viernes, 16 de abril de 2021

¿Qué es la Obsesión espiritual?

    INQUIETUDES  ESPÍRITAS

1.- Aniversario del Libro de los Espíritus

2.- Mediumnidad gratuita

3.- Pensamientos póstumos (Prof. Bert Hellinger)

4.-¿ Por qué hay divergencias sobre si el Espiritismo es una religión ?

5.-  ¿Qué es la Obsesión espiritual?



                       


                                 **************************************



                    ANIVERSARIO DE 

            EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS


                                                                                



    Aniversario 164 de El Libro de los Espíritus18 de abril de 1857 - 2021

Contiene Los Principios de la Doctrina Espirita acerca de la inmortalidad del alma, la naturaleza de los espíritus y sus relaciones con los hombres; las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la humanidad Según la enseñanza impartida por los Espíritus superiores con la ayuda de diversos médiums. Recopilados y puestos en orden por Allan Kardec.
El libro de los espíritus, su obra aparecida el 18 de abril de 1857, cuya primera edición se agotó en pocos días, llegándose a la decimosexta en vida del autor.
<Los espíritus anuncian que los tiempos designados por la providencia para una manifestación universal han llegado ya, y que siendo ministros de Dios y agentes de su voluntad, su misión es la de instruir e ilustrar a los hombres, abriendo una nueva era a la regeneración de la humanidad. Este libro es la recopilación de su enseñanza.>>
Allan Kardec
El éxito de El libro de los espíritus propició la fundación de la Revue Spirite y la constitución formal, en 1858, de la Sociedad de Estudios Espiritistas de París, que Rivail presidiría hasta su muerte.
El Libro de los Espíritus, publicado el 18 de Abril de 1857 por Allan Kardec, es la obra fundamental de la filosofía espirita, donde se establecen los principios del Espiritismo o Doctrina (sinónimo de enseñanza) Espiritista sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los Espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el futuro de la humanidad. Según la enseñanza impartida por los Espíritus superiores con la ayuda de diversos médiums. Recopilados y puestos en orden por Allan Kardec.
-----
Los Fenómenos que escapan a las leyes de la ciencia común se manifiestan por doquiera y revelan en su causa la acción de una voluntad libre e inteligente.
La razón dice que un efecto inteligente debe tener por causa a un poder inteligente, y ciertos hechos han probado que esa fuerza puede entrar en comunicación con los hombres mediante signos materiales.

Interrogada acerca de su naturaleza, dicha fuerza ha declarado pertenecer al Mundo de los Seres espirituales que se han desembarazado de la envoltura corporal del hombre. Así fue revelada la Doctrina de los Espíritus.
Las comunicaciones entre el Mundo Espirita y el corporal pertenecen al orden de la Naturaleza y no constituyen ningún hecho sobrenatural. De ahí que se encuentre la huella de tales comunicaciones en todos los pueblos y en la totalidad de las épocas.
Los Espíritus anuncian que son llegados los tiempos que la Providencia señaló para que se produjera una manifestación universal, y siendo ellos los ministros de Dios y agentes de su voluntad, su misión consiste en instruir e iluminar a los hombres, inaugurando una nueva era para la regeneración del género humano.

Este libro es la recopilación de sus enseñanzas. Ha sido escrito por orden y bajo el dictado de Espíritus superiores, para asentar los cimientos de una filosofía racional, libre de los prejuicios del sectarismo. No contiene nada que no sea la expresión de su pensamiento y que no haya sido controlado por ellos. Sólo el orden y la distribución metódica de las materias, así como las observaciones y la forma de ciertas partes de la redacción, constituyen la obra de quien recibió la misión de publicarlo.
Entre los Espíritus que cooperaron a la realización de esta obra, muchos vivieron en la Tierra, en diversas épocas, predicando y practicando la virtud y la sabiduría. Otros no corresponden, por sus nombres, a ningún personaje cuyo recuerdo haya perpetuado la historia, pero sus elevación es atestiguada por la pureza de su doctrina y su unión con aquellos que llevan nombres venerables.

He aquí los términos en que han dado ellos por escrito, y sirviéndose de diversos médiums, la misión de organizar este libro:
“Ocúpate con celo y perseverancia de la tarea que has emprendido con nuestro concurso, porque este trabajo es nuestro. En él hemos sentado las bases del nuevo edificio que se eleva y que debe un día reunir a todos los hombres en un mismo sentimiento de amor y caridad. Pero, antes de publicarlo lo revisaremos juntos, a fin de controlar todos sus pormenores.
Contigo estaremos cada vez que lo pidas y para ayudarte en tus otras labores, pues ésta sólo constituye una parte de la misión que se te confía, y que te ha sido revelada ya por uno de nosotros.

Entre las enseñanzas que se te imparten hay algunas que debes guardar para ti solo, hasta nueva orden. Nosotros te indicaremos cuando haya llegado el momento de publicarlas. En el ínterin, medítelas, a fin de estar preparado cuando te avisemos.
Pondrás a la cabecera del libro el sarmiento que te hemos dibujado, porque es el emblema del trabajo del Creador. Todos los principios materiales que mejor pueden representar al cuerpo y al Espíritu se hallan reunidos en él: la rama representa al cuerpo. El Espíritu es el licor. El alma o Espíritu unidos a la materia constituyen el grano. El hombre destila el Espíritu por medio del trabajo, y tú sabes que sólo por el trabajo del cuerpo adquiere el Espíritu conocimientos.

