jueves, 11 de octubre de 2012

¿ Cómo se conjuga el Karma con la Astrología?





¿El karma es el destino de las personas o este lo marcan los  astros?

      El destino humano , en líneas generales, siempre es producto de un programa  trazado o aceptado de antemano por el Ser espiritual desde antes de nacer, en uso de su libre albedrío y de acuerdo a lo señalado para cada uno  por la ley del Karma.

    Cada Espíritu escoge antes de encarnar, el cuerpo que tendrá y la forma de vida humana que afrontará, que incluye elementos que definen de modo genérico las pruebas que va a tener que enfrentar. Esta elección podrá ser condicionada por la necesidad de reparación de sus faltas, habiendo casos en los que una determinada reencarnación podrá ser impuesta por imperativos Divinos para su evolución.

    El destino kármico no supone  un fatalismo ciego , sino un determinismo que está condicionado por las actuaciones individuales del Ser humano, en el pasado y en el presente, de modo que en cada momento de nuestra existencia, estamos condicionando nuestro futuro.

    Existe la predestinación en cuanto a las grandes pruebas de carácter general que vamos a afrontar en la existencia, como resultado de la ley de consecuencias, , pero no el fatalismo ciego, pues el destino se puede modificar a cada paso  mediante el propio esfuerzo.  El karma como destino bueno o malo  se puede alterar cada día mediante nuestras actuaciones y sus consecuencias.

    El determinismo en los acontecimientos humanos no ocurre de modo absoluto. Sí existe sin embargo en las pruebas de naturaleza física, tal como las enfermedades congénitas, etc. En cuanto a las pruebas morales, el Ser conserva el libre albedrío, siendo posible acceder o resistir a las tentaciones y por tanto modificar  en esta vida las resoluciones tomadas en el mundo espiritual antes de encarnar.

    Si fuesen las estrellas las que señalasen cada detalle de nuestro actuar en la vida, no tendríamos responsabilidad alguna en la misma, y por tanto el progresar y evolucionar no dependería de nosotros, sino de lo que caprichosamente determinasen los signos zodiacales que a cada uno le hayan tocado en suerte.

    Por tanto, ningún destino de nadie está escrito de forma indeleble en las estrellas, sino en los  actos  llevados a cabo  alguna vez por cada Ser espiritual. Otra cosa es la influencia magnética sobre la materia de los cuerpos y la psiquis que la acompaña, que según la Astrología,  puedan  ejercer  los astros  según su posición  con respecto a la Tierra, sobre cada persona cuando nace, influyendo en el carácter  que le acompañará en esa vida, dependiendo no solamente del momento preciso, sino del lugar geográfico del nacimiento.  

    No obstante, como objeción a la tesis astrológica, es de señalar que  la influencia magnética de los astros sobre nuestro mundo y sobre las personas, mas bien se toma como algo mágico y misterioso que dictan los horóscopos a cada uno con carácter general.    Los Seres espirituales que vienen a este mundo , aún haciéndolo en una misma época y lugar, son absolutamente diferentes entre sí , permaneciendo las individualidades bien diferenciadas. Además, siendo  la astrología un  arte o superstición antiguo, en el que la imaginación de los hombres creó figuras mitológicas en el cielo estrellado, no se tuvo en cuenta que además de los planetas y estrellas vistos entonces y reconocidos, mas tarde han aparecido otros nuevos, que lógicamente deberían tener también su influencia y esta no se tuvo nunca en cuenta.

    Recordemos las palabras del Maestro Jesús, cuando al respecto nos indicó claramente que, a cada cual sería dado según sus obras, pero no dijo sin embargo que nos sería dado según nuestro horóscopo.

Jose Luis Martín



“Cuando entendemos en altitud y profundidad que somos Espíritus en proceso depurador inevitable,soportamos con mejor ánimo las tribulaciones y agonías que nos hieren en las andanzas del camino....”
                                                   -Divaldo Pereira Franco-





Y además recomiendo: el espirita albaceteño.-  elespiritadealbacete.blogspot.com
      marinamiesdeeamor.blogspot.com
                    soyespirita.blogspot.com
 boletin-nuevaesperanza.blogspot.com
                                ade-sergipe.com.br
            elblogdeazucena.blogspot.com
                                   espiritistas. es        y
                             ceesinfronteras.es/eventos.htm

1 comentario:

Soy Espirita dijo...

Excelente analogía, la astrología Jamás podrá violar el Libre Albedrio del ser humano que bien, siendo la herramienta más importante para el desarrollo y el adelantamiento espiritual de cada alma encarnada. Allan Kardec y los Espíritus se encargaron de apercibirnos sobre un sistema adivinatorio como lo es la Astrología. Desde cualquier punto de vista, La Astrología basa sus predicciones en los Astros y las constelaciones que en realidad son 13 en vez de 12 como casi todos usan para sus cartas astrales. El que es considerado Capricornio no lo es sino es Sagitario por consecuencia de una constelación llamada Ofiuco u Ophiuchus. En fin todo está claro y este artículo lo enfoca mucho más convincente al establecer claro que el efecto del Karma o la Ley de Causa y Efecto están muy bien definidos en la Codificación Espírita y está en completa contraposición como ha indicado José Luis Martín.