martes, 8 de enero de 2013

CADUCIDAD DEL EVANGELIO





Sabemos del valor del estudio de otras obras como, por ejemplo, “El Libro de los Espíritus” y “El Libro de los Médiums”, no lo negamos en absoluto, que son obras muy importantes para los espíritas en general, siendo que el último es imprescindible para quien pretende desarrollar, con equilibrio, sus facultades mediúmnicas.
Pero, convengamos en aceptar que destinar tan solo un 20 %, o incluso menos, de las sesiones públicas al estudio de las enseñanzas morales de Jesús es considerarlos, sino como de menor importancia, como ya aprendidos.
Ninguna de las premisas arriba expuestas puede ser considerada como verdadera.
Me acuerdo aquí de la historia que cuenta del apóstol, ya muy viejecito, que llegando a una localidad donde había un grupo de cristianos, fue invitado a dar una conferencia. En esa noche, la frecuencia fue muy superior a lo normal, pues era una oportunidad única de escuchar a quien había convivido con Jesús.
A la hora de la conferencia llegó el apóstol, viejo, cansado y jadeante.
Iniciados los trabajos, después de la oración, dieron la palabra al tan esperado orador. Él se levantó y dijo: “Amaos los unos a los otros”.
Terminada la frase, agradeció la atención prestada y se sentó, dando por encerrada la conferencia.
Causó expectación entre los presentes, pero alguien se acordó de que debía ser el cansancio, era necesario pues, que él llegase temprano para poder descansar antes de la exposición.
Fue invitado nuevamente y volvió a ser un record de asistencia. Todos atentos, el apóstol estaba descansado, iba a ser una maravilla. En el momento destinado se levantó y repitió:“Amaos los unos a los otros”.
Agradeció nuevamente la asistencia y atención y dio por terminada la conferencia.
Esta vez no fue posible contener la sorpresa y algunos pidieron que dijera alguna cosa más. Él, calmado y en tono agradable respondió:
“¿Cómo desean ustedes pasar a una segunda lección si todavía no aprendieron la primera?”.
Y mientras, ya hay quien piensa que ya lo sabe todo. Y si es así, ¿por qué no lo practica?
Si sabemos que el dolor es el muelle propulsor de los espíritus, no es por otro motivo que la mayoría de las personas buscan, por primera vez, un Centro Espírita.
Si sabemos que el mejor bálsamo para ese dolor, muchas veces desesperante, es el Evangelio, ya que no hay nada mejor para devolver la tranquilidad, el equilibrio espiritual y su consecuencia, el equilibrio físico.
Si tenemos en cuenta (y todo conferenciante sabe por propia experiencia, por lo menos de un caso de “coincidencia”) que hay personas que llegan a la casa espírita con problemas y encuentran, justamente, en aquel día, un tema que está de acuerdo con las necesidades de ellas, en evidente trabajo de conducción hecho por el campo espiritual.
Sentimos que es necesario aumentar, de forma urgente, las posibilidades de multiplicación de las “coincidencias” con la ampliación de los trabajos de estudio del Evangelio.
Es necesario que cuando un hermano desesperado busca, lo que para él muchas veces ve como un refugio, antes de un gesto de extremo desespero, el Centro Espírita, allá encuentre el conveniente consuelo.
Aquella madre, por ejemplo, que no puede comprender la pérdida repentina, o a veces violenta, de un hijo muy amado, no encontrará el bálsamo que aliviará su tremendo sufrimiento moral al entrar en una casa espírita y escuchar charlas, digamos que sobre La Forma y Ubicuidad de los Espíritus o sobre las Variedades Especiales de Mediúmnidad para Efectos Físicos, asuntos incluso importantes para los espíritas pero que de forma alguna consolarán a aquella madre afligida, quien sabe si de otra creencia religiosa, que no está buscando conocimiento especializado, sino consuelo, apoyo moral, ayuda para obtener la resignación o, incluso, quien sabe, hasta la fe perdida.
Algunos espíritas parecen olvidarse de que es necesario consolar para ser consolados.
Jesús jamás intentó convencer a nadie, bajo ninguna condición, para curarlos.
Los Centros Espíritas están dejando de ser el rápido socorro espiritual que hablan ciertas obras espíritas, para transformarse en escuelas de adoctrinación, olvidándose de que debemos hacer el bien sin mirar a quien. Lo peor es que tal adoctrinación intensiva ha formado “espíritas” que por sus actitudes, incluso dentro de la propia casa espírita, demuestran claramente que no poseen un mínimo de conocimiento evangélico.
Hubo aquel Centro, que en el afán de “modernizar” sus trabajos, creó nuevos ciclos de estudio, apartando el Evangelio de las sesiones destinadas al público.
Como prueba de lo que acabamos de afirmar, tenemos el mensaje psicografiado por Chico Xavier, el 13 de mayo de 1938 (58 años), en Pedro Leopoldo, MG, en la presencia del entonces Vice-Presidente de la FEB, Manuel Quintão y publicada en el “Reformador” del mismo año,