No te desaliente la crítica. Hallarás contradictores encarniza-dos, en modo especial entre aquellas personas interesadas en los abusos. Inclusive los encontrarás entre los Espíritus, porque los que no se hallan del todo desmaterializados tratan a menudo de sembrar la duda, ya sea por malicia o bien por ignorancia. Pero sigue siempre adelante. Cree en Dios y marcha con confianza. Nosotros estaremos allí para sostenerte, y está cerca el tiempo en que la verdad destellará por doquier.

La vanidad de ciertos hombres, que creen saberlo todo y quieren explicarlo todo a su manera, engendrará opiniones disidentes. Pero todo los que tengan presente el gran principio de Jesús se confundirán mediante un vínculo fraternal, que abarcará al mundo entero. Dejarán a un lado las míseras discusiones por palabras para no ocuparse más que de las cosas esenciales, y la Doctrina será siempre la misma, en lo que respecta al fondo, para todos aquellos que reciban las comunicaciones de los Espíritus superiores.
Con la perseverancia llegarás a cosechar el fruto de tus trabajos. El placer que experimentarás al ver a la Doctrina difundirse y ser bien comprendida será para ti una recompensa, cuyo valor conocerás en su totalidad, quizá más en el porvenir que en el presente. No te inquietes, pues, por los espinos y las piedras que sembrarán en tu camino los incrédulos o los malvados. Conserva la confianza: con ella alcanzarás la meta, y merecerás ser ayudado siempre.
Acuérdate de que los Buenos Espíritus no asisten sino a quienes sirven a Dios con humildad y desinterés, y en cambio repudian a cualquiera que busque en la senda del Cielo un escalón para las cosas de la Tierra. Aquéllos se apartan del orgulloso y del ambicioso. Orgullo y ambición constituirán siempre una barrera entre el hombre y Dios. Son un velo arrojado sobre las celestes claridades, y Dios no puede valerse del ciego para hacer comprender la luz”.

SAN JUAN EVANGELISTA. SAN AGUSTÍN. SAN VICENTE DE PAÚL. SAN LUIS. EL ESPÍRITU DE VERDAD. SÓCRATES. PLATÓN. FENELÓN. FRANKLIN. SWEDENBORG. ETCÉTERA.

****************************************




         MEDIUMNIDAD GRATUITA
     Los médiums modernos –porque los apóstoles poseían
también la mediumnidad– han recibido igualmente de Dios un don gratuito: el de ser los intérpretes de los Espíritus para la instrucción de los hombres, para mostrarles el camino del bien y conducirles a la fe, y no para vender palabras que no les pertenecen, porque no son producto de su concepción, ni de sus investigaciones, ni de su trabajo personal.*

    Dios quiere que la luz alcance a todos; y no quiere que el más pobre quede desheredado y pueda decir: No tengo fe porque no he podido pagarla; no tuve el consuelo de recibir el ánimo y los testimonios de afecto de los que lloro, porque soy pobre. He aquí, por qué la mediumnidad no es un privilegio, sino que se halla en todas partes y hacerla pagar sería, pues, desviarla de su finalidad providencial.

EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO
ALLAN KARDEC

                      ******************


                        

     PENSAMIENTOS PÓSTUMOS

"La vida te decepciona para que dejes de vivir con ilusiones y veas la realidad.
La vida destruye todo lo superfluo hasta que quede solamente lo importante.
La vida no te deja en paz, para que dejes de culparte y aceptes todo como "es".
La vida va a retirar lo que tienes, hasta que dejes de quejarte y empieces a agradecer.
La vida envía personas conflictivas para curarte, para que dejes de mirar hacia fuera y empieces a reflejar lo que eres por dentro.
La vida te permite caer de nuevo y de nuevo, hasta que decidas aprender la lección.
La vida te quita del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejes de querer controlar todo y fluyas como un río.
La vida pone a tus enemigos en la carretera, hasta que dejes de "reaccionar".
La vida te asusta y te asustará cuantas veces sea necesario, hasta que pierdas el miedo y recuperes tu fe.
La vida te distancia de ciertas personas, hasta que entiendas que no somos ese cuerpo, sino el alma que contiene.
La vida se ríe de ti muchas y muchas veces, hasta que dejes de tomar todo tan en serio y puedas reírte de ti mismo.
La vida te rompe en tantas partes cuantas sean necesarias, para que la luz penetre en ti.
La vida te enfrenta a los rebeldes, hasta que dejes de tratar de controlar.
La vida repite el mismo mensaje, si es necesario con gritos y tapas, hasta que finalmente lo escuches.
La vida envía rayos y tormentas, para despertar.
La vida te humilla y a veces te derrota de nuevo y de nuevo hasta que decidas dejar que tu ego muera.
La vida te niega bienes y grandeza hasta que dejes de querer bienes y grandeza y comiences a servir.
La vida corta tus alas y poda tus raíces, hasta que no necesites alas ni raíces, sólo desaparezcas en las formas y tu ser vuele.
La vida te niega milagros, hasta que entiendas que todo es un milagro.
La vida acorta tu tiempo, para que te apures en aprender a vivir.
La vida te ridiculiza hasta que te hagas nada, nadie, para que entonces te conviertas en todo.
La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar.
La vida te lastima y te atormenta hasta que sueltes tus caprichos y berrinches y aprecies lo que es realmente importante.
La vida te esconde tesoros hasta que aprendas a salir a la vida y buscarlos.
La vida te niega a Dios, hasta que lo veas en todos y en todo.
La vida te despierta, te poda, te rompe, te decepciona...
pero créeme, eso es para que tu mejor yo se manifieste...
hasta que sólo el amor permanezca en ti".
Bert Hellinger...

