jueves, 9 de abril de 2020

Comunicado mediúmnico para meditar


INQUIETUDES ESPÍRITAS

1.- Los animales y el hombre
2.- Evolución
     Pensamiento de Kardec
3.- Dra. Elizabeth Kübler Ross
4.- Comunicado mediúmnico para meditar








                                               **************************************


                                                                       
               

                    LOS ANIMALES Y EL HOMBRE

592 Si en cuanto a inteligencia comparamos al hombre y a los animales, parece difícil de establecer la línea demarcatoria; porque ciertos animales, bajo aquel aspecto, son notoriamente superiores a ciertos hombres; ¿semejante línea puede ser establecida con precisión?
«Acerca de este punto no están muy acordes vuestros filósofos, queriendo los unos que el hombre sea un animal y otros que el animal sea un hombre. Todos se equivocan; el hombre es un ser especial que se rebaja mucho a veces o que puede elevarse también mucho. En lo físico, el hombre es como los animales, y está mucho menos provisto que muchos de ellos, pues la naturaleza ha dado a éstos todo lo que aquél se ve obligado a inventar con su inteligencia para su conservación y satisfacción de sus necesidades. Su cuerpo se destruye como el de los animales, es cierto; pero su espíritu tiene un destino, que solo él puede comprender; porque solo él es completamente libre. ¡Pobres hombres que os rebajáis hasta el bruto! ¿No sabéis distinguiros de él? Reconoced al hombre por el pensamiento de Dios».
593 ¿Puede decirse que los animales no obran más que por instinto?
«He aquí otro de vuestros sistemas. Cierto es que el instinto domina en la mayor parte de los animales; ¿pero no ves que los hay que obran con voluntad determinada? Tienen, pues, inteligencia; pero limitada».
Además del instinto, no podría negarse a ciertos animales actos combinados, que denotan una voluntad de obrar en un sentido determinado y según las circunstancias. Hay, pues, en ellos una especie de inteligencia; pero cuyo ejercicio está más exclusivamente concentrado en los medios de satisfacer sus necesidades físicas y de atender a su conservación. En ellos nada de creación se ve, nada de mejoramiento. Cualquiera que sea el arte que en sus trabajos admiremos, lo que antes hacían, lo hacen actualmente, ni mejor, ni peor siguiendo formas y proporciones constantes e invariables. El pequeñuelo, alejado de los de su especie, no deja de construir su nido conforme al mismo modelo, sin haber recibido instrucción alguna. Si algunos son susceptibles de cierta educación, su desarrollo intelectual, siempre encerrado en estrechos límites, se debe a la acción del hombre sobre una naturaleza flexible; porque no tienen ningún progreso propio, y aun aquél es efímero y puramente individual, pues el animal abandonado a sí mismo, no tarda en regresar a los límites marcados por la naturaleza.
594 ¿Los animales tienen un lenguaje?
«Si quieres decir un lenguaje formado de palabras y de sílabas, no, pero un medio de comunicarse, sí, y se dicen muchas más cosas de las que vosotros creéis. Su lenguaje, empero, está limitado, como sus ideas, a sus necesidades».
– Hay animales que carecen de voz. ¿Parece que estos no tienen lenguaje?
«Se comprenden por otros medios. ¿No tenéis vosotros más que la palabra para comunicaros? ¿Qué dices de los mudos? Dotados los animales de la vida de relación, tienen medios de advertirse y de manifestar las sensaciones que experimentan. ¿Crees que los peces no se entienden entre sí? El hombre no tiene, pues, el privilegio exclusivo del lenguaje; pero el de los animales es instintivo y está limitado por el círculo de sus necesidades e ideas, al paso que el hombre es perfectible y se presta a todas las concepciones de su inteligencia».
En efecto, los peces que emigran en masa, como las golondrinas que obedecen al jefe que las guía, deben tener medios de avisarse, entenderse y concretarse. Acaso lo hagan a merced de una vista más penetrante que les permite distinguir las señales que se hacen; acaso la misma agua sea un vehículo que les transmite ciertas vibraciones. Cualquiera que sea, es incontestable que tienen un medio de entenderse, lo mismo que todos los otros animales privados de la voz y que trabajan en comunidad. Y después de esto, ¿hemos de admirarnos de que los espíritus puedan comunicarse entre sí, sin el empleo de la palabra articulada? (282)
595 ¿Los animales tienen el libre albedrío de sus actos?
«No son simples máquinas, como creéis vosotros; pero su libertad de acción está limitada a sus necesidades, y no puede compararse con la del hombre. Siendo de mucho inferior a él, no tienen los mismos deberes. Su libertad está restringida a los actos de la vida material.»
596 ¿De dónde procede la aptitud de ciertos animales para imitar el lenguaje del hombre, y por qué semejante aptitud se observa más en las aves que en los monos, por ejemplo, cuya conformación es la más análoga a la de aquél?
