viernes, 26 de julio de 2019

Consejos de Emmanuel

   
  INQUIETUDES ESPÍRITAS
1.- Hijos del futuro
2.- Las emociones, ¿Qué son?
3.- Consejos de Emmanuel
4.- Entrevista a Sebastián de Arauco
5.- La fe divina y la fe humana






                                                      *****************************




Hijos Del Futuro

Somos espíritus inmortales. Nuestro crecimiento, nuestra evolución anímica se pierde en la noche de las edades. No hemos solo habitado este globo, cuyo inicio es mesurable y sabemos. Sino que nuestro psiquismo ha llevado una larga secuencia evolutiva que ignoramos.
Nos hablan algunas comunicaciones de «los exiliados de Capela», aquel hipotético mundo en la constelación del Cochero o Boyero. Y cierto que nuestro inconsciente colectivo, nuestra mente primordial, en todas las culturas antiguas dejó constancia de un «paraíso perdido», o de «una edad de oro» y posterior degeneración de sus costumbres.
Allan Kardec nos habla de comunicaciones de espíritus que dejaron su impronta en la evolución cultural de la Tierra, como habitando en otros mundos más felices: más elevados en todos los sentidos. Estas personalidades que pasaron más penalidades que goces en nuestro querido planeta, de algún modo en su fuero íntimo, se sentían distintos a sus coetáneos; de ahí esa expresión tan usada «era un avanzado a su tiempo». 
Seguramente lo único que hacían era traer aquellos conocimientos vulgarizados en la esfera que le es propia, y aquí en este mundo inferior al suyo, dar un poco de luz para ayudarnos a avanzar. Estas pruebas para tales espíritus, pueden ser pedidas por ellos mismos para avanzar más rápido, como una especie de erasmus universitario; o bien ser aconsejadas por espíritus mentores, a sabiendas del beneficio que les puede proporcionar en su avance.
En esos mundos más elevados, la materia es menos grosera, por tanto la comunicación con el plano espiritual es más fluida, más habitual. Basta la concentración, mediante oración o meditación, para mantener una conversación de inteligencia a inteligencia.
Por eso al encarnar en globos inferiores inteligencias superiores, sentimos verdadero pábilo y en nada idolatramos, como si de entidades celestiales se tratara,a este nuevo Olimpo de genios en las ciencias o en las artes.
Sin embargo, la Tierra como otros tantos mundos en fase transitoria, son como una gran ciudad donde conviven habitantes de muy diversas procedencias. Siendo por tanto ocioso tratar de ver quién conserva más raíces, o quien es hijo de inmigrantes y está bien aclimatado ya a nuestras costumbres. La inmensa mayoría de nosotros, ya llevamos unos cuantos milenios en este globo, por lo que con derecho nos podemos llamar ciudadanos del mismo, y no añorar una hipotética patria perdida, de la cual ni recordamos el nombre. Ahí seríamos auténticos extraños.
Hoy comprobamos que los avances tecnológicos nos están cambiando el modo de percibir el mundo. A veces sentimos un estremecimiento y podemos aferrarnos a aquello que nos resultaba válido y útil antaño. Sin embargo, somos hijos del futuro, no del pasado.
En las moradas espirituales se estudia lo que aquí ignoramos, y el mundo invisible colabora con el terrenal para el avance en todos los campos. Al volver ahí seguimos con nuestras tendencias, con aquellas costumbres que nos hacen sentirnos más cómodos, pero sin ignorar los nuevos avances.
Nuestra memoria, libre del peso carnal, está nuevamente ligera, ávida de conocimientos. Pero nuestra alma, necesita aclimatarse. Pues los años en la materia, los condicionamientos mentales adquiridos, no se deshacen por arte de magia, ni es productivo violentarlos. Por ello, si queremos escribir en el mundo espiritual lo haremos a bolígrafo, con máquina de escribir o con ordenador, y nos sorprenderemos de ver a otros que siguen usando pluma y tintero, pues llevan más tiempo que nosotros en el mundo espiritual, aguardando poder encarnar.
Todo es inteligencia. Llegaremos a ser constructores de mundos. No estamos más que en los inicios parvularios de nuestra evolución anímica. Habiendo ya dejado atrás el período latente de embrión y los primeros balbuceos como neonatos. Por eso, cuando veamos despuntes de luz en personajes de épocas pasadas, pensemos en realidad en espíritus amigos que vinieron a traernos algo de otros mundos mejores, envueltos en las posibilidades que el manto de la época y las costumbres les permitieron. Espíritus cuya evolución de entonces muchos de nosotros todavía no hemos alcanzado, y por tanto nos maravillamos todavía con su sabiduría y quehacer. Y en cambio otros, son claros hijos de una época, inteligencias ancladas en el espíritu de su momento, obsoletos sus pensamientos, mera curiosidad histórica, como piezas de costumbrismo mental.
De estos últimos poco más que añadir, son nuestros propios pasos, nuestros ejercicios en cursos pasados, que nos hacen ver que vamos mejorando lentamente, pero de forma progresiva en conocimientos y en conciencia moral, y digo conciencia, pues en comportamiento todavía nos falta mucho.
En cambio los primeros, tenían otro factor a su favor, la facilidad con la que podían captar la influencia del mundo invisible. Apropiándose ideas que nacían de aquel sano dialogar entre la inteligencia encarnada y el guía desencarnado. No es para nada un secreto que Sócrates se quedara parado como en éxtasis muchas veces, y luego dijera que había estado hablando con su daimon. O que muchos artistas soñaran con imágenes y melodías, o sintieran como al oído le iban dictando o sugiriendo las bellas composiciones, que eufemísticamente atribuían a las musas, las cuales hasta tenían un nombre concreto según fuera el arte o ciencia inspirada.
La humanidad toda es una gran hermana espiritual, todos los mundos confluyen como múltiples ciudades que se coadyuvan en la evolución, aportando cada una la materia prima en la cual es más próspera. Pues el fin es el mismo, la evolución del alma, la elevación vibratoria de los mundos para captar las esferas felices y constructivas.
Por eso, presente, pasado y futuro son una hermandad de tiempos, que solo cuando nuestra mente está desprendida de la fijeza de ideas ambientes, temerosa de los cambios, que nos envuelve, es capaz de vislumbrar lo bello del pasado para aprovecharlo en el presente y aspirar al futuro como una época de mayor comprensión, evolución y sabiduría. Ya sea en este mundo, ya sea en otros aptos a nuestras capacidades.
Por Jesús Gutiérrez Lucas para ZonaEspirita                 