****************************************


¿Por qué hay divergencias sobre si el
espiritismo es una religión?

La palabra "religión" puede utilizarse en el sentido filosófico del término, o en el sentido teológico o dogmático.
Kardec habla de ello en un artículo de la "Revista Espiritista, diciembre de 1868", al responder a la pregunta: "¿Es el espiritismo una religión?".
En primer lugar, entendamos que las palabras tienen muchos sentidos, es decir, son polisémicas.
Estoy hablando, estoy usando palabras: ¿qué significado le atribuyes a estas palabras? El significado dominante, el que se utiliza con más frecuencia. Nadie está consultando un diccionario y cada palabra que digo, mirando todos los posibles significados, para elegir uno de los diez o veinte posibles. ¡No!
Automáticamente, se interpreta con un significado, que es el dominante.
Las palabras tienen varios significados, pero hay uno que es el dominante y es el que la gente utiliza de forma natural cuando oye o habla.
Kardec muestra que la palabra religión tiene muchos significados y que su significado dominante no se aplica al espiritismo.
¿Cuál es el significado dominante de la palabra religión?
- La existencia de sacerdotes, de dogmas, de prácticas exteriores de adoración y de cultos, de rituales y de una inmensidad de otras prácticas. Como las religiones predominantes tienen todas estas cosas, cuando se habla de religión se piensa automáticamente en ellas.
Así, si decimos que el espiritismo es una religión, la gente querrá saber cuáles son los rituales: cómo es el bautismo espiritista, el matrimonio espiritista, cómo se adora a Dios (de rodillas, sentado, de pie, encendiendo velas). La gente pregunta todo eso y la Doctrina no tiene nada de eso.
Así pues, Kardec no utilizó la palabra religión porque el espiritismo no responde al significado dominante de esta palabra.
Pero, si lo usamos en otro sentido, en el sentido filosófico del término, refiriéndonos a la conexión del hombre con Dios, a la conexión de los hombres entre sí por un vínculo de amor y caridad... entonces, ¡todo está bien! Podemos entender el espiritismo como una religión, sin ningún problema.
Por lo tanto, no hay ningún problema en decir que el espiritismo es una religión, siempre que hagamos esta salvedad, que es en el sentido filosófico de la religión.
En resumen: el Espiritismo sólo es una religión en el sentido filosófico de la palabra, porque habla de Dios, de los lazos de caridad y de amor que nos unen, porque tiene enseñanzas morales, porque habla de las penas y recompensas de la vida futura, porque habla de la vida futura.
Hay que dejar claro que no es una religión en el sentido dominante de la palabra.
Pero, además, hay restricciones para que sea una filosofía. Si decimos en el mundo académico que el espiritismo es filosofía, dirán: "¡No, no es filosofía!". Porque usarán la palabra filosofía en el sentido de sistema filosófico, y entonces no lo es.
Pero, si digo que es la filosofía de una ciencia, lo aceptarán.
De este modo, incluso cuando digo que es filosofía debo hacer la salvedad de que no lo es en el sentido más comúnmente utilizado, en ese sentido dominante en la Academia. Es la filosofía en el sentido muy moderno y especial, que es algo propio del siglo XX, que es la noción de filosofía de una ciencia. No es la filosofía como sistema filosófico.
Así que no hay problema en decir que es una ciencia, una filosofía y una religión, siempre que se pongan las salvedades pertinentes".

( De la Revista Colombia espírita)
Traducción:

*****************************

¿ Qué es la Obsesión espiritual?

Podría definirse como la influencia perniciosa o la dominación maligna de un Espíritu malo, según el grado de esa influencia negativa que puede llegar a ser  de un dominio total de un Espíritu perverso sobre otro (encarnado o desencarnado), más débil o que se deja influir.

La dominación de esos Espíritus obcecados en el mal suele ser de modo pertinaz  y casi irresistible por diversos motivos que casi siempre suelen ser de venganza hacia el obsesado o hacia otras personas a través del obsesado .

Es un hecho evidente que son muchos los Espíritus de todas clases que permanecen cerca de nosotros, atraídos por nuestros defectos o por nuestras virtudes, de modo que intervienen e influyen o pueden influir tanto positiva como negativamente  en nuestras vidas. Ellos parten con la ventaja sobre nosotros, de que nos resultan invisibles y nos pasan desapercibidos, pero ellos sí que captan o ven nuestro pensamiento, mientras que nosotros, distraídos en la materia, no sabemos captar el suyo,  y desde su plano de existencia oculto a nuestros sentidos físicos, pero generalmente cerca de nosotros, pueden interferir en nuestras mentes.  Unas veces esta interferencia o influencia es  para bien por medio de reforzar nuestra voluntad cuando está dirigida hacia lo positivo, o para mal debilitando nuestra voluntad si son Seres inferiores que atraídos por nuestros defectos, desean que con su influencia nos inclinemos  hacia el mal.  Una vez logrado que nuestra voluntad esté debilitada  o anulada, quedamos  o podemos quedar en manos de esos Seres desencarnados que actúan como auténticos vampiros psíquicos o verdugos, dispuestos a eclipsar nuestras mentes o incluso a  poseer todo nuestro organismo en general,  utilizando nuestra  propia energía psíquica.