«Conformación particular de los órganos de la voz, secundada por el instinto de imitación. El mono imita los gestos, y ciertas aves la voz.»
597 Puesto que los animales tienen una inteligencia que les da cierta libertad de acción, ¿existe en ellos un principio independiente de la materia?
«Sí, y sobrevive al cuerpo.»
– ¿Este principio es un alma semejante a la del hombre?
«Si así lo queréis, también es un alma, esto depende del sentido que se dé a esta palabra; pero es inferior a la del hombre. Del alma de los animales a la del hombre, va tanta diferencia como del alma humana a Dios.»
598 ¿El alma de los animales conserva, después de la muerte, su individualidad y conciencia de sí misma?
«Su individualidad, sí; pero no la conciencia de su yo. La vida inteligente permanece en estado latente.»
599 ¿El alma de las bestias tiene elección para encarnarse con preferencia en un animal que en otro?
«No, pues no tiene libre albedrío.»
600 Sobreviviendo al cuerpo el alma del animal, ¿está después de la muerte, en un estado errante, como la del hombre?
«Es una especie de erraticidad; porque no está unida a un cuerpo, pero no es un espíritu errante. El espíritu errante es un ser que piensa y obra por su libre voluntad; el de los animales no tiene la misma facultad. La conciencia de sí mismo es el atributo principal del espíritu. El espíritu del animal es clasificado después de la muerte por los espíritus, que de ellos están encargados, y casi en seguida utilizados. No tiene tiempo de ponerse en relación con otras criaturas.»
601 ¿Siguen los animales una ley progresiva como el hombre?
«Sí, y por esto en los mundos superiores, donde están más adelantados los hombres, lo están también los animales que tienen medios más desarrollados de comunicación; pero son siempre inferiores y están sometidos al hombre. Son sus servidores inteligentes.»
Nada hay en esto de extraordinario. Supongamos a nuestros más inteligentes animales, al caballo, al perro, al elefante, dotados de una conformación apropiada a los trabajos manuales, ¿qué de cosas no harían bajo la dirección del hombre?
602 ¿Los animales progresan, como el hombre, en virtud de su voluntad o por la fuerza de las cosas?
«Por la fuerza de las cosas, y por esto no existe explicación para ellos.»
603 ¿En los mundos superiores conocen a Dios los animales?
«No; el hombre es para ellos un dios, como en otro tiempo los espíritus fueron dioses para el hombre.»
604 Siendo siempre inferiores al hombre los animales, aunque perfeccionados en los mundos superiores, resultaría que Dios ha creado seres intelectuales perpetuamente condenados a la inferioridad, lo que parece no estar conforme con la unidad de miras y de progreso que en todas sus obras se observa.
«Todo se encadena en la naturaleza por lazos que no podéis ver aún, y las cosas en apariencia más disparatadas tienen puntos de contacto que nunca llegará a comprender el hombre en su actual estado. Puede entreverlas por un esfuerzo de su inteligencia; pero solo cuando ésta haya adquirido todo su desarrollo y se haya emancipado de las preocupaciones del orgullo y de la ignorancia, podrá ver claramente la obra de Dios. Hasta entonces sus ideas limitadas le harán ver las cosas bajo un aspecto mezquino y restringido. Entended bien que Dios no puede contradecirse, y que en la naturaleza todo se armoniza por medio de leyes generales, que nunca se separan de la sublime sabiduría del Creador.»
– ¿La inteligencia es, pues, una propiedad común, un punto de contacto entre el alma de las bestias y la del hombre?
«Sí; pero los animales solo tienen la Inteligencia de la vida material.
En el hombre la inteligencia da la vida moral.»
605 Si se consideran todos los puntos de contacto que existen entre el hombre y los animales, ¿no pudiera creerse que el hombre posee dos almas: el alma animal y el alma espiritista, y que si no contase con esta última, podría vivir, pero como el bruto; o dicho de otro modo, que el animal es un ser semejante al hombre, exceptuando el alma espiritista? ¿Y de aquí resultaría que los instintos buenos y malos del hombre serían efecto del predominio de una de estas dos almas?
«No; el hombre no tiene dos almas, sino que el cuerpo tiene sus instintos que son resultado de la sensación de los órganos. Solo existe en él una naturaleza doble: la animal y la espiritual. Por el cuerpo participa de la naturaleza de los animales y de sus instintos; por su alma, de la de los espíritus.»
– Así, pues, además de sus propias imperfecciones de las que ha de despojarse el espíritu, ¿debe luchar también con la influencia de la materia?
«Sí; y mientras más inferior es, más estrechos son los lazos entre el espíritu y la materia. ¿Acaso no lo estáis viendo? No, el hombre no tiene dos almas, pues ésta es siempre única en un solo ser. El alma del animal y la del hombre son distintas entre sí, de modo, que el alma del uno no puede animar el cuerpo creado para el otro. Pero si el hombre no tiene alma animal que le ponga en sus pasiones al nivel de los animales, tiene el cuerpo que con frecuencia le rebaja hasta ellos; porque el cuerpo es un ser dotado de vitalidad que tiene instintos, pero no inteligencia y limitados al cuidado de su conservación.»