                                     ************************


                                                                                   

                          LAS EMOCIONES. ¿ QUÉ SON ?


La palabra emoción proviene de ex (hacia afuera) y motión (mover). La emoción es la resultante de procesos mentales y físicos, que tanto pueden ser vehementes como exaltados. Las emociones van surgiendo en el ser humano por el sistema natural de la evolución de la psiquis. En los animales aparece de forma ostensiva un esbozo de las reacciones que caracterizan el despertar de los instintos de conservación (hambre y sed) y de reproducción, junto con reacciones que ponen de relieve la irritabilidad, el cariño, la alegría, los celos, el despertar de la inteligencia y algunos otros elementos psíquicos en desarrollo. 
   Una vez alcanzada la fase humana esas funciones psíquicas entran en un grado de desarrollo más pronunciado, por el apoyo recibido de la inteligencia, que ha avanzado, del mismo modo que la experiencia llegó a un nivel más alto robustecida por la aparición de otras funciones. Se pone de manifiesto una auténtica progresión geométrica en el campo del desarrollo psíquico. Las capacidades se interrelacionan y abren paso a nuevas capacidades al mismo tiempo, que mejoran las ya existentes.
     La reacción de la mente ante los acontecimientos, sean agradables o desagradables, provoca estados mentales de vehemencia o excitación, a los que denomina emociones. Existen cientos de emociones diferentes, resultado de combinaciones, variaciones, etc. Los celos, por ejemplo, son una combinación del temor (imaginario), de la tristeza y de la ira. Cuando el individuo experimenta celos imagina situaciones que pueden serle desfavorables y eso le da tristeza. Convencido de que su modo de pensar está avalado por la razón, aunque no sea así, la ira estalla como un trueno en su alma y le provoca sufrimiento.
    La vida turbulenta y agresiva de las grandes ciudades, las adaptaciones kármicas en el seno del hogar, o las experiencias tumultuosas del pretérito, desequilibran emocionalmente a las personas. No obstante la angustia derivada de estas situaciones, puede ser amainada con la ayuda de profesionales de la psicoterapia.
( Continuará)

Jason de Camargo - (La educación de los sentimientos)

                                                          **********************************


                             CONSEJOS DE EMMANUEL




"El ser humano debe amar su existencia de luchas y de amarguras temporales, ya que ella significa una bendición divina, casi un perdón de Dios.

La práctica del bien, simple e infatigable, puede modificar la ruta del destino.


Si el Señor no confiase en ti, no te prestaría al hijo que educas, el afecto que disfrutas, el suelo que cultivas, la moneda que das.

Si conservas el amor en el corazón, obra divina del Universo, nunca te perderás en la sombra, porque habrás convertido la propia alma en presencia de luz."

Emmanuel.
Chico Xavier
.


