiero a los seres humanos que lo protagonizan como actores directos, que pueden actuar como verdugos maltratadores de los animales, o como víctimas esporádicas de ellos,o simplemente son espectadores ávidos de presenciar el riesgo y la sangre. Esta clase de espectáculos sangrientos les exaltan las emociones negativas y les estancan al salvajismo de un mundo que debería estar ya en una etapa más adelantada en su evolución social y moral.
Los verdaderamente espiritistas y espiritualistas en general, debemos ir cambiando este estado de cosas, de modo que nuestro trato con los animales siempre debe ser de respeto y consideración porque son seres que permanecen en una cadena evolutiva inferior a la nuestra, aunque paralela e inmediata, pues como sabemos, la meta evolutiva del alma animal es la de llegar
a forjar el Espíritu humano y alcanzar su entrada en la etapa humana, encarnando algún día a Seres humanos como nosotros, mientras que la nuestra es la de abandonar algún día nuestra etapa humana actual que todavía porta restos de su anterior etapa animal, y alcanzar finalmente la Angelitud.
Si el trato con los animales debe ser respetuoso, compasivo y protector, resulta obvio cómo debe de ser siempre para con las personas : debemos desterrar para siempre la violencia , el egoísmo y la falta de Amor, tomando conciencia de que por la Reencarnación y la Ley de Consecuencias, el bien o el mal que hagamos a los demás nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. Si realmente anhelamos la paz en el mundo, debemos tenerla en primer lugar nosotros mismos, y manifestarla a nuestro alrededor mediante nuestros actos de Amor y Caridad hacia todo y hacia todos.

- José Luis Martín-
                                     *****************************+

Si ves tratar con crueldad a un niño o a un animal, es tu deber defenderlos”
-Krishnamurti-
                          ***************

MUNDOS REGENERADORES

16. Entre esas estrellas que resplandecen en la bóveda azulada, ¡cuántos mundos hay, como el vuestro, designados por el Señor para expiación y para prueba! Pero los hay también más miserables y mejores, así como los hay transitorios que pueden llamárseles regeneradores. Cada torbellino planetario, corriendo en el espacio alrededor de un foco común, arrastra consigo sus mundos primitivos de destierro, de prueba, de regeneración y de felicidad. Ya os hablaron de esos mundos donde el alma naciente es colocada, cuando ignorante aún del bien y del mal, puede marchar hacia Dios, señora de sí misma, en posesión de su libre albedrío; ya os fue dicho de cuán inmensas facultades está dotada el alma para hacer el bien; pero, ¡ah! Las hay que sucumben y no queriendo Dios su aniquilamiento, les permite ir para esos mundos, en donde, de encarnación en encarnación, se purifican se regeneran y se harán dignas de la gloria que les estaba reservada.
 17. Los mundos regeneradores sirven de transición entre los mundos de expiación y los mundos felices; el alma que se arrepiente, encuentra en ellos la calma y el reposo, acabándose de purificar. Sin duda en estos mundos, el hombre está aún sujeto a las leyes que rigen la materia; la Humanidad experimenta vuestras sensaciones y vuestros deseos, pero está libre de las pasiones desordenadas, de las que sois esclavos; en ellos no existe el orgullo que hace callar el corazón, la envidia que lo tortura, el odio que lo sofoca; la palabra amor está escrita en todas las frentes y una perfecta equidad regula las relaciones sociales; mostrándose todos a Dios, e intentando ir a Él, siguiendo sus leyes.
 Con todo, no se encuentra en ellos aún la perfecta felicidad, sino la aurora de la felicidad. El hombre allí aún es carnal y por  eso mismo, sujeto a las vicisitudes de las que no se eximen sino los seres completamente desmaterializados; aún quedan pruebas que soportar, pero no tienen las punzantes angustias de la expiación. Esos mundos comparados a la Tierra son muy felices y muchos de entre vosotros estaríais dichosos de quedaros allí, porque es la calma después de la tempestad, la convalecencia después de una cruel molestia; pero el hombre, menos abstraído por las cosas materiales, entrevé mejor el porvenir que vosotros; comprende que hay otras alegrías que el Señor promete para los que se hagan dignos de ellas, cuando la muerte hubiere segado sus cuerpos para darles la verdadera vida. Entonces el alma libre planeará sobre todos los horizontes; no más los sentidos materiales y groseros, sino los sentidos de un periespíritu puro y celeste, aspirando las emanaciones de Dios, bajo los perfumes del amor y de la caridad que se esparcen de su seno.
 18. Pero ¡ah! En esos mundos el hombre es aún falible y el Espíritu del mal no perdió, allí, completamente su imperio. No avanzar es retroceder y si no se está firme en el camino del bien,puede volver a caer en los mundos de expiación en donde le esperan nuevas y más terribles pruebas.
 Contemplad, pues, esa bóveda azulada por la noche, a la hora del descanso y de la oración y en esas innumerables esferas que brillan sobre vuestras cabezas, preguntaos las que conducen a Dios y rogadle que un mundo regenerador os abra su seno después de la expiación de la Tierra. (SAN AGUSTÍN, París, 1862).
Tomado de El Evangelio según el Espiritismo.
Por  Allan Kardec
  ************************************

Oración insólita:

Padre, te podría pedir tantas cosas....
Te podría pedir por la salud y fortuna de los míos...
Te podría pedir por todos los hermanos espíritas que ahora se unen a mi oración...
Te podría pedir por la Paz en el mundo...
Por los que sufren....
Pero yo se que Tú conoces mis inquietudes y necesidades....
Hágase Tú Divina Voluntad en todo.
Confío plenamente en Ti.
Pero hoy te voy a rogar por nuestros hermanos menores...
Por los animales que nos acompañan,nos protegen, nos dan cariño,ejemplo de fidelidad,alegría....
Tienen su dignidad y la forma de ser natural que Tú les has dado. 
Te ruego que los seres humanos tomen conciencia de que no son cosas insensibles...
que son seres que sienten, sufren, aman y padecen...
Que se terminen los malos tratos, y si no cariño, que al menos tengan nuestro respeto.
y sepamos todos ver en ellos a esos futuros ángeles que un día llegarán a ser en brazos de la evolución.
¡ Que así sea Señor !

-José Luis Martín-

1 comentario:

memé dijo...

es precioso!!!!!!!!!!! grcias por este aporte tan marvilloso.