sábado, 4 de enero de 2014

NOS VAMOS CON LA MÚSICA A OTRA PARTE




Queridos amigos y amigas: En estos días tan especiales en los que, un año más, hemos vivido el "Espíritu Navideño", en lo que significa de fraternidad, buenos deseos, en definitiva: En mucha gente se han reavivado deseos de hacer el bien y entregarnos a los demás buscando saborear la dulzura del altruismo y de la Caridad, también sentimos a su vez nuevas, pero a veces ya conocidas sensaciones de ilusiones renovadas para verlas realizadas en este año que ahora comienza su andadura, tal como sucede cada año y tan pocas veces alcanzamos plenamente.

Tengamos presente que este año, probablemente será mejor para muchos, pero también será peor para otros; muchos lo veremos terminar y veremos nacer otro nuevo dentro de doce meses, sin embargo otros es posible que este nacimiento de un nuevo año sea el último que vean, y el año que viene ya no estemos aquí alguno de nosotros.... ¿ Quien sabe?... Pero eso es considerándolo desde una perspectiva humana, y sin embargo nosotros, los espiritualistas en general y los espíritistas en particular, deberemos evaluar la bondad o no de estos próximos doce meses, por nuestras realizaciones y logros en materia espiritual, por lo que hayamos aprendido y asimilado durante este periodo, pues al fin y al cabo ese es el único pasaje que vamos a llevar con nosotros cuando hagamos el viaje definitiva fuera de este mundo, y de nosotros depende que ese equipaje sea bien valorado al llegar "al otro lado".
Por eso, si seguimos aquí, mi deseo para todos es que podamos decir dentro de un año: Me siento mejor que ayer y más realizado, pero reconozco que aun deberé seguir aprendiendo en este mundo lo que se me brinde cada día, dejando atrás en el camino de la vida, algunos de mis defectos y errores, de modo que siento como voy adquiriendo nuevas virtudes, conocimientos y perspectivas que me hacen crecer y sentirme cada día mejor conmigo mismo.

Cada uno vivimos la vida en unas circunstancias diferentes, por eso no debemos tratar de ser o de hacer lo mismo que es o hace aquél otro, pues cada uno hace lo que sus circunstancias sociales, familiares, económicas, de salud, etc, le permiten y así es con todas las personas que poblamos este planeta, que no habemos dos iguales en las circunstancias que nos limitan a cada uno en cuanto a lo qué podemos realizar y hasta donde. Esto es algo que solo corresponde evaluar a la conciencia de cada uno para actuar libremente según esta le dicte.

En fin, reitero aquí, que os deseo a todos, de corazón, un gran año en lo material y por supuesto también en lo espiritual. Que el año próximo podáis hacer un balance positivo del mismo, y si a alguno nos toca sufrir alguna prueba en al camino mas o menos dura, que sepamos poner nuestra fe en Jesús y en el Padre, para que permitan la ayuda inmediata de tantos espíritus que hay pendientes de nosotros con el anhelo de ayudarnos, inspirándonos fortaleza espiritual e insuflándonos  buenas resoluciones e ideas para que superemos los escollos del camino de la vida.

Por último, os deseo una buena y , si es posible, divertida fiesta de Año Nuevo, pues la alegría cuando sale del corazón no es nada reprobable ni pecaminoso; hay gente que, influídos por la educación religiosa, asimilan la seriedad con el poder digirse a lo Alto. Asimismo cuidar no dejaros llevar por los excesos negativos para el cuerpo y la mente que se acostumbran a hacer algunos días señalados del año, y sin duda, "la Noche Vieja" es uno de ellos. Me refiero a los casos del consumo excesivo de alcohol, que no es necesario para divertirse y sentirse bien, porque como antes dije, la alegría debe nacer del espíritu y no de una ingesta alcoholica descuidada ni del consumo de unas drogas que dañan directamente nuestra salud física y mental.
-- Jose Luis Martín -