                                                      *******************************





ENTREVISTA A SEBASTIAN DE ARAUCO



Sebastian de Arauco en el Congreso Nacional de Espiritismo 1981 primero en la democracia Española

Hoy recuperamos la entrevista a Sebastian de Arauco, que publicamos en nuestra revista Amor, paz y caridad en el mes de septiembre de 1987. Fue muy valorado y querido por el Grupo Villena durante toda su vida. Su verdadero nombre fue José Antonio González Orense.




Nacido en Galicia, emigró desde muy joven a América en los años 20, donde muy pronto comienza a penetrar en el estudio de las leyes de la Vida transcendente.       Tras muchos años de estudio, investigación y de experiencias, funda en 1963 el Instituto de Cultura Espiritual, y en 1965 el Instituto de Psicología Aplicada, ambos en Santiago de Chile, desarrollando una labor de divulgación muy importante y sin ningún ánimo lucrativo. En 1969, vuelve a España definitivamente estableciéndose en Vigo, donde preparó su obra, conocida por todos nuestros lectores, 3 ENFOQUES SOBRE LA REENCARNACIÓN, que ha alcanzado un gran éxito de divulgación. También es autor del TEMARIO DE CONOCIMIENTO ESPIRITUAL, que viene siendo periódicamente publicado en estas páginas.                                                             Ya en nuestro país, fundó la Asociación de Estudios Psicológicos y Espirituales, en Vigo, de  la que fue su director para continuar con su intensa labor divulgativa. Falleció el 29 de diciembre del año 2001. Sirva esta entrevista como homenaje póstumo, coincidiendo con el 17° Aniversario de su desencarnación.

ENTREVISTA A SEBASTIAN 1987

1ª.- Desde su punto de vista, ¿cuáles son los temas que más atraen a la sociedad y le incentivan la búsqueda de un conocimiento espiritual?
Nuestra sociedad humana occidental, está compuesta por seres en diversos grados de evolución. Y en el momento actual, de auge económico, de consumismo, los temas que más atraen a la mayoría (menos evolucionada), son los relacionados con los bienes materiales y los placeres, que conducen a la desviación del verdadero objetivo de la vida humana, y le arrastran a la frustración psicológica, pérdida de la salud física y psíquica, y consecuencialmente al dolor.
Y esa misma frustración y dolor, son incentivos compulsorios para despertar la Realidad interna  -el Espíritu-. No obstante, hay una minoría compuesta por seres más evolucionados, que sienten en sí una insatisfacción con el medio ambiente que les toca vivir, un ansia de buscar y conocer la Verdad de la Vida. Y a éstos, los temas que más les atraen, son los psicológicos y espirituales trascendentes.
2ª.- El conocimiento espiritual es muy amplio y en él se encierran multitud de facetas dignas de un estudio profundo y detallado. En este sentido, ¿qué aspectos destacaría en él como más importantes y trascendentes?
En mi larga vida humana, he aprendido a conocer que, el conocimiento más necesario e importante para el ser humano de hoy es, el conocimiento de sí mismo y de las leyes que rigen la vida en los aspectos: psicológico y espiritual trascendente.
De imperiosa y urgente necesidad es, llevar a la gente a conocer y comprender la Ley de Consecuencias o Causa y Efecto. Pues, cuando el individuo sea conocedor y consciente de que, con todo lo que haga, piense o desee en bien o en mal a otros, estará generando una energía mental, benéfica o maléfica, que recibirá en sí mismo, más pronto o más tarde; podemos estar ciertos de que su conducta cambiará, y con ello un mundo más armónico de paz y fraternidad, y avance en su evolución. No importa la creencia religiosa o filosofía a la que pueda pertenecer.
El campo del conocimiento espiritual es amplísimo y maravilloso. Y      quien en él desee penetrar y conquistar, debe hacerlo con mente clara, libre de preconceptos y partidismos (sectarismos), y corazón sano, libre de ambiciones personales. Y en el grado de esa libertad mental y deseo de servir, irá recibiendo y asimilando conceptos más amplios de la Verdad Una (conocimiento espiritual) y en el grado que su capacidad intelectiva y conceptual alcance.
3ª.- Viendo el panorama actual de España con la aparición de numerosos grupos espiritualistas, ¿cree Vd. que todas estas ideas van a fomentarse y constituir un fuerte movimiento, o sin embargo, sólo son un mero espejismo de un momento social?
El proceso evolutivo tiene muchas facetas y aspectos. Si bien nuestra humanidad va avanzando hacia la unificación, todavía se halla en la fase de la diversificación. Y de aquí, la diversidad de filosofías e interpretaciones de la religión (ésta como orientación moral).
Habiendo como hay, en nuestro conglomerado social, diversos grados evolutivos -mental y afectivo-, diversas son también las capacidades: intelectiva y moral. Y mientras hay ya, quienes pueden penetrar y captar verdades grandiosas; otros, no. Y aun cuando los diversos grupos espiritualistas que están surgiendo en nuestro país y en muchos otros países, unos se acercan más a la Verdad Una que otros; yo considero que son muy útiles en el momento actual de hedonismo social, ya que pueden contribuir a despertar muchas conciencias adormecidas, que irán buscando lo que esté más en concordancia con su capacidad y necesidad evolutiva.
Considero que, actualmente, esos grupos espiritualistas están constituyendo ya, un movimiento renovador de las viejas creencias. Y son útiles, porque están recogiendo aquellos que han ido cayendo en la descreencia religiosa. Y en el grado que se acerquen a la Verdad Una y eviten caer en el fanatismo y sectarismo intransigente, cumplirán su misión.
4ª.- ¿Cómo ve Vd. a la juventud actual, piensa que se encuentra capacitada para admitir y asimilar un ideal de espiritualidad?
Enfáticamente respondo, sí. Si bien es cierto que en nuestra juventud actual hay una cierta porción de espíritus elementales aún, la gran mayoría se encuentra capacitada para recibir y asimilar las nuevas ideas y los nuevos conceptos de verdad.
Más aún, la ansía y las busca. Pero, por desventura, los modernos sistemas de publicidad, con el único propósito de lucro; están bombardeando sobre sus mentes, imágenes muy sugestivas hacia aspectos que, en su inmadurez psicológica, se sienten arrastrados hacia las corrientes de los vicios perturbadores.
Y una gran responsabilidad de esta condición está en los padres y en el sistema actual de los centros de cultura académica, cuyos programas son orientados para capacitar al individuo en la conquista de lo material.
Necesario es reconocer que, el nivel intelectual de la juventud de hoy, es superior a la del ayer. Además, grandes seres espirituales han encarnado ya y están encarnando en nuestro planeta, para dirigir la nueva civilización del tercer milenio. Por ello, nosotros y todos aquellos que hayan aceptado la misión de divulgar el conocimiento espiritual, tenemos la responsabilidad de esforzarnos en orientar a esa juventud; pero, con amor y sin sectarismos ni dogmatismos.