En todos los casos de obsesión, del grado que sean, el Espíritu  obsesor permanece más o menos cerca del aura psíquica del obsesado, sobre el que actúa por inspiración y telepatía, pero siempre fuera de su cuerpo físico, pues en el mismo solo puede caber  el Ser que está encarnado en él . Su forma de actuar es mediante la influencia o envío  a la mente humana de la víctima, de ideas o “clichés” mentales que se repiten compulsivamente con más o menos frecuencia. Digamos que su dominio, físicamente hablando, es “desde fuera” aunque los efectos los podamos sentir “ por dentro”.

En la obsesión espiritual hay como una simbiosis entre el espíritu  o espíritus obsesores, generalmente desencarnados que,  ignorantes, envidiosos o perversos, ejercen una inducción inteligente  sobre el espíritu  encarnado de su anfitrión o víctima.

La Obsesión, sea cual sea su grado, es uno de los mayores escollos y peligros que se presentan en  la mediumnidad.

La obsesión espiritual es una enfermedad social que domina el moderno pensamiento, disfrazada de idealismos voluptuosos y extraños  que incendian mentes y anestesian sentimientos y voluntades. Suelen ser casos leves, pero de una abundancia  abrumadora, como una verdadera plaga.

Viviendo en un permanente  intercambio, consciente o inconsciente, los espíritus encarnados y desencarnados, participan de las vivencias tanto en el cuerpo como fuera de él. Las enemistades  procedentes de otras existencias anteriores, buscan a sus enemigos encarnados tratando de  infringirles males y venganzas injustificables, asimilando ideas y pensamientos por la propia sintonía de las ondas mentales.

Asaltada por vibraciones negativas, la mente ociosa o indisciplinada de la víctima, viciada o rebelde, termina por registrar las interferencias  mentales porque  es débil en su voluntad, y  a causa de sus propias vibraciones psíquicas, recibe  y asimila  la idea, permitiendo la normal acomodación de complicados y recalcitrantes pensamientos, o de comportamientos pesimistas o exaltados, que son peculiares en cada caso. 

Los obsesores son libres para acosar, pero finalmente nada pueden hacer si resistimos su acoso y les cerramos las puertas a su influencia, porque todos somos también libres para resistir, y tenemos siempre ese poder con ayuda de lo Alto. Se puede decir que ante su perniciosa influencia, los seres humanos tenemos siempre  la última palabra. Sin embargo, una vez aceptada la inducción por debilidad o despiste, el obsesado se liga mentalmente con el obsesor en un desgraciado intercambio psíquico y los problemas del inconsciente se desbordan con las impresiones angustiosas que duermen almacenadas en él, confundiéndose en la conciencia con las informaciones actuales, al tiempo que  se encuentra experimentando un  desorden mental por la influencia de los parásitos psíquicos externos que le van minando como a una  víctima sin defensas.

Las preferencias emocionales e intelectuales  y las tendencias  del obsesado, así como los recuerdos perniciosos  sirven  de vehículo y acceso al pensamiento del espíritu invasor.

La obsesión muchas veces es el origen de muchas enfermedades, inicialmente imaginarias, que llegan por vía telepática, pero que una vez instaladas en la mente, pueden transformarse en males orgánicos reales, de consecuencias inusitadas  según el talante del agente perseguidor, que induce a la víctima que  se deja llevar por  su influencia.

El espíritu encarnado cuando es víctima de una obsesión, se pierde en un laberinto que lo atemoriza, enfrentado a un adversario que de forma  sistemática, lo domina y lo maltrata aterrándolo con amenazas crueles en una parasitosis  firme  que impera en su desconcertada  mente. Finalmente el obsesor termina por dominar y dirigir los centros del comando motor  del cerebro, y así llega a dominar físicamente a la víctima, que aparece inerte, subyugada  o cometiendo disparates  de todas clases como en una especie de locura.

Hay muchos casos de obsesión por toda la Tierra; muchos más de lo que imaginamos. Estamos en un mundo de intercambio mental vivo y palpitante en donde cada  Ser invariablemente  sintoniza con sus semejantes, prevaleciendopor eso el contenido de esas pesadas vibraciones negativas que perturban gravemente la resistencia psíquica y el equilibrio social y moral de las gentes que habitan nuestro mundo.

Estos estados mórbidos originados en existencias pasadas, abren largas brechas que facilitan y estimulan las parasitosis espirituales que degeneran en síndromes obsesivos, y no es nada  raro que se prolonguen y hasta se intensifiquen en  una Subyugación de curso impredecible que muchas veces puede llevar  a las víctimas hasta el suicidio.

El día que la medicina y la Psiquiatría descubran y acepten la realidad de la presencia e influencia de los Espíritus desencarnados sobre los seres humanos, el cambio que se realizará en la Ciencia y en la Humanidad, será notable, y desde luego entre las definiciones de enfermedades psíquicas o mentales, tendrán que hacer un hueco a la de esta lacra que bajo el título genérico de “locura”, ha venido padeciendo la Humanidad a través de los tiempos.

- Jose Luis Martín-

**********************




miércoles, 14 de abril de 2021

Las necesidades de las sesiones espíritas

     INQUIETUDES  ESPÍRITAS

1.- Miedos y tristezas

2.- ¿ Dos almas ?

3.- Las  necesidades de las sesiones espíritas

4.- En búsqueda de las verdades espirituales universales

5.- ¿ Como se diferencia un recuerdo real de una vida pasada, de otro que no lo sea?




                                   ************************************************

MIEDOS Y TRISTEZAS
“Niños, ¿por qué tienen miedo en su alma? Caliéntese en oración y permita que el cielo trabaje para usted. Elimina la tristeza del corazón y sonríe a tu Dios ”.
Todo lo que se desconoce le da al miedo el poder de manifestarse, porque lo que se desconoce asusta y quita su juicio, y revela las innumerables “pesadillas” que los atormentan y bloquean su vida.
Entiende que, al encarnar, el miedo será parte de tu vida, así como la tristeza. Así será cuando desencarnes, ya que los misterios y mundos aquí son inmensos.
Los miedos y la tristeza son reflejos de cómo afrontas la misión de tu vida, cómo puedes entender los misterios e incertidumbres que se ponen en tu camino.
Te digo que es muy difícil, eso sí, digerir todo lo que te rodea, la “evidencia” que se te impondrá, pero recuerda que nunca estarás solo, aunque creas que “nada” crees.
¿Cómo podemos luchar contra el miedo? ¿Con coraje? ¿Y la tristeza? ¿Con alegría?
Yo te digo: no pelees con lo que anhela pelear contigo. Tomemos los árboles como ejemplo; ante una tormenta se doblan, pero apenas se rompen, y cuando se rompen es que tanto la “raíz” como sus “ramas” se debilitan, es decir, cuando el Alma está débil es en las tormentas de la vida. para que perezca, pero no muera.
¿A que temes más? Del rayo que anuncia lo que va a llegar o del Trueno que advierte: ¿he llegado?
¿Y qué les entristece más, la pérdida de un amor o un amor que aún no ha llegado? Si puede responder estas preguntas, podrá comprender que sus miedos y tristezas se centran en las opciones y, de ser así, aprenda de ellas, no las asuste.
Muchos de ustedes dicen que tienen todo en la vida, especialmente salud, y todavía dicen que están tristes. Te digo que no puedes ver lo obvio. Todo lo que dices lo sientes, pero no entiendes, es que este "sentimiento" viene del alma, está enraizado en tus "cuerpos".
Y, como todavía no tienes “firmeza” en tu espiritualidad, no entenderás nada ni siquiera en este momento.
Si el miedo y la tristeza son sentimientos, debes ir adentro y encontrarlos. Debes hacer esto con todos tus sentimientos, tanto negativos como positivos.
Aprende a "hablar" con ellos y no los escondes, ni quieres eliminarlos de forma permanente; aprende a conectarte con la luz de Dios, porque es esta luz la que te dará la bienvenida a ti ya todo lo espiritual. Cree y ve.
Si dices que "vivir" te asusta, es porque todavía estás confundido sobre el bien y el mal, y si es así,
vive atrapado, asustado y se concentra en sus desafíos con desesperación; es evidente que lo hará. Si no sabes separar un “margen” del otro, tus “cruces” de actitudes, tus comportamientos serán pasos aterradores de formas valientes, pero estos deben ser alegres en el corazón, incluso cuando sea débil en los ojos. .
Evite demarcar caminos para el "retorno", ya que no hay retorno. Y no pienses en lo que pasó, porque en el plano astral ya se registró y quedó así.
El que tiene miedo vuelve, y el que intente volver se entristecerá con lo que pueda encontrar - es como nacer y morir, y en este entorno hay que vivir, o mejor, evolucionar - y no será fácil , porque así es la ley, y se hará cumplir.
Si el sol tiene miedo de salir, ¿no tendremos más días? Y si él también está triste y llora, ¿podrá borrarlo? ¿Y podemos estar sin el sol? Entonces, ¿puedo decir que si tu corazón tiene miedo de vivir, no volverá a latir? Si está triste, ¿no amará a nadie? ¿Es eso lo que quieres para tu vida, dejar que el miedo y la tristeza usen tus debilidades? O tomarás medidas, y así sabrás vivir con estos sentimientos, ya que están lejos de ser negativos, vienen a fortalecerte.
Jesús también tuvo sus miedos y temores, pero a través de ellos se fortaleció, pues oró a su Padre, Dios, y así todo se cumplió y se estableció en la verdad.
Habla de tus miedos con Jesús y no te sentirás triste.
SL Mazzi


                                                   ******************************


                                                                  


                                            ¿DOS ALMAS ?

Si se consideran todos los puntos de contacto existentes entre el hombre y los irracionales, ¿no cabría pensar que el ser humano posea dos almas, a saber: el alma animal y el alma espírita, y que si no tuviera esta última podría vivir igual que las bestias? Dicho de otro modo: ¿no se puede pensar que el animal es un ser semejante al hombre, excepto que no posee el alma espírita? De lo cual ¿no resultaría que los instintos buenos y malos del hombre serían el efecto del predominio, en él, de una de esas dos almas…?
- No, no tiene el hombre dos almas. Pero el cuerpo posee sus instintos, que son el resultado de las sensaciones de los órganos. Sólo hay en él una doble naturaleza: la naturaleza animal y la espiritual. Por su cuerpo, participa de la naturaleza de los animales y de los instintos que a éstos caracterizan. Por su alma, participa de la naturaleza de los Espíritus.


EL LIBRO DE LOS ESPIRITUS.
ALLAN KARDEC


                                             ****************************



                                                                        


LAS NECESIDADES DE LAS SESIONES ESPIRITAS

Conocimiento, armonía y seriedad en la tarea, son esenciales

 La realización de las sesiones mediúmnicas en los centros o grupos espiritas, es una necesidad doctrinaria. Las sesiones no son hechas con la finalidad pura y simple de "oír espíritus", como piensan las personas poco informadas sobre la doctrina. La primera finalidad de las sesiones, es que se destinan al socorro espiritual de criaturas necesitadas, tanto encarnadas cuanto desencarnadas.

¿Por que la realizan varias religiones, en sus ceremonias y en sus sacramentos?

El Espiritismo no tiene ceremonias, ni fórmulas sacramentales, pero posee también su manera de relación con el invisible. Esa manera  es la sesión mediúmnica.

 Hay personas, también entre los espiritas, que censuran las sesiones mediúmnicas de incorporación, realizadas semanalmente en los centros.

Creen que las comunicaciones son pocas, y las mistificaciones son muchas en esos trabajos. Otras entienden que, en general, en los medios incultos, en los centros y grupos de criaturas simples, no hay comunicaciones de espíritus, más simples manifestaciones de histerismo y otras formas de morbidez psíquica o nerviosa.

 La experiencia nos ha demostrado, sin embargo, que mismo en los medios más incultos, donde impera la credulidad ingenua, se ha verificado hechos notables de identificación espírita y de socorro eficiente a los necesitados. 

Las imperfecciones en el trabajo mediúmnico no es privilegio de los medios incultos. Hay grupos de personas ilustradas que se entregan a formas inadecuadas de trabajos prácticos, por falta de conocimiento de las obras básicas del Espiritismo.

Dirigentes vanidosos, que confían más en sus propias ideas, o en la orientación de guías que les ensoberbecen la vanidad a través de constantes elogios, cometen mas disparates que dirigentes ingenuos y analfabetos.

Tanto en los grupos incultos, como en los de personas ilustradas, lo que vale es la intención, apoyada en un verdadero sentimiento de humildad. Los vanidosos incultos o ilustrados perjudican los trabajos mediúmnicos.

 Mediumnidad es sensibilidad. Los médiums, son más sensibles, mientras más sujetos están a las influencias de los espíritus y las del ambiente. El director de los trabajos y los frecuentadores también ejercen su parte, y ésta es tanto mayor, cuanto mas recargado se muestre el ambiente, cuanto más cargado esté de las ideas personales de sus componentes.

Hay reuniones en que los espíritus, casi no tiene oportunidad de expresarse, porque las ideas del grupo cierran completamente el ambiente, como un cielo nublado impide el transito normal de los aviones.

Los médiums se tornan, entonces, juguetes de la influencia del medio. Muchas mistificaciones nada más son el resultado de la opresión de esos medios,   sobre la sensibilidad de los médiums. 

Esas dificultades del trabajo práctico, alimentan la desconfianza de muchas personas en relación a la Mediumnidad.

Pero los obstáculos existen para ser transpuestos. Los espiritas suficientemente concientes de sus responsabilidades doctrinarias no pueden entregarse a las dificultades. Los trabajos mediúmnicos, como decimos antes, son necesarios. No se puede comprender Espiritismo, sin el ejercicio de la mediumnidad.

Porque toda la doctrina, se asienta en los hechos de naturaleza mediúmnica, y porque esos hechos, constituyen la forma natural de manifestación de las inteligencias invisibles, nos sirven de medio de para conocerlas y de tratar con ellas. 

El adoctrinamiento de espíritus sufridores o inferiores, no es una ilusión, pero es una realidad ampliamente constatada.

Nos preguntan algunas personas, qué poder poseemos para adoctrinar espíritus. El poder natural que Dios, concede a todos los hombres que saben cultivar la fraternidad y las buenas intenciones. Los espíritus adoctrinados en las sesiones, son criaturas inferiores, entidades sometidas a vicios o perturbadas por ideas preconcebidas, mirando los prejuicios que alimentaran en la vida terrena.

 Adoctrinar esos espíritus no es más que aclararlos a respecto de su verdadera situación espiritual y de sus deberes morales. Cosa que, habitualmente, los hombres de buen sentido, viven haciendo en la tierra, con las personas débiles a las que dan consejos y orientación.

No hay, pues, nada de sobrenatural en las sesiones mediúmnicas de adoctrinamiento. Lo que hay es simplemente la práctica de la fraternidad. En su primera epístola a los Corintios, tratando de las manifestaciones espirituales que se verificaban en las reuniones de cristianismo primitivo, el apóstol Paulo enseña como debemos comportarnos en las sesiones mediúmnicas.

 Un corazón puro, la mente volcada para el bien, y la firme confianza en el auxilio de los Espíritus Superiores, son las condiciones esenciales para a realización de eficientes trabajos mediúmnicos.

El corazón puro implica humildad. Y la humildad nos libera de los engaños y de las mistificaciones, que siempre nos acechan a través de la vanidad.

Y sea en los medios incultos, o entre personas ilustradas, cuando que están presentes los atributos y el conocimiento de las obras de Kardec, las sesiones mediúmnicas, solo pueden producir beneficios,  inmensos beneficios.

 J. Herculano Pires

 Adaptación: Oswaldo Porras Dorta


                                      *********************



En Búsqueda de las Verdades

 Espirituales Universales


                                               


Todas las grandes religiones contienen cierta verdad espiritual. Muchas de estas verdades las ha distorsionado o malentendido la humanidad imperfecta, y en ocasiones, el hombre ha creado y añadido sus propias ideas erróneas y las ha postulado como leyes universales de Dios. 

El Creador, de vez en cuando y a través de las eras, ha enviado siempre a sus profetas para que traigan al planeta el verdadero conocimiento de sus leyes de una manera apropiada a sus costumbres, sus tiempos, y de conformidad con su nivel moral, espiritual e intelectual. Lo sigue haciendo. En estos tiempos modernos, su mensaje no está incorporado en una persona, sino en la miríada de voces de los espíritus que se escuchan ahora, a través de la mediumnidad, desde todas partes del mundo.

 La mayoría de las grandes religiones de la actualidad han grabado en piedra, por así decirlo, los preceptos básicos de su fe. Las ideas y creencias de estas religiones se establecieron antes de la era científica, sin el beneficio del método científico de la evaluación y la investigación, y en un momento en que las falsas nociones y la trepidación guiaban a la humanidad en su ignorancia. Por ende, han establecido prematuramente la relación de la humanidad con su creador y su comprensión del propósito de la vida en sus doctrinas, razón por la cual haya tantos errores. No obstante, vemos que todas las grandes religiones valoran el correcto proceder; aceptan la existencia de un alma inmortal y la existencia de un Creador Supremo; creen en cierto tipo de vida después de la vida, allende el mundo material, y vislumbran cierta clase de juicio con respecto a nuestro comportamiento. 

Aparte de estos principios básicos, la humanidad ha agregado sus particularidades, dependiendo de su entendimiento de las verdades espirituales a ellos reveladas en ese determinado momento y lugar en la historia. 

Otro concepto, la llamada “regla de oro”, se encuentra en todas las grandes religiones, porque es la piedra angular de la ley universal del amor. Dios ha querido que este mensaje de suprema importancia llegue a todas sus criaturas. No obstante, el principal error de muchas religiones tradicionales, a causa de las limitaciones intelectuales y morales del hombre, radica en haber fabricado conceptos que excluyen al prójimo, en conocer y llegar a Dios.

Así, pone coto a la capacidad que tiene la humanidad, a través del libre albedrío, de progresar espiritual y moralmente hacia su redención. Esto no se adhiere a las leyes del Creador de justicia y misericordia infinita. 

 No todos están dispuestos a aceptar y comprender las leyes del Creador de inclusión total y del tiempo ilimitado que se le ha dado a la humanidad para perseguir su propia redención a través de la evolución del alma. 

La humanidad, con su carencia de visión espiritual, ha restringido la infinita capacidad de Dios de perdón y compasión, al disponer solo una vida material en las actuales creencias cristiana, musulmana y judía. En estas creencias, planteado de manera simplista, los buenos creyentes van al cielo, mientras que los malos y aquellos que no profesan esa fe en particular, van al infierno. Tal concepto excluye de la “salvación” al grueso de la población del planeta, que no se adhiere a la justicia suprema de Dios. No obstante, estas religiones llegarán a comprender que su concepto temprano de “resurrección” representa esencialmente la idea de la reencarnación. Así, aprenderán que el “día del juicio final” ocurre de manera continua y automática mediante la ley de causa y efecto. 

Aquellas religiones, principalmente las del Oriente, tales como el hinduismo y el budismo, entre otras, aceptan los conceptos importantes de la reencarnación y la ley del karma. Sin embargo, entre sus acólitos, hay muchos que creen erróneamente que la liberación del sufrimiento se logra únicamente con la meditación, el ascetismo y la exclusión de los deberes mundanos, o mediante la autoflagelación, en su búsqueda del nirvana.

La herramienta para lograrlo es el uso de la razón en la investigación científica.

 Las leyes del universo no son sobrenaturales, sino naturales; no tiene cabida la superstición. Asimismo, el hombre debe aprender a reducir su prejuicio, que le impide aceptar las verdades espirituales cuando las encuentra. La humanidad ha alcanzado cierto nivel de madurez espiritual y moral. También ha avanzado en la capacidad intelectual al emplear el método científico. Con lo uno y lo otro, la ciencia respaldará la apropiada creencia religiosa. 

Luego, la humanidad habrá alcanzado un hito en su evolución donde la fe religiosa se fundamente en hechos científicos razonados y comprobados; y la fe será más fuerte por ello. La investigación más enfocada e imparcial de la interacción entre los mundos material y espiritual, brinda una base suprema desde la cual continuar el estudio y el descubrimiento de la humanidad acerca de las leyes espirituales que rigen nuestras vidas, aquí y en el mundo espiritual.