Encarnándose el espíritu en el cuerpo del hombre, le trae el principio intelectual y moral que le hace superior a los animales. Las dos naturalezas que en el hombre existen dan a sus pasiones dos orígenes diferentes: provienen las unas de los instintos de la naturaleza animal, y las otras de las impurezas del espíritu, que simpatizan más o menos con los groseros apetitos animales. Purificándose el espíritu, se emancipa poco a poco de la influencia de la materia. Bajo semejante influencia, se aproxima al bruto, y libre de ella, se eleva a su verdadero destino.
606 ¿De dónde toman los animales el principio inteligente que constituye la especie particular de alma de que están dotados?
«Del elemento inteligente universal.»
– La inteligencia del hombre y la de los animales, ¿dimanan, pues, de un principio único?
«Sin duda alguna; pero en el hombre ha experimentado una elaboración que la hace superior a la que anima al bruto.»
607 Se ha dicho que el alma del hombre en su origen, es el estado de infancia en la vida corporal, que apenas destella su inteligencia y que se ensaya en la vida (190); ¿dónde pasa el espíritu por esta primera fase?
«En una serie de existencias que precede al período que llamáis humanidad.»
– ¿Parece, pues, que el alma ha sido el principio inteligente de los seres inferiores de la creación?
«¿No hemos dicho que todo se encadena y tiende a la unidad de la naturaleza? En esos seres que estáis muy lejos de conocerlos en su totalidad, se elabora el principio inteligente, se individualiza poco a poco y se ensaya en la vida, como hemos dicho. Este es, hasta cierto punto, un trabajo preparatorio como el de la germinación, después del cual el principio inteligente experimenta una transformación y se convierte en espíritu. Entonces empieza para él el periodo de la humanidad, y con él la conciencia de su porvenir, la distinción del bien y del mal y la responsabilidad de sus actos, como después del período de la infancia viene el de la adolescencia, luego la juventud, y en fin la edad madura. Por lo demás, nada de humillante tiene este origen para el hombre: ¿Se creen humillados los grandes genios por haber sido fetos informes en el seno de su madre? Si algo debe humillarle, es su inferioridad ante Dios, y su impotencia para sondear la profundidad de sus designios y la sabiduría de las leyes que arreglan la armonía del universo. En esa admirable armonía que hace que todo sea solidario en la naturaleza, reconoced la grandeza de Dios. Creer que él haya podido hacer algo sin objeto y crear seres inteligentes sin porvenir, sería blasfemar de su bondad, que se extiende a todas sus criaturas.»
– ¿Ese período de la humanidad empieza en nuestra tierra?
«La tierra no es el punto de partida de la primera encarnación humana. El período de la humanidad empieza generalmente en mundos más inferiores aún, lo cual, sin embargo, no es una regla absoluta, y podría ser que un espíritu, desde su principio humano, fuese apto para vivir en la tierra. Este caso no es frecuente y constituye más bien una excepción.»
608 ¿El espíritu del hombre tiene, después de la muerte, conciencia de las existencias que han precedido a su periodo de humanidad?
«No; porque solo desde este periodo empieza para él su vida de espíritu, y apenas se acuerda de sus primeras existencias como hombre, absolutamente lo mismo que el hombre no se acuerda de los primeros tiempos de su infancia y menos aún del tiempo que ha pasado en el seno de su madre. He aquí por qué os dicen los espíritus que no saben cómo han comenzado.» (núm. 78)
609 Una vez entrado en el periodo de la humanidad el espíritu, ¿conserva vestigios de lo que era anteriormente, es decir, del estado en que se encontraba en el periodo que podría llamarse prehumano?
«Según la distancia que separa los dos períodos y el progreso realizado. Durante algunas generaciones, puede haber un reflejo más o menos pronunciado del estado primitivo; porque nada se verifica en la naturaleza por transición brusca. Siempre existen eslabones que ligan las extremidades de la serie de seres y acontecimientos, pero semejantes vestigios se borran con el desarrollo del libre albedrío. Los primeros progresos se realizan lentamente; porque no están aún secundados por la voluntad, y siguen una progresión más rápida a medida que el espíritu adquiere más perfecta conciencia de sí mismo.»
610 ¿Se han engañado, pues, los espíritus que han dicho que el hombre es un ser excepcional en el orden de la creación?
«No; pero la cuestión no había sido desenvuelta, y hay, por otra parte, cosas que solo a su tiempo deben llegar. El hombre es, en efecto, un ser excepcional; porque tiene facultades que le distinguen de todos los otros y tiene otro destino. La especie humana es la que Dios ha elegido para la encarnación de los seres que pueden comprenderle.»
Allan Kardec- Traducido por José María Fernández Colavida
Extraído del “Libro de los Espíritus”

                                                  ******************************



                     Evolución

Por el Espíritu Cristobal 


     La evolución del espíritu empieza desde sencillo, que prácticamente no tiene ningún sentido definido e ignorante, que no sabe nada de ciencia.
    El espíritu creado por el Padre, es prácticamente simple pero tiene la esencia del padre y busca a su Padre. Carece de odio y también carece de sentido del bien y del mal.
  Todo esto cuando hace su primera encarnación suele venir en individuos muy simples y con auto conservación absoluta, más o menos, como un animal, en el sentido que come y satisface de manera primaria. En este mundo no hay hermanos recién creados, pues en este mundo ya no puede acoger a dichos hermanos, por que no disponen de las herramientas disponibles para su evolución.
    Si un hermano recién creado estuviera en un mundo como este, o sería muy noble o sería muy violento, pero no tendría un sentido mental normal, porque no diferenciaría del  bien o del mal, y si tuviera que matar pues lo haría por hacer, pero sin sentido, de esa manera su karma no tendría una evolución muy adecuada para este hermano, es por esta razón que los hermanos recién creados son introducidos en planetas que empiezan a tener vida, y de esa manera cada individuo se desarrolla por sí mismo.
    El Padre siempre crea y somos millones de hermanos en evolución e incontables hermanos que son perfectos, estos mismos hermanos son los que empujan a otros a que se desarrollen y evolucionen, de manera que todos en conjunto evolucionemos.
El misterio que siempre tenemos es si nuestro Padre algún día dejara de crear, es un pensamiento que desde luego no lo sabemos.
   Para muchos, nuestro Padre es un misterio, porque solo los que llevan una evolución muy amplia, son los que ven a nuestro Padre, claro está, que llegar al Padre puede llegar cualquiera, pero hay que tener unos requisitos muy exigentes que hoy en día en este planeta se carece por completo. Pero llegará un día que lo veremos y ese día será el mejor de toda la evolución.
   Los que han llegado con mucho esfuerzo y muchos sufrimientos, ven a nuestro Padre de una manera tan maravillosa y tan espectacular, que dicen algunos que estos hermanos cambian y su mirada y su semblante se vuelven puros e inmaculados. Seguramente y según dicen, el Padre ofrece el ultimo saber y la ultima evolución que solo lo puede ofrecer el Padre personalmente, es una ciencia que solo los que llegan a El pueden tener.
    Si un hermano va adquiriendo ciencia y se va depurando, al final del largo recorrido, el Padre ofrece una ciencia y unos secretos que solo los hermanos perfectos saben.
    En el universo hay millares de secretos que pocos entienden, hay cosas que no se ven a no ser que se disponga de la ciencia y la cultura espiritual adecuada, de manera que cuando se dispone de ello entonces ve cosas extraordinarias. El alma puede estar en muchos lugares a la vez y además la ciencia y el saber son absolutos.
    Todo lo que el Padre dispone, se lo da a sus hijos cuando su saber y evolución espiritual son adecuados. Todos nosotros deseamos llegar a la evolución donde el Padre esté a nuestro lado, El siempre lo está, pero será el momento donde le notaremos y le veremos y El nunca se cansa de ofrecernos todo el saber y todo lo que El Padre tiene. Según parece cuando se llega hasta El, es muy personalizado todo, y desde luego es espectacular.

Por el espíritu Cristóbal
Médium; Bertolinni

                                                         *******************************


                   




     PENSAMIENTO DE KARDEC:

    “Para prepararse un lugar en este reino,es necesario la abnegación, la humildad,
la caridad en toda su celeste práctica, y la benevolencia para todos;nadie os pregunta lo qué habéis sido,qué rango habéis ocupado, sino el bien que habéis hecho, las lágrimas que habéis enjugado.”
ALLAN KARDEC



                                                   *******************************






                        DOCTORA ELIZABETH 

                   KÜBLER- ROSS

"LA VIDA ES UNA ESCUELA DONDE SE APRENDE A DAR Y A RECIBIR, LA MUERTE ES SOLO LA GRADUACIÓN"

"Europa devastada por la guerra fue el momento más importante de mi vida"-dice la psiquiatra. A los 19 años Elizabeth estaba en un campo de concentración en 
Alemania, ante niños y adultos que iban a ser muertos en cámaras de gas.

(...) Suiza de nacimiento, naturalizada nortamericana Elizabeth Kubler-Ross se formó en medicina en la Universidad de Zürich y dedicó los últimos 30 años de su vida en asistir a pacientes víctimas de enfermedades fatales. Profesora emérita de Medicina Comportamental y Psiquiatría de la Universidad americana de Virginia, en los últimos 15 años trabajó solo con niños en estado terminal. "Los niños, los psicóticos y aquellos al borde de la muerte hablan la verdad. Pero nosotros no somos honestos. No se puede dar a los demás lo que no poseemos. A los pacientes moribundos no les contamos la verdad. Las personas mueren de miedo"-dice.

   Ella orienta segmentos cada vez mayores de la sociedad norteamericana sobre como tratar a un paciente que va a morir, cómo encararlo en su condición de ser humano, y estimularlo para el diálogo abierto con sus pacientes y amigos queridos. Investigadora solitaria con millares de horas a la cabecera de moribundos, la Dra. Ross posee varios libros publicados sobre el asunto y recibe invitaciones del mundo entero para dar charlas y atender casos personales, asistiendo con patente orgullo al crecimiento de esa especialidad llamada Psicología de la Muerte.

    A pesar de todos los progresos, ella reconoce que morir en la sociedad industrial aún es un acontecicmiento mecánico e inhumano.

   (...) "La verdad sin rodeos permite al moribundo vivir más plenamente el tiempo que le resta". La psiquiatría procura descubrir las esperanzas y las necesidades más secretas del paciente, después procura a la persona capaz de realizarlas. La clave consiste en no dejar nada sin terminar. Lejos de constituirse un simple ensayo de psicología, los estudios de la médico han sido útiles en el diario vivir de millares de personas y no solo en enfermos  por la ciencia.

  Para compartir con sus hijos de 9 y 6 años, todo lo que había descubierto sobre la muerte, Elizabeth hizo algo que rarísimas madres tendrían el coraje de hacer: llevó para su casa a un anciano desengañado que no tenía familia.

  " Es necesario hacer surgir una generación completa que no tuviese pánico ante la muerte. Las sociedades primitivas sabían que desde el nacimiento, los niños necesitan de contactos: besar , abrazar, acariciar, son gestos vitales. No basta con solo darles el biberón"- señala. Para ella, las personas de edad, también necesitan ser tocadas, besadas y abrazadas. Es preciso transformar nuestros hogares en centros de amor y de cariño. ¿Cómo?. No comprando juguetes, sino colocando a los niños en el regazo, contando historias, cantando canciones sobre la vida.

   "Tenemos que aprender el amor sin condiciones. En general, los padres ya no saben lo que es el amor, los más viejos si lo  saben y recuerdan"- agrega.

   (...) Unos 500 años antes de la Era Cristiana un chino escribió: "Chuang Tzu soñó que era una mariposa, y no sabía al despertar si era un hombre que había soñado con ser una mariposa, o una mariposa que ahora soñaba que era un hombre". Enfrentar el tabú de la muerte puede ser así: "La muerte apenas es una transición a otra forma de vida. Nadie es de la forma que se ve en el espejo. Lo que acontece es que usted sale de su cuerpo físico y se parece a una mariposa dejando su capullo- me gusta mucho esta imagen y acostumbro a usarla frecuentemente"-dice.

   Para Elizabeth, muchas religiones enseñan el temor y la culpa, en vez del amor verdadero e incondicional, "lo que cuenta es el amor y el servicio que se da en la vida, lo restante no tiene ningún significado", advierte. Sobre vidas pasadas, ella opina,"Se que de aquello que usted planta, usted cosecha. Esa es la ley absoluta". Incluso considerando la reencarnación como un hecho que no se puede analizar, la psiquiatra indaga:"¿Cómo podríamos explicar las cosas horribles que acontecen de otra forma?".

   Ella afirma que nosotros estamos destruyendo el planeta en que vivimos."En una de mis experiencias de vida fuera del cuerpo, me mostraron como se hará en el futuro una reconstitución de la tierra. No podemos quedarnos sentados, mirando a las personas que limpian la suciedad que hicimos"-sugiere. "Admiro a los niños que están naciendo ahora, ellos tendrán un mundo maravilloso. Nos estamos moviendo de la Era del Materialismo a la era de la Espiritualidad". Para la Dra.Ross las experiencias místicas nos hacen entender el propósito de la vida física: una escuela donde se aprende a dar y a recibir,La muerte es la graduación. Es necesario saber y creer para dar el salto. "De aquí a cien años todos sabrán de eso", apuesta.

-(Por Ricardo Rodrigues Manchete)- 
Tomado del Anuario Espírita/92

                                        **********************



                                                   


    COMUNICADO MEDIÚMNICO 

           PARA MEDITAR
     ¿Queréis ver la Tierra convertida en un Edén?, pues abrid vuestras almas al sentimiento que os liga a la Humanidad con el lazo purísimo del amor.
  `El amor en la familia es la luz del hogar; el amor a la Humanidad  es la dicha, la fortaleza y la paz del corazón
   Solo es más dichoso que aquél que es amado por todos, aquel que a todos sabe amar.
   El amor es el más grande beneficio que de Dios recibisteis.
   Nadie llora donde hay amor, porque hay siempre tolerancia, consecuencia, compasión y caridad para con todos los defectos,  indulgencia y consuelo para todas las flaquezas.
    Amar es olvidarse de sí mismo por amor a los demás.
    ¿Sabéis cuanto amáis?. Cada vez que perdonáis una ofensa; cada vez que toleráis un defecto; cada vez que cubrís con el manto de la caridad una flaqueza; cada vez que compadecéis a vuestro semejante.
    ¡ Qué grandes y qué dignos de la dicha a que aspiráis os presentáis entonces a los ojos de Dios!
    Por eso os repito: amad siempre para que seáis felices desde ese mundo.

(Tomado de Fraternidad Cristiana Espírita nº25)

                                          *******************



a


EL TEMOR A LA MUERTE- Progr. Luces para el Alma

martes, 7 de abril de 2020

Los enemigos desencarnados

  INQUIETUDES ESPÍRITAS
1.- Donación de órganos
2.- Velorio y Cremación
3.- La Bandera del Espiritismo
4.- Opiniones diversas de André Luiz
5.- Los enemigos desencarnados






                                             
                                                *********************************





                                                                           
     DONACIÓN DE ÓRGANOS
¿ Quien nos asegura que no seremos los siguientes en la fila?