A LA LUZ DEL EVANGELIO Por Emmanuel
Amigo míos:
Saludando a nuestro hermano presente, así como a los demás compañeros de nuestra caravana evangélica, haciéndolo en la Paz de Jesús, deseándoos su luz santificadora.
No hay nada más útil, actualmente, que el esfuerzo de evangelización, y es dentro de esa afirmación luminosa que necesitamos desarrollar todas nuestras labores y pautar todos los pensamientos y actitudes.
Las terribles y amargas transiciones del siglo tienen su origen en la clamorosa incomprensión del Cristo.
Los siglos de trabajo de organización de las ciencias positivas caminaron a la par con los de la estancación de los principios religiosos. Los absurdos contenidos en las afirmaciones y negaciones de hoy son la coronación de la obra general de las ciencias humanas, entre las cuales, despojada de casi todos sus magníficos aspectos de la antigüedad, vive la filosofía dentro de un negativismo trascendente. Y lo que se evidencia, a los amargados días que pasan, es, de un lado, la ciencia que no sabe y, de otro, la religión que no puede.
Nuestra labor debe caracterizarse totalmente por el esfuerzo de renovación de las conciencias y de los corazones, a la luz del Evangelio. Urge por los actos y por los sentimientos, retirar de la incomprensión y de la mala fe todas las leyes orgánicas del código divino, y aplicarlas a la vida común.
Vuestro sacrificio y vuestro esfuerzo ejecutarán el trabajo regenerador, pero necesario es que no os preocupéis con los imperativos del tiempo, divino patrimonio de la existencia del espíritu. Con la fuerza de ejemplificación apoyada en vuestras convicciones sinceras, conseguiréis elevadas realizaciones, que harán que se trasladen para las leyes humanas las leyes centrales e inmortales del Divino Maestro.
Ese es el gran problema de los tiempos.
Ningún mensaje del mundo espiritual puede sobrepasar la permanente y eterna lección del Cristo, y la cuestión, siempre nueva, del Espiritismo es, por encima de todo, evangelizar, incluso con el sacrificio de otras actividades doctrinarias. (la negrita es nuestra).
El alma humana está cansada de ciencia sin sabiduría y, envenenada por el pensamiento moderno, el cerebro en sus funciones culturales, necesita ser sustituido por el corazón, por la educación del sentimiento.
El Evangelio y el trabajo incesante por la renovación del hombre interior deben constituir nuestra causa común.
Procuremos desarrollar en ese sentido todo nuestro esfuerzo dentro de la oficina de Ismael, y habremos encontrado, para nuestra actividad, el sector de edificación sano y duradero.
Que Jesús bendiga las labores de nuestro amigo y de sus compañeros, que, con abnegación y renuncia, luchan por la causa del glorioso Ángel, sirviendo de instrumento sincero a la orientación superior de su Casa en Brasil, es el ruego fervoroso del hermano y siervo humilde.
EMMANUEL
( Aportación de Merchita )
                                                      *****************

"Feliz aquel que reconoce a tiempo que sus deseos no van de acuerdo con sus facultades"
JOHANN W. GOETHE




NOTA IMPORTANTE: Los lunes,miércoles y jueves a las 22,30 horas, pueden participar en el chat de la Federación Espírita Española, los viernes a las 23,00 horas asistir a una conferencia en la misma sala, y los domingos a las 21,00 horas a la clase del "Grupo espírita Sin Fronteras". Esta clase de los domingos queda aplazada hasta el próximo día 13 de enero en que recomenzarán de nuevo.
               
         Y además recomiendo los Blogs: El espirita albaceteño.-  elespiritadealbacete.blogspot.com.es                                                                            
                                                              Albacete espírita:          espiritismoalbacete.blogspot.com.es

  www.portalkardec.com.br
 marinamiesdeeamor.blogspot.com      
soyespirita.blogspot.com
 boletin-nuevaesperanza.blogspot.com                
  ade-sergipe.com.br
 elblogdeazucena.blogspot.com                    
  espiritistas. es        y              
  ceesinfronteras.es/eventos.htm

 y la web: www.amorpazycaridad.com

2 comentarios:

NATY dijo...

..gracias por el articulo, comparto plenamente su pensar.
Hay que trabajar mas en nuestra evangelizacion para poder consolar a quienes se acerquen en busca de ayuda!
Un abrazo fraterno.
Natalia

Jose Luis Martín dijo...

Si queremos ser obreros de la última hora, debemos estar cualificados para poder trabajar en la siembra del conocimiento de las verdades espíritas y evangélicas. Ahora es momento de trabajar también en nosotros mismos.