¡ FELIZ AÑO 2.014 !
*****************



ESPIRITISMO, CIENCIA Y RELIGION

El Espiritismo, siendo una doctrina abierta y progresiva, nos da las claves necesarias para llegar a ver un día reconciliadas a la Ciencia y a las religiones en su esencia fundamental, cual son las enseñanzas morales, que tienen por objetivo esencial desarrollar el espiritu de las sociedades humanas, siguiendo las enseñanzas y ejemplos del Maestro Jesús en el caso de las llamadas religiones cristianas.
Con mi más profundo respeto hacia todas las personas religiosas, lo sean de la religión que sea, he mencionado aquí a las religiones cristianas, porque las enseñanzas del Maestro Jesús de Nazaret- el Cristo de nuestro mundo-, contienen cuantos principios éticos y morales se puedan encontrar en otras religiones de las llamadas “no cristianas”.
Estos principios e implantaciones morales cristianas son en tantísimos casos , sentimientos que han llegado a formar parte de nuestra personalidad y nuestra forma común de pensar y sentir, y por eso, constituyen, no una religión humana más, sino el sentimiento religioso natural, profundo e innato que forma parte de la personalidad humana, al aceptar en su corazón una fe religiosa y unos principios éticos y morales, que no se oponen a la razón y a la Ciencia, porque sus fundamentos de origen se han obtenido con el carácter y el método de una verdadera Ciencia.
Me refiero a lo que se conoce como “Espiritismo Cristiano”, aunque el Espiritismo adopta, como ya he explicado, los principios religiosos de otras religiones, porque en esencia son cristianos. Cuando el Espiritismo se extienda y generalice más por la Tierra, lo que de hecho está ya sucediendo porque así está planificado desde el Mundo Espiritual y este sea popularizado y aceptado como el sentir religioso natural y universal de todos los seres humanos, acabará siendo admitido por la Ciencia , todavía de carácter materialista, pues ésta , con sus investigaciones y avances irá confirmando muchas de las cuestiones que se plasmaron- hace ya cerca de tres siglos-,en la Codificación Espírita, y así se podrá comprobar que Ciencia y Espiritualidad son ambas vertientes de la Verdad Una y siendo verdades, no se podrán contradecir, sino sustentarse mutuamente.
A la religión cristiana, por la orientación espírita, le supondrá tener un extraordinario enriquecimiento doctrinario, pues habrá adoptado las verdades espíritas, soltando de paso el lastre de tantos siglos cargados de dogmas y liturgias irracionales. Esa situación conllevará una profunda transformación moral y social del ser humano que por primera vez en su historia en este planeta, comenzará a sentirse como parte de un todo y miembro de una humanidad que se agrupa entre los encarnados y los desencarnados, de modo que de cara al futuro nada tendremos que temer de las verdades que el avance de las Ciencias confirmen, porque dar la espalda o rechazar estas verdades una vez comprobadas, supondría volver a caer en el dogmatismo irracional que ha sido causa de la barrera hasta hoy existente entre Ciencia y Religión que no han sabido caminar juntas en pos de la Verdad y del progreso espiritual y humano.
Esta pretensión de monopolizar la verdad es esa barrera ha mantenido y aún mantiene separados lo que deberían haber sido dos aspectos complementarios de la Verdad Una.
Así con el desarrollo de la Ciencia y del Espiritismo, los conceptos de ciencia, avalados por la filosofía y el aspecto moral o religioso que se desprende de esta última, vendrán a ser los tres pilares sobre los que se apoyarán y complementarán entre sí , pues la Verdad, jamás podrá desmentir a la Verdad, y esta, antes o después, siempre termina por triunfar sobre las sombras del error y la mentira.

- José Luis Martín-



*********************

>
¿El dogma de la Resurección de los muertos, es otra superstición?