Entrevista a Sebastian de Arauco extraída de la revista Amor, Paz y Caridad – Año VI, septiembre 1987 – nº 62, pág. 20


                                 ************



                                                                        

                 LA FE DIVINA Y LA FE HUMANA 


12. La fe, en el hombre, es el sentimiento innato de su destino futuro; es la conciencia que tiene de sus facultades inmensas, cuyo germen fue depositado en él, primero en estado latente, y que debe hacer germinar y crecer por su voluntad activa. 


Hasta el presente la fe no ha sido comprendida sino bajo el aspecto religioso, porque Cristo la preconizó como palanca poderosa, y porque no se vio en él sino al jefe de una religión. Pero Cristo, que realizó verdaderos milagros, mostró, por estos mismos milagros, lo que puede el hombre cuando tiene fe, es decir, la voluntad de querer, y la certeza que esta voluntad puede cumplirse. 

Los apóstoles, a su ejemplo, ¿no hicieron también milagros? Pues, ¿qué eran estos milagros sino efectos naturales cuya causa era desconocida a los hombres de entonces, pero que en gran parte se explican hoy y se comprenderán completamente por el estudio del Espiritismo y del Magnetismo? 
La fe es humana o divina, según como el hombre aplica sus facultades a las necesidades terrestres o a sus aspiraciones celestes y futuras. El hombre de genio que persigue la realización de alguna gran empresa, triunfa si tiene fe, porque siente en él que debe y   puede realizarlo, y esta certeza le da una fuerza inmensa. El hombre de bien que creyendo en su futuro celeste quiere llenar su vida de nobles y bellas acciones, saca de la fe, en la certeza de la felicidad que le espera, la fuerza necesaria, también con esto se realizan los 
milagros de la caridad, de la devoción y de la abnegación. En fin, con la fe no hay malas inclinaciones que no lleguen a vencerse. 
El magnetismo es una de las más grandes pruebas del poder de la fe puesta en acción: por la fe cura y produce esos fenómenos extraños que en otro tiempo se calificaban de milagros. 
Lo repito: la fe es humana y divina; si todos los encarnados estuviesen bien persuadidos de la fuerza que tienen en sí, si quisiesen poner su voluntad al servicio de esta fuerza, serían capaces de realizar lo que hasta el presente se han llamado prodigios, y que 
sólo son un desarrollo de las facultades humanas. 

(UN ESPÍRITU PROTECTOR, París, 1863)... 
EL EVANGELIO SEGUN EL ESPIRITISMO 
ALLAN KARDEC


                                                           *********


No hay comentarios: