viernes, 25 de marzo de 2011

El Médium, nace o se hace?


Raul Teixeira,
 médium
  ¿El médium, nace o se hace?.-





Ambas cosas indistintamente, porque existen mediums naturales que nacieron con su facultad ya desarrollada, y otros en la que esta se manifiesta y desarrolla a lo largo de su vida.


Hay que tener en cuenta que las facultades de la mente humana, en particular las de su subconsciente, son mucho mayores de lo que la gente se imagina, y no se pueden explicar por el método científico ordinario. El desarrollo de la facultad mediúmnica se relaciona con el organismo y es independiente con el grado de moralidad del médium; sin embargo el uso que se le dé sí puede ser mas o menos bueno, según las cualidades morales del médium.


La mediumnidad natural y espontánea se desarrolla normalmente sin riesgos, pero sin embargo,en el caso de los niños, si supone cierto riesgo esta activación , porque se puede sobreexcitar su imaginación infantil y debilitar su sistema nervioso en desarrollo.


La facultad mediúmnica parece ser que se desarrolla cuando se activa el centro de energía vital situado en la base de la columna vertebral e irradia con su potente fuerza magnética a los demás centros magnéticos o chacras, a los que viivifica y despierta.


La etapa de este despertar mediúmnico en niños y jóvenes , cuya manifestación se hace mas patente a los siete, a los catorce, y a los veintiun años respectivamente, es delicada y peligrosa, sobre todo en las dos primeras edades citadas, por lo que el iniciado deberá aprender a desarrollar una fuerte voluntad y autocontrol sobre las sensaciones e influencias que percibe de modo cada vez mas sensible cuanto mas despierta está su mediumnidad. A pesar de las tres edades citadas en que más casos aparecen, no significa esto que no aparezca también en otros momentos intermedios de la vida ; esto depende de su desarrollo físico, psíquico y moral.


Es muy importante que desde el principio del desarrollo y uso de su facultad , el médium sepa diferenciar la clase de Espíritu que se le aproxima y que intenta influir y manifestarse a través de él, para rechazar aquellos que le puedan causar problemas de cualquier clase. El escudo mas fuerte que tiene el médium para rechazar las malas influencias es su propio perfeccionamiento moral, porque manteniéndose en una elevada tónica espiritual, los Entes espirituales desencarnados que se le puedan aproximar, no lo harán si son de una más baja condición moral.


No olvidemos que en el universo tanto visible como invisible, existe una Ley llamada de Vibración y otra de Afinidad, de las que en su momento hablaremos, que no dejan de actuar, y por las que todo cuanto existe emite una vibración propia de sus energías y en las que las semejantes se atraen y cuanto más diferentes son , mas se repelen y más distantes están..


Para que el joven médium, o el que lo esté en desarrollo sepa diferenciar entre esta clase de aproximaciones, es muy conveniente una adecuada formación y orientación que puede encontrar en los llamados Centros Espíritas, a cargo de personas muy preparadas y formadas dentro . Hasta tanto este proceso no se haya completado y el médium no haya madurado y se haya formado correcta y suficientemente, no es conveniente su actividad o participación en trabajos mediúmnicos. Una vez presentada la mediumnidad se la debe educar del mismo modo que se debe educar otra facultad de naturaleza intelectual o artística; la persona debe desarrollar adecuadamente esa aptitud para aprender a canalizar sus energías sacando los mejores resultados posibles. Esta educación debe ser permanente para ir ampliando cada vez más sus facultades psíquicas. Para educar la mediumnidad existen requisitos fundamentales, como lo son el estudiarla, conociendo sus posibilidades y conociendo el Espiritismo, que es la ciencia que explica el fenómeno de la mediúmnidad. Sin esto el médium difícilmente pasa del estado de superstición , con el gran escollo de la mediumnidad que es el estado de obsesión espiritual.