 ¡Apenas ha comenzado la labor de la humanidad en la búsqueda de comprender los misterios del universo, de Dios y de la religión cósmica de la verdad universal! 

Por Yvonne Crespo LimogesEstados Unidos Mensaje de  inspiración Traducción: Conchita Delgado Rivas CIMA – Caracas Publicado en la revista Evolución. Venezuela Espírita

                                                  ********************************


                                                                


¿Cómo se diferencia un recuerdo real de una vida pasada, de otro que no lo sea?

   A veces puede parecer difícil diferenciar entre  el caso de un Espíritu que estando encarnado como Ser humano, manifiesta espontáneamente o mediante hipnosis, recuerdos de vidas anteriores en donde aparece otra personalidad o personalidades si son varias las existencias humanas recordadas, y entre el caso diferente de un Espíritu desencarnado que ya está en el plano espiritual (mental) que le corresponde y que se  manifiesta a través de una mediumnidad, desplazando del todo o en parte al Espíritu del médium, de un modo habitual y hasta constante.

     La reencarnación y la posesión son las explicaciones alternativas para todos aquellos casos en que una personalidad extraña aparece para ocupar o asumir la del  médium. Hay que señalar que  entre los casos de Obsesión o Posesión  y los de Reencarnación existe una diferencia importante, y es que en los de Reencarnación, el Espíritu siempre es el mismo Ser que para regresar a este mundo, lo hace cada vez bajo una nueva personalidad humana, tomando cada vez un nuevo cuerpo físico para encarnar una personalidad humana diferente, para poder  relacionarse y evolucionar  durante su vida en la Tierra.  En esta clase de manifestaciones las personalidades que aparecen lo hacen sucesivamente en un tiempo pasado,  en diferentes épocas, sin mezclarse unas con otras , ni con la personalidad actual del sujeto que recuerda bajo trance sus vidas pasadas; sin embargo, en los casos de Obsesión, cualquiera que sea su intensidad, el espíritu obsesor  manifiesta una personalidad  humana diferente de la de su víctima  y se suele mezclar en el presente con  la personalidad de ella, manifestándose  ambas indistintamente entremezcladas.  En los casos de Obsesión  más complejos, a veces son varios los espíritus los que asedian,  porque en esos casos raramente suele actuar uno solo.

 El  cuerpo físico del obsesado, como el de todo ser humano, fue diseñado  y forjado solo para él,  así como  planificado  para vivir una vida más o menos larga o corta en este mundo, por tanto nadie más que él, lo puede “habitar” hasta el momento de su desencarnación en que su cuerpo pasa a ser solo materia y ya no es habitable por nadie.  Sin embargo en el poseído, la personalidad  o personalidades extrañas del Ser que se manifiesta, nada tienen que ver con  la  de la persona poseída, pero la influencia vibratoria es tan grande, que el sujeto subyugado o poseído queda temporalmente anulado, aunque nunca desplazado totalmente de su cuerpo, al que está ligado por lazos fluídicos que solo se cortan en el momento de la muerte.

 La diferencia entre los auténticos casos de  reencarnación y los  de posesión, también estriba en que si  se trata de un caso de memoria del pasado, el sujeto recuerda los detalles de esa existencia, permaneciendo mientras tanto consciente de su personalidad actual, mientras que en el “poseido” no se manifiesta su propia personalidad, sino que lo hacen  una o varias personalidades diferentes a la vez, en un tiempo presente, no pasado,  y sin la consciencia personal de la víctima. Por otro lado, en el caso de los recuerdos reencarnatorios, estos datos del pasado son susceptibles de ser comprobados o confirmados, pero cuando los datos son de un Espíritu extraño que está interviniendo sin permiso, sus historias suelen ser inciertas e incomprobables.

 La posesión, como la subyugación, que son grados muy fuertes de obsesión,  acontecen cuando un Ser desencarnado, por cuestiones de venganza hacia la persona poseída o hacia otras personas cercanas a la misma, es capaz de desplazar a la víctima  de su propio cuerpo físico por tener mayor  poder psíquico que él, pero nunca el desplazamiento del “poseído” es total, pues sigue unido a su organismo físico por el “cordón de plata” o lazo de energía que une su organismo periespiritual con el físico; si así no fuese y el desplazamiento de su cuerpo fuese total, sin ningún lazo de unión, la separación sería definitiva y le sobrevendría la muerte.

 Un Espíritu invasor, llevado por su malignidad y su mayor fuerza psíquica, se puede manifestar a través del cuerpo físico de la víctima, y frecuentemente lo hace de forma violenta y compulsiva, buscando dañarle  psíquica y físicamente.

 Los llamados “Exorcismos” que practican algunas religiones, funcionan en la medida en el Ente invasor crea y tema  la eficacia del  ritual religioso que se le aplique para echarlo; de no ser así, el fracaso de estos rituales suele ser total. Lo único que puede hacer a un Espíritu  obsesor dejar en paz a su víctima, es un adoctrinamiento  moral recibido de alguien con un ascendente espiritual superior a él, que le ayude a  razonar y lo sensibilice del error que comete con su acción  malévola, enseñándole que el único camino cierto en su situación, el  del arrepentimiento y la práctica del bien, como elemento indispensable  para  alcanzar  finalmente su propia felicidad.

- Jose Luis Martín-

                                                *************************