El ex presentador de televisión Gugu Liberato permanecerá presente en la memoria de las familias de los miles de donantes  y los receptores enfermos de los órganos. 
La familia del anfitrión quiso cumplir el deseo que Gugu que siempre se mostró a favor de la donación de órganos.  Este dijo que "Dios en su infinita bondad nos da la oportunidad de la vida. Ahora sigo por un camino que me acercará al Padre y ahora mismo quiero practicar las enseñanzas del Maestro Jesús. Así como él compartió el pan con su familia, yo comparto mi cuerpo con aquellos que necesitan una nueva oportunidad de vivir. A mi familia les agradezco por haber hecho mi voluntad. Tenga la seguridad de que, a partir de ahora, estaré latiendo muchos otros corazones y compartiendo mi vida con otros hermanos. Que pueda ser un instrumento de amor, oportunidad y luz ". [1]
Observamos que la donación de los órganos en sí era  deseo del presentador y que los órganos que se les extrajeron podrían beneficiar a unas 50 personas. Sin embargo en la donación de órganos, cuando hay muerte cerebral, durante la misma se extraen órganos o partes del cuerpo humano para su uso inmediato en pacientes que los necesitan. Estar en muerte cerebral es estar en una condición de detención permanente e irreversible del cerebro, incompatible con la vida y de la que nadie se recupera.
Con la muerte cerebral, verificada por exámenes convencionales y también respaldada por recursos tecnológicos modernos, solo mediante dispositivos tecnológicos se puede mantener la vida vegetativa, a veces indefinidamente. Es en este estado cuando se da la posibilidad de que el donante de órganos "muera" y solo entonces se pueden usar sus órganos, ya que los órganos sin suministro de sangre no son adecuados para trasplantes.
¿Fue la eutanasia? ¡Evidentemente no! La eutanasia de ninguna manera encajaría en estos casos de muerte cerebral comprobada. La medicina, en todo el mundo, está segura de que la muerte cerebral, que incluye la muerte del tronco encefálico (2), solo se confirmará mediante dos exámenes neurológicos, con un intervalo de seis horas, y uno complementario. Por lo tanto, cuando se encuentra un cese irreversible de la función neuronal, este paciente estará muerto, por unanimidad de la literatura médica.
El tema "donación de órganos" es muy actual en la escena terrenal. Sobre el tema, tal vez, debido a que la información está distorsionada, existe un temor a lo desconocido que está en la mente de muchos hombres. Incluso algunos espiritistas se niegan a autorizar, en su vida, la donación de sus propios órganos después de la desencarnación.
La donación de órganos para trasplantes es doctrinalmente válida. “ Si la misericordia divina nos da una organización física saludable, es justo y válido, después de haber utilizado esta herencia, ofrecerla, gracias a los valiosos logros de la ciencia y la tecnología, a quienes permanecen  en   el viaje. de la vida. ". (3)
Chico Xavier sostuvo que el trasplante de órganos, en opinión de los espíritus sabios, es un problema muy legítimo y muy natural de la ciencia y debe llevarse a cabo". Los espíritus, según Chico Xavier , “no creen que el trasplante de órganos sea contrario a las leyes naturales. Porque es muy natural que, cuando nos deshagamos del cuerpo físico, donaremos los órganos a los compañeros necesitados, que pueden usarlos para sacar provecho ”. (4)
No hay reflejos traumáticos o restrictivos en el periespíritu, en relación con la mutilación del cuerpo carnal, es decir, el donante corneal, por ejemplo, no volverá "ciego" al Mundo Espiritual. Si fuera una regla general que el cuerpo físico del donante tuviera un impacto en el cuerpo espiritual, ¿qué tendrían aquellos que son aplastados en desastres de tráfico, sus cuerpos carbonizados por el fuego o desechos en una explosión? ¿Qué pasa con la cremación, que reduce el cadáver a cenizas?
La donación de órganos no afectará el cuerpo espiritual del donante, a menos que creamos que la Ley de Dios es injusta y que estamos en este Planeta a la deriva de Su Suprema Bondad y Providencia. Recordemos que en los Estatutos del Creador no hay lugar para la injusticia y el trasplante de órganos es una valiosa oportunidad, entre muchas otras, puesta a disposición del hombre para el ejercicio del amor.
Además, si somos donantes hoy, mañana podemos ser (o nuestra familia y amigos) receptores de órganos. Para la mayoría de las personas, el tema de dar es tan remoto y distante como la muerte. Pero, para aquellos que están en una gran cola esperando un órgano para trasplante, significa la única posibilidad de vida. ¿Quién nos asegura que no seremos los siguientes en la fila?
¡Piénsalo!
Jorge Hessen
                                                 ******************************



        Velorio y cremación
Suelen  ser momentos de mucho dolor, de mucha tristeza, cuando tenemos que velar los cuerpos de nuestros seres queridos. Cuerpos de amigos nuestros o de aquellos que, siendo vinculados a nuestros amigos, nos hallamos en el deber moral de compartir el sufrimiento, la nostalgia y comparecemos para nuestras condolencias, nuestro abrazo de fraternidad, nuestras palabras de cariño, de confortación. Y muy común que, esas ocasiones, perdemos el tino relativamente al que decir, o al que hablar. No tenemos que hablar en un momento como ese.






En nuestros velorios, respeto. En la incineración, un uso importantísimo, que solo necesita ser regulado de manera diferente.
Raúl Teixeira
                                                       *********************************





                                                                         

          LA BANDERA DEL ESPIRITISMO

     El espiritismo tiene dos partes: los hechos materiales y sus consecuencias morales. La primera es necesaria para demostrar la existencia de los Espíritus; ellos comenzaron de ese modo. La segunda, que resulta de la primera, es la única que puede conducir a la transformación de la humanidad mediante el mejoramiento individual. El mejoramiento es, pues, el objetivo esencial del espiritismo.