Aunque existen niños en los que su facultad mediumnica les acompaña desde su más tierna infancia, según señalábamos anteriormente , el ejercicio de la misma es desaconsejable debido a una doble problemática: física y mental. A esas tiernas edades las deficiencias en un sentido o en otro no son nada extrañas, por lo que un elemental sentido de la prudencia aconseja evitar compartir el trabajo mediúmnico junto a los niños en general. La imaginación infantil es especialmente excitable, debido a lo cual se pueden ocasionar consecuencias peligrosas en cuanto a su equilibrio y estabilidad espiritual. El niño, por naturaleza, vive en un mundo aparte, casi restringido a los juegos infantiles, lo que le supone mostrarse inerme ante ciertos espíritus perversos que podrían aprovechar su fragilidad e inocencia para ejercer un asedio sobre el mismo.


Desenvolver una mediumnidad supone ponerse en estrecha relación magnética, mental y moral con los mas diversos seres espirituales, y el frágil organismo infantil o simplemente por su inexperiencia, pueden sufrir los efectos de una aproximación espiritual obsesora (de esto hablaremos en el siguiente capítulo).


Una forma muy eficaz de proteger a estos médiums incipientes, de los posibles riesgos que supone su ejercicio debido a la clase de seres espirituales con quienes se trata, es orando por ellos y ayudando a los médiums mediante “pases magnéticos” aplicados por personas responsables y debidamente preparadas en cuanto a las nociones doctrinarias y filosóficas que el Espiritismo aporta para su comprensión.


“Se la encuentra en los niños y en los viejos, en los hombres y en las mujeres, cualquiera que sea su temperamento,el estado de salud y el grado de desarrollo intelectual y moral”.
                                           -El Libro de los Médiums –


- Jose Luis Martín-

Os invito a visitar el Blog: elespiritadealbacete.blogspot.com

3 comentarios:

mar mor dijo...

Buenos dias,

tengo 40 y desde siempre me senti diferente , es decir ,tengo la imprecion de percibir cosas, ver espiritus o (algo parecido). He intentado desarrollar esta facultad para ayudar y ayudarme a mi mismo pero no lo logro. Mis noches sin bien duermo, tengo la imprecion de estar despierto y no logro encontrar un sueno profundo, entonces me levanto, aveces me como una galleta para desconectar y me acuesto adormir y todo continua nuevamente, gente , lugares que desconosco. Puedo ver a veces el futuro de la gente y sus sufrimientos. Pero nada de esto logro controlarlo, tampoco me ocurre a diario, ( Cuando duermo si, cada noche, podria escribir peliculas!) Que es todo esto? mediumnidad, locura? a que me sirve realmente? Gracias por su consejo

DIANA MELISSA GONZALEZ MARTINEZ dijo...

@mar mor Leer tu comentario es como ver mi vida tengo 23 años y creo mucho en los angeles y en un sueño vi el alma de un ser querido condenando ce y fue tan fuerte y tan real que le pedí a un angel q me ayudara sentí una energía tan suprema que no la puedo ni explicar me dijo que seme dio un don y que no hay q demigar de el supongo que senos dio para ayudar y e buscado ayuda gente que sepa pero me e dado cuenta que si uno le pide ayuda a estos seres de luz ellos de a poco te ayudan a manejar lo en tus sueños en ideas la gente normal no lo entiende a uno poco cuento estas cosas porque sueno como una loca pero es real tenemos un don

Jose Luis Martín dijo...

Querida Diana: Intento contestar algo sobre tu comentario.
Ese sueño, no fue nada más que un sueño. A veces nos impresionan de tal modo que hacen que nos pongamos a pensar al respecto. Esa energía, ciertamente te la han podido dar, pero no es un don especial, sino la presencia de tu Espíritu Guía que te ayuda a sentir eso que tu llamas un don y que solo es algo natural como una mediumnidad en desarrollo. En efecto la mediumnidad se nos da para ayudar a otros Espíritus, tanto encarnados como desencarnados. Te recomiendo que si te es posible, acudas a algún Centro Espírita, con la seguridad de que en él serás ayudada y guiada en el correcto desarrollo de tu mediumnidad. Saludos