En el fondo si lo ha sido cuando se ha creído y aceptado de buena fe, pero mas que de una superstición, se trata de una creencia religiosa ancestralsostenida en ciertos pueblos y religiones, pero carente de fundamentos lógicos o naturales.
El dogma de la resurección de los muertos en el “ultimo día” al final de los tiempos o “fin del mundo” antes del llamado “Juicio Final”, con el mismo cuerpo carnal que ahora tenemos, fue una idea sostenida ancestralmente por algunas religiones como el Judaismo ,desde donde pasó mas tarde al Cristianismo que lo adoptó en sustitución de la Reencarnación, interpretando la resurección de Jesús como la de un muerto ,que revive regresado a este mundo con el mismo cuerpo que tuvo antes de antes de fallecer en la cruz.
Esta adopción de la resurección por parte del Cristianismo, fue debida a que la idea de la reencarnación, contradecía otros dogmas que se formaron alrededor de las enseñanzas y epístolas evangélicas y que fueron interpretadas y adaptadas para mantener la gran influencia social y el poder temporal de la Iglesia que así controlaba y dominaba al pueblo, sembrando en sus conciencias la idea de la salvación por la gracia de los sacramentos ante la amenaza del infierno de fuego eterno.
La Resurección es una idea tan antigua como la de la reencarnación; sin embargo aunque todavía es mencionada en las liturgias y dogmas de las religiones cristianas establecidas, lo cierto es que tal como se entiende e interpreta , está totalmente fuera de lugar en cuanto a no poder ser una creencia real y profunda que no puede ser sostenida racionalmente por sus mismos adeptos a no ser a golpe de fé ciega, fanatismo e irracionalidad.
Este concepto ,tal como lo interpretan las Iglesias Cristianas, supone una gran superstición religiosa y un dogma de fé fuera de lugar para cualquier mentalidad medianamente racional, incapaz de aceptar lo absurdo.
La idea de la resurección tal como la sostienen, se sintetiza en que cuando llegue el “Fin del Mundo”, todas las personas que han vivido en la Tierra a lo largo de todas las épocas, resucitarán de nuevo a la vida en este mundo con el mismo cuerpo carnal que tuvieron cuando vivieron en su época, “rescatado del polvo”, tal como dice la liturgia Católica.
Según este dogma absolutamente supersticioso por irracional, se deduce que los Seres humanos somos un cuerpo que tiene alma y que aparecemos tan solo una vez en el escenario de la vida. Se podría sintetizar así este dogma supersicioso: El ser humano es una unidad que posee Un cuerpo que tiene Un Alma con la que vivimos tan solo Una vida sin importar lo corta o larga que esta sea o las circunstancias sociales o de salud que la rodeen en esa única vida. Este mismo cuerpo un día resucitará con su alma. con la que formando una unidad de nuevo, quedará destinado o ubicado en el más allá en una uerte definitiva.
Por el contrario , de la idea de la reencarnación se deduce que somos Un Espíritu o Alma, que tenemos, hemos tenido y tendremos tantos cuerpos e identidades humanas como vidas necesitemos para evolucionar en este mundo dentro de una ilimitada ascensión hacia nuestra Fuente de Origen, y que después de cada paso por la vida humana el cuerpo físico se queda en el mundo físico y para el espíritu que lo animó, mientras no supere el nivel evolutivo necesario para no tener que regresar ya más a este mundo, no existe una suerte fija y definitiva en el más allá. Conforme propugna la filosofía enseñada por los espíritus con respecto a este tema, se puede interpretar la resurrección del espíritu cuando este despierta en el más allá tras la muerte del cuerpo, o también como el concepto del espíritu que llega a tal grado de elevación que transpone la fase de las encarnaciones en mundos en los que la reencarnación se lleva a cabo siguiendo las leyes de la reproducción , no necesitando ya volver a reencarnar en esos mundos físicos , por lo que una vez superado el aprendizaje y depuración en este mundo ,ya no tiene que volver a experimentar más la muerte de su cuerpo físico .
Si se toma el tema de la resurección de modo literal, por lo absurdo del mismo, solo se genera una incredulidad general en todo lo trascendente, pero si este concepto se interpreta solamente como una figura simbólica de la resurrección del alma o de su despertar al mas allá tras la muerte, puede repugnar menos a la razón.
También cabría preguntarse si la idea de la resurrección implica el que Dios también resucitará a los demás seres vivientes con sus cuerpos, porque está claro que estos también tienen sus almas diferentes a la humana según las distintas especies .
Por otra parte, ¿cómo podría el dogma de la resurección explicar el nivel intelectual y moral del Ser humano actual, en general, diferente y mucho mas desarrollado que el de nuestros ancestros de hace cientos o miles de años?; ¿se trata solo de evolución genética, o también lo es de evolución psíquica y espiritual con una mayor carga de sentido moral e inteligencia?. Si es debida a la evolución psíquica de la materia, no queda mas que aceptar que ese psiquismo ha tenido que evolucionar con diferentes materias pues estas cada pocos años se destruyen con la muerte. Dicho de otro modo, se puede considerar que la materia solo es materia que evoluciona en sus formas, pero siempre queda en un plano físico, y el Alma o Espíritu que dirige a la materia viva o inteligente, vive también en otra dimensión no material y se tiene que revestir temporalmente de materia para aprender y engrandecerse, siguiendo así su caminar y ascendencia evolutiva.

- José Luis Martín -


“Aunque el espiritismo reconozca en muchas creencias populares un fondo de verdad, no avala en modo alguno todas las historias fantásticas que son fruto de la imaginación.”
- Allan Kardec -
***********************+


1 comentario:

Juan acevedo dijo...

Muy lindos sus temas y muy instructivos, lo felicito y le agradezco de todo corazon el esfuerzo que hace por traer conocimiento a la gente.
Muchos saludos