     Hacia él debe tender todo espírita serio. Dado que esas consecuencias se dedujeron de las instrucciones de los Espíritus, he definido los deberes que esa creencia impone. Inscribí el primero de ellos en la bandera del espiritismo: Fuera de la caridad no hay salvación. Esta máxima ha sido aclamada, a partir de su aparición, como la antorcha del porvenir, y de inmediato dio la vuelta al mundo, para convertirse en la voz de mando que reúne a todos los que ven en el espiritismo algo más que un hecho material. En todas partes fue acogida como el símbolo de la fraternidad universal, como una garantía de seguridad en las relaciones sociales, como la aurora de una nueva era, donde deben extinguirse los odios y las discordias. Su importancia se comprende tan bien, que ya se cosechan sus frutos; pues entre los que la convirtieron en su regla de conducta reinan la simpatía y la confianza, que constituyen el encanto de la vida social; en todo espírita de corazón se ve a un hermano, con el cual es una dicha encontrarse, porque se sabe que quien practica la caridad no puede hacer ni querer el mal.
     Esta máxima, pues, ¿ha sido promulgada por mi autoridad privada? Y si lo hubiera hecho, ¿a quién le habría parecido mal? Pero no; proviene de la enseñanza de los Espíritus, quienes la han tomado de la del Cristo, donde está escrita con todas las letras como piedra angular del edificio cristiano, a pesar de que quedó enterrada debajo de él durante dieciocho siglos. El egoísmo de los hombres se ocupaba de no dejar que saliera del olvido y se destacara, porque eso habría significado proclamar su propia condena; ellos prefirieron buscar su salvación en prácticas más cómodas y menos molestas. A pesar de que todo el mundo había leído y releído el Evangelio, con muy pocas excepciones nadie vio en él esa gran verdad, relegada a un segundo plano. Pero ahora, mediante la enseñanza de los Espíritus, es súbitamente conocida y comprendida por todos.
       ¡Cuántas otras verdades contiene el Evangelio, y que surgirán a su tiempo! (Véase El Evangelio según el espiritismo, Cap. XV.) Al inscribir en el frontispicio del espiritismo la ley suprema del Cristo, he abierto el camino del espiritismo cristiano. Así pues, tengo razones para desarrollar sus principios, así como los caracteres del verdadero espírita desde este punto de vista.

- Allan Kardec-
 
                                                      *************************






                                                                         

OPINIONES DIVERSAS DE ANDRÉ LUIZ 
( Espíritu)

Sabemos que otras civilizaciones terrenas se deshicieron en épocas remotas. Ante el peligro actual de una conflagración atómica, es de preguntarse : ¿Estamos a las puertas de la Nueva Jerusalén, o en el comienzo de un nuevo fin?

   "En la condición de espírita cristianos encarnados y desencarnados, pensemos en el futuro de la Humanidad en términos de evolución, optimismo, confianza, progreso. De todas las calamidades, la civilización siempre surgió con nuevas reservas de fuerza para el perfeccionamiento general, al influjo de la Providencia Divina, aun cuando parezca todo lo contrario."

   ¿ Habitantes de otros orbes conocen a la Humanidad terrena, su historia, sus costumbres, etc?

   "Sí"

   Ante los progresos alcanzados por la Ciencia, ¿conseguirá el hombre llegar a otros orbes de nuestros sistemas solares?.

   "Nadie puede trazar fronteras a las conquistas de la ciencia humana. Cuanto más dilatada sean el servicio y la fraternidad, la educación y la concordia en la Tierra, mayores serán las posibilidades del hombre en las conquistas del Espacio Cósmico".

   Si la ciencia humana se sirviese de sus recursos, poniendo en riesgo la estabilidad del Planeta, ¿Es de esperar que esté la Humanidad de la Tierra sujeta a una intervención directa por parte de otros planetas?

  "Nuestra confianza en la Sabiduría Divina debe ser completa. Aunque la Tierra se desintegrase por una catástrofe de naturaleza cósmica, Dios y la Vida no dejarían de existir. Una ciudad arrasada por un cataclismo no significa la destrucción de un pueblo entero. Aunque considerándonos colectivamente, es justo que hemos hecho merecimientos para largas aflicciones y duras pruebas en la Tierra, pero ante la Infinita Bondad, debemos apartar cualquier idea siniestra de esperanza para evolucionar y servir. Amémonos unos a otros. Realicemos lo mejor a nuestro alcance. Convenzámonos de que el bien vive para el mal como la luz para la sombra. Edifiquemos un mundo mejor, comenzando por nosotros mismos, y confiemos en la palabra fiel de Cristo, que prometió ampararnos y auxiliarnos "hasta el fin de los siglos". Expresándonos así, no nos proponemos afirmar que con el pretexto de contar con Jesús, podemos andar irresponsables o desatentos. No. Es preciso trabajar y cumplir las obligaciones que la vida nos trae, a fin de ser amparados y auxiliados por él, sean cuales fueren las circunstancias".

- Anuario Espírita /92-

                                                 *******************************




                                  

          LOS ENEMIGOS DESENCARNADOS

Los espíritas sabemos que la maldad es una enfermedad que alguna vez terminará y que de hecho así será porque así lo establece la inexorable ley de Evolución Universal que  afecta a todas las formas de existencia- espíritu y materia-, por la que todo lo inferior e imperfecto, está llamado a ascender a lo superior que es la perfección. Por tanto la tolerancia y el perdón nacen de esta conciencia de lo transitorio del mal, que viene a ser como un periodo de enfermedad en la infancia del ser espiritual, pero que del cual se curará y sanará, transmutándolo por el bien.

   Sabemos que con la muerte no se acaba la vida y que por ella si acaso nos podemos librar de la presencia material de un enemigo, pero no de él, pues su espíritu nos podrá acompañar durante mucho tiempo, buscando nuestro mal. Por eso la venganza es un error enorme, pues con ella no solo no solucionamos la negativa relación con respecto a la persona enemiga, sino que normalmente se empeora porque los sentimientos no se diluyen con la muerte sino que siguen vivos con el espíritu desencarnado, y este, irritado por la inútil venganza de que ha sido objeto, se puede irritar y pasar a ser él mismo el vengador de su propio ser.

    El odio y la venganza suelen durar  mas allá de la muerte, por tanto si  el odio se apagase con sangre o con más odio, sería como si el fuego lo quisiéramos apagar con combustible o con mas fuego. Por tanto comprendemos como el perdón que Cristo nos enseñó y nos recomendó ,tiene una razón de ser fundamental. Muy poca gente devuelve bien por mal, pero los que a ejemplo del Maestro son capaces de hacerlo, desarman al enemigo porque rompen los lazos de odio. Es lo normal que quien se siente enemigo y capaz de hacer mal a otro, cuando de este percibe un bien, sus intenciones se enfrían y llegan a cambiar de actitud en sentido totalmente opuesto al odio o al ensañamiento que albergaban al principio. Sin embargo cuando no se sabe otorgar  un perdón sincero, devolviendo bien por mal, se cierra el círculo del odio porque se irrita  aún  más al enemigo odiado, fortaleciendo esa relación de odio que es causa de largos sufrimientos a veces durante años o hasta vidas enteras. Así esa negativa al perdón por falta  de humildad que impide el ser capaces  de  querer perdonar y amar al enemigo recalcitrante, convierten a estas personas en su propio yugo como instrumentos  de la Justicia Divina  contra sí mismos, a causa de  su falta de amor  que le causa  el dolor de recibir el odio y el sin vivir  que supone el ser blanco de una vibración negativa por  una enemistad en el transcurso del tiempo, hasta que finalmente,  alguna vez, inspirado por sus Guías Espirituales y cansado de tanto sufrir y de tanto  dolor, decide cambiar su actitud y comienza por dar paso al deseo de perdón a los enemigos desencarnados, como una necesidad que a él mismo le conviene sobre todo, y que es su propia redención.

      Se pueden tener tanto amigos como enemigos en ambos planos de la existencia. Los del mundo invisible manifiestan su enemistad con acciones de obsesión y subyugación hasta los más altos grados posibles. Estas acciones de los enemigos ocultos son una variedad de las muchas pruebas que debemos afrontar en la vida y que finalmente redundan en nuestro progreso y mejora espiritual. Por eso, cuando las acciones negativas de estos enemigos desencarnados se presenten deberán ser aceptadas con resignación sabiendo que son consecuencia del estado evolutivo inferior en que aún nos encontramos en este mundo. Como se afirma en el Evangelio Espírita, si no hubiese hombres malvados no habría espíritus malvados tan cerca de nosotros al  acecho de nuestros defectos que son su puerta de entrada hacia nosotros para ejercer su influencia.

  A la vista de lo complejo que es poder defenderse de los obsesores, enemigos desencarnados, lo más coherente es el no tenerlos, no provocando su enemistad desde esta vida en el plano material. Así, en la medida que podamos, deberemos no dar lugar a que ningún enemigo encarnado pase a otro lado de la vida  sin antes habernos reconciliado con él, pues la reconciliación cuando se hace desde un mismo plano de la  existencia, es mucho más fácil, pero cuando damos lugar a tenerlo que intentar nosotros desde aquí,  una vez que nuestro enemigo con su odio ya  pasó al plano espiritual, entonces es más difícil, aunque no imposible, de lograr. Mientras tanto no nos quedará más remedio que afrontar sus envites negativos con resignación conscientes de la prueba expiatoria que atravesamos sin poder culpar a nadie sino a nosotros mismos.


.En épocas remotas, se sacrificaban a los dioses para agradarlos o apaciguarlos, cosas materiales, animales y hasta víctimas humanas, pero esos dioses enfadados, no siendo otra cosa que espíritus  negativos, irritados o con deseos de venganza,  no se pueden apaciguar sino por el sacrificio de los propios defectos espirituales que nos hagan superiores a ellos, especialmente el del  odio, que sustituye por la caridad,   pues esta no solo  impide el mal, sino que por el contrario supone hacer  un bien .   

 Por esto, es fácil comprender que cuando se promueve la idea del amor y del perdón a nuestros enemigos, a los de aquí y a los del otro plano, de este modo se cumple la ley de solidaridad y fraternidad que debe reinar en todos los planos del universo.

   Concluyo señalando lo  triste que es  ver a veces como a personas que ya se fueron de este mundo, se las recuerda con cierta rabia y resentimiento porque perjudicaron a alguien o porque se equivocaron en algo que afecta a la vida y a la relación que tuvieron con otras personas. Cuando encontremos casos así, debemos hablar del amor y del perdón como una necesidad , a  quien esté cayendo en este error, haciéndole comprender que debe esforzarse en perdonar y en amar a los demás ,no solo en vida, sino también cuando ya se hayan ido de este mundo, aunque solo sea por su propio interés.


-Jose Luis Martín-

                                                